Melocotones helados, de Espido Freire







Título: Melocotones helados
Autora: Espido Freire
Editorial y año: Booket, 2001 (1999)

Elsa, una joven pintora, se ha visto obligada a abandonar su casa ante unas amenazas de muerte de las que desconoce la razón, y marcha a otra ciudad a vivir con su abuelo. En esa suerte de exilio que nadie desea tomar en serio, Elsa se adentra en las intrincadas relaciones humanas, que había descuidado para dedicarse a la pintura, y se mueve entre la propia historia de su familia y, sobre todo, la de una prima con la que comparte nombre y apellidos. De ese modo se enfrenta a su fragilidad, a los errores, a la mezcla de identidades, a vivir una vida equivocada sin saberlo. ¿Es posible que incluso al morir se produzcan confusiones?


Tengo una curiosa relación de amor/odio con los premios Planeta. Mientras que algunas de las novelas que se han alzado con el galardón me han parecido brillantes, o cuando menos muy dignas, otras me han sorprendido muy poco gratamente al dejarme más bien indiferente. Melocotones helados, de Espido Freire, ganó el premio en 1999 y su lectura me ha dejado bastante frío. Creo que la autora peca de ambición y pretende abarcar demasiado historias en un único libro; como resultado, pues, las tramas quedan algo diluidas, con una superficialidad que impide que el lector sea capaz de disfrutar de la novela. Una verdadera lástima, porque el punto de partida prometía bastante.

Elsa es una joven pintura cuya vida no pasa por los mejores momentos. Cuando recibe amenazas de muerte de extraña procedencia, decide abandonar su ciudad para ir a vivir con su abuelo. Una vez alejada del peligro, Elsa deja a un lado su profesión para dedicarse a entender las relaciones humanas, a entenderse a sí misma y a cuanto la rodea. En esa fase de asimilación recorrerá la historia de su familia, y en especial de una prima con quien comparte nombre y apellidos. ¿Y si las amenazas no fueran más que la consecuencia de un grave error?

A pesar de la impresión inicial, Melocotones helados no es ninguna novela negra. El asunto de las amenazas de muerte queda en un segundo, o tercer plano, y Espido Freire se centra en la vida de la protagonista y de los miembros de su familia. Antes de desgranar mi opinión, me gustaría dejar claro que me ha gustado, y mucho, la prosa agradable, natural y amena de la autora. He leído críticas feroces que dejan temblando el estilo de Freire, y a mí me ha convencido del todo. Sin embargo, el libro en sí ya no puedo defenderlo con tanta fuerza, porque también yo me he llevado una impresión un tanto desfavorable por culpa de la superficialidad que ya he comentado antes. Creo que es erróneo querer contar varias historias sin ahondar en ninguna; el lector se siente en parte estafado y el regusto amargo es difícil de eliminar.

Por otro lado, hay una decisión de la autora que me parece sumamente desacertada. Cuando comienza a relatar el pasado de los personajes, ubica parte de la narración en plena Guerra Civil y, para mi asombro, se inventa el nombre de las ciudades. Dado que ha elegido un acontecimiento que todos tenemos en mente, el hecho de no situar el lugar donde transcurre la historia desconcierta y, en mi opinión, aleja al lector de lo que está leyendo. A lo largo del libro, además, asistimos al relato de personas y situaciones que nada tienen que ver con las tramas principales. Pasajes irrelevantes y claramente innecesarios que todavía provocan más extrañeza. El final, por último, resulta precipitado y me he quedado con ganas de leer otro modo de cerrar la vida de la principal protagonista.

Como veis, no soy capaz de recomendar Melocotones helados. La novela me ha sugerido demasiado y luego me ha contado lo que no quería y me ha omitido lo que sí me interesaba. Otra perspectiva, y otra forma de desarrollo, habría ayudado a mejorar una historia que parte de unos cimientos curiosos y atractivos. Pese a la decepción que me he llevado con esta primera incursión en la obra de Espido Freire, no tacho el nombre de la escritora de la lista de futuras lecturas, porque me ha gustado cómo narra. Quizá he tomado una mala decisión al comenzar con este libro. Cuando le dé una nueva oportunidad -cosa que haré, pero no sé cuándo-, vendré raudo a contároslo.

30 comentarios:

  1. Por lo que cuentas no me llama nada esta novela, no me gusta que divaguen sin llegar a narrar lo que se proponen en un principio,
    saludos

    ResponderEliminar
  2. Lleva años en mi estantería, alguien me lo regaló y nunca me llegué a animar con él y después de tu reseña, menos ganas todavía. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Ohhh!! Yo la leí hace mucho tiempo y recuerdo que entonces me dejó un buen sabor de boca pero claro, ahora no sabría decirte por qué. La leí cuando la publicaron y de eso hace algún tiempo. En fin, no a todos nos va lo mismo. Besos.

    ResponderEliminar
  4. He de agradecerte este tipo de críticas para poder descartar libros de mi lista de espera. La verdad que a mí también me tiene pasado de leer algo de un escritor y que me guste como escribe pero no haber acertado con la novela elegida. Algo que no me gusta mucho es que hablen de un acontecimiento conocido (como en este caso la Guerra Civil) y se inventen ciudades, porque te terminas perdiendo como tú bien dices.
    Me gustaría poder recomendarte alguno de esta escritora, pero por desgracia sólo tenía ese libro en mi lista. Así que estaré atenta por si reseñas algo de ella.

    Un besiño

    ResponderEliminar
  5. No soy muy seguidora de los Premio Planeta, de entrada no me llaman nada.
    De este, si te soy sincera es la primera vez que lo veo, no me llama en exceso y menos después de leer sus puntos negativos.
    No me cuadra que deje de lado las amenazas cuando es lo que la lleva a cambiarse de lugar y que se invente las ciudades y demás no se..

    Un beso!

    ResponderEliminar
  6. A mí me pasa lo que a Marisa, lo leí en su momento y lo recuerdo con gusto, así que tus impresiones me han dejado un poco tocada. No tenía en mente releerlo, la verdad... pero tendré que echarle por lo menos un vistazo para recordar por qué me gustó.
    Besos!

    ResponderEliminar
  7. Madre mía, casi ni me acuerdo, la leí en su día, en muy poco tiempo, eso sí. Me gustó la forma de escribir de Espido pero luego me pareció que siempre escribía sobre lo mismo, niños crueles. Creo que Diabulus in música es mi preferida.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Sinceramente, no logro recordar si he leído esta novela o no. Yo diría que no, pero lo tuve en mente hace años cuando veía esta novela en la biblioteca. He leído sólo una novela de esta autora, 'Irlanda' y le puse un 5 y criticándola me quedé más ancha que larga. No pienso volver a acercarme a esta escritora.

    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Yo también tengo una relación amor odio con este premio. No entraba dentro de mis planes leerlo, pero ahora todavía menos.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Como ya te dije en Twitter a mí sí que me gustó aunque como han comentado ya por aquí la leí hace años, cuando se publicó, así que no sabrçia decirte, sçolo recuerdo ese buen sabor que te deja una novela cuando la lees y la disfrutas. Besos.

    ResponderEliminar
  11. YO también tengo una relación de amor-odio con los Planeta. Este libro lo compré como parte de una colección (no sé si de kiosco o de las que regalaban con algún periódico) pero siempre me ha dado pereza leerlo y ahí sigue tras más de quince años.
    Besos

    ResponderEliminar
  12. Haces bien en no recomendarla, a mi este libro también me dejó fría y no precisamente con sabor a melocotón. Pero es que alguna otra cosa que lei de Espido Freire me dejó poco "espídica" y más bien amuermada y, sí, también fría. Pero es que la propia autora transmite eso en persona: frialdad.

    Besos!!

    ResponderEliminar
  13. No sé que opinarán el resto, pero yo agradezco de todo corazón tu reseña y, aunque no he leído el libro, comparto tu opinión: odio los libros en los que se presenta una buena trama en el primer capítulo y después esta brilla por su ausencia. Y lo de los nombres imaginarios...pues no le veo tampoco la lógica, la verdad. Un saludo !

    ResponderEliminar
  14. Pues vaya justo hace unos días me han regalado este libro, me llamaba bastante pero ahora no sé si me gustará, supongo que lo acabaré leyendo y a ver qué pasa
    besos

    ResponderEliminar
  15. No entraba en mis pendientes y claramente va seguir estando fuera.

    Petonets

    ResponderEliminar
  16. Si te soy sincera, sé con total seguridad que he leído la novela, de hecho sigue estando el libro olvidado en alguno de mis estantes, pero hasta haber leído tu reseña no había un solo hueco en mi memoria que recordara nada sobre ella, lo cual significa que no me marcó nada en absoluto. Un besote.

    ResponderEliminar
  17. La verdad es que este nunca me ha llamado la atención =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  18. Lo leí hace años y recuerdo que no me gustó mucho, ni siquiera el estilo de la autora porque luego no me he animado a leer nada suyo más.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  19. No me llama demasiado la atención...
    Besos!

    ResponderEliminar
  20. Aunque en más de una ocasión me he sentido tentada por alguna obra de esta autora, todavía no le ha llegado su oportunidad. Estoy contigo en cuanto a lo de los premios Planeta en particular y los premios en general. Un beso.

    ResponderEliminar
  21. La leí hace años y, sinceramente, no recuerdo nada de ella, me dejo helada, como los melocotones.
    Besos

    ResponderEliminar
  22. La he tenido siempre en el punto de mira pero una reseña parecida a la tuya me desanimo y ahora creo que definitivamente no la leeré.

    ResponderEliminar
  23. No me llama nada la atención, la verdad :(
    Y sí, comparto contigo eso de que cambiar los nombres de las ciudad, una vez elegido el período en el que enmarca parte de la historia, resulta extraño.

    Espero que tengas más suerte con tus próximas lecturas.

    Un beso

    ResponderEliminar
  24. Se que te dejo un comentario pobrísimo... pero va a ser por decir la verdad.
    compré este libro en un coleccionable hace años y lo leí con bastantes ganas. sinceramente... he olvidado casi todo, así que la sensación que me dejó fue la de un pasatiempo
    Besos

    ResponderEliminar
  25. No me la apunto, no me interesa mucho esta autora. Besos.

    ResponderEliminar
  26. A mi si me gusto Melocotones helados. Despues me lei Irlanda que tampoco esta mal pero desde entonces no he vuelto a leer nada de ella y tampoco me ha llamado la atencion lo que ha escrito posteriormente.

    Saludos
    Neftis

    ResponderEliminar

  27. Esta vez me haces un favor y no alargo mi eterna lista de pendientes.
    ¡Buen fin de semana!

    Patri

    ResponderEliminar
  28. Ha quedado muy clara la opinión que te merece el libro, y es que por preciosa que sea la prosa, si no te llega lo que cuenta se hace difícil querer leer un libro.
    saludos

    ResponderEliminar
  29. Vaya, pues es una novela que me llama mucho la atención, me da mucha curiosidad. Yo también tengo relación amor-odio con los Planeta. Normalmente más odio, así que, teniendo en cuenta tu opinión, no sé si finalmente me animaré a leerlo.
    un abrazo!

    ResponderEliminar
  30. Yo también lo leí hace unos años. Sinceramente lo que más me llamó la atención fue el título, aunque opino que no estuvo mal la historia.

    ResponderEliminar