El cumpleaños secreto, de Kate Morton

 
 
Autora: Kate Morton
Traductor: Máximo Sáez
Editorial y año: Suma de Letras, 2013

En pleno verano, mientras su familia se va de picnic, la adolescente Laurel se esconde en la casa del árbol, fantaseando con una huida a Londres y un futuro grandioso que aguarda con impaciencia. Sin embargo, antes de que esa tarde toque a su fin, Laurel presencia un crimen aterrador que lo cambia todo. Siendo una actriz célebre, Laurel se ve abrumada por las sombras de su pasado. Acechada por los recuerdos, vuelve a casa en busca de respuestas. Una historia de tres desconocidos que coinciden en el Londres de la Segunda Guerra Mundial y cuyas vidas quedarán unidas de forma funesta e inexorable.


Kate Morton ha entrado en el selecto grupo de escritores de quienes he leído todas las obras que han publicado. La última que me quedaba por descubrir era El cumpleaños secreto, su cuarta novela, que me ha acompañado estos días y transportado a diferentes épocas, a cuál más fascinante. La autora australiana ha dado con una fórmula que le funciona a la perfección y no duda en echar mano de ella en cada libro. Allá donde algunos lectores lo interpreten como una falta de imaginación o que experimenten una suerte de monotonía, yo siempre he encontrado una garantía, un valor seguro que ya antes de empezar la lectura me permite no dudar ante lo que vaya a encontrar entre sus páginas. Los saltos en el tiempo, las tramas contadas en distintas décadas y los secretos que se entrelazan y que poco a poco van desgranándose son los sellos personales de una novelista que ha logrado convencer en todos los continentes. Y cuando alguien alcanza un éxito de tales características, es evidente que nos encontramos ante una gran destreza narrativa.

La librería del señor Livingstone, de Mónica Gutiérrez

 
 
Autora: Mónica Gutiérrez
Editorial y año: Ediciones B, 2020

Agnes es una joven arqueóloga que se muda a Londres en busca de una oportunidad. Al poco de llegar a la ciudad, sorprendida por la lluvia mientras pasea por el Temple, se refugia en una librería muy especial: Moonlight Books. Edward Livingstone busca una ayudante y, en el tiempo que Agnes tarda en secarse y tomar una taza de té, ambos comprenden que no es casualidad que sea precisamente ella quien ha llamado a su puerta. A medida que pasan los días, Agnes descubre el carácter gruñón de su jefe, las excentricidades de su clientela y el encanto de esta pequeña librería. Hasta que un día, uno de sus libros más preciados desaparece y un inspector de policía entra en escena.


Las redes nos permiten escribir reseñas que van a llegar a los autores de los libros que las protagonizan. Esa irresistible oportunidad es un arma de doble filo ante la posibilidad de que la opinión vertida no sea de su agrado. Por suerte para mí, en el caso de Mónica Gutiérrez, eso es imposible, porque todas sus obras me enamoran de principio a fin. Tras el éxito que cosechó La librería del señor Livingstone como título autopublicado, hace pocos días ha visto la luz su versión en papel, una decisión tan estupenda como acertada que nos acerca de nuevo al buen rollo y al optimismo que inundan las tramas de la novelista catalana, que se ha ganado mi cariño y mi admiración. Y ya que la tecnología nos posibilita dirigirnos directamente a quienes nos ofrecen su talento, aprovecharé la presente crítica para lanzar una petición muy especial en el último párrafo. ¡Ojalá sea bien recibida!

1969, de Jerónimo Tristante

 
 
Título: 1969
Autor: Jerónimo Tristante
Editorial y año: Algaida, 2019

Murcia, Nochebuena de 1968. Julio Alsina, un policía apegado al Licor 43, debe hacer las guardias todos los días de fiesta. Por eso no es de extrañar que, cuando recibe el aviso de que una mujer se ha arrojado desde el campanario, se alegre ante la perspectiva de participar en un caso de verdad que le permita demostrar su valía. La suicida resulta ser una prostituta de lujo, y Alsina decide tirar de la cuerda y averiguar lo que se esconde detrás de este caso. La investigación lo lleva a una localidad, La Tercia, un pueblo consternado por varias desapariciones e incluso con un asesinato.


Conocí a Jerónimo Tristante gracias a Víctor Ros, el protagonista de varias de sus primeras novelas, en la que se mezclan con gran maestría la intriga y el pasado de nuestro país. Tan célebre se hizo, de hecho, que hasta vio la luz una serie de televisión basada en sus aventuras. Hacía años que no me acercaba a uno de sus libros y el elegido ha sido 1969, una curiosa historia ambientada en el inolvidable año en el que el ser humano puso por primera vez el pie en la Luna. Tanto por la época como por el policía que se encarga de la investigación, que no me ha hecho echar de menos a Ros, me ha encantado sumergirme en la fase final del franquismo, en la cual se daban la mano el milagro económico, la censura en los medios de comunicación y la falta de escrúpulos a la hora de silenciar o tergiversar ciertos asuntos que no eran cómodos para el régimen.

Los abrazos oscuros, de Julia Montejo

 
 
Autora: Julia Montejo
Editorial y año: Lumen, 2016

Vista desde la media distancia, mientras camina por las calles de Madrid o desayuna en la cocina de su casa, Virginia parece una mujer confortablemente asentada en una vida que ella misma eligió después de años de aventuras: ahora tiene a Alex, un marido estupendo, dos hijas pequeñas que la adoran y un proyecto profesional que llena sus días. Hace falta acercarse un poco más para descubrir en su mirada un hambre extraña, que no se sacia con besos y caricias al uso.


Cuando un escritor me gusta mucho, me lanzo a leer sus novelas sin siquiera fijarme en la sinopsis. Su prosa me basta como garantía, y así a veces me he llevado algunas de las sorpresas literarias más gratas. Aunque el título que os traigo hoy salió hace ya más de cuatro años, ese mismo tiempo llevaba esperando turno, paciente, en mis estanterías. Al reparar en él, en Los abrazos oscuros, recordé las buenas aventuras que viví con las anteriores apuestas de Julia Montejo, y decidí sacarlo del olvido. Hoy, tras terminarlo, me alegro de haberlo empezado sin apenas conocer su argumento, puesto que así la experiencia ha sido mejor si cabe. Aunque no vaya a trastocar la estructura de mis reseñas, os recomiendo que saltéis al tercer párrafo para así adentraros en la historia como yo, y creedme cuando os digo que lo vais a preferir.

Constantinopla, de Baptiste Touverey

 
 
Título: Constantinopla
Autor: Baptiste Touverey
Traductor: José Antonio Soriano Marco
Editorial y año: Grijalbo, 2018

En el siglo VII d. C., Constantinopla es el centro del mundo, la nueva capital del Imperio romano en Oriente. Una urbe gigantesca y esplendorosa que bulle con ambiciones, conspiraciones y traiciones. Al mismo tiempo, el Imperio romano se encuentra al borde del derrumbe y todos codician la poderosa capital. Dos jóvenes que quieren acabar con el emperador usurpador atrincherado en Constantinopla, un ejército de doce mil hombres y un arma secreta: la joven que les franqueará el acceso a la capital y a quien hay que conquistar para apoderarse del trono.


Que el Imperio romano ha sido, con diferencia, el más importante de la historia está fuera de toda duda. Que los novelistas que se fijan en él para ambientar sus obras casi siempre se centran en las mismas épocas y en los mismos nombres, también. Por eso me llamó la atención Constantinopla, de Baptiste Touverey, un libro que retrata el enfrentamiento entre romanos, persas y ávaros en la citada ciudad, a caballo entre Europa y Asia, durante las primeras décadas del siglo VII. Debo admitir que antes de leerlo no conocía ni la existencia ni las hazañas de Focas y Heraclio, los dos emperadores que protagonizan la historia, y me alegro de haberme embarcado, una vez más, en una aventura de la que se sale con más cultura. Y si a ello le añadimos un elenco de personajes magníficamente esbozados, el placer es incluso doble.