El temblor del héroe, de Álvaro Pombo






Título: El temblor del héroe
Autor: Álvaro Pombo
Editorial y año: Destino, 2012

Román es un profesor universitario jubilado al que invade la nostalgia de los días luminosos de la pedagogía en que fascinaba a sus alumnos despertándoles el amor por el saber y ayudándoles a alcanzar una vida más noble y más alta. Halagado por el interés hacia su persona que demuestra un joven periodista, Héctor, permite que éste entre en su vida sin sospechar que el pasado torturado del nuevo personaje le atrapará en una situación en la que es incapaz de tomar decisiones, de comprometerse con el drama al que asiste.


Álvaro Pombo es uno de los escritores españoles contemporáneos más influyentes. Es miembro de la Real Academia Española, milita en un conocido partido político de reciente formación y en su haber cuenta con importantes premios literarios, entre los cuales destacan el Planeta en 2006 y el Nadal, obtenido en 2012 por su última novela, El temblor del héroe; es una historia que aúna en la trama, con un resultado poco satisfactorio, filosofía y reflexiones sobre la vida, el amor, el sexo y las relaciones personales en general.

Cuando Héctor, un joven periodista, se interesa por la figura que en su momento representó Román, un profesor ya jubilado, la vida de éste da un vuelco espectacular. El pasado de Héctor se manifestará de una manera que alterará irremediablemente la existencia de Román, y entre ambos se trazará un lazo más allá del interés profesional. Eugenio y Elena, dos antiguos alumnos del profesor que aún mantienen contacto con él, también desempeñarán un papel importante en el nuevo estadio en el que ha entrado la vida de Román.

Me cuesta escribir la reseña de El temblor del héroe, porque se trata de una novela que, adelanto ya, no me ha gustado nada. No tanto por la historia, que me ha parecido una mera excusa de la que se sirve el autor para meter con calzador nombres de filósofos, teorías y expresiones en latín -algunas de las cuales son muy poco comunes y ni siquiera se digna explicarlas-, como por el estilo de Álvaro Pombo, que me ha entorpecido la lectura una y otra vez por los motivos que citaré a continuación.

Cuando un escritor tiene un gran dominio de la lengua y quiere aprovecharlo, se encuentra con que la línea que separa una prosa culta de una prosa pedante es finísima; Pombo, en mi opinión, la ha cruzado de un salto. La narración es opaca, llena de palabras rimbombantes y muy probablemente desconocidas por el lector, con una pluma que peca de ambiciosa y que termina ofreciendo una historia lenta y aburrida. Es éste uno de aquellos casos en que el cómo eclipsa el qué, en que los hilos que forman el tejido narrativo no permiten ver a través, y resulta complicado empatizar con los personajes y llegar a adentrarse del todo en el argumento.

El hecho de que una novela razonablemente corta me parezca una pendiente a cuya cima no es fácil llegar ya refleja la opinión que me merece el libro en cuestión. Desgraciadamente, dado que el aspecto que me ha desagradado ha sido el estilo del autor, es poco probable que vuelva a coger una historia de Álvaro Pombo, porque me temo que de nuevo me hallaría ante el mismo tipo de prosa. Es evidente, pues, que no me atrevo a recomendaros El temblor del héroe; decidid leerla, o no, en base a vuestros propios gustos literarios.

21 comentarios:

  1. Si ya antes no me llamaba la atención este libro, tras tu reseña lo descarto definitivamente; por lo que dices, el estilo es bastante árido y eso es precisamente lo que me hace abandonar un libro. 1beso!

    ResponderEliminar
  2. Si con lo cortita que es se te ha hecho larga... Álvaro Pombo me cae bien, aunque un poco peor desde lo del partido para qué nos vamos a engañar, me río mucho cuando le escucho hablar, pero como escritor no me convence. He leído tanto textos buenísimos como otros que no me han gustado nada. No sé si me pondré con éste, porque no eres la primera que opina así.

    Un beso

    ResponderEliminar
  3. He de reconocer que me gusta leer una prosa culta y hasta un poco rebuscada, pero según lo pintas, me parece que me va a gustar lo mismo que a ti porque eso es pasarse. El latín, además, usado tantas veces como parece aquí, sonará muy pedante.
    Uff... me alejo de este libro.

    Besos

    ResponderEliminar
  4. Vaya! El argumento parecía interesante pero en mi caso, después de leer la reseña los descarto del todo, con esas razones ya estoy más que convencida de que no me gustará. Besos

    ResponderEliminar
  5. Ay! Tenía este libro mente pero me he desinflado por completo al leer tu entrada. Si antes tenía dudas ahora ya no creo que lo lea porque me da que lo empezaría y me quedaría a medias, cosa que no me gusta nada de nada!

    Besotes

    ResponderEliminar
  6. Debo ser un poco masoca, pero cuando argumentáis tan bien vuestra opinión negativa me dan ganas de leerla. Gracias por tu reseña.
    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Yo optaré por no leerlo. Es una pena, el argumento me llamaba la atención pero por lo que dices el libro está más bien destinado a eruditos con mayores pretensiones. Seguro que es una excelencia de escritor pero cuando leo prefiero una narrativa más sencilla y menos rebuscada, ya me sobra con los libros que tengo que leer para la universidad ¬¬

    Un saludo!
    Patri

    ResponderEliminar
  8. Que poca puntuacion....no había escuchado nada sobre el libro, pero viendo lo poco que te ha gustado ya no me llama nada

    ResponderEliminar
  9. Pombo, como escritor, no me llama demasiado la atención y si a su estilo tan “particular” le sumamos que no se molesta en explicar ciertos términos o palabras que no todos los lectores tienen que conocer (cosa que me molesta bastante), lo tengo clarísimo, seguiré sin interesarme en su obra.
    Musus.

    ResponderEliminar
  10. Vaya, es una pena que no te haya gustado, pero muchas gracias por la sinceridad. Creo que los motivos están muy bien argumentados y me parece que el libro no me gustaría.
    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  11. La verdad es que este título no me llama mucho la atención y después de tu reseña menos todavía. Me abstendré.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  12. La verdad es que la sinopsis no me llamaba nada la atención pero gracias por avisar porque ahora no tengo dudas de que no lo leeré. Hay autores que no se quieren enterar de que el buen hacer literario no está reñido con la sencillez y el entretenimiento, una lástima
    Besos

    ResponderEliminar
  13. Hace tiempo me vi obligada a leer "El cielo raso" de Alvaro Pombo para la entrega de un premio literario, y leyendo tu reseña identifico perfectamente mi propia sensacion cuando acabe el libro mas largo de mi vida, la accion era muy lenta, y cada pagina se me hacia cuesta arriba. Pense que era yo, que mi intelecto no alcanzaba las altas esferas filosofico-literarias del autor; pero viendo lo que has escrito, por lo menos no me siento tan "tonta".
    Ni que decir tiene que nunca he vuelto a leer un libro suyo, no tengo valor.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  14. No he ledído nunca nada de este autor además es que de una de sus obras me hablaron mal muchas personas así que imagino que no leeré nada de el y si encima tú comentas lo que comentas pues ya sabes.

    ResponderEliminar
  15. Pues no me llamaba mucho, y por lo que cuentas ya mucho menos. Lo que se agradece con lo enorme que es la lista de pendientes.
    Besotes!

    ResponderEliminar
  16. Pues si la sinopsis no me atraía, con tu reseña me has acabo de convencer. Porque las razones que has dado me aseguran que no me gustará, porque creo que no hay nada más desagradable en un libro que una prosa pedante...
    1beso:)

    ResponderEliminar
  17. No he leído nada de este autor y este libro, desde luego, no va a encontrar hueco en mis estanterías...
    Besos,

    ResponderEliminar
  18. Los libros de Alvaro Pombo son un tanto peculiares. Suelen ser densos y algo complicados. Se nota que no has conectado con la historia.

    ResponderEliminar
  19. Cuando has dicho lo del uso de palabras rimbombantes, si existía atisbo alguno de indecisión se ha esfumado completamente. Porque huyo escritores que sólo conectan (al parecer de forma intencionada) con un público muy reducido. Me alegro que hayas sido tan sincero.

    Besos.

    ResponderEliminar
  20. Yo la estoy leyendo y confirmo la opinión de la mayoría: lo encuentro árido, no empatizo con los personajes y la historia, siendo interesante, se hace pesada por el estilo que utiliza.

    Saludos.

    ResponderEliminar