Arroz de Palma, de Francisco Azevedo






Título: Arroz de Palma
Autor: Francisco Azevedo
Traductora: Ana Belén Costas
Editorial y año: Espasa, 2013

Había una vez un arroz que fue plantado en la tierra, caído del cielo y recogido de entre las piedras, un arroz que no se pasaba nunca que llegó de lejos de la mano de tres jóvenes llenos de ilusiones y sueños… Arroz de Palma es la historia de una familia, la de José Custódio y Maria Romana, emigrantes en Brasil a principios del siglo XX. Durante la preparación de la fiesta para celebrar el centenario de la boda de José y Maria, su hijo mayor, Antonio, ya un abuelo, repasa las vidas de sus padres, de su tía, de sus hermanos, de sus hijos y nietos y, por supuesto, la suya. Antonio sabe que la familia es un plato de compleja elaboración y que la felicidad se cocina día a día. Pero ellos tienen un ingrediente secreto: el arroz de la tía Palma, cuya magia se extiende más allá del fuego y del tiempo.


Brasil y Portugal son dos países con los que tengo cuentas pendientes. Literariamente hablando, claro. Son pocas las novelas que he leído ambientadas en esas regiones -quizá ninguna, más allá de algún viaje ocasional de ciertos protagonistas-, por lo que la asignatura pendiente, sumada a mi pasión por las sagas familiares, es el desencadenante de que me haya lanzado a la lectura de Arroz de Palma, una de las novedades de Espasa para este primer mes del año. Dado que la publicación es muy reciente, me acerqué a ella con pocas expectativas, y debo decir que el resultado me ha conquistado irremediablemente. Francisco Azevedo ha tejido la historia de una familia inolvidable que me ha recordado a las grandes obras del maravilloso realismo mágico. ¿Quién dijo que este movimiento había muerto?

José Custódio viaja, junto a su mujer Maria Romana y a su hermana Palma, a Brasil. Abandona, así, su Portugal natal y se instala en el país suramericano a principios del siglo XX. Cien años después, Antonio, el hijo mayor del matrimonio, rememora la historia de su familia a través de las diferentes generaciones que han ido alterando su vida. Todo comienza con José y Palma, dos hermanos muy diferentes entre sí unidos por el cariño que ambos sienten hacia Maria Romana, la esposa de él. Una vez en Brasil, la familia empieza a crecer y la pareja tiene cuatro hijos, cuyas personalidades son también muy alejadas unas de otras. Las aventuras que Antonio nos contará durante la preparación del centenario de boda de sus padres nos pintan el retrato de una familia que tuvo el amparo del mágico arroz de la tía Palma, el ingrediente indispensable para preparar la receta de su propia estirpe.

El primer aspecto que llama la atención en Arroz de Palma es el estilo del autor. Con una prosa directa, un tanto telegráfica y hasta intimista, Francisco Azevedo narra, con una voz impecablemente desprovista de accesorios innecesarios, la historia de una familia entrañable. La sinceridad y la cercanía de la narración nos permiten acceder a los entresijos de las diferentes generaciones y a asistir a un relato apasionante del que jamás querríamos despedirnos. Los diferentes saltos en el tiempo que aliñan la trama, por otro lado, suponen un simpático reto que no hace sino acrecentar la empatía que sentimos con los diferentes personajes; en especial con Antonio, el narrador, quien se convierte en nuestro brillante confidente literario y en el abuelo, padre o hijo que todos desearíamos tener.

La fuerza de los personajes, como debe ser en una novela de estas características, es absolutamente arrolladora. Los diferentes protagonistas desprenden un halo de magnetismo que nos acompaña durante toda la lectura y que permanece con nosotros una vez terminado el libro. Las relaciones que unen a los familiares, además, son de gran interés y ejemplifican los vínculos y las desavenencias que todos hemos experimentado alguna vez. A través de una novela plagada de metáforas culinarias -no en vano se nos dice que la familia es un plato de compleja elaboración-, renace el espíritu del realismo mágico, uno de los movimientos literarios que más me llena y complace como lector. El elemento que el autor ha elegido para ese toque sobrenatural me parece tan acertado como deliciosamente evocador.

Nos hallamos ante la receta para preparar una familia: una base de amor, una pizca de alegría, un par de cucharadas de ilusión, dos terrones de comprensión y una tacita de arroz mágico. Si no disponéis del arroz de la tía Palma, podéis cambiarlo por aquel ingrediente que os aporte fantasía y seducción. La ópera prima de Francisco Azevedo es un canto a la vida, a la familia, a las uniones, con un telón de fondo gastronómico. Arroz de Palma es, asimismo, una novela que hay que paladear, para disfrutar con las aventuras relatadas, degustar así toda su esencia y saborear su jugo. Un plato único que os saciará el apetito con buenas historias y que os dejará más que satisfechos. La cuenta, por favor.

38 comentarios:

  1. Lo tengo pendiente y en pocos días me pondré con él.

    ResponderEliminar
  2. ¡Buena reseña! Sin embargo, es un libro que no me resulta atractivo y en vista de todo lo que tengo pendiente creo que se quedará sin leer, al menos por el momento. Feliz fin de semana

    ResponderEliminar
  3. Me ha encantado la reseña y el libro, lo añadiré a mi infinita lista de libros pendientes.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Me ha encantado tu reseña! Creo que si a ti te ha gustado a mi también, razón de más para que me alegre de que próximamente vaya a leerla :D

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Qué bien poder leer una reseña de este libro, ya que dentro de poco me pondré con él y quería saber las impresiones que estaba despertando. Ya te contaré que me parece a mi, mientras solo puedo felicitarte por tu reseña que sin duda hace que me apetezca más su lectura. Besos

    ResponderEliminar
  6. Pues yo al igual que Blair, pronto lo leeré y parece que me gustará, ya se verá ;D Gracias por la reseña

    ResponderEliminar
  7. Probablemente me equivoque pero el tema me suena a "como agua para chocolate"...que no me gustó nada. Mira que me gusta lo de las sagas familiares pero mezcladas con comida no me acaban de atraer. Por esta vez lo dejaré pasar. Gracias por la reseña. Besitos!

    ResponderEliminar
  8. Me gustan mucho las sagas familiares así que supongo que caerá pronto :)
    Besos!

    ResponderEliminar
  9. Me alegro de que te haya gustado, en breve lo tendré en casa y, al no tener referencias de él no las tenía todas conmigo. Ahora pienso que me gustará.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Pues parece un libro muy interesante. Ya se empieza a ver bastante por la blogosfera, así que habrá que ir comparando reseñas poco a poco, pero en principio ya te digo que me atrae... ¡mucho!
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  11. Lo tuve en mis manos hace muy poco pero no me decidí a comprarlo. Ahora me arrepiento porque seguro que cae.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  12. Muy buena reseña. Se va de cabeza a mi lista

    ResponderEliminar
  13. No me acaba de convencer a pesar de la reseña tan positiva que has hecho. Tengo tanto pendiente que tengo que ser a veces demasiado selectiva, que sinó me echan de casa jajaja
    Besos!

    ResponderEliminar
  14. Me gusta mucho la portada pero no se por que pero no me llama especialmente la atencion. Aunque si a ti te ha gustado (y solemos coincidir bastante en gustos) me lo pensare ;-)

    ResponderEliminar
  15. Mil aplausos para tu reseña y libro apuntadísimo, que pensaba que iba a ser otra historia mujer que se va a casarse a otro país y bla bla bla. El realismo mágico bien construido es una maravilla.
    Besitos y feliz tormenta!

    ResponderEliminar
  16. Me ha encantado la conclusión de la reseña; pero no me acaba de llamar la atención. Creo que de momento lo dejaré pasar.

    ¡Buen fin de semana!
    Patri

    ResponderEliminar
  17. Fíjate que lo he tenido en las manos y no me llamaba nada, obviamnete he cambiado de opinión, indagaré más para decidirme. Un beso!

    ResponderEliminar
  18. Tiene muy buena pinta. Otro que voy a tener que incluir en la lista de pendientes.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  19. También aplaudo esta reseña, sensacional.
    En cuanto al libro, el hecho de que se desarrolle en Brasil me llama poderosamente la atención, pero a su vez me genera sensaciones vividas, de modo que lo apunto para más adelante, si merece la pena no quiero perdérmelo. Besos

    ResponderEliminar
  20. ay que buena pinta! aunque ya siendo saga familiar me lo había anotado, que también me gustan mucho pero después de leer tu reseña me has dejado con muchas ganas, me voy a tener que saltar mi orden de alejamiento de las novedades
    besos

    ResponderEliminar
  21. Me convenciste al decir que el libro se desarrolla entre Portugal y Brasil, dos países que me atraen mucho. Encima dices que tiene toques de realismo mágico y le das tan buena puntuación, que no me queda más remedio que llevármelo en la mochila. 1beso!

    ResponderEliminar
  22. Me ha encantado tu reseña y espero leer pronto este libro! Besos.

    ResponderEliminar
  23. Me ha recordado un poco a "Como agua para chocolate", libro que leí hace muchísimos años y que todavía recuerdo por el buen sabor de boca que me dejó, luego me cansé de realismo mágico porque leí mucho, tal vez sea hora de volver a retomarlo con este libro que nos recomiendas. Feliz fin de semana Xavier.

    ResponderEliminar
  24. Estoy deseando de que me llegue!!
    Me ha encantado la reseña, me das más ganas de leerlo =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  25. No había leído ninguna reseña del libro, y ni siquiera me había fijado en él, la verdad. Pero después de tu reseña... También son países que no he tocado demasiado en literatura, así que es un aliciente muy grande para leerlo.
    Gran reseña :)
    Besos

    ResponderEliminar
  26. Pues apuntada queda, porque también me atraen los escenarios y la historia de cariño que nos cuentas.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  27. La historia me atraía hasta que has mencionado el realismo mágico, no puedo con él así que, decididamente, lo dejo pasar.
    Me alegro que lo hayas disfrutado, más cuanto te acercaste a este título con pocas expectativas.
    Musus.

    ResponderEliminar
  28. Hoy estoy de no, Xavier. No me gusta la cocina, no soy buena cocinera ni disfruto con las comiditas, y tampoco con novelas con la comida como "plato principal". Me empalagan...
    Besines,

    ResponderEliminar
  29. Yo le tengo muchas ganas a esta novela.

    ResponderEliminar
  30. Estoy esperando que llegue a casa para saborear tan prometedor plato. Gracias por los consejos para su lectura.

    ResponderEliminar
  31. Yo tampoco he leído muchas novelas ambientadas en Brasil o Portugal. Recuerdo solamente "La fragancia de la flor del café", de Ana Veloso, que también era la historia de una familia brasileña, y me gustó. Apunto este título, aunque ya veremos para cuándo. Un beso

    ResponderEliminar
  32. este libro me llama mucho la atencion... espero poder leerlo mas adelante

    un saludo

    ResponderEliminar
  33. Estoy apunto de leer este libro, espero disfrutarlo tanto como tú! Besos.

    ResponderEliminar
  34. Gracias a tu reseña me lo sumo a mi lista de pendientes! Ya lo había visto, pero no me convencía del todo, pero ahora si!! :D
    Saluditos!
    Poulain

    ResponderEliminar
  35. Personalmente le tengo mucho miedo a las sagas familiares, por ahora no he leído ninguna. Aunque hay libros que tengo entendido que merecen realmente la pena es algo que no me termina de convencer. Un beso.

    ResponderEliminar
  36. Qué ganas tenía de leer una reseña de esta novela...me atraía por ser saga familiar.,..y viendo lo que te ha parecido...me la anoto...lo malo son los pendientes jeje
    Un beso!

    ResponderEliminar
  37. La excelente y fidelísima reseña me provoca a leer la traducción española! El espíritu del original en Portugués aí está integral. Así como hizo con en autor Francisco (Chico) Azevedo en el lanzamiento del original en Río, permita me la traductora y la reseñista tirarles unos granos de arroz crudo igual que en la boda que origina la novela!

    ResponderEliminar
  38. Parece que merece la pena, a juzgar por tu magnífica reseña.

    Un beso.

    ResponderEliminar