Orgullo y prejuicio, de Jane Austen

  
  



Título: Orgullo y prejuicio
Autora: Jane Austen
Traductora: Marta Salís
Editorial y año: Alba, 2009 (1813)

Satírica, antirromántica, profunda y mordaz a un tiempo, la obra de Jane Austen nace de la observación de la vida doméstica y de un profundo conocimiento de la condición humana. Orgullo y prejuicio ha fascinado a generaciones de lectores por sus inolvidables personajes y su desopilante retrato de una sociedad, la Inglaterra victoriana y rural, tan contradictoria como absurda. Con la llegada del rico y apuesto señor Darcy a su región, las vidas de los Bennet y sus cinco hijas se vuelven del revés. El orgullo y la distancia social, la astucia y la hipocresía, los malentendidos y los juicios apresurados abocan a los personajes al escándalo y al dolor, pero también a la comprensión, el conocimiento y el amor verdadero.


Jane Austen es una de las autoras más conocidas y celebradas de la literatura universal. Con novelas como Sentido y sensilidad o Emma ha enamorado y emocionado a millones de lectores durante los dos últimos siglos, y su gran obra, Orgullo y prejuicio, permanece como uno de los grandes clásicos de todos los tiempos. Y no es para menos, pues uno de sus personajes principales, el señor Darcy, se ha convertido en uno de los emblemas de las novelas de la época victoriana.

Las vidas plácidas de la familia Bennet se ven alteradas irreparablemente tras la llegada de dos jóvenes solteros, y de buena posición, cerca de la finca donde viven. Los señores Bingley y Darcy, con interesantes fortunas y físicos más que agradables, se alzan como futuros objetivos de la matriarca de la familia, quien no desea más que ver a sus cinco hijas casadas con hombres respetables y respetados. Las aventuras matrimoniales centran el argumento de una novela inolvidable y divertida cuya autoría data, sorprendentemente, de hace más de doscientos años. Se dice pronto.

El claro retrato de la sociedad hipócrita y contemporánea a Austen encierra una crítica tan salvaje como apasionada y deliciosa, de manera que uno no puede menos que alabar la osadía de la autora por escribir tal historia. No es de extrañar que un editor rechazara publicarla en 1797, pues Orgullo y prejuicio, una blasfemia que roza el sacrilegio, nos ayuda a conocer cómo pensaban y actuaban las gentes a principios del siglo XIX en forma de una crónica de gran comicidad que hará las delicias de quienes busquen una novela un tanto distinta.

La fina ironía que acompaña la prosa es un ingrediente más que debemos añadir a la maestría de la obra. Los protagonistas, además, destacan por sí mismos. El señor Bennet, por ejemplo, es un personaje sorprendente y simpático; su esposa hace gala de una interesada superficialidad y de una gran incultura; las hermanas Bennet son muy distintas entre sí y muchas de ellas responden a los arquetipos de mujeres victorianas; y qué decir del señor Darcy, uno de los galanes literarios más deseados y buscados.

Orgullo y prejuicio rompe dos grandes tópicos que hay en el mundo literario: los clásicos no son aburridos y pueden ser amenos y las novelas románticas son capaces de ir más allá de una historia de amor simple y plana. Una hazaña que le debemos atribuir a Jane Austen, una de las escritoras más aclamadas, aplaudidas, citadas e imitadas. Por algo será.

13 comentarios:

  1. Gran libro el que nos has reseñado hoy. Es una fantástica manera de comenzar el año, con este tipo de lecturas, que como bien dices rompen con ese tópico de que lo clásico es aburrido

    besos

    ResponderEliminar
  2. Soy fan de Jane Austen y "Orgullo y prejuicio" es mi favorito entre todos sus libros, aunque ninguno tiene desperdicio.
    Ni con el paso de los años su estilo pierde brillo.

    Perfecta reseña ;)

    Patri

    ResponderEliminar
  3. Tengo el libro, se lo dejé a una amiga todavía sin leerlo, es que no me llama mucho, pues vi la película y me defraudó bastante. Pero intentaré algún día leerlo.

    Besos!

    ResponderEliminar
  4. Me encantó este libro cuando lo leí, hace ya unos cuantos años. Es de esos libros que me gustaría releer, porque sé que incluso me gustaría más. Muy buena la reseña que has hecho.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  5. Lo tengo pendiente de leer en casa, he leído algunos de la autora y me gusta mucho pero con este aún no me he puesto, espero hacerlo pronto
    un beso!

    ResponderEliminar
  6. Es un libro increíble y tu reseña es extraordinaria.

    ResponderEliminar
  7. Las novelas románticas no son lo mío pero la época victoriana sí me atrae mucho y, aparte de esto, me trae los toques cómicos y la crítica social de la época. Me lo apunto junto a Emma y Lady Susan.
    El día que le llegue el turno a Austen no voy a parar de leerla.
    Musus.

    ResponderEliminar
  8. Bueno tengo pendiente de leer Sentido y sensibliidad porque me apetece mucho estrenarme con esta autora =)

    ResponderEliminar
  9. Es una historia que al que espera leer algo ñoño y pastelero le sorprende muy gratamente. Eso de que las novelas románticas tienen que ser planas y sin argumento, nada de nada.

    ResponderEliminar
  10. Lo tengo pendiente y cada vez que me digo "Ahora es el momento" me surge algo y sigo retrasandolo. Pero con esto de que es un Clásico si o si voy a tener que hacer un hueco de verdad... pero es que tengo tantos pendientes.

    ResponderEliminar
  11. Bueno, pues ya ha caido, y me ha encantado!! Le he disfrutado muchisimo, lo recomiendo 100%.
    Un gustazo!

    ResponderEliminar
  12. Es de esos libros que hay que releer de ven en cuando ya que tras la primera lectura te puedes fijar en detalles que a primera vista quizás no llaman la atención. Es una obra deliciosa por sus personajes, sus diálogos, su crítica encubierta....
    Es única.
    ¿no el has dado 5 gotas?? ¿cuál es el motivo?

    ResponderEliminar
  13. No hay mucho que decir... simplemente que es mi LIBRO FAVORITO!! Que lo recomiendo encarecidamente y que es de los pocos poquísimos que he releído y en varias ocasiones.

    ResponderEliminar