Cartas a palacio, de Jorge Díaz

 
 
Autor: Jorge Díaz
Editorial y año: Plaza & Janés, 2014

La guerra ha estallado hace unos meses y avanza sin piedad sembrando de muertos y heridos el corazón de Europa, cuando al Palacio Real llega una carta que remueve profundamente el ánimo de Alfonso XIII: una niña francesa suplica su ayuda para dar con el paradero de su hermano, desaparecido en el frente. Conmovido por tal petición, el monarca pondrá en marcha la Oficina Pro-Cautivos, donde gracias a la ayuda de funcionarios y diplomáticos, buscarán el modo de dar respuesta a todas esas familias rotas por la guerra, desesperadas por encontrar a sus seres queridos.


Este año se celebra el centenario del comienzo de lo que en su día se llamó la Gran Guerra. En 1914 estalló lo que para entonces se convirtió en el enfrentamiento internacional más violento, cruel y desgarrador protagonizado por el ser humano. Una guerra que dejó tras de sí una estela de muertes y destrucción en los numerosos países que participaron en la contienda. En Cartas a palacio, el escritor Jorge Díaz escoge un hecho quizá poco conocido: la oficina que impulsó el rey Alfonso XIII para ayudar a los prisioneros y a que los familiares de estos supieran qué había ocurrido con ellos. Se trata de una novela fantástica, magníficamente documentada e hilada, que retrata una dosis de humanidad que se abrió camino entre tanta barbarie.

A pesar de las presiones recibidas, Alfonso XIII decide que España permanecerá neutral en la Primera Guerra Mundial. Un buen día, el rey recibe la carta de Sylvie, una joven francesa desesperada por encontrar a su hermano, soldado del ejército aliado. La misiva remueve la conciencia del monarca y lo lleva a impulsar la Oficina Pro-Cautivos, una empresa que tiene como objetivo responder las cada vez más numerosas epístolas que llegan al Palacio Real y dar información acerca del paradero o la suerte de muchos prisioneros, tanto franceses como alemanes, rusos o ingleses. En la oficina colaborarán un íntimo amigo del rey, la hija de una familia aristocrática madrileña y hasta un joven anarquista. Todos se unirán a fin de terminar la labor tan necesaria como encomiable que emprendió don Alfonso.

Un lector nunca deja de aprender: un libro siempre abre las puertas a nuevos conocimientos. Admito que yo desconocía la creación de la Oficina Pro-Cautivos y la iniciativa me conmovió hasta el punto de abordar Cartas a palacio con sed de emociones y de aprendizaje. La novela de Jorge Díaz es un espléndido canto a la esperanza basado en hechos reales, lo cual no hace sino engrandecer la magnitud y la brillantez de cuanto puso en marcha el rey Alfonso XIII. Aunque la trama se ambiente en los años de la guerra, el autor ha sabido priorizar y ha preferido, con gran acierto, elaborar las relaciones entre los distintos personajes y narrar en un soberbio segundo plano la crudeza de los enfrentamientos o la situación que se vivía en ciudades como Berlín o París. Bastan esas pinceladas para que uno experimente la desolación y las injusticias de la guerra.

En mi opinión, el punto fuerte de la historia son los propios protagonistas y el ritmo de la acción. Por un lado, siendo una novela en cierto modo coral, hay un variado y curioso elenco de personajes principales, todos ellos perfilados con todo detalle. Por otro, la lectura pronto se vuelve adictiva gracias a los saltos, abundantes y bastante concisos, entre las distintas tramas y a la cadencia frenética que en ningún momento da tregua al lector, quien no podrá ni querrá abandonar la novela. También me gustaría aplaudir el estilo impecable del autor, directo y metódico, y el uso del presente en la narración. Curiosamente, no suelo dar importancia al tiempo verbal en los libros, pero debo confesar que en este caso me ha permitido transportarme a la época y ha agilizado una lectura que ya de por sí me resultaba imparable y brillante.

La devastación nunca antes vista que provocó la Gran Guerra alteró la conciencia de todo el mundo. Si bien Alfonso XIII prefirió que su país no entrara en ninguno de los dos bandos, la Oficina Pro-Cautivos demuestra que el monarca fue neutral en cuanto a ejércitos, no tanto en cuanto a misericordia. Cartas a palacio narra la elogiable idea del rey y retrata uno de los períodos más oscuros y turbulentos de los últimos siglos. Pese al tono claramente reivindicador y duro, Jorge Díaz prefiere centrarse en el halo de bondad y filantropía que comenzó con la carta desgarradora de la joven Sylvie. Una misiva que fue la causa de una de las iniciativas más bellas y honrosas jamás llevadas a cabo. Tras una mala época en lo que a lecturas se refiere, por fin recupero el camino de las buenas historias con una novela que de ninguna manera os podéis perder.

23 comentarios:

  1. Ya son varias las críticas que he leído que hablan bien de esta novela. Me gusta bastante el contexto histórico en que se sitúa, así que seguro que acabo leyéndola.
    Besos:)

    ResponderEliminar
  2. Bravo por la reseña. La verdad es que es un libro estupendo :) Yo la publico el lunes y tienes razón, los personajes son el núcleo duro, con mucho protagonismo todos. Ojalá la labor humanitaria que se fue real y se hizo, se diera a conocer más.
    ¡Muchos besos!

    ResponderEliminar
  3. Cada vez me apetece más este libro, tengo que hacerme pronto con él.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Me gusta el autor, me lo pasé bien leyendo Los números del elefante, pero aunque me gusta la idea de esta novela que nos traes hoy, el contexto bélico no me apetece mucho por ahora.
    Besitos

    ResponderEliminar
  5. Está esperándome para ser leído en breve :) Creo que no me va a defraudar.
    Besos!

    ResponderEliminar
  6. Esperando turno, y por lo que cuentas lo voy a devorar,
    saludos

    ResponderEliminar
  7. ¡Por fin una lectura que te gusta! Imaginaba que esta novela iba a estar bien pero después de tu reseña me dan muchas más ganas de leerla. Apuntada queda :)

    Buen fin de semana!
    Patri

    ResponderEliminar
  8. Cada vez tengo más ganas de leer este libro, ya me atraía antes pero es que todas las reseñas que voy viendo son muy positivas
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Ya he leído varias reseñas positivas y la verdad es que me está apeteciendo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  10. Este libro me apetece mucho y por las cositas que cuentas, creo que me va a gustar bastante.
    Besotes!!

    ResponderEliminar
  11. Lo he tenido varias veces en mi mano, pero al final lo he ido aplazando.

    Kiss

    ResponderEliminar
  12. Avanzo a buen ritmo, me quedan menos de doscientas páginas y estoy enganchadisima, coincido casi al 100% en tus apreciaciaciones

    ResponderEliminar
  13. Empiezo a leerlo mañana y a la próxima semana encuentro con el autor para bombardearle a preguntas

    ResponderEliminar
  14. Me pasé de puntillas por tu reseña porque para el mes que viene le toca el turno. Veo que está gustando la novela y se agradecen que saquen a relucir temas como este pues seguro que esta actuación del rey Alfonso XIII en la llamada Gran Guerra es desconocida por la gran mayoría de nosotros. Un abrazo, Paco.

    ResponderEliminar
  15. Pues nada, a la lista que va, tengo la impresión de que puede gustarme a mí también. Besos

    ResponderEliminar
  16. ¡Qué interesante! me lo apunto en la lista de los "preferentes". Gracias por tu reseña, como siempre magnífica. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. A pesar de tu buena crítica, no creo que lea esta novela. Me llama menos que otras.

    Besos.

    ResponderEliminar
  18. Es un libro que me interesa mucho a pesar de que he leído opiniones de todo tipo: la tuya está en el lado bueno, lo que me anima a hacerme con esta historia. 1beso!

    ResponderEliminar
  19. Últimamente veo mucho este libro por los blogs y ya me lo he anotado como lectura de vacaciones
    Besos

    ResponderEliminar
  20. Es la primera vez que me topó con el, parece interesante a ver que tal :)
    Saludos!

    ResponderEliminar
  21. Además de la parte positiva de ser una novela dinámica, de como va relacionando a los distintos personajes y de transportarnos a hace 100 años, lo más destacable es la información de la oficina Pro-Cautivos, un hecho bastante desconocido (para mi totalmente). Sólo por esa referencia histórica vale la pena leer esta novela.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  22. Lo leí y me gustó; creo que la forma de plantear la historia por parte del autor es excepcional.

    ResponderEliminar