Cuatro esquinitas tiene mi cama, de Fernando Méndez

  
  
Título: Cuatro esquinitas tiene mi cama
Autor: Fernando Méndez
Editorial y año: Suma de Letras, 2014

Lo que parece ser una día normal de trabajo en el cementerio se convierte para Lourdes —florista, separada y con una hija adolescente— en el comienzo de su nueva vida. Mientras se afana en colocar una corona de flores en una de las lápidas recibe la visita de Armand, un hombre que aparte de estar como un tren dice ser un ángel. Su misión: ofrecer a Lourdes la posibilidad de resarcirse de la mala gestión de sus vidas anteriores —principalmente de aquella en la que fue Cleopatra— y recuperar las cuatro esquinitas de su existencia, en especial, el amor de su hija.


Todos necesitamos, de vez en cuando, una lectura que no solo nos invite a pasar unos momentos agradables, sino que nos lleve a reflexionar acerca de cuestiones inmortales y esenciales, como el amor, la amistad o el destino. Fernando Méndez se ha propuesto ese doble objetivo en su ópera prima, Cuatro esquinitas tiene mi cama, una novela que cumple a la perfección con su cometido y que regala al lector una historia divertida y optimista con un mensaje maravilloso que jamás deberíamos olvidar. Se trata de un libro dulce y esperanzador, más que necesario en los tiempos que corren.

Lourdes es una florista que prepara la fiesta de cumpleaños de su hija Candela. Su vida y sus planes irán al traste cuando se encuentre con Armand, un hombre apuesto y enigmático que asegura ser un ángel que ha venido a ayudarla a reparar el curso de los acontecimientos. A lo largo de un viaje místico en el que regresará al pasado para enmendar los errores cometidos por sus vidas pretéritas —entre las que se incluye la mismísima Cleopatra—, Lourdes descubrirá que está en sus manos la posibilidad de evitar que ella y su hija se distancien para siempre cuando esta cumpla dieciocho años el próximo domingo. Dos días de travesías intemporales que pondrán a prueba el ingenio y el amor de una madre.

Cuatro esquinitas tiene mi cama pretende ser una comedia simpática que esconde una moraleja tan interesante como sabia. Y lo consigue. Fernando Méndez ha echado mano de un inabarcable sentido del humor para inventar y narrar numerosas escenas hilarantes que saben llegar a la mente y al corazón del lector; un tren de situaciones de gran comicidad que da equilibrio al tono serio que desprende la reflexión principal que encierra la obra. No hay nada como el humor para hacer llevadero un mensaje de felicidad, de esperanza y de amor. Aunque nunca una novela ha logrado arrancarme una carcajada, confieso que este libro que hoy os recomiendo sí me ha provocado un par de sonrisas, así que la intención de la trama se ve culminada.

Por otro lado, la diversión no se halla solamente en la facilidad con que el autor desgrana ese fantástico abanico de escenas, no. El factor que mejor ayuda es la narración misma, una prosa que cuenta con un tono distendido y fresco y que recurre a referencias que todos comprendemos y conocemos para acercarse más a nosotros como lectores y llegar, así, a un estado de complicidad brillante y acertado. Los tres personajes principales, además, presentan un perfil entrañable y realista, por lo que uno sigue cuanto viven con el corazón en un puño. No puedo dejar de mencionar el mensaje de la novela, un torrente de dicha que nos envuelve de forma irremediable e irreparable y que es la guinda que corona la excelente experiencia que supone leer esta obra.

No conozco a nadie que haya leído Cuatro esquinitas tiene mi cama y que haya sido incapaz de sucumbir al halo de optimismo que acompaña cada página del libro. Cuando hay consenso y todos afirmamos que la novela de Fernando Méndez es una auténtica delicia, creedme si os digo que contamos con suficientes razones en nuestro haber. «Lee este libro y sé feliz», reza la cubierta. Una frase sencilla y concisa que no es más que el aperitivo de lo que viene a continuación: una historia sumamente encantadora que os abrirá los ojos a los sentimientos más puros y profundos del ser humano. No os decepcionará, seguro.

22 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo contigo. Un halo de optimismo y buen rollo.

    ResponderEliminar
  2. La tengo apuntada hace tiempo, a ver cuando me hago con ella....besotes y gracias por la reseña

    ResponderEliminar
  3. Me alegro de que la hayas disfrutado.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  4. Es un libro para pasárselo bien, me legto de qud lo disfrutaras

    ResponderEliminar
  5. Lo tendré en mente cuando necesite una lectura así
    besos

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias por la reseña y por vuestros comentarios. ¡Me hacen una ilusión tremenda! Me alegra que disfrutéis con esta historia de optimismo y humor. Esa es mi intención.
    Sonrisas y abrazos :)

    ResponderEliminar
  7. Todas las reseñas que he leído son positivas. Tengo muchas ganas de leermela!
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Es que sí, es muy optimista. Me recuerda a Safier. Deberíamos dejarnos llevar más por este tipo de lecturas optimistas.
    ¡Muchos besos!

    ResponderEliminar
  9. Cuando he leído la sinopsis y tu reseña no he podido evitar acordarme de Safier. Si se parecen en algo me animaré a leerlo ;)

    Besos!

    ResponderEliminar
  10. Un libro para pasar un rato agradable, besos

    ResponderEliminar
  11. Muy de acuerdo, un libro que da gusto leer y que te da unos instantes de felicidad
    Besos

    ResponderEliminar
  12. Justamente ahora estoy leyendo Jesús me quiere, de David Safier, así que corroboro tus palabras de que libros como éste van bien de vez en cuando.
    Me lo llevo anotado...para un futuro.
    Besos !

    ResponderEliminar
  13. Como dices, no he leído la reseña de un sólo lector que no haya sucumbido ante esta novela, que cada vez tengo más ganas de leer. Un beso.

    ResponderEliminar
  14. Jo, que buen rollo parece que transmite este libro! Tengo ganas de leerlo, a ver si llega de una vez a mi estantería, que se está haciendo de rogar! 1beso!

    ResponderEliminar
  15. Ya había leído otras reseñas positivas. Lo que me hace recelar un poco son esas frases publicitarias del tipo "este libro te hará feliz" aunque en el caso de esta novela parece que todos estáis de acuerdo en que proporciona una lectura muy positiva. Ahora ando en otras cosas pero lo tendré en cuenta más adelante.
    Besito y feliz lunes

    ResponderEliminar
  16. La tengo pendiente de leer y ya estoy a punto de empezarla, paso de puntillas por la reseña y por tu conclusión final, veo que la voy a disfrutar.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  17. Me lo apunto que tiene muy buena pinta y mejor reseña.

    Saludos

    ResponderEliminar
  18. Ya la tenía fichadita. Y va subiendo puestos, que solo veo reseñas muy positivas.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  19. En la lista está, y espero ponerme con ella más pronto que tarde, que siempre bien bien una descarga de optimismo. Besos

    ResponderEliminar
  20. Hola!

    Lo vi el otro día y pensé en comprarlo. La próxima vez lo haré ;)
    Muchas gracias por la reseña

    Besos!

    ResponderEliminar
  21. Lo tenía anotado y espero poder leerlo en breve. Me alegro que hayas disfrutado de la lectura :)

    Un beso!
    Patri

    ResponderEliminar