La raza número 4, de Raquel Barco






Título: La raza número 4
Autora: Raquel Barco
Editorial y año: Roca, 2011

La vida de Eve Swan y Abel Simmons se cruza por segunda vez cuando el padre de Abel es asesinado y en uno de sus bolsillos aparece la foto de Eve. Abel desoye los consejos de Nick Parker, el teniente encargado del caso, y decide investigar por su cuenta. Para ello necesitará la ayuda de la mujer que lo odia por considerarlo el responsable de haber pasado cinco años en la cárcel. Pero Peter escondía más secretos en el sótano de su casa: documentación y fotografías que les dan a entender que todo es mucho más complejo de lo que parece a simple vista. Muertes sin resolver, leyendas y mitos sobre la Atlántida e Hiperbórea; mapas tan ancestrales como el Piris Reis o el Oronteus Fineaus; civilizaciones perdidas y dos antiquísimos objetos que han sido buscados a lo largo de la historia serán sólo una mínima parte de las piezas del puzle que deberán encajar para resolver la razón de su existencia y la de todo el planeta.


Siempre es grato ver que hay autores que se lanzan, con gran tino, a abandonar el género en el que más cómodo se sienten para ofrecernos una historia diferente a aquellas a las cuales nos han acostumbrado. La escritora Raquel Barco, conocida como Jezz Burning -nombre con el que ha cosechado mucho éxito gracias a una saga de romántica paranormal-, abandona su seudónimo para firmar con su propio nombre La raza número 4, una apuesta muy interesante que la adentra en el mundo de los thrillers fantásticos. Una novela intensa y emocionante sobre civilizaciones perdidas que no os atrapará desde la primera página.

La vida de Eve Swan da un vuelco cuando vuelve a encontrarse con Abel Simmons, el abogado que defendió la acusación por la que la joven acaba de cumplir una condena de cinco años de cárcel. El reencuentro, sin embargo, obedece a razones en principio carentes de sentido: el padre de Abel es asesinado y en uno de sus bolsillos aparece una fotografía de Eve. Desoyendo los consejos de Nick Parker, el teniente que lleva el caso, Abel decide investigar por su cuenta y para ello necesita la ayuda de Eve. Aunque colaborar con el culpable de su injusta condena es lo último que desea, las extrañas pistas que acuden a su encuentro la obligarán a aliarse con Abel para desentrañar el oscuro misterio que envuelve esa muerte. 

A pesar de que los primeros capítulos resultan una desconcertante avalancha de información y personajes, poco a poco salen a la luz los lazos que los unen y se revela la trama compleja y magnífica que protagoniza La raza número 4. Raquel Barco nos regala una lectura absorbente con unos personajes bien dibujados que no hacen sino aumentar el interés que suscita la historia. La relación que une a Eve y Abel, por otra parte, es uno de los mayores atractivos del libro; llena de altibajos e ironías, la autora logra describirla en todo momento con gran naturalidad, y esta se encuentra tanto en los diálogos como en las extraordinarias aventuras que viven.

En la novela, además, se refleja el gran esfuerzo que ha hecho Barco en la fase de documentación en cuanto a temas tan variados como la religión, la literatura, la simbología o la Historia. Con un estilo muy ágil y ameno, consigue insertar en la trama, con maestría, los datos que aporta sin que por ello mengüe en absoluto la emoción que despiertan las vidas de los protagonistas. Todos los elementos que forman el argumento harán las delicias de los lectores que buscan una novela impredecible que pueda y sepa desconcertarlos una y otra vez. Por último, pese al hecho de incluir la fantasía que conlleva hablar de civilizaciones perdidas, la escritora catalana ha hecho un evidente esfuerzo por sumar credibilidad a lo que cuenta y cuida todos los detalles, sin dejar cabos sueltos.

Son muchos los ingredientes que componen la historia de Eve y Abel, y al terminar de leerla uno no puede sino rendirse a la destreza de la autora. Quien desee sumergirse en un libro apasionante y muy bien escrito encontrará, en La raza número 4, la lectura que estaba buscando. La primera incursión de Raquel Barco en un género no romántico le vaticina una carrera literaria imparable que nos deleitará con episodios soberbios y bien pensados e hilados. En la calurosa época que vivimos, ¿os apetece zambulliros en una novela refrescante y adictiva? ¡Seguro que sí!

16 comentarios:

  1. Tiene una pinta estupenda y la verdad es que no había leído nada de nada respecto al libro ni su autora. Lo tendré en cuenta. Besotes.

    ResponderEliminar
  2. Últimamente nos traes siempre novelas que por lo menos yo no conocía. No me atraen demasiado los thrillers fantásticos, pero le has puesto buena nota y la reseña es muy positiva. Si algún día comienzo a leer algo del género seguramente comience por aquí.

    Besos

    ResponderEliminar
  3. El género fantástico no me atrae, sin embargo la novelo que nos traes hoy tiene buena pinta y parece por tu opinión que está muy bien elaborada. La tendré en cuenta.
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Pues estoy buscando precisamente un libro que me atrape, y por lo que cuentas, este parece ser de ese tipo. Intentaré hacerme con él, gracias por tu reseña! 1beso!

    ResponderEliminar
  5. Curioso todo el magnetismo que tienen en estas historias las civilizaciones perdidas. Supongo que en parte, a todos nos atraería la posibilidad de descubrir un eslavón de nuestro pasado aún desconocido, en pleno tecnológico S. XX. Como tema me parece buenísimo, cuanto menos.

    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Los thrillers me gustan mucho, pero los fantásticos... no me va mucho.
    Pero aun así tiene muy buena pinta.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  7. Yo no conozco a esta autora en ninguna de sus dos facetas, pero en ésta creo que podría gustarme...

    ResponderEliminar
  8. No conocía a esta autora ni por supuesto la novela, pero hace muuucho que no leo nada del género fantástico y ahora para el veranito apetece. Me la llevo apuntada.

    Un beso shakiano!!

    ResponderEliminar
  9. No he leido nada de la autora. Esta novela por lo que cuentas podria gustarme. La tendré muy en cuenta.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Suena muy, muy bien, lo apunto, aunque no sé en que momento... besos

    ResponderEliminar
  11. Pues no conocía a esta autora, pero vooy a tener que ponerle remedio, que nos tientas mucho con este libro.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  12. Primera noticia que tengo de esta novela. ¡Tiene muy buena pinta! Anotada queda. ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  13. Completamente desconocida para mi pero sin lugar a dudas que me gusta lo que cuentas de su novela así que me apunto su nombre. Saludos

    ResponderEliminar
  14. Justamente es uno de los libros que quería leer este verano, aunque no sé si caerá porque últimamente no estoy muy lectora. A ver si me animo.

    un beso!

    ResponderEliminar
  15. Pues tiene pintaza!Me lo llevo apuntadito, gracias por el descubrimiento:)
    1beso

    ResponderEliminar
  16. Es un buen libro yo lo estoy leyendo solo que te revuelve la historia con otra pero aun asi se ve que es buenisimooo!! Lo rekomiendo

    ResponderEliminar