Sé lo que estás pensando, de John Verdon






Título: Sé lo que estás pensando
Autor: John Verdon
Traductor: Javier Guerrero
Editorial y año: Roca, 2010

Un hombre recibe una carta que le urge a pensar en un número, cualquiera. Cuando abre el pequeño sobre que acompaña al texto, siguiendo las instrucciones que figuran en la propia carta, se da cuenta de que el número allí escrito es exactamente en el que había pensado. David Gurney, un policía que después de 25 años de servicio se ha retirado al norte del Estado de Nueva York con su esposa, se verá involucrado en el caso cuando un conocido, el que ha recibido la carta, le pide ayuda para encontrar a su autor con urgencia: lo que en principio parecía poco más que un chantaje se ha acabado convirtiendo en una amenaza contra su vida.


La primera novela de John Verdon, Sé lo que estás pensando, se publicó hará dos años y se vio rodeada de una increíble promoción. Vendían la novela como el thriller más apasionante de los últimos tiempos, y seguramente a raíz de toda esa publicidad somos muchos los lectores que esperábamos una historia distinta, mejor elaborada y rematada. Las expectativas creadas son, de nuevo, las responsables de nuestra opinión, que en mi caso es algo desfavorable. Ahora cuento por qué.

David Gurney es un policía ya retirado que se ve envuelto en un caso extraño en el que deberá sacar lo mejor de sí mismo. Un conocido le pide ayuda para desenmascarar a un posible criminal que parece ser capaz de leer la mente de sus víctimas, ya que mediante una carta les da a elegir un número y lo adivina rápida y sorprendentemente. Gurney intentará buscar sucesos parecidos para establecer un patrón que sirva para entender los supuestos poderes de esa persona, pero éste se trata, con toda seguridad, de uno de los casos más difíciles de su -ya terminada- carrera.

Como todo thriller que se precie, Sé lo que estás pensando ofrece una lectura adictiva de la que es difícil alejarse, a pesar de que está plagada de numerosos tópicos y de conversaciones vacías y, en ocasiones, algo absurdas. Sin duda, el mejor elemento de la novela es el propio protagonista, un hombre de carne y hueso con sus inquietudes y debilidades, un hombre con problemas personales verosímiles y muy cercanos con el que es fácil identificarse. Con Gurney, Verdon ha logrado un gran trabajo.

No obstante, el autor no sabe cómo desarrollar una historia que a priori resulta tan atractiva y ambiciosa, y se le acaba yendo de las manos. En primer lugar, la investigación del caso se dirige hacia unos derroteros disparatados que no casan con el ambiente dibujado en la primera parte del libro; en segundo, el interés que suscita el argumento empieza a decaer sin remedio a medida que pasan las páginas y los capítulos; y, por último, la resolución es tan ilógica y descabellada que rompe la magia de una trama que se antojaba original. Si bien el personaje de Gurney ayuda a amenizar la novela, sus comentarios no bastan para aceptar la evolución de todo el asunto.

Sé lo que estás pensando supone un debut literario que a mí me deja con graves dudas acerca de la relación que me unirá a John Verdon en el futuro. La historia cuenta con un final tan ridículo, en mi opinión, que difícilmente vuelva a acercarme a una novela de este autor. Su segundo libro ha cosechado mejores críticas, pero de momento me muestro reacio a darle una nueva oportunidad. Tal es el desencanto al que me ha llevado su ópera prima.

17 comentarios:

  1. Precisamente lo empezaré a leer la semana que viene (como muy tarde)
    Por eso he preferido no leer la reseña, no quiero hacerme muchas ilusiones para no llevarme un chasco.
    Saludos ;)

    ResponderEliminar
  2. Vaya, pues yo también estuve a un "tris" de comprarlo ayer; suerte que llevo una inversión monetaria en libros este mes elevada, pues eso fue lo que me frenó.

    Buena reseña

    ResponderEliminar
  3. Hola, pues a mí me gusto y mucho. Si que te doy la razón en el final, quizá lo podría haber mejorado parece un poco rocambolesco sobretodo en la habitación.

    De esta novela yo destaco la tensión, ya que no sabes hacia dónde va la trama y la lucha interna que mantiene el protagonista por mantener su matrimonio y por no poder abandonar su vocación de inspector. Tengo pasión y debilidad por el paisaje invernal y por supuesto al que aparece en la novela. Su segunda novela aún no la he leído, ya veremos si me atrapa o no.

    Aprovecho para decirte que tienes un blog interesante, me gusta leer tus opiniones, aunque en este caso no hayamos coincidido.

    FD: puc escriure en català?

    ResponderEliminar
  4. Yo lo he recibido en casa como resultado de la iniciativa de Navidad "El bloguero invisible" organizado por Kayena. Sin embargo, aún queda pendiente su lectura. En cualquier caso, me parece que cuando he leído algunas críticas el año pasado, estas eran bastante más positivas. Tus argumentos me parecen muy plausibles, y me da ganas de comprobarlo yo misma. ¡Es muy interesante este confronto de opiniones! Puede también que al dar tiempo a que se desvanezca la popularidad de publicaciones recientes, las impresiones se ven menos influenciadas por la euforia inicial y saquen a la luz una perspectiva menos virtuosa.

    ResponderEliminar
  5. Pues lo tengo entre mis pendientes. Pero está bien leer una crítica no tan positiva, que luego una lee los libros y se lleva cada chasco...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  6. Vaya, pues yo lo había visto por casa y había pensado que podía ser interesante. :S
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  7. Yo lo tengo pendiente, pero ya me habían comentado que no era tan bueno como a simple vista parecía... Igualmente le daré una oportunidad a ver que me parece a mí.

    Gracias por tu opinión!

    Un beso!

    ResponderEliminar
  8. Lo leí el año pasado y me gustó mucho, si bien es cierto que al comienzo me costó un poco centrarme en la historia pero luego me enganchó hasta el final.
    Lástima que no te haya gustado y te haya dejado esa sensación de desencanto.
    Musus.

    ResponderEliminar
  9. Yo, lo que peor llevé fue la vida personal del protagonista. Me cansaba, me hastiaba, uffs... Pero sí, el final es... es.. en fin..

    Empecé a leer el segundo, y cuando vi que iba por el mismo camino que el anterior, en cuanto a la vida personal del prota, lo dejé aparcado. Le daré otra oportunidad, pero no es el momento.

    ResponderEliminar
  10. Sí, había leído que dejaba que desear y tú has argumentado genial por qué no es demasiado bueno. No tengo ganas de leerlo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  11. Vaya, precisamente un amigo me comentó que no le había gustado nada... y después de leerte a tí, pues no creo que me anime con ella. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  12. Le tengo muchas ganas a la novela, pero ya lleva meses en la estanteria y posiblemente continue algún tiempo más, y todo porque la critica no es unanime, y no se si me posicionaré del lado de los que le ha gustado muchisimo, o del lado de los que se han sentido desilusionados.

    ResponderEliminar
  13. No lo conocia, pero ahora despues de tu reseña creo que lo dejaré pasar,besos
    Silvia

    ResponderEliminar
  14. a mí también me decepcionó un poco, pero me entretuvo. Yo seguramente sí lea el siguiente libro, aunque no será pronto :-) El final también me pareció que se lo sacó un poco de la manga, vamos que no me gustó mucho el final...

    Besos!

    ResponderEliminar
  15. Un libroq ue me pareció muy entretenido aunque con un protagonista desgastado de tanto usarlo en este tipo de novelas. Eso sí, infinitamente mejor que su continuación.
    Besos

    ResponderEliminar
  16. Te diré que a mi si me gustó este libro. Sin embargo, te entiendo perfectamente en lo de las expectativas sobre un libro que luego no se cumplen.

    ResponderEliminar