El lejano país de los estanques, de Lorenzo Silva






Título: El lejano país de los estanques
Autor: Lorenzo Silva
Editorial y año: Destino, 2001 (1998)

El cuerpo desnudo de una joven austriaca pende atado de las manos en un chalet mallorquín. Ni los signos de violencia, ni la pestilencia de una muerte estival ocultan su inquietante belleza. En Madrid, la Guardia Civil confía el caso al experimentado sargento Rubén Bevilacqua, o «Vila» para sus compañeros, ex-psicólogo desempleado para quien Jung era sólo un aficionado, y a la inexperta agente Virginia Chamorro, cuya eficacia policiaca será puesta a prueba por primera vez. De incógnito entre nudistas teutones, turistas desenfrenados y mafiosos locales, Bevilacqua y Chamorro se adentrarán en el reverso oscuro de una apacible urbanización mallorquina tratando de desentrañar los últimos días de la joven asesinada.


El premio Planeta de este año ha caído en las manos de unos de los grandes escritores contemporáneos de novela negra. De este modo, la pareja protagonista de su famosa serie policiaca, Bevilacqua y Chamorro, pasa a formar parte de un selecto grupo de encumbrados investigadores. Dado que yo todavía no había leído a Lorenzo Silva, me ha parecido más acertado adentrarme en el primer libro en el que aparecieron los célebres agentes; de ahí ha surgido mi lectura de El lejano país de los estanques, una novela que atrapa tanto por la trama como por el estilo del autor.

En el chalet de una lujosa urbanización mallorquina aparece, colgado de un travesaño, el cadáver de una joven turista austriaca. La policía local se ve incapaz de esclarecer los hechos que llevaron al crimen, así que recurren a Madrid. De allí saldrán Bevilacqua, un sargento de la Guardia Civil, y Chamorro, una agente aún inexperta. Esta curiosa pareja se internará en el ambiente nocturno de Mallorca para lograr comprender quién y cómo llevó a cabo el homicidio. Lo que a priori podría parecer un caso claro y sencillo acaba convirtiéndose en un complicado engranaje que gira alrededor de la figura de la muerta, cuyos turbio carácter y excepcional belleza a nadie dejaban indiferente.

No deja de asombrarme, cuando leo una novela de misterio, la maestría con que los autores son capaces de hilvanar una investigación policial. No solo ofrecen un relato pormenorizado sobre los pasos que los investigadores van siguiendo, sino que juegan al despiste con el lector a base de giros argumentales y pistas falsas. Todo lo anterior sucede en El lejano país de los estanques, libro en el que Lorenzo Silva deja claras sus innatas habilidades como narrador de novela negra. Ya comenté una vez que a menudo me confunden las historias de este tipo, porque soy incapaz de obtener conclusiones por mí mismo ni de ver venir la resolución final, pero esta vez el autor lo ha suplido con unos ingredientes magníficos que me han conquistado sin remedio.

El estilo del autor, en primer lugar, me parece extraordinario. La prosa, rica e impecable, y los diálogos, frescos y naturales, favorecen en todo momento a la agilidad de la novela y al ritmo de acción, el cual no decae en ningún momento. No puedo obviar, por otro lado, el magnetismo que irradia la pareja protagonista; no en vano se han convertido ya en personajes de culto. Tanto Bevilacqua como Chamorro entrañan, en sendas formas de ser y de ver su profesión de militares, un factor de originalidad que los aleja de los moldes con que suelen estar tallados la mayoría de policías o detectives. El escenario del caso, por último, es un enclave novedoso que aporta un toque muy especial.

Una vez he terminado El lejano país de los estanques, comprendo a la perfección el buen número de críticas favorables que rodea la saga policiaca de Lorenzo Silva. No me sorprende, pues, que la séptima entrega de la serie se haya alzado con el famoso galardón. Estoy convencido de que desde Planeta han tenido a bien reconocer tanto la influencia del escritor madrileño como los elementos tan interesantes que forman parte de sus libros. No me parecería inverosímil verme leyendo La marca del meridiano cuando le llegue el turno, aunque entonces hayan pasado unos cuantos años.

23 comentarios:

  1. Tengo que ponerme con este autor,que aún no he leído nada de su obra..y según leo este libro en concreto no tiene desperdicio.

    ResponderEliminar
  2. No he leído nada del autor y, sinceramente, antes del premio ni lo conocía, pero parece que es un escritor al que vale la pena leer. No me queda más remedio que tenerlo en cuenta para el futuro. Muy buena reseña, 1beso!

    ResponderEliminar
  3. Todavía no me he estrenado con este autor pero tengo muchas ganas de probar, todo el mundo me lo recomienda y además la novela negra me encanta
    besos

    ResponderEliminar
  4. He leído todas las entregas de esta serie salvo las dos últimas que, no obstante, tengo en casa a la espera. Por eso, imaginarás que me gusta mucho.
    Me gusta tanto el estilo del autor, como las historias que imagina como la curiosa pareja Bevilacqua_Chamorro. Yo, raramente recuerdo los nombres de los protagonistas de las nvoelas que leo pasados unos cuantos días, pero éstos no se me olvidan, tienen entidad propia.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Me he leído unas cuantas de la serie aunque no por orden (para estas cosas soy un poco desastre), así que ésta me gustó pero prefiero La niebla y la doncella y La reina sin espejo. Fuera de al serie, leí La flaqueza del bolchevique que no me gustó mucho.
    Besitos y feliz miércoles.

    ResponderEliminar
  6. No he leído nada de este autor pero, visto lo visto, habrá que ponerle remedio porque el libro tiene una pinta estupenda. La cuestión es saber cuándo le llegará el turno.
    En fin, ahí esta la recomendación para cuando baje un poco la pila de libros pendientes.
    Musus.

    ResponderEliminar
  7. Silva que gusta mucho. De la serie negra he leído tres no seguidos y este primero no lo conozco, pero no me importaría nada leerlos todos y el que ha ganado el planeta de momento ya he leído alguna opinión muy positiva. Me gusta mucho el estilo de este autor y los personajes de Bevilacqua y Chamorro me caen muy bien.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. De Lorenzo Silva leí El alquimista impaciente, que me gustó mucho, y La reina sin espejo, que me gustó pero no tanto como la otra, y nada más, pero es una saga que siempre tengo en mente porque me gusta mucho su estilo y la pareja protagonista es de esas inolvidables. Al final irán cayendo todos los de la serie, aunque tardemos, como tú dices, unos cuantos años.

    ResponderEliminar
  9. No me he estrenado aún con este autor, y no por falta de ganas. Desde luego cuando me anime será con esta obra, que tengo ganas de conocer a este par de agentes.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  10. Todavía no he leído nada de este autor, creo que tardo...

    Besotes

    ResponderEliminar
  11. De este autor solo he leído "La flaqueza del blochevique" y no puedo decir que sea uno de mis autores favoritos. De todos modos quiero repetir con él, pero quizás con el libro por el que le han dado el Planeta. Un beso

    ResponderEliminar
  12. Me gusta bastante esta 'saga' he leído dos o tres libros de ella. Creo que este fue uno de ellos, pero no lo recuerdo bien: fue hace unos años. Me alegro de que te haya gustado, otro libro más en el que coincidimos en nuestra valoración.

    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Yo soy de las seguidoras de la saga. Me gusta mucho el perfil de la pareja protagonista y el realismo que irradian sus libros.
    Besos

    ResponderEliminar
  14. No he leído nada de este autor pero creo que cuando me ponga también empezaré por el principio. Así es como deben empezarse las cosas, ¿no? La verdad es que tampoco había leído demasiado en blogs sobre la obra del autor así que lo tendré en cuenta a partir de ahora. Se podría decir que me has descubierto a Lorenzo Silva, jaja.

    Un beso!

    PD: ¿has visto que en mi blog ya pongo el traductor al final de la reseña?? ;-)

    ResponderEliminar
  15. He leído muy poco de esta autor. Hay algunos autores que me dan mucha pereza.

    ResponderEliminar
  16. De este autor solo he leído la serie de Bevilacqua, que te recomiendo...
    Besos,

    ResponderEliminar
  17. Fíjate, he regalado algún que otro libro de Lorenzo Silva, pero todavía no he encontrado el momento en mis lecturas para descubrir sus novelas. Así que seguiré tus pasos y anotaré este título, primero de la serie, para la próxima vez que pase por la biblioteca. ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  18. Pues aún no me he estrenado con Lorenzo Silva, cosa que con esta muy buena reseña, hace que me pongas los dientes largos, para variar. Como bien dices, a ver si dentro de unos años puedo leer algo de su obra. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  19. Yo tampoco he leído nada de este autor. A partir del premio de este año por lo menos tendremos el nombre en la cabeza para iniciarnos con él. Si lo hago, haré como tú empezaré por la primera entrega.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. Las tengo en casa a la espera de ser leídas poco a poco aunque se que no me van a defraudar.

    ResponderEliminar
  21. No he leído nada del autor y la verdad es que la novela policíaca no va demasiado conmigo así que no estoy muy segura de que algún día lea alguna novela suya... Besos

    ResponderEliminar
  22. qué ganas tengo ya de leer a Lorenzo Silva!!! Por cierto, aprovecho para decirte que me he terminado hace unos días Los días del arcoíris y me ha gustado mucho!!! :) un abrazo!!!

    ResponderEliminar
  23. Me alegro que te hayas enganchado a esta saga de picoletos porque esta realmente bien. De todos ellos el que mas pesado se me hizo fue La reina sin espejo quizas porque es el mas introspectivo de Bevilacqua y las parrafadas con sus pensamientos ocupaban mas de la mitad de la novela.

    ResponderEliminar