Madame Bovary, de Gustave Flaubert






Título: Madame Bovary
Autor: Gustave Flaubert
Traductora: Consuelo Berges
Editorial y año: Alianza, 2012 (1857)

Considerada unánimemente una de las mejores novelas de todos los tiempos, Madame Bovary narra la oscura tragedia de Emma Bovary, una mujer infelizmente casada cuyos sueños chocan cruelmente con la realidad. Al hechizo que ejerce la figura de la protagonista hay que añadir la sabia combinación argumental de rebeldía, violencia, melodrama y sexo, que alimentan esta historia inigualable.


Más de un siglo y medio ha pasado ya desde la primera publicación de Madame Bovary, y a pesar del importante lapso transcurrido su historia goza de plena vigencia gracias a la rabiosa actualidad del asunto que trata. El personaje de Emma se ha convertido en uno de los referentes más conocidos de la literatura universal; y no es para menos, porque la personalidad de la protagonista no deja indiferente a nadie que haya leído la novela. No en vano se trata de uno de los grandes clásicos de todos los tiempos.

Emma Bovary es una mujer que se siente encerrada en un matrimonio que no le satisface. Rodeada de personas con quienes no termina de simpatizar, la joven no duda en añadir a su vida un ápice de rebeldía, y por ello emprende un viaje que no admite vuelta atrás. Su resignación termina cuando empieza su interés por trascender las barreras del matrimonio, una determinación que la llevará a experimentar unos sentimientos hasta el momento desconocidos y que le ocasionará unas consecuencias muy inesperadas.

Cuesta comprender cómo el autor tuvo el coraje de tramar una historia de estas características hace tantos años, por lo que hoy en día no podemos sino elogiar su osadía. A pesar de que rápidamente la tacharon de pornográfica, la vida de Emma ha logrado superar el paso del tiempo y ha pasado a formar parte de la historia de la literatura. El trasfondo del libro va más allá de la narración misma, y ésa es la razón por la cual gentes de épocas tan distintas se han acercado al relato de Flaubert.

Indiscutiblemente, el aspecto de la obra que más da que hablar es tanto la propia personalidad de la protagonista como las decisiones que toma a lo largo de la novela. Con una brillante maestría, el autor perfila el modo de ser de Emma de tal manera, tal es la fuerza que irradia el personaje, que es imposible no sentir cariño u odio por ella; pueden adoptarse, pues, dos acercamientos totalmente opuestos -yo soy más partidario del afecto y la lástima- que no hacen más que demostrar la habilidad con la cual está construida la figura de madame Bovary, llena de sombras y titubeos capaces de seducir, o no, al lector. 

Quien tenga prejuicios y piense que un clásico jamás puede ser una novela amena y entretenida verá cómo leer Madame Bovary disipa esa absurda idea. Se trata de un libro ágil, y al mismo tiempo profundo, cuya reflexión principal puede extrapolarse y aplicarse a nuestros días. Gustave Flaubert se atrevió a escribir una historia polémica que le causó no pocos problemas, y yo os convido a conocer a una de las mujeres más apasionantes, y sin duda controvertidas, que se hayan deslizado por la literatura.

18 comentarios:

  1. Leí este libro hace algunos años y me impresionó la modernidad de una historia escrita hace tantísimo tiempo. Sin lugar a dudas, es una lectura obligatoria. Me alegro que te haya gustado, 1beso!

    ResponderEliminar
  2. Lo leí hace muchos años (con 18)y recuerdo que me gustó pero no del todo. Y recuerdo lo mal que me caía Madame y lo bien que escribía Flaubert.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Es un libro que tengo en mi lista de lectura, cuando consiga bajar mi lista de pendientes me pondré con él ya que me llama mucho la atención
    besos

    ResponderEliminar
  4. Yo también lo tengo por leer aún ^^ Muacks!

    ResponderEliminar
  5. Lo leí el año pasado, por fin. Lo compré cuando estuve viviendo en Francia pero tuvo que esperar 4 años para armarme de valor. Me fascinó el estilo de Flaubert, su precisión y su rotundidad. Y Emma, qué personaje, tan difícil de comprender, tan insatisfecha siempre. Una obra imprescindible, sin duda.
    Abrazos!

    ResponderEliminar
  6. La leí hace muchos muchos años y me gustó muchísimo. Es de esos libros que algún día releeré.
    Un beso

    ResponderEliminar
  7. Realmente Flaubert ha sido un avanzado a su tiempo al tratar temas de esta índole. Este año me he prometido releerlo, y así lo haré...
    Besos,

    ResponderEliminar
  8. Ayer lo vi en la librería y estuve a punto de traerlo a casa. Siempre me mira discretamente, desde un rincón. Estoy seguro que pronto leeré este clásico.

    ¡Buena reseña!

    ResponderEliminar
  9. ¡Fantástica reseña! Leí este libro hace años. Y lo he hecho dos veces. Y curiosamente tengo un problema con este libro. Tras terminarlo irremediablemente voy a la estantería a por La Regenta. Pero es que si leo La Regenta detrás va Madame Bovary... Así que a lo tonto, me he leído las dos novelas dos veces...Pero seguro que habrá una tercera, que estos personajes femeninos me encantan.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  10. Tengo este clásico pendiente desde hace un montón, he leído opiniones de lo más variopintas. Veremos a ver =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  11. Lo leimos en el club no hace mucho y gustó mucho, tanto el personaje de Emma, como la maestria de Flaubert, para escribir.Besos
    Silvia

    ResponderEliminar
  12. Lo leí hace muchos años, en mi época de estudiante y recuerdo que Emma Bovary me pareció realmente apasionante, lo mismo la odiaba que sentía simpatía o lastima por ella. Sin lugar a dudas Flaubert hizo una apuesta fuerte.
    Tengo que volver a leerlo.

    Besos!

    ResponderEliminar
  13. Lo compré hace poco y tengo muchas ganas de leerlo, creo que debe ser un clásico imprescindible, tu reseña me anima a leerlo de una vez por todas... hoy tengo que empezar uno y aún no se cual!

    ResponderEliminar
  14. Lo leí cuando estaba en el instituto para un trabajo de literatura y, a parte de gustarnos bastante, todos los de clase pensamos en el revuelo que tuvo que suponer la publicación de este libro en su momento. Recuerdo que nos sirvió para debatir sobre el papel de la mujer en el siglo XIX.
    Musus.

    ResponderEliminar
  15. Un gran escritor Flaubert y una buena novela Madame Bovary. Los clásicos siempre serán clásicos y nunca se cansa uno de ellos. Como bien se dice en este blog, el que tenga prejuicios que no los lea. Pero allá él o ella.

    ResponderEliminar
  16. Francisco Portela7 de marzo de 2012, 18:20

    Buena reseña para un buen libro y del autor ya no digamos. Un clásico entre los clásicos.

    ResponderEliminar
  17. Lo leí hace ¡uffff! muchísimos años y no recuerdo los detalles pero sí recuerdo empezarlo con cierta reserva, que durante su lectura oscilaba entre la simpatía y la antipatía hacia la protagonista y que cuando lo acabé descubrí que me había gustado mucho mas de lo esperado.
    Besos

    ResponderEliminar
  18. Un libro que me gustó bastante y no me dejó indiferente. Atemporal y con una fuerza narrativa que me enganchó desde el principio: Emma es un personaje que no pasa desapercibido.

    Besos.

    ResponderEliminar