La grieta, de Doris Lessing






Título: La grieta
Autora: Doris Lessing
Traductora: Paula Kuffer
Editorial y año: Lumen, 2007

Imaginen una costa escarpada, donde las olas del mar lamen unas rocas antiguas; ahí, tendidas entre el agua y la piedra, yacen unas hembras que nunca han conocido varón. Tienen su propio lenguaje y sus ritos ancestrales, pero viven en un mundo sin tiempo, sin dueño, y es la luna quien las fecunda. Dejemos ahora que una de ellas se aleje de la costa y se adentre en un valle hasta descubrir a unos seres extraños, parecidos a las hembras pero con el pecho liso y un pedazo de carne en forma de blando punzón bailando entre las piernas... Así es como un patricio romano intenta describir los primeros días de vida en la tierra, una época de la que le han llegado unos pocos testimonios deslavazados. El hombre se pregunta cómo aprendieron a convivir nuestros ancestros e imagina sus primeros encuentros, las peleas, los reproches, el deseo de tocar y penetrar cuerpos nuevos, hasta llegar a ese primer gesto de ternura que nos definió para siempre como seres humanos.


Los premios Nobel de Literatura y yo no nos llevamos bien. Es un hecho. Cuando leo una novela de un autor al que han entregado el galardón, mi opinión del libro en cuestión suele ser negativa. Así me ha sucedido con Camilo José Cela, Hermann Hesse o William Golding, por citar tres de los más célebres. El premio me permite conocer a escritores para mí desconocidos y no deja de ser curioso cómo la mayoría de estos no casa con mis gustos como lector. Perseverante -o terco- que es uno, siempre intento elegir aquellas novelas que más me llaman, como La grieta, de Doris Lessing, a ver si rompo la maldición, pero no hay manera. No, el libro del que os hablo hoy me ha aburrido tanto que en un par de horas lo habré olvidado del todo, lo cual dice muy poco en favor de la historia y del estilo de la autora.

Nos encontramos en una tierra inhóspita y desconocida, con el mar como frontera. Allí, unos seres femeninos, a modo de habitantes de la mítica Lesbos, jamás han conocido varón, puesto que es la Luna quien las fecunda. Una de las hembras emprende un viaje hacia el interior y encuentra a unos seres parecidos a ella pero con dos diferencias: tienen el pecho plano y entre las piernas les cuelga un trozo de carne blanda. Todo ello no es más que la imaginación de un patricio romano, quien intenta ofrecer una descripción de los primeros días de vida en nuestro planeta. El autor nos conduce, a través de la narración, al desarrollo de las uniones entre los seres, al inicio de los enfrentamientos, al despertar sexual de nuestros antepasados y al nacimiento de las emociones y sentimientos humanos.

La maldición no tiene intención alguna de remitir. De nuevo, mi acercamiento a un premio Nobel me deja con una sensación de profundo tedio y gran indiferencia. A pesar de que el argumento de La grieta me parecía muy interesante, dado que en cierto modo Doris Lessing se propone contar el comienzo de las relaciones humanas, la evolución de la historia no hace justicia al atractivo y a la originalidad de la sinopsis. Nos encontramos ante un relato inestable, con un ritmo lento y denso. Si bien el comienzo resulta esperanzador y prometedor, al cabo de unas pocas páginas la novela pierde frescura y se convierte en una sucesión de párrafos inconexos que nos alejan, aún más, de los protagonistas. Estos, además, se nos antojan tan irreales y extraños que no podemos sentir ninguna empatía para con ellos.

El estilo de la autora no me ha convencido porque una y otra vez da vueltas en torno a las mismas ideas; tantas repeticiones entorpecen la lectura y hartan al lector. Me da la impresión de que formula preguntas cuya respuesta sabe que no conoce y, por esa razón, evita esbozar un relato directo y divaga una y otra vez. A lo largo del libro, por otro lado, se intercalan párrafos que protagoniza el patricio romano y que nada tienen que ver con la historia principal. Esos cambios no responden a ninguna motivación concreta y son, para mí, la prueba de que a la escritora se le fue de las manos la novela, de que no supo cómo hilvanar, continuar ni finalizar la trama, como si la única manera de llegar a una salida fuera escribir y escribir sin brújula ni meta u objetivo definidos. Una narración verdaderamente caótica.

Ay. No me gusta ni me parece fácil redactar una reseña sobre una novela que me ha gustado tan poco, pero me parece tan útil como necesario, ya que de lo contrario los blogs estarían únicamente repletos de opiniones favorables y no reflejarían la realidad. En mi opinión, La grieta es una lectura olvidable en la que Doris Lessing se ha dejado llevar, en demasía, por un planteamiento original que no ha sabido aprovechar. Admito mi admiración por la idea de la que parte la novela, pero también expreso mi decepción por el desarrollo falto de coherencia y cohesión que experimenta el argumento. Aunque eso nunca se sabe, me cuesta valorar la posibilidad de dar una nueva oportunidad a la autora, dada la apatía que me ha transmitido este libro.

30 comentarios:

  1. Una gotita ... sólo?? Uff.. pues paso... :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ES EL UNICO LIBRO QUE NO HE SIDO CAPAZ DE ACABAR. REPETITIVO HASTA EL HARTAZGO.

      Eliminar
    2. Yo voy por el mismo camino. Y mira que era interesante la propuesta.

      Eliminar
  2. Pues vaya decepción ¿no? A mi me suele ocurrir lo mismo que a ti con los premios Nobel....bueno y en general con cualquier premio. Lo primero es que pienso que están muy politizados y lo segundo, que sacan cada cosa rara por ahí...

    A juzgar por la sinopsis, esta novela prometía, pero con tu reseña desde luego me echo para atrás. Opino igual que tú: si una novela no gusta es útil decirlo. Gracias por la reseña. Besitos!

    ResponderEliminar
  3. Hala!! Tenemos sequía. Por la reseña entiendo de qué tipo de libro se trata, así que gracias por ahorrarnos la decepción de intentar leerlo. A mí Doris no me gusta tampoco, intenté El cuaderno dorado y es un poco de lo mismo. Y aunque soy la primera en defender a las mujeres, el feminismo me parece igual de malo que el machismo, lo importante es el respeto y la igualdad. Lo del premio Nobel es así, son escritores que sólo entienden un puñado de suecos.
    Besitos y feliz jueves.

    ResponderEliminar
  4. A mí el que me gustó mucho de esta autora fue "Diario de una buena vecina",este que reseñas hoy no me llama demasiado
    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Pufff coincidimos con esta Premio Nobel. De hecho, el único libro que no he llegado a terminar desde que sé leer fue "El cuaderno dorado" de esta misma autora.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. No me lo anoto...por lo que dices, creo que se me haría muy árido...
    Un beso!

    ResponderEliminar
  7. Pues creo que no me animo a leerla con esa gotita solitaria, pero lo de los premios pasa, también desconfío de los galardones, aunque me animo con algunos, y me parecer fantástico que reflejes lo que no te gusta por igual, no es fácil escribir reseñas así pero sí es tan realista, como cuando consiguen encandilarte. Besos

    ResponderEliminar
  8. Me da la sensación de que a ti te pasa con el Nobel como a mí con el Planeta, es raro que alguno me parezca merecedor de ese premio. No he leído nada de esta señora pero desde luego me has quitado las ganas, no estoy para libros repetitivos que incidan una y otra vez sobre la misma idea. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Vaya chasco, a mi también me suele pasar, que a esta gente tan reconocida no les pillo el punto. La última vez me pasó con Vargas Llosa, que me leí El sueño del celta con el nobel calentito y me abirrió soberanamente.
    Espero qeu tu próxima lectura sea más provechosa.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Hola! Muchas gracias por la opinión. Tanto si gusta una novela como si no, es bueno decirlo. Comparto la misma opinión que tú.
    Gracias!

    ResponderEliminar
  11. A mí me pasó como a ti con este libro, que no me gustó, no me convenció esta historia. Besos.

    ResponderEliminar
  12. Puff, parece de esos que cuesta acabar. Gracias por la reseña y la graciosa sinopsis.
    Saludos

    ResponderEliminar
  13. ¡Vaya! Primero, tienes agallas para expresar sinceramente tu opinión de una autora con tanto renombre. No te extrañe que te lluevan comentarios negativos anónimos en los próximos meses. Me gusta que digas lo que piensas, tus reseñas adquieren mucha más credibilidad.
    Yo estaba tanteando por si me animaba con esta autora. Consideré leer esta novela pero nunca me atreví. Tengo claro que si leo algo de ella, no será esta.

    Besos.

    ResponderEliminar
  14. Yo no he leído muchos premios Nobel, sólo a Vargas Llosa y a Cela y me ha pasado lo mismo que a ti. No he acabado de pillarles el punto por ningún sitio. Será que estamos malditos con este tema como bien dices. A esta autora la dejaré pasar, por el momento :)

    UN beso shakiano!!

    ResponderEliminar
  15. Empecé hace años "El cuaderno dorado" y no conseguí cogerle el punto así que no lo terminé, de modo que no me apetece mucho de momento volver a intentarlo con la autora. Besos

    ResponderEliminar
  16. No todos los libros tienen que gustarnos.. entonces ese nerviosismo incial al emprender una lectura no tendría sentido. No conocía esta obra pero sí recuerdo vagamente haber leído algo de esta autora, aunque ahora no caigo en el título. En fin, un libro más que aunque no haya sido del todo gustoso no por eso no cumple un papel importante.

    ResponderEliminar
  17. Gracias Xavi!
    No es que esta autora sea santo de mi devoción así que creo que este libro lo dejaré pasar :)

    ResponderEliminar
  18. No conocía la novela, pero tampoco me llama.

    Paso a decirte que te he elegido para una campaña en mi blog:
    http://paginasromanticas.blogspot.com.es/2012/12/final-del-sorteo-y-campana-de-incentivo.html

    Feliz fin de semana!

    ResponderEliminar
  19. Ains, Xavier, a mi también me ha tocado hoy hacer una reseña negativa y no es nada fácil, pero como bien dices, es necesario, que si no los blogs se llenan de buenismo, sirviendo de poco para realmente elegir buenas lecturas. A mi me gustaría leer alguna obra de la autora, por conocer como escribe, pero desde luego, esta novela no será nunca una opción. 1beso!

    ResponderEliminar
  20. Menos mal que haces una reseña negativa de alguno porque sino me veo con una lista de pendientes mas larga que la cola del paro.

    Besitos

    ResponderEliminar
  21. No me gusta nada el argumento y lo que nos cuentas me echa más atrás a la hora de leerlo, así que nada, un libro que descarto ya mismo.
    Musus.

    ResponderEliminar
  22. Pufff. Yo cuando me aburren tanto los termino abandonando. Tu al menos lo has acabado...
    Besos

    ResponderEliminar
  23. Vaya, pues es una escritora con la que me quiero estrenar, aunque es otro el título que tengo en la estantería. Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  24. Tengo "Canta la hierba",el primer libro de esta mujer esperandome desde hace tiempo;me pasa como a tí,me crea rechazo tan solo el hecho de ser una premio Nobel.No se si algun dia...
    Saludos

    ResponderEliminar
  25. Vaya, creo que es la primera reseña negativa, por así decirlo, que leo tuya. La verdad es que no acaba de convencer ya de por sí el libro y con tu opinión, pasaré. ¡Gracias por la reseña!
    A ver si con el siguiente tienes más suerte ;)

    Patri

    ResponderEliminar
  26. Seamos sinceros: hay ciertos libros que parecen escritos para la crítica, no para los lectores.

    ResponderEliminar
  27. No he leído a ningún premio Nobel, así que no puedo saber si me gustan o no, pero viendo tu opinión, y que realmente a mí la sinopsis del libro no me atrae para nada, ya sé que "La Grieta" de Doris Lessing no lo voy a leer.
    Besos!

    ResponderEliminar
  28. No me gustó nada. Lo terminé como un acto de voluntad, pero me aburrió soberanamente. He leído otro libro de la autora y tampoco me entusiasmó, aunque, al lado de éste, era como para dar saltos de alegría...

    ResponderEliminar