El misterio de la cripta embrujada, de Eduardo Mendoza






Título: El misterio de la cripta embrujada
Autor: Eduardo Mendoza
Editorial y año: Seix Barral, 2001 (1979)

Las enigmáticas desapariciones de niñas del colegio de las madres lazaristas de San Gervasio son el punto de inicio de la aventura indagatoria que tiene como protagonista a un cliente del manicomio, quien, obligado a convertirse en investigador, se verá envuelto en toda clase de percances de los que logrará salir llevando a cabo su cometido y descubriendo una intrincada farsa de gente pudiente. Una farsa burlesca y una sátira moral y social que tiene sus raíces últimas en la picaresca y en el modelo cervantino.


Hay ocasiones en que, como lectores, nos dejamos arrastrar por una más que absoluta terquedad. El hecho de que un autor no logre convencernos con según qué novela no impide que, a veces, queramos darle una segunda, o incluso tercera, oportunidad. Tras el tedio que sentí con la historia de Sin noticias de Gurb y la decepción parcial que me llevé con La ciudad de los prodigios, me vi con ganas de probar de nuevo con un libro de Eduardo Mendoza. El afortunado -o no tanto- ha resultado ser El misterio de la cripta embrujada, que me ha gustado un poco más que mi anterior experiencia con el autor barcelonés. No era tan difícil, sin embargo. Quizá la próxima me deleite ya del todo.

En un colegio de monjas del pudiente barrio de Sant Gervasi ha desaparecido una de las alumnas, un suceso que guarda una extraña relación, y un asombroso parecido, con otro que ocurrió años atrás. Uno de los pacientes de un manicomio barcelonés será el encargado de llevar a cabo la investigación para ganarse, así, la anhelada libertad del centro. Al dar los primeros pasos por esclarecer el caso, el loco verá cómo detrás de las desapariciones reside una compleja trama que salpica a gente influyente y poderosa de la sociedad de la capital catalana. ¿Logrará un hombre que está supuestamente desequilibrado sacar a la luz toda la verdad o las enfermedades mentales que, dicen, lo aquejan le impedirán actuar con presteza e inteligencia?

Nos encontramos ante una sátira con todas las de la ley. El misterio de la cripta embrujada es a la novela de misterio lo que El Quijote era a los libros de caballerías: una burla irónica y aguda que ahonda en los puntos débiles del género. Eduardo Mendoza elabora una sabia crítica y, al lanzarse a la escritura de una novela de misterio, deja en un curioso segundo plano el caso en sí. Me ha dado la impresión de que la investigación de lo sucedido es menos importante que la aventura personal del protagonista. Se trata de una vuelta de tuerca que pone del revés este tipo de historias y que me ha parecido un acierto. El ritmo apresurado con el que se desarrolla la acción, además, es otro elemento que resalta la naturaleza misma de la denuncia que trama el autor. 

Más allá del perfil original y curioso del protagonista, el humor de la novela está presente en la narración misma y en el habla del personaje principal: un discurso enrevesado, rimbombante y culto que no casa, en absoluto, con la idea que a priori pudiéramos habernos hecho del loco. Pese a la simpatía que rodea el estilo culto y un tanto pedante, el tono de la novela es un arma de doble filo. Sí, porque habrá a quien le parezca que las expresiones eruditas constituyen una traba para el buen seguimiento de la historia. A mí el sentido del humor de la historia me ha agradado pero no lo suficiente para hacerme reír, como le ha sucedido a mucha gente, pero aprecio la riqueza lingüística presente en la obra.

La naturaleza subjetiva del humor impide que todos los lectores lo pasemos bien, o que incluso soltemos alguna que otra carcajada, con una novela en cuestión. Ya avanzo que ningún libro ha logrado hacerme reír, como mucho he esbozado alguna sonrisa, más o menos débil. El misterio de la cripta embrujada es una lectura agradable cuyo sentido del humor no me ha calado hondo. La tercera oportunidad que doy a Eduardo Mendoza me ha dejado un regusto un tanto agridulce pero sustancialmente mejor que mis anteriores experiencias con el escritor catalán. Desde aquí os agradecería, si sois seguidores de la obra del autor, que me recomendarais aquella novela que, por fin y según vuestro criterio, podría llevarse mi admiración más sincera y completa. ¿Os atrevéis a darme algún título? Sin miedo.

38 comentarios:

  1. Hola: lo leí cuando estaba en el colegio y entonces me gusto bastante, después he leído alguna más y no me han disgustado, pero de las trama apenas me acuerdo.

    ResponderEliminar
  2. No me llama mucho la atención, así que lo dejaré pasar.
    Besitos ^^

    ResponderEliminar
  3. Xavier.. ¡¡qué alegría leer tu reseña!! Me leí este libro porque todo el mundo hablaba muy bien del autor (no lo dudo) y de este libro. Pensé que sería un gran acierto elegirlo y me llevé un chasco. No me resultó tan divertido como esperaba y, como me suele ocurrir, pensé que era cosa mía. Ya veo que no es así. Para mí es un libro que esta bien pero sin lanzar las campanas al vuelo. Besos

    ResponderEliminar
  4. No lo conocia y no me llama mucho, lo dejaré pasar

    ResponderEliminar
  5. Ese era un libro de los que recomendaban en el instituto! Nunca me decidí a leerlo, quizás porque el título me sugería una historia de miedo, o algo así. Sólo he leído del autor Sin noticias de Gurb, que, aunque no me disgustó, me dejó fría (creo que ha envejecido muy mal), pero son tantas las recomendaciones que me han hecho de su obra que tendré que darle otra oportunidad, aunque dentro de muuucho tiempo, me temo! 1beso!

    ResponderEliminar
  6. Vaya... yo tengo este libro pendiente desde hace tiempo, pero no le llega el momento y hace poco he adquirido "La ciudad de los prodigios" precisamente... Y me echa un poco para tras tu reseña... y tus opiniones de las anteriores. Nunca he leído a Mendoza.. Cuando me anime ya os contaré! :-)
    Besos!

    ResponderEliminar
  7. No lo he leído y sé que en casa de mi madre tiene que rondar alguno...pero no me sé los títulos. No sé si este será uno de ellos...pero por si las moscas no me haré con el.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  8. Bueno aunque todavía no acabas de estar convencido del todo, me quedo con que cada vez te va gustando más. Yo de momento no puedo tener opinión porque no me he puesto con Mendoza todavía. Intentaré solucionarlo en la segunda parte del año.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Leí esta novela hace muchos, muchos años. Me pareció entretenida sin más. Es más o menos la sensación que me dejan el resto de las obras que he leído. Coincido contigo en que a veces nos empecinamos en negarnos con un autor después de haber leído una sola obra.

    ResponderEliminar
  10. Dicen que a la tercera va la vencida, pero creo que en cuestión de libros yo no daría tantas oportunidades.

    ResponderEliminar
  11. A mí esta y Sin noticias... me encantan. Pero fui incapaz de terminar La verdad del caso Savolta.

    ResponderEliminar
  12. Este libro lo lei hace muuuuuuuucho tiempo y recuerdo que me lo ventile en una tarde. Es cortito y se lee facil. Y ademas tiene sus puntillos graciosos.

    Yo me rei mucho, pero mucho mucho, con Sin noticias de Gurb.

    Un saludo ;-)

    ResponderEliminar
  13. No he leído nada del autor, pero por lo que dices, si algún día decido darle una oportunidad, comenzaré con éste. Referente al sentido del humor, creo que sí podría ser un problema para mí... soy bastante especial para eso :)
    Besos y gracias por la reseña ;)

    P.D Estaré atenta si decides darle una oportunidad a algún otro :D

    ResponderEliminar
  14. No me entiendo yo con este hombre, ¡qué se le va a hacer! Tampoco me llama mucho el estilo así que lo dejaré pasar.
    Besitos y feliz martes

    ResponderEliminar
  15. Solo leí Sin noticias de Grub, aún me queda por leer de Mendoza, pasaré a ver que se recomienda, ya que esta no me ha convencido. Besos

    ResponderEliminar
  16. Pues este fue el primer libro que leí hace muchos años de este autor y como llevaba las expectativas bajas, pensando que igual era un rollazo me gustó mucho y sí que me hacían gracia las situaciones rockambolescas en las que se veía el prota. Tengo alguno más pendiente de leer del autor perteneciente a más aventuras de este protagonista. Pero sí tengo leído Riña de gatos que no tiene nada que ver, y me pareció muy bien escrito pero me esperaba más y a ratos me aburria. Es todo lo que te puedo comentar al respecto. Besos.

    ResponderEliminar
  17. Yo leí los dos libros (El misterio de la cripta embrujada y Sin noticias de Gurb) hace muchos años. Y me gustaron mucho ambos.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  18. Todavía no he leído nada de este autor, sus libros no terminan de resultarme atractivos aunque por otro lado sí tengo curiosidad, creo que de probar sería con algún otro título, este no me atrae tanto
    besos

    ResponderEliminar
  19. Curiosamente uno de los pocos autores que me ha hecho reír en algún momento ha sido Eduardo Mendoza. Sin noticias de Gurb me gustó mucho la primera vez, pero lo releí hace no demasiado y me quedé un poco chafada con el resultado. Sin embargo con la que más me reí (y aún así no me atrevo a recomendarla porque es un sinsentido total) es El último trayecto de Horacio Dos, también de este autor. Hubo un par de partes que me hicieron reír a carcajadas.

    En fin, parece que poco a poco vas haciendo las paces con el autor...

    Besos!

    ResponderEliminar
  20. Por desgracia, Mendoza es un autor al que reconozco lo hace bien, pero no me termina de convencer, no sé por qué, ni en su faceta cómica ni en su faceta más seria. Dudo que repita con él.

    Besos.

    ResponderEliminar
  21. A mí no me llamó mucho. Te sigo desde ya :3

    ResponderEliminar
  22. Yo todavía no he leído nada de él, asi que llegado el momento prefiero empezar con otro título. Eso si, no sé si le daré las oportunidades que le vas dando tú. Un beso!

    ResponderEliminar
  23. Solo leí una novela corta de este autor pero ahora mismo no recuerdo el título. Mañana me paso y te lo dejo...
    Besos,

    ResponderEliminar
  24. No he leído nada de Mendoza, pero por el momento no me acaba de convencer...

    Un beso!
    Patri

    ResponderEliminar
  25. La leí en el instituto y guardo un buen recuerdo. No sé qué pensaría ahora al releerla.
    saludos!!

    ResponderEliminar
  26. Lo leí hace muchos años, y recuerdo que me resultó muy divertido, tanto éste como "El laberinto de las aceitunas", pero luego no he vuelto a repetir con el autor. Un beso

    ResponderEliminar
  27. Lo leí hace siglos y me lo pasé bien. Mendoza es ingenioso y sabe usar su palabrería para hacer pasar un buen rato al lector.
    Eso sí, me quedo con Gurb
    Besos

    ResponderEliminar
  28. Debo decir que "Sin noticias de Gurb" me encantó, me reí mucho. Pero yo tengo un humor muy fácil y me da que el tuyo es más exigente. Pese a esu la reseña me ha gustado mucho... esta semana estoy anotando muchos libros, y eso no es bueno jejejeje

    Parece que es muy original. Yo reí MUCHÍSIMO con Un amante de ensueño, de Sherrilyn Kenyon. Nótese las mayúsculas, eso sí género erótico, pero la combinación humor/obscenidad/absurdo es muy buena. ^_-

    ¡No he podido evitar apuntarme a recomednar! jeje

    venga, ¡un beso!

    -Gin-

    ResponderEliminar
  29. Pues la verdad es que solo he leído Sin noticias de Gurb y me pareció muy divertido en su día, ya hace muchos años. El resto de la obra del autor no me ha llamado la atención y no he vuelto a acercarme a él y de momento no creo que lo haga. Besos.

    ResponderEliminar
  30. Tengo un amigo que es super fan de Mendoza y siempre me recomienda que lea este libro pero yo nunca me animo así que supongo que tendré que ponerle remedio más pronto o más tarde :)
    Besotes!

    ResponderEliminar
  31. Parece que últimamente las novelas de Mendoza no atraen tanto. Yo me quedé prendado de El invierno en Lisboa, una novela negra que, para mí, es uno de mis libros de cabecera. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  32. Esto demuestra que no todo va a ser siempre blanco o negro, tambien hay otros tonos e incluso grises

    ResponderEliminar
  33. Lo leí hace años y me gustó mucho, así como El laberinto de las aceitunas. La verdad es que es un autor que suele gustarme. Leí también La ciudad de los prodigios, que me gustó mucho. Sin noticias de Gurb en su momento me reí muchísimo. Luego en una relectura no la disfruté ya tanto. Es un libro que envejece mal. Y me queda El asombroso viaje de Pomponio Flato, con el que me reí también. Y La verdad sobre el caso Savolta, una obra que destaca por su peculiar estructura. Creo que te recomendaría esta última, pero bueno, si no termina de gustarte este autor...Que tampoco es una obligación que te guste...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  34. A mi Eduardo Mendoza no me convence, así que lo dejaré pasar. Besos.

    ResponderEliminar
  35. Hasta el momento sólo he leído una novela de Eduardo Mendoza, pero me atrevo a recomendártela: "El asombroso viaje de Pomponio Flato". Fue una lectura muy amena. En cuanto a "El misterio de la cripta embrujada", lleva años rondando por casa, desde que mi hermano la tuvo como lectura obligatoria en el instituto. Al final, acabó en mi estantería. La tengo prevista como lectura de este año, así que podré comprobar todo lo que aquí nos comentas. ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  36. Lo leí en el instituto y me encantó, hace tiempo que tengo ganas de hacer una relectura, ¡no recuerdo nada de la historia!

    Un petonet

    ResponderEliminar
  37. Ya que esta novela parece que te ha gustado un poco más, pues podrías seguir con “El laberinto de las aceitunas”, “La aventura del tocador de señoras” y "El enredo de la bolsa y la vida", en todas ellas aparece el detective sin nombre de “El misterio de la cripta embrujada”.
    A mi si es un autor que me gusta bastante.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  38. Acabo de leer este libro y me ha parecido muy pobre, con un sentido del humor chabacano y burdo. Con Mendoza me pasa como a tí, que por más que le leo no consigo pillarle el truco. Salvo la primera parte de 'La verdad sobre el caso Savolta', que es excepcional, (luego la novela pega un bajón incomprensble) el resto ha sido muy decepcionante.

    ResponderEliminar