Una vida en juego, de Albert Salvadó






Título: Una vida en juego
Autor: Albert Salvadó
Editorial y año: Roca, 2010

Víctor Pons trabaja como jefe de seguridad del casino de La Rabassada, que se inauguraría en Barcelona con toda pompa el 15 de julio de 1911. Como responsable de la seguridad del Casino se verá enfrentado en toda su crudeza a la codicia y la locura que generan las mesas de juego. La muerte en extrañas circunstancias de un cliente del casino de origen italiano provocará que Pons tenga que hacer uso de todos sus recursos para evitar un escándalo, por lo que hace desaparecer el cuerpo. Sin embargo, lo que en principio parecía un suicidio resultará ser un asesinato y Pons se verá inmiscuido en una trama policial salpicada por la amenaza mafiosa, que le obligará a desentrañar la madeja de lo sucedido, sin darse cuenta de que hay una vida en juego: la suya.


El mejor aderezo que puede acompañar a una novela negra es, en mi opinión, una interesante ambientación en el pasado. Sin embargo, esta mezcla de ambos géneros resulta tan atractiva como arriesgada, ya que es inevitable que uno de los dos ingredientes eclipse el otro y se alce como la gran baza de la novela en cuestión. Es precisamente lo que sucede en Una vida en juego, de Albert Salvadó, una historia de misterio entretenida y algo previsible, relegada a un segundo plano por la magnífica recreación de la Barcelona de principios del siglo XX. Una ciudad emergente y moderna que destacó como cumbre de las artes y la cultura tanto catalanas como españolas y europeas.

El casino de La Rabassada, inaugurado en 1911, se alza como uno de los enclaves más emblemáticos de la sociedad barcelonesa contemporánea. El lujo y la clase que lo rodean lo sitúan en el punto de mira de las clases pudientes y de las gentes de pocos escrúpulos. Víctor Pons logra hacerse con el mando del equipo de seguridad y presencia, día tras día, los estragos que la avaricia y la lujuria desencadenan entre los jugadores. Un buen día aparece muerto un cliente italiano y Pons, convencido del suicidio del caso, decide borrar el cuerpo de la escena para evitar mayores escándalos. Cuando más tarde se descubre que, en cambio, el cliente fue asesinado, Pons será el centro de una investigación policial que incluye la influencia de la mafia italiana. Su vida, como pronto constatará, corre un grave peligro.

Como ya he anticipado, la presencia de la ciudad de Barcelona aparece como un personaje más de la novela, y quizá sea el más completo de todos. Albert Salvadó demuestra conocer muy bien la ciudad catalana y no duda en introducir diferentes escenarios que harán las delicias de los lectores que disfruten, como yo, de una buena ambientación en el pasado. Uno de los lugares más fascinantes de Una vida en juego es el propio casino de La Rabassada, un emplazamiento mágico que supo sacudir la sociedad del momento a pesar del corto período en el que estuvo en activo. A lo largo de la novela, por otro lado, se describen con maestría los sucesos más relevantes que dieron forma y nacimiento al siglo XX, tanto en Barcelona como en España y Europa, un recorrido deleitoso y bien introducido en la obra.

No obstante la excepcional reconstrucción de la capital catalana, nos encontramos ante una novela negra que peca de ingenua y previsible. La trama de misterio, que quizá tarda demasiado en introducirse, no consigue mantener el ritmo y al cabo de pocos capítulos pierde emoción al preverse la resolución de la misma. Pese al estilo agradable del autor, el lector queda tan prendido de las descripciones de la ciudad que pierde el interés con respecto al argumento principal. Quizá se trate de un error de concepto: con una ligera modificación en su objetivo final, el libro sería una excelente novela histórica. Como novela negra, en cambio, adolece de una falta de emoción que tal vez no termine de saciar el apetito de aquellos que busquen una lectura apasionante y trepidante.

La ciudad de Barcelona ejerce de la maestra de ceremonias de gran cantidad de novelas que han sabido aprovechar los innumerables rincones mágicos de la capital. Una vida en juego retrata la existencia de uno de los lugares más emblemáticos pero efímeros, el casino de La Rabassada, si bien la trama de intriga que en él se desarrolla pierde emoción en una novela negra un tanto predecible. No todas las lecturas están destinadas a marcarnos, pero lo que sí es cierto es que Albert Salvadó nos propone un viaje histórico interesante y bien llevado.

26 comentarios:

  1. Los ingredientes de los que hablas hacen muy atractiva la novela, realmente no me importaría darle una oportunidad. Aunque ya estoy advertida de que la trama de intriga queda en segundo plano.

    Un beso
    Patri

    ResponderEliminar
  2. Creo que lo voy a dejar pasar aunque el hecho de desarrollarse en los principios del s. XX, una de mis épocas favoritas, y en Barcelona, una de mis ciudades favoritas, me llama la atención pero si la trama no acompaña... Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Pues esta no me lo anoto...que una cosa que no me hace mucha gracia es que una novela negra sea previsible.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  4. No lo conocía pero tal y como hablas de él me parece interesante.
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Hace tiempo que lo tengo para leer y no acabo de decidirme. Por un lado, me encanta que se sitúe en Barcelona, que es donde yo vivo, eso hace que la novela te resulte mas cercana, y por otro me encantan los libros de intriga. No obstante, tomo nota de que es un poco flojilla, pero igual la voy a leer. Gracias por la reseña!

    ResponderEliminar
  6. Aixxx no acaba de tentarme..... De momento lo dejaré pasar.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  7. Me encantan las novelas negras, es lo que más leo, pero tengo bastantes en mi lista que me atraen más, así que creo que de momento no la apunto. Un beso

    ResponderEliminar
  8. Cada día me gustan más las novelas ambientadas en otras épocas y esta lo hace en una época y escenarios de lo más atractivo. Es una pena que como novela negra sea tan floja.

    ResponderEliminar
  9. Una pena, porque se me estaba haciendo la boca agua con lo de la ambientación (me gustan las de época, las de aquella época), pero si dices que es previsible, se me esfuman todas las ganas. Precisamente el género de novela negra no debería ser nunca así.

    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Pues éste no termina de llamarme aunque me gustan las novelas de misterio.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  11. Vaya, mira qué pintaba bien pero luego...da la sensación de que es una más.
    Besitos y feliz jueves

    ResponderEliminar
  12. Pues no me llama, y si encima es previsible la dejo pasar...Un abrazo!

    ResponderEliminar
  13. Esta vez lo dejo pasar no me parece que siendo este género tenga cierta predictibilidad.
    Besos

    ResponderEliminar
  14. No me acaba de llamar la atención... las novelas de misterio últimamente me apetecen poco leerlas.
    Besos!

    ResponderEliminar
  15. A mi tampoco me llama demasiado esta vez, creo que lo voy a dejar pasar y ... mi bolsillo te lo agradece profundamente
    Besos

    ResponderEliminar
  16. Pues que lástima que sea previsible, sino seguro que sería una muy buena novela. Por eso de momento la dejo pasar. Besos.

    ResponderEliminar
  17. Lo que cuentas de la ambientación me gusta: siempre es un placer disfrutar de la Barcelona literaria, pero no me atrae lo suficiente como para unirlo a la lista. 1beso!

    ResponderEliminar
  18. Pues me parece que esta vez no me dejo tentar, que lo de que sea previsible...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  19. Qué pena que sea previsible. Lo que más me gusta de la novela negra es precisamente la sorpresa, la intriga... esta vez la dejaré pasar.

    Un beso shakiano!!

    ResponderEliminar
  20. Tiene buenísima pinta. Una pena que la trama sea predecible.

    ResponderEliminar
  21. Eso es lo malo, el mezclar ingredientes de la novela negra de antaño con los nuevos elementos que se van introduciendo en la época actual. De todas formas, si logra esa recreación tan adecuada, pese a que el final sea previsible y haga decaer el interés por la misma, la tendría en cuenta porque también hay otras que tienen la trama muy bien trabajada pero te encuentras con un final que echa todo al traste y desluce el contenido de la misma. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  22. La dejo pasar porque, como novela negra, la veo falta de los ingredientes necesarios para que me atrape lo suficiente pese a que tenga una estupenda recreación ambiental.
    Musus.

    ResponderEliminar
  23. No lo conocía, aunque no tiene mucha puntuación, tomo nota de él, pero sin prisa... ;D

    ResponderEliminar
  24. Hmmm... En principio le veía buena pinta pero después de leer tu reseña completa creo que va a ser que no: parece uno de esos libros que tratan más de describir y crear una buena ambientación que de trabajar la trama.

    ResponderEliminar
  25. Bueno, pues éste lo dejaremos pasar entonces, que tengo muchos pendientes que me atraen más...
    Besines,

    ResponderEliminar
  26. pues creo que no la deberian de dejar pasar es una excelente novela y muy bien recreada una epoca turbulenta y una ciudad magica y lo que fue el primer resort de europa ,el casino de la rabassada,a mi me gusto muchisimo.

    ResponderEliminar