En tiempo de prodigios, de Marta Rivera de la Cruz






Título: En tiempo de prodigios
Autora: Marta Rivera de la Cruz
Editorial y año: Planeta, 2006

Cecilia es la única persona que visita a Silvio, el abuelo de su amiga del alma, un hombre que guarda celosamente el misterio de una vida de leyenda que nunca ha querido compartir con nadie. A través de una caja con fotografías, Silvio va dando a conocer a Cecilia su fascinante historia junto a Zachary West, un extravagante norteamericano cuya llegada a Ribanova cambió el destino de quienes le trataron. Con West descubrirá todo el horror desencadenado por el ascenso del nazismo en Alemania y aprenderá el valor de sacrificar la propia vida por unos ideales. Cecilia, sumida en una profunda crisis personal tras perder a su madre y romper con su pareja, encontrará en Silvio un amigo y un aliado para reconstruir su vida.


Más allá de la tremenda polémica que suele rodear el fallo de los galardones literarios, como sucede todos los años con el premio Planeta, lo cierto es que las novelas ganadoras o finalistas, y por ende sus respectivos autores, gozan de una excelente promoción gracias a la cual mucha gente les da una oportunidad. Y hay historias, como la que plasma Marta Rivera de la Cruz en En tiempo de prodigios, que verdaderamente se la merecen.

La protagonista de la novela es Cecilia, una mujer que acaba de pasar por uno de los momentos más difíciles de su vida: la muerte de su madre. Además, ha puesto punto final a su relación de pareja, por lo que no se halla precisamente en las mejores condiciones para hacer favores a nadie. Cecilia accede, sin embargo, a visitar de forma periódica al abuelo de su mejor amiga, un anciano huraño y reservado que estará solo durante unas semanas. Conocer a Silvio y rememorar con él los hechos que vivió de joven y que marcaron buena parte del siglo XX la ayudará a olvidarse de sus penas. Y de qué manera.

Los lectores acompañamos a Cecilia en sus encuentros con Silvio y participamos en la reconstrucción de una existencia apasionante, llena de aventuras y sucesos sorprendentes. A través de los recuerdos del anciano visitamos los distintos escenarios por los que se desarrolla el emocionante viaje que traza la autora. Las descripciones de En tiempo de prodigios son tan espléndidas que al leerlas parece que realmente nos encontremos junto a quienes andan por entre las páginas de la novela.

La narración es sencilla pero no por ello menos rica en matices y léxico, antes al contrario. Merced al estilo directo y sincero de Rivera de la Cruz, que se revela como una narradora excepcional, rápidamente quedamos prendados de la historia de Silvio y de las profundas reflexiones de Cecilia, quien también refiere anécdotas que nos permiten conocerla mejor. Es fácil sentirse identificado con lo que piensan y sienten, ya que uno de los principales logros de la autora es presentarlos a ambos como dos personas imperfectas, de carne y hueso, con sus defectos y sus virtudes, que a menudo se dejan llevar por los impulsos y se equivocan tantas veces como aciertan.

En tiempo de prodigios consigue atrapar con un cautivador relato sobre la vida misma. Es una novela que no queremos terminar para no despedirnos de unos personajes con los que hemos imaginado, soñado, reído, llorado. Estoy seguro de que, a partir de ahora, esbozaré una sonrisa siempre que lea u oiga los nombres de Cecilia y Silvio.

12 comentarios:

  1. Pues tiene muy buena pinta no? me la apunto! GRacias

    ResponderEliminar
  2. Me gusta como suena, hiciste una reseña cercana asumo que el libro lo es aún más. Me atraen las historias que se asumen como "propias" y no conocía este título. Lo tengo que buscar..
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Es una de las novelas que recomiendo a todo el mundo, no tengo reseña porque hace tiempo que lo leí, me gustó muchísimo.

    ResponderEliminar
  4. Tiene muy buena pinta, no conocía el libro a pesar de lo que comentas del Premio Planeta pero este tipo de historias me gustan mucho, así que me lo anoto

    ResponderEliminar
  5. Me ha gustado mucho tu reseña, así que habrá que apuntar el libro en la infinita lista de pendientes, que por lo que cuentas, creo que me puede gustar mucho.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  6. Me lo apunto. Ya tenia uno de la autora pendiente, ahora dos

    Besos

    ResponderEliminar
  7. Es una autora que hace tiempo quiero leer. A ver si este año próximo cae alguno de sus libros.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Desconocía la novela, pero por tu reseña pinta bastante bien. Casi todas las novelas en que los autores consiguen crear personajes creíbles, y cercanos al lector, logran gran calado.

    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  9. Tiene buena pinta :)
    Lo tendré en cuenta!
    Un beso,
    Lily.

    ResponderEliminar
  10. Pues ¿sabes que te digo? Lo voy a leer, jaja Lo tengo en casa desde hace mucho tiempo "muerto de risa" y como estoy terminando ya mi lectura actual, me pongo con él. Muy buena reseña. El viernes lo publicaré en el BBF

    ResponderEliminar
  11. Es que no puedo opinar. Creo que ya no soy objetiva. Me encanta esta autora. Tengo reservadita su última novela, para cuando tenga más tiempo y pueda leerla de tirón.
    Este fue el primer libro que leí suyo y en cuanto lo terminé, empecé a buscar el resto de sus obras.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  12. Este es uno de mis libros favoritos. Durante un tiempo siempre que tenía que recomendar uno, era este. Es magia pura, ternura y sensibilidad sin caer en la ñoñería y el exceso de almíbar. De esta autora también me gustó mucho Hotel Almirante. Es una pequeña novela pero muy buena.
    También leí "La vida después" que me autorregalé en Noviembre, está bien pero no es tan buena como esta.

    ResponderEliminar