El abuelo que saltó por la ventana y se largó, de Jonas Jonasson






Título: El abuelo que saltó por la ventana y se largó
Autor: Jonas Jonasson
Traductora: Sofía Pascual Pape
Editorial y año: Salamandra, 2012

Momentos antes de que empiece la pomposa celebración de su centésimo cumpleaños, Allan Karlsson decide que nada de eso va con él. Vestido con su mejor traje y unas pantuflas, se encarama a una ventana y se fuga de la residencia de ancianos en la que vive, dejando plantados al alcalde y a la prensa local. Sin saber adónde ir, se encamina a la estación de autobuses, el único sitio donde es posible pasar desapercibido. Allí, mientras espera la llegada del primer autobús, un joven le pide que vigile su maleta, con la mala fortuna de que el autobús llega antes de que el joven regrese y Allan, sin pensarlo dos veces, se sube con la maleta, ignorante de que en el interior de ésta se apilan, ¡santo cielo!, millones de coronas de dudosa procedencia. Pero Allan Karlsson no es un abuelo fácil de amilanar. Esta vez, en su enésima aventura, cuando creía que con su jubilación había llegado la tranquilidad, está a punto de poner todo el país patas arriba.


El fenómeno best seller a menudo no es más que el efecto de una magna campaña de publicidad llevada a cabo por las editoriales. Las novelas que todos vemos, leemos y comentamos quizá son menos interesantes que algunos títulos que nadie conoce ni recuerda. En ocasiones, sin embargo, hay lugar para llevarnos agradables sorpresas con historias que bien merecen la fama tan repentina que han logrado. Ese es el caso de El abuelo que saltó por la ventana y se largó, la primera y encantadora novela de Jonas Jonasson, un autor al que sin duda deberemos tener en cuenta en el futuro. Si sus obras siguen la estela de su ópera prima, aquí tiene a un fiel seguidor.

A Allan Karlsson le quedan unas pocas horas antes de acudir a su fiesta de cumpleaños, en la cual asistirá todo el plantel de la residencia en la que vive. A él, no obstante, cumplir cien años le da lo mismo, así que no duda en abrir la ventana de su habitación y escaparse, en busca de libertad. A partir del momento mismo de la huida, el destino hará que Allan se encuentre con unos curiosos personajes con quienes vivirá una aventura tan emocionante como inolvidable. Y no es que Allan necesitara más emociones, ya que todo un siglo de vida le ha permitido codearse con celebridades mundiales y poderosas. Ahora que la policía investiga su desaparición, el abuelo centenario recorrerá Suecia con la maleta repleta de recuerdos... ¡y de millones!

Demos gracias a los autores y a las editoriales por las novedades tan brillantes con que a veces tienen a bien deleitarnos. Cuando empecé a leer El abuelo que saltó por la ventana y se largó, poco sabía de la novela, y quizá por esa razón la he disfrutado tanto. Jonas Jonasson nos trae una historia original, fresca y amena, con la cual la diversión está más que asegurada. La vida de Allan, que abarca todo el siglo XX, hace las veces de una diferente lección de historia, ya que gracias a él repasamos los momentos más importantes de la pasada centuria. Rusos, alemanes y norteamericanos, y sus respectivos conflictos, se reúnen en torno a la figura de este entrañable abuelo, quien nos roba el corazón gracias a su bondad y sus ganas de superar cualquier obstáculo. Y no son pocos los que le han salido, y le saldrán, al paso, pero Allan sabe mejor que nadie cuán inútil resulta luchar contra el destino y el orden de las cosas.

El magnífico sentido del humor del escritor, por otra parte, domina y dirige el hilo conductor del libro. Uno no puede sino elogiar el sinfín de giros argumentales que logran arrancarnos sonrisas o carcajadas -tal vez hasta involuntarias e incontrolables-. Las peripecias de Allan están salpicadas por una legión de comentarios irónicos y fantásicos que no solo amenizan la lectura, sino que revelan una destreza narrativa difícil de encontrar. A la alegría y al vitalismo que protagonizan las páginas de la novela hay que añadirle un grupo bien elegido de personajes que acompañan a Allan a lo largo de la misma. Una pandilla tan inverosímil como simpática que hace de cicerone a través de una odisea magníficamente surrealista y muy, muy cómica.

Creo que alguna vez ya he comentado las consecuencias, tan devastadoras como en parte predecibles, de las expectativas que tenemos para con una novela en particular. De El abuelo que saltó por la ventana y se largó no esperaba nada más que una historia distinta, y el humor de Jonas Jonasson me ha complacido en extremo. Es difícil mantener el listón de diversión alto durante cuatrocientas páginas, y lo cierto es que el autor sueco lo ha conseguido con creces. Hay alguna que otra anécdota protagonizada por Allan que sin duda tardaré años en olvidar; tal ha sido el impacto que me ha causado la vida de este abuelo centenario. ¿Os atrevéis a dejaros llevar por un personaje tan real como espléndido y cercano?

25 comentarios:

  1. No lo he leido pero me llamó la atención desde que salió. Me pareció muy original y tu reseña me lo confirma.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Todos habláis maravillas de este libro; tiene que estar genial y ya está apuntado en mi lista desde hace tiempo. A ver si le busco un hueco!!

    ResponderEliminar
  3. Tengo pendiente su lectura, a mí me atraen mucho todos estos títulos largos y extraños y por eso me fijé en el libro desde el principio, aunque luego son las reseñas que he ido viendo todas positivas, las que me han animado a leerlo
    besos

    ResponderEliminar
  4. Me encantó. Me llamó la atención el título y me gustó lo que contó el autor en una entrevista en 'página2', así que me lo autorregalé para Sant Jordi. Disfruté mucho la lectura, por el lenguaje, por las historias, por el sentido del humor y por los personajes, que me parecen el gran acierto de la novela, además de las aventurillas históricas, una delicia si te gusta y conoces la historia del siglo XX.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Con esta novela me estáis volviendo loca.A unos os encanta y otros se han llevado un chasco brutal. Es más, una de las personas de cuyas reseñas más me fío puso a este libro de vuelta y media.
    Creo que lo que haré será retrasarlo unos puestos en mi lista de lecturas pendientes y esperar a que pase su boom para poder leerlo con un poco más de perspectiva, porque ahora mismo no sé con que interés o con que expectativas empezaría a leerlo.
    Besos y gracias por tu reseña.
    Lupa

    ResponderEliminar
  6. A mi también me encantó, a veces los best sellers lo son por algo, y este es maravilloso.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Lo tengo pendiente. Ya le había echado el ojo despues de leer algunas reseñas y después de la tuya sigo con ganas.

    ResponderEliminar
  8. Yo sí que he visto alguna que otra reseña menos positiva sobre esta novela. No obstante, reconozco que su trama resulta atractiva; y veo que a ti te ha convencido. Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Yo lo tengo apuntado y tras tu reseña no lo descarto, gracias, saludos

    ResponderEliminar
  10. Xavier, leí una reseña bastante negativa de este libro y confieso que me eché atrás, ahora vienes con esta magnífica reseña y me dejas en duda. Definitivamente debo seguir leyendo reseñas. Besos

    ResponderEliminar
  11. Pues en vista de tanta reseña positiva, yo tengo muchas expectativas con este libro, espero que no me decepcione.

    ResponderEliminar
  12. Lo tengo entre los pendientes, además me lo van a prestar cuando quiera, pero tengo que encontrarle un hueco.
    Con tu reseña sube puntos, tenía el mismo miedo que tú comentas y veo que no tiene por qué decepcionarme.
    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  13. Fíjate que no me llama absolutamente nada este libro. Me alegro, no obstante, que lo hayas disfrutado =)

    ResponderEliminar
  14. No lo he leído, pero el título me hizo gracia desde que salió y veo que la mayoría lo estáis disfrutando mucho. Al final acabaré por leerlo.

    Un beso shakiano!!

    ResponderEliminar
  15. Me llama la atención y me gustaría leerlo. La tuya es otra de las críticas buenas que he ido leyendo, todos soléis coincidir en que es una buena lectura.

    Besos

    ResponderEliminar
  16. A mí me pareció divertido y aunque no reí como me aseguraron que haría, sonreí más de una vez ante las disparatadas ideas del protagonista. Este libro busca entretener y nada más que eso,
    Un beso

    ResponderEliminar
  17. Aquest sí que l'he llegit!! Em va agradar, per surrealista i perquè tot i això queda ben lligadet :). No m'ha canviat la vida però és prou entretingut!

    Per fi coincidim en una lectura!:D

    Un petonarro!

    Anna

    ResponderEliminar
  18. Lo tengo entre mis pendientes y desde luego tu reseña anima a ponerse con él. Buenísima reseña!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  19. Tengo pendiente su lectura aún, es de esas novelas que desde la primera vez que la vi he tenido claro que quiero leer. A ver si le hago un hueco.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  20. Varias personas me han dicho que esta muy bien y es muy divertido :), pero a mi no me dice nada.

    ResponderEliminar
  21. Me pasa como a Noe, este libro no me llama nada y por más reseñas positivas que leo no consiguen convencerme... Por ahora tengo mucho pendiente de leer en casa así que no apunto el título en mi lista.

    Besos!!

    ResponderEliminar
  22. Dada la fama de bestseller que tenía estaba un poco recelosa de leerlo, pero viendo tu reseña lo tendré muy en cuenta.

    Muchas gracias, un petonet!

    ResponderEliminar
  23. Lo tengo en Menorca porque se lo he dejado a una amiga para su semana de vacaciones, pero en cuanto me lo devuelva me prepararé para pasar una buena lectura!
    Saludos

    ResponderEliminar
  24. A mi no me gustó nada este libro, no me terminó de convencer en absoluto, y mira que hay reseñas buenísimas! Ya se sabe, para gustos los colores ;)

    Besotes

    ResponderEliminar
  25. A mí me prestaron el libro porque me hizo gracia el título. Y estuve un par de veces tentada de devolverlo sin terminar. Hay partes disparatadas y otras bastante aburridas, que según avanzas en el libro se hacen más pesadas.

    Así que me alegro de no haberlo comprado (por la parte que me toca) y que tú lo hayas disfrutado.

    Un saludo

    ResponderEliminar