Drácula, de Bram Stoker






Título: Drácula
Autor: Bram Stoker
Traductor: Mario Montalbán
Editorial y año: Debolsillo, 2011 (1897)

Jonathan Harker viaja a Transilvania para cerrar un negocio inmobiliario con un misterioso conde que acaba de comprar varias propiedades en Londres. Después de un viaje preñado de ominosas señales, Harker es recogido en el Paso de Borgo por un siniestro carruaje que le lleva, acunado por el canto de los lobos, a un castillo en ruinas. Tal es el inquietante principio de una novela magistral que alumbró uno de los mitos más populares y poderosos de todos los tiempos: Drácula. La fuerza del personaje ha eclipsado a lo largo de los años la calidad, la originalidad y la rareza de la obra de Bram Stoker, sin duda una de las últimas y más estremecedoras aportaciones a la literatura gótica anglosajona.


Hace 165 años nació Bram Stoker, uno de los autores más influyentes de todos los tiempos. A pesar de haber publicado una docena de novelas y decenas de cuentos, su nombre ha pasado a la historia de la literatura por ser el creador de uno de los personajes más célebres. En Drácula aparece por primera vez el famoso conde, una de las figuras más explotadas en todas las disciplinas artísticas. La lectura del libro original me parece obligada para todos aquellos a quienes fascina el mito de Drácula. Ya os anticipo que a mí la historia me ha gustado pero también decepcionado en algún aspecto. Si bien no me arrepiento en absoluto de haberla leído, creo que la novela tiene puntos bastante débiles.

Cuando Jonathan Harker recibe un aviso que lo urge para visitar Transilvania y así cerrar un trato con un conde muy misterioso, quien ha comprado inmuebles en la capital inglesa, poco se imagina que ha dado el paso que lo llevará a una aventura tan terrorífica como peligrosa. El castillo del conde Drácula hará las veces de una inquietante prisión en la que Harker empezará a inquietarse. Al darse cuenta, por fin, de la naturaleza y carácter de su anfitrión, Jonathan recurrirá a quien haga falta para poner fin a la amenaza que se cierne sobre su propia vida y sobre la de las personas a quienes más quiere.

A estas alturas no descubro nada nuevo si hablo de Drácula. La novela de Bram Stoker ha sabido permanecer en un estado de actualidad para conquistar a lectores a lo largo de más de cien años. El propio personaje de Drácula se alza como un ejemplo en el que muy claramente percibimos la destreza del autor. La ambigüedad que reina en la primera parte de la obra es esencial y maravillosa, y envidio a los que vivieron en la época en la que se publicó, porque llegar a conocer quién era el conde debió de causarles una emoción tan palpitante como inefable. Los personajes de Jonathan Harker y Mina, además, suponen el contrapunto de realidad y humanidad que necesita la historia, así que agradezco a Stoker que no se dejara llevar en todo momento por el halo de fantasía que envuelve el argumento de la novela.

Me ha sorprendido, por otra parte, la escasa trama romántica, y veo que las diferentes adaptaciones cinematográficas han sacado partido de un elemento que no aparece en el libro. También quisiera mencionar el ritmo del libro. Al tratarse de una novela escrita a modo epistolar, esperaba encontrar en ella una amenidad y una agilidad que verdaderamente he echado de menos. La lectura se me ha antojado tediosa y aburrida en numerosas ocasiones, y mentiría si dijera que no he hecho amago de abandonarla. Una vez superado el tramo más farragoso, nos adentramos en la parte más emocionante para llegar a un final que a mí me ha parecido apresurado y, por qué no decirlo, hasta risible. Quizá albergaba unas expectativas demasiado altas y la culpa es solo mía, quizá...

A pesar de los de las carencias que he encontrado, recomiendo leer Drácula por varios motivos. En primer lugar, para acercarse al texto original de Bram Stoker que supone el comienzo de un mito fascinante e inmortal -nunca mejor dicho-. En segundo lugar, para dejarse rodear del ambiente gótico y lúgubre que protagoniza la novela. Y en tercer lugar, para realizar un viaje curioso e inolvidable a una región que debe mucho al escritor irlandés. Qué sería de Transilvania sin la sensación de que tras cualquier seto puede aparecer un personaje tan tétrico y alarmante. Ahora que lo pienso, no sé si me apetece ir...

29 comentarios:

  1. Es una lástima que el libro te haya dejado la sensación de tedio. Es verdad que es un poco lenta en algunas partes pero creo que hay que leerla.

    ResponderEliminar
  2. No lo he leído y como dices debería ser una lectura obligatoria para conocer la historia original, aunque por lo que dices tiene sus más y sus menos. De todas formas, no sé cuando pero lo leeré.

    Un beso!
    Patri

    ResponderEliminar
  3. Siento que no te haya gustado tanto como esperabas, a mí me sucedió lo contrario, como mis expectativas eran de que quizá fuera un rollo me sorprendió gratamente y me enganchó mucho, a mi al contrario qué a ti me resultó ameno que estuviera escrito en forma de cartas o diarios buena parte del libro. Y por no hablar de la maravillosa ambientación, además leyéndolo conoces realmente la verdadera historia que tanto a distorsionado el cine. Te recomiendo, si no lo has leído, Frankenstein para conocer también la verdadera historia. Me gustó mucho ojalá a ti también. Besos.

    ResponderEliminar
  4. Para mí este libro es un eterno pendiente. Cada vez que lo veo reseñado pienso que me lo tengo que leer en breve...pero al final me decanto por otro. Y así me ha pasado un montón de veces. A ver si le echo narices y me la leo ya de una vez por todas. Muchas gracias por recordarme con tu reseña esta novela. Besitos!

    ResponderEliminar
  5. La culpa de tus expectativas la tienen Coppola y compañía por las versiones que hicieron. Después de leer tu reseña voy a seguir pasando de este libro, pobres Transilvanos, menuda cruz les ha caído, con lo bonito que tiene que ser ese lugar.
    Besín y feliz martes

    ResponderEliminar
  6. Uff, no esperaba esta decepción. Aunque bien mirado despierta aún más mi curiosidad por conocer a Stoker.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Cuándo lo leí, hace un montón, me gustó mucho. Es una lástima que no te haya gustado tanto.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  8. Como fan de los vampiros, siempre he tenido curiosidad por leer este clásico y supongo que lo haré algún día, aunque ya estoy advertida de que puede resultarme lento XD

    Muy buena la reseña ^^

    ResponderEliminar
  9. A mí hubo partes que también me resultaron un poco tediosas, pero me gustó. Creo que has descrito bastante bien mis opiniones sobre este clásico así que no añadiré mucho más, jeje.

    Besos!

    ResponderEliminar
  10. Yo creo que lo leí hace tantos años que soy incapaz de distinguir si lo que recuerdo es del libro o de las películas que he visto después, aunque por lo que cuentas va a ser la segunda opción porque lo que más recuerdo es la historia de amor y veo que el libro no se centra en eso. Igual lo releo algún día, más que nada por lo que dices del ambiente lúgubre y gótico, porque por lo demás, los vampiros no me atraen mucho. Saludos.

    ResponderEliminar
  11. A mi me gustó mucho. Si es cierto que la novela es lenta y que el papel de las mujeres queda relegado a un discreto plano, pero tienes que verlo desde la época en que fue escrito. Es el primer libro de vampiros y sólo ya por eso, y porque es un clásico, merece la pena leerlo.

    besos.

    ResponderEliminar
  12. No soy muy de vampiros, buen nada, pero este clásico lo leeré ahora en diciembre para el reto de Meg...
    Besos,

    ResponderEliminar
  13. Es mi vampiro favorito, por el que han pasado los años regular y con el que cada vez soy más generosa, sobre todo si lo comparo con los vampiros modernos llenos de purpurina. Sin embargo del autor me quedo antes con Las ratas.
    Besos

    ResponderEliminar
  14. Me gusta bastante, es un clásico... pero me perdió muchos puntos cuando conocí el de Carmilla, que es anterior =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  15. Me pasó con este libro algo parecido a lo que te ocurrió a ti. Iba con muchas expectativas y me decepcionó un poco. A mí también se me hizo algo lenta la lectura a mitad del libro, a pesar de que la estancia de Jonathan en el castillo me gustó mucho.
    De todas formas, también opino que es un libro que hay que leer.

    Un beso!!

    ResponderEliminar
  16. No lo he leído, pero lo tengo entre los que merecen ser leído, y a pesar de las pegas, supongo que valoraré todos los motivos que das para leerlo.
    Saludos

    ResponderEliminar
  17. Leí este libro hace años y me encantó. También es verdad que en mi caso iba sin expectativa alguna. Lo empecé por simple curiosidad y terminé completamente enganchada a su lectura. Y hasta lo releí poco tiempo después. Y ahora quiero leerlo de nuevo para el reto de Meg... Siento que no lo hayas disfrutado tanto, pero al menos no ha terminado siendo una mala lectura.
    Besotes!!

    ResponderEliminar
  18. Es uno de mis eternos pendientes... y no me animas mucho eh!! Jeje.. pero sí, supongo que tarde o temprano acabaré leyéndolo. Besos!

    ResponderEliminar
  19. No estoy muy familiarizada con este tipo de seres, tal vez por mis temores personales :) peor lo cierto es que pese a los fallos me quedo con tu conclusión y para saber de los míticos vampiros empezaré por este. Un beso
    La frase final de Transilvania me ha parecido el contrapunto perfecto :)

    ResponderEliminar
  20. Mmm, qué recuerdos. Fue el primer libro que empecé a leer con mi primer e-reader. Estaba enganchada a más no poder, enamorada de los personajes, deseaba salir del trabajo para leerlo pero, cuando iba por más de la mitad; el e-reader murió. Y me quedé así, con un dolor tremendo, como cuando se acaba la temporada de una serie que te gusta y tienes que esperar a que reinicie.
    Así que, ahora, con mi e-reader nuevo resulta que no incluía los clásicos de los clásicos. Y és tarea pendiente buscarlo de nuevo. Gracias por recordármelo. Un saludo.

    ResponderEliminar
  21. Después de tu reseña creo que me resisto todavía más a leerlo. Es uno de esos libros que lo más seguro es que no esté tampoco al nivel de mis expectativas :/ Pero bueno, es una lectura obligada, creo yo, y teniéndolo ya en la estantería, seguramente me anime en algún momento (lejano :P)
    Besos y estupenda reseña, como siempre :)

    ResponderEliminar
  22. Muy buena reseña, Xavier. Leí la novela el año pasado, y disfruté mucho de la lectura. Al contrario de lo que te ha pasado a ti, a mí la utilización del modo epistolar me gustó mucho. Eso sí, coincidimos en lo del fina. Cuando redacté mi reseña, una de las cosas que destaqué fue el cierre acelerado, en apenas diez páginas. Por lo demás, una lectura que merece la pena. ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  23. Lo tengo y he leído algunas páginas pero no es mi tipo de libros. No me gusta el género y lo poco que he disfrutado de él ha sido de vampiros descafeinados, tipo Crepúsculo. Con ésta no me atrevo

    ResponderEliminar
  24. Que portada más bonita tiene esta edición. Yo hace mucho que lo tengo pendiente, pero nunca me animo. Me ha gustado mucho tu reseña.

    Un petonet.

    ResponderEliminar
  25. A mí me encantó el libro. Drácula es un verdadero vampiro y lo demás es tontería, donde esté él que se quiten los típicos vampiros de novelas juveniles. Claro que, esta es mi opinión :P
    Besos de dragón ^^

    ResponderEliminar
  26. Pues yo no he podido con lo lenta que es,tanto la novela como la película,lo he intentado pero no hay manera y me molesta porque quisiera terminarlo.
    http://twincestland.com/

    ResponderEliminar
  27. Jo, que pena que no hayas disfrutado con esta novela... u.u A mi me pareció muy buena, es una de mis favoritas! Pero bueno, pa´ gustos colores dicen no? Jajaja Un besito!

    ResponderEliminar
  28. A pesar de todo, o precisamente por todo, a mi sí me apetece ir a Transilvania;)
    Coincido en el cambio de enfoque romántico de las adaptaciones cinematográficas.
    Y la ambientación me encantó. Yo sí la disfruté, de hecho la he leído de nuevo este año.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  29. No lo he leído nunca y tampoco me llama especialmente la atención... Creo incluso que no he visto nunca ninguna adaptación, así que ya ves, muchas expectativas de leerno no tengo jejeje
    Saludos.

    ResponderEliminar