L'épicerie. La pequeña tienda de los Pirineos, de Julia Stagg






Título: L'épicerie. La pequeña tienda de los Pirineos
Autora: Julia Stagg
Traductora: Ana Duque
Editorial y año: Roca, 2012

Cuando Stephanie le atiza a un extraño con una baguette seca, no se da cuenta de que ha atacado al nuevo propietario de la épicerie del pueblo. Fabian, el exiliado parisino que ha venido a encargarse de la pequeña tienda, no despierta muchas más simpatías cuando decide que lo que necesita Fogas es un comercio moderno y exquisito. Incluso pensará en tirar la toalla, pero otro golpe, este de amor, le retendrá en la pequeña localidad de los Pirineos franceses. Stephanie, sin embargo, está demasiado ocupada para l'amour. Trabaja en el Auberge y al mismo tiempo está levantando un huerto orgánico, pero hacer realidad su sueño está acabando con ella. Ni siquiera se da cuenta de que su hija anda preocupada. Un siniestro forastero se está paseando por el pueblo y Chloé no sabe a quién acudir. Su única esperanza es que alguien acabe por escuchar sus gritos pidiendo auxilio...



¡Volvemos a Fogas! Julia Stagg nos invita de nuevo a caminar por las calles del bonito pueblecito francés que nos encandilara con L'auberge. Un hostal en los Pirineos en una nueva entrega de esta entrañable saga. En L'épicerie. La pequeña tienda de los Pirineos nos adentramos, una vez más, en el ambiente rural y cercano que protagonizó la primera parte y que a mí personalmente me pareció tierno y único. La nueva novela de la autora me ha dejado con el mismo sabor de boca, dulce y agradable, que la anterior, así que no perdáis la oportunidad de leer las vicisitudes de los habitantes del pequeño municipio si os gustó la ópera prima de Stagg. Bienvenus à la France !

Fabian, el sobrino de Jacques y Josette, abandona París para regresar a Fogas y hacerse cargo, junto a su tía, de la principal tienda del pueblo. Su llegada, no obstante, es un tanto accidentada, ya que Stephanie, una de las lugareñas, lo confunde con un intruso y le golpea con una baguette seca. Su estancia en la localidad pirenaica no ha empezado con buen pie, y menos aún cuando tiene pensado remodelar la tienda para darle un aire más moderno. Mientras los vecinos intentan asimilar los cambios que se les avecinan, Chloé, la hija de Stephanie, está preocupada por un extraño que anda acechando por el pueblo. Lo que ella no puede imaginar es quién está detrás de la figura extraña y misteriosa y del forastero y cuántos peligros puede conllevar dicha presencia.

Leer las novelas de Julia Stagg es como degustar un buen helado de vainilla: refrescante, familiar e irreemplazable. L'épicerie. La pequeña tienda de los Pirineos nos ofrece un viaje al magnífico pueblo de Fogas, el cual nos robó el corazón en la primera entrega. Volver a recorrer los lugares que ya conocemos -como el auberge o la propia tienda- y reencontrarse con viejos amigos -como Paul y Lorna, Jacques o Christian- tiene un efecto maravilloso en nuestro ánimo, ya que la cotidiana tranquilidad que reina en Fogas nos transmite paz y serenidad. En esta segunda entrega, sin embargo, la autora ha añadido cierta dosis de intriga que no hace sino crear aún más adicción, de manera que resulta totalmente imposible abandonar la novela hasta haber llegado al final.

Los libros de esta saga ejemplifican cómo a veces el hecho de ser previsible no es negativo, antes al contrario. Uno lee lo que les sucede a los habitantes de Fogas y prevé, en todo momento, cómo acabará la historia, sin que ello haga disminuir nuestro interés por ella. Sucede lo que pensamos, sí, pero es lo que queremos que suceda, lo que los personajes desean y lo que el propio argumento pide. La escritora, por otro lado, adereza la trama con un par de giros interesantes y bien hallados, además de con el brillante sentido del humor que ya demostró en su primera obra y el toque mágico que la caracteriza. Los personajes, como no podía ser de otra forma, mantienen la esencia que los hizo especiales y como lector es un verdadero placer hallarse ante perfiles tan bien descritos, coherentes y adorables.

Julia Stagg ha sabido regalarnos una nueva entrega de las aventuras de los habitantes de Fogas con un delicioso equilibrio: en L'épicerie. La pequeña tienda de los Pirineos encontramos tanto el ambiente bucólico e irresistible que ya nos gustó como nuevos ingredientes -misterio, amor- que hacen de la novela una experiencia fantástica. Me consta que ya hay una tercera parte confirmada, cuando menos en inglés, así que por lo visto, y para nuestra alegría, las crónicas de lo que acontece en el pueblo francés no terminan aquí. Este bello enclave aún puede -¡y debe!- protagonizar más libros, y aquí estaré yo para leerlos y contaros mis impresiones, no lo dudéis.

25 comentarios:

  1. ¡Qué ganas tengo de empezar con esta saga! me parece muy atractiva. Gracias por tu reseña. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Pero bueno y yo sin conocer esta saga!!!! Muuuchas gracias por darla a conocer, me la apunto en mi lista con carácter de urgencia. Gracias y saludos desde locura de lectura

    ResponderEliminar
  3. ¡Muy buena reseña! Veo que la saga te ha realmente encantado y esa comparación con el acto de saborear un helado de vainilla resulta tentadora. Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Todavía no he leído el primero pero tengo muchas ganas de probar con esta autora y más si la comparas con un helado de vainilla que es mi favorito :)
    besos

    ResponderEliminar
  5. Estos libros nada más con sus portadas se hacen querer: me apetece un montón empezar con ellos! Y tras tu reseña, habrá que ponerle remedio pronto: me alegra que lo hayas disfrutado tanto! 1beso!

    ResponderEliminar
  6. TEngo Un hostal en los Pirineos sin leer, así que primero me pondré con ese...;D

    ResponderEliminar
  7. No sabía que era una saga. Tendré que apuntar también este.
    La verdad es que les tengo muchas ganas así que puede que los lea pronto.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  8. Tras haber leído tu reseá, me he acordado de 'Chocolat', no sé si tendrán algo que ver o sólo ciertas cosas en común. Pero, tras lo mucho que me gustó la novela que te digo, no me importaría probar con esta.

    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Poco puedo decir al respecto, es Maribel quien ha leído los dos libros... pero tienen muy buena pinta, ¡demasiados libros pendientes!

    ¡Buen domingo!
    Patri

    ResponderEliminar
  10. Atención: pregunta. ¿Por qué en este caso no ha traducido el libro la misma persona que tradujo el otro? Tú lo dijiste, ninguna persona se expresa igual, entonces ¿por qué no se encarga el trabajo a la misma persona cuando se trata de continuaciones?

    A parte de mi duda, no sabía que había segunda parte. La otra no la he leído pero me apetece. Empezaré por el principio a ver si me gusta tanto como a ti :-)

    Besos!

    ResponderEliminar
  11. Todavía no he leído el primero, pero me pondré con el cuando le llegue el turno.
    Con una reseña tan entusiasta es imposible no contagiarse!
    Besos

    ResponderEliminar
  12. Lo del helado de vainilla ha sido una maldad, ¡Ahora quiero uno! tengo la sensación de que este libro es muy parecido al primero y más de lo mismo. El primero me gustó y a mí sí que me pareció un poco a Chocolat

    ResponderEliminar
  13. Por cierto, creo que el tercero ya está en marcha.

    ResponderEliminar
  14. Hola! What a beautiful review - you are the first person to compare my books to vanilla ice cream...and you have made me want a bowl full! Thank you a thousand times, Xavier.

    ResponderEliminar
  15. Y yo sin leer el primero todavía, pero son tantos libros ya en la lista de pendientes, que se van quedando atrás joyas como estas.

    ResponderEliminar
  16. Las he visto muchas veces, y me ha llamado la atención su portada, pero no estaba convencida de que fuesen a gustarme. Tras leer tu reseña, creo que se trata del tipo de novela que me gusta para sentirme reconfortada. :-)

    ResponderEliminar
  17. Me ha gustado mucho tu reseña Xavier, por eso es de las poquitas sagas que voy a apuntar en mi lista de pendientes. Además parece que se pueden leer de manera independiente.
    Saludos

    ResponderEliminar
  18. No conozco a este autor pero tu reseña me ha dejado con ganas de leer esta curiosa historia.
    Saludos

    ResponderEliminar
  19. Había leído varias veces el título en las librería y no me había decidido todavía pero tras leer tu reseña creo que me voy a poner con ella inmediatamente.
    Un beso, y gracias!

    ResponderEliminar
  20. 4 gotitas! qué bien te expresas, hijo! jeje por lo que veo, creo que voy a tener que empezar a seguirle la pista a esta autora.
    Abrazos
    Lupa

    ResponderEliminar
  21. Desde luego que no lo dudamos, Xavier. Estas reseñas son muestra de que disfrutas con las historias que pasan en este petit village francés. Tomo nota de ambas, por supuesto. Historias así, entrañables, adictivas, gusta leerlas. Merci beaucoup, mon ami Xavier.

    ResponderEliminar
  22. No sabía que pertenecía a una saga, pero me ha gustado lo que comentas de estos libros y de su autora, voy a ver si encuentro el primero ;)

    Lana.

    ResponderEliminar
  23. ¡Hola! Gracias por pasar por el blog :)
    Pues fíjate que no sabía hasta hace poco que había una continuación, pero laleeré de momento que pueda. El primer libro deja muy buen sabor de boca y me apetece volver a saber de los personajes.

    Gracias por la reseña, ¡un beso!

    ResponderEliminar
  24. Yo me compré el anterior hace poco pero lamentablemente no cumplió mis expectativas no "me llegó" no se porqué ya que tiene todos los ingredientes para hacerlo pero me resultó un poco sosa su lectura demasiado sencillo y un poco falto de dinamismo. Un saludo.

    ResponderEliminar
  25. Julia Stagg me gusta mucho, es una autora amena, con historias sencillas y personajes muy banales, pero sus historias tienen algo especial. Estoy deseando leer la tercera parte. Y sí hay tercera parte, confirmado por la autora y será la historia de Christian y Véronique.

    Buen fin de semana.

    Un saludo.

    Maribel.

    ResponderEliminar