Matar a papá, de Carina Bergfeldt

  
  



Título: Matar a papá
Autora: Carina Bergfeldt
Traductora: Gemma Pecharromán Miguel
Editorial y año: Seix Barral, 2013

Con gran minuciosidad, una mujer planifica la muerte de la persona que ha convertido su vida en un infierno, su padre. El macabro plan toma forma en una libreta cuya tapa muestra unas apetitosas magdalenas. Una nota en el frigorífico con las palabras «Matar a papá» le recuerda cuál es el motor que impulsa ahora su vida. Mientras el plan parricida avanza, se encuentra el cadáver de una mujer en un lago de la ciudad de Skövde; todo apunta a una muerte violenta. La inspectora Anna Eiler trabaja en el caso, pero no es la única: dos periodistas locales, Ing-Marie Andersson y Julia Almliden, realizan su propia investigación. Las tres tienen razones personales para resolver el asesinato, las tres esconden algo, pero sólo una de ellas es capaz de preparar a sangre fría un crimen aún más atroz que aquel que pretende resolver.


Aunque la novela negra es un género en el que no me prodigo demasiado, de vez en cuando me apetece acercarme a él para descubrir historias diferentes y apasionantes que aportan la dosis justa de intriga y adicción que me impide abandonar la lectura. Precisamente por ello me apetecía leer Matar a papá, de Carina Bergfeldt, un libro llegado del frío que sorprende por el planteamiento tan original que rompe con todo lo que yo había encontrado hasta el momento en esta clase de tramas. Un enfoque tan novedoso y distinto que bien merece una oportunidad y no decepciona en absoluto. Los fieles amantes del género estáis de enhorabuena.

En el lago que hay cerca de una ciudad sueca se encuentra el cadáver de una mujer desaparecida un tiempo atrás. Lo que parecía un suicidio se convierte en un claro caso de asesinato y tanto la policía Anna como las periodistas Ing-Marie y Julia no cejan en su empeño de descubrir al culpable. Una de ellas, sin embargo, está a punto de ponerse al mismo nivel que el asesino: lleva semanas planeando la muerte de su padre. Harta de soportar cuanto tuvo que sufrir de pequeña por culpa del maltrato que llevó a cabo su progenitor en casa, la mujer no duda en coger las riendas de la situación y resolver un homicidio mientras planea otro a sangre fría.

Al acercarme a la sinopsis y ver esa portada tan extrañamente atractiva, no pude más que anotar Matar a papá en mi lista de pendientes. Me parecía un libro que se alejaba de las situaciones tan manidas en novela negra y me alegra haberlo leído, porque he hallado en él todo lo que andaba buscando. Por un lado, Carina Bergfeldt demuestra una gran habilidad al ensamblar dos argumentos a la perfección sin que uno de ellos supere al otro en interés. La investigación del asesinato de la mujer y la planificación de aquel otro homicidio se dan la mano en una lectura apasionante que atrapa gracias al ritmo ágil de la acción y a la naturalidad con que están descritas todas las escenas. Es increíble cómo las dos tramas son capaces de despertar la misma pasión en el lector.

Por otro lado, la autora juega con nosotros y nosotros nos dejamos arrastrar a ese baile de identidades con sumo placer. Son dos las identidades que deseamos conocer: la del asesino de la mujer y la de la hija que pretende acabar con la vida de su padre. En un final apoteósico y excelente descubrimos, con gran asombro, quién es quién, tras lo cual no podemos más que aplaudir el ingenio de la escritora sueca. Ha sabido aprovechar los mejores ingredientes del género con una brillante excepción: huye de lo mismo de siempre, propone una perspectiva nueva que hará las delicias de quienes disfrutan con estas historias. Por último, no quiero pasar por alto la fina ironía que salpica las páginas del libro y que nos permite, en ocasiones, esbozar una sonrisa en medio de tanta barbarie y frialdad -y no me refiero solo al clima del país nórdico-.

Hemos llegado a un punto en que todo está inventado, o eso es lo que creemos. Últimamente, no obstante, las editoriales nos sorprenden con la publicación de novelas que destruyen estereotipos y tópicos y que se alzan en defensa de la literatura y de la posibilidad que aún hay de innovar en ella. Matar a papá supone un soplo de aire fresco que atrapa, convence y se desmarca del camino que toman la mayoría de las novedades en novela negra que llegan a nuestras librerías. La ópera prima de Carina Bergfeldt ha logrado hacerse un hueco en el panorama literario-policíaco actual gracias a su voz única y la maestría con que ofrece, desarrolla y resuelve dos asesinatos en un solo libro. Una lectura que desde aquí recomiendo a los seguidores del género y a aquellos que ansían algo diferente.

20 comentarios:

  1. Pues fíjate que a pesar de ser una novela que no me había llamado en su momento, me as hecho cambiar de opinión
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Este lo tengo pendiente y esperando en mi estanteria pero no termino de decidirme por el. A ver si con el año nuevo que se acerca me lanzo y lo leo.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Yo ya la tenía apuntada y aunque tenía previsto leerlo este mes, finalmente no ha podido ser. Pero me has confirmado mi elección ;D

    ResponderEliminar
  4. Lo tengo pendiente porque me lo regalaron hace poquito...A ver qué me parece a mi. Me gusta eso de que sea algo diferente a lo que estamos acostumbrados :D

    ResponderEliminar
  5. A pesar de lo que te ha gustado no me acaba de llamar la atención así que lo dejo pasar.
    Un beso!!

    ResponderEliminar
  6. No soy seguidora asídua de este género, pero realmente me parece que tiene una trama muy innovadora, yo también he pensado que es bueno que aún no esté todo inventado y algunos escritores tengas esa capacidad para sorprendernos gratamente.
    Gracias por la reseña, queda anotado !
    Felices Fiestas !

    ResponderEliminar
  7. Me fijé en esta novela hace muy poquitos días y fue justo por esa portada que llama tanto la atención. Me gusta y más aún después de haberte leído, ojalá tenga ocasión de leerla. Besotes.

    ResponderEliminar
  8. A pesar de que afirmes claramente que esta novela se trata de un soplo de aire fresco en la escena de novela negra escandinava, estoy un tanto perezosa con el género y de momento, la dejo aparcada.

    Besos.

    ResponderEliminar
  9. La tengo ahora entre manos, y la verdad es que soy asidua al género y me esta sorprendiendo y gustando a partes iguales.

    ResponderEliminar
  10. Buen día, paso a tu lindo blog, para desearte Feliz navidad, que la paz y alegría reine a tu hogar, besos!!

    <3

    ResponderEliminar
  11. La promesa de algo diferente me seduce... Felices Fiestas Xavier, 1beso!

    ResponderEliminar
  12. Pues me gusta el género. Y no conocía este título. Así que me lo llevo bien apuntado.
    Besotes!!! Y felices fiestas!!!

    ResponderEliminar
  13. La tengo apuntada desde que salió y después de leer tu reseña sube puesto en mi lista de pendiente.
    Me alegro que te haya gustado y espero leer más reseñas negras en tu blog, jajajaja.
    Un abrazo y felices fiestas.

    ResponderEliminar
  14. Pinta muy bien esta novela. Habrá que tenerla en cuenta.

    ResponderEliminar
  15. Yo tampoco soy muy fan de la novela negra, pero de vez en cuando me apetece. ¡Qué bien que la autora logre sorprenderte! Reconozco haberme fijado en el libro cuando salió a la venta, pero no podemos leer todo :/

    Un beso

    ResponderEliminar
  16. Si, parece que estamos de enhorabuena si, jejeje
    Me apetece mucho leerla, ya de antes de leer tu reseña me apetecía, pero ahora ya... Buff
    Muchos besos
    Cita

    ResponderEliminar
  17. Directo a la lista de libros deseados, este no me lo pierdo ;)

    Un beso!

    ResponderEliminar
  18. Lo tengo en casita esperándome así que espero poder leerlo pronto.
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  19. A mi si me llama la atención. A ver si cae en el 2014.

    ResponderEliminar
  20. La verdad es que no entiendo lo que le ve la gente a esta novela

    ResponderEliminar