Las torres del cielo, de Coia Valls

 
 

Autora: Coia Valls
Traductor: Juan Carlos Gentile Vitale
Editorial y año: Ediciones B, 2013

En el año 1025, el abad Oliba toma una decisión que trastoca el orden establecido: un pequeño grupo de monjes se instala en una de las ermitas con la misión de sentar las bases del monasterio de Santa Maria de Montserrat. Entre ellos se encuentra Dalmau Savarés, ex soldado del conde Berenguer Ramon I, que se debate entre dos futuros excluyentes: la espiritualidad transformadora del eremita Basili contra el poder mundano de la Iglesia.


En los últimos años hemos asistido al renacimiento de la literatura catalana. Ahora vive una época dorada, de esplendor, gracias sin duda al magnífico plantel de autores que han sabido hacerse un hueco entre tanto nombre extranjero. Una de las escritoras que destaca en ese selecto club de novelistas, y que ha dado alas a la novela histórica en catalán, es Coia Valls. Con cuatro novelas se ha situado entre los autores de más éxito, y da fe de ello su última apuesta, una de las más vendidas este pasado Sant Jordi. Mi primer contacto con su obra ha sido con Las torres del cielo, una espléndida recreación de los comienzos del célebre monasterio de Santa Maria de Montserrat.

La montaña de Montserrat, un lugar enigmático y hasta mágico, acoge a tres monjes con un objetivo ciertamente ambicioso: fundar un nuevo monasterio para glorificar a Dios en un enclave a caballo entre lo mundano y lo divino. Dalmau, uno de los sacerdotes, será el verdadero artífice de la constitución del cenobio y allí hallará la paz que merece tras un pasado de batallas como soldado y desgracias personales. Asentarse en el sitio indicado no les resultará fácil; deberán vencer las reticencias del pueblo más cercano y el rechazo y la envidia del próximo monasterio de Santa Cecília. Cuando la calma se apodere de sus días, los monjes tendrán que hacer frente a los desagradables infortunios que les tiene guardados el destino.

A pesar de ser catalanoparlante y pensar en este idioma, no suelo leer en catalán. Quizá la práctica y la experiencia como lector y traductor me lleve a sentirme más cómodo en español. Cuando valoro leer la novela de un autor que escribe en mi lengua materna, sin embargo, abandono la inquietud para, así, disfrutar más aún de la historia. En Las torres del cielo (Les torres del cel en mi caso) he descubierto a Coia Valls, una escritora brillante cuyo estilo me ha dejado maravillado. Es tal la riqueza léxica que despliega y de la que hace gala que uno aprende nuevas expresiones y palabras a lo largo de la lectura. Un envidiable derroche de vocabulario que no es más que la prueba fehaciente de que detrás de las palabras escogidas con esmero reside un verdadero talento narrativo.

Por otro lado, el influjo de Montserrat ilumina y da color a la trama a través de la admiración casi mítica que sienten los protagonistas hacia la montaña. Y no es para menos, puesto que se trata de uno de los enclaves de más belleza que he tenido la suerte de visitar. Los personajes a los que cito, además, irradian una fuerza sobrecogedora y deliciosa a la que uno no puede resistirse. Con ellos sentimos y vivimos, sonreímos y nos emocionamos, hasta que al lector le apena de verdad despedirse de ellos. Por último, como en toda novela histórica que se precie, el intenso proceso de documentación se hace presente en cada diálogo, tras cada descripción, si bien la autora deja claro que hay tan poco legado sobre la historia del lugar que ha debido recurrir a la ficción para llenar los vacíos que el paso de los siglos ha ido dejando.

Las torres del cielo es un libro que rezuma calidad en todos los elementos que lo conforman: desde la prosa hasta el argumento mismo, pasando por la ambientación y la constitución de los personajes principales. Coia Valls ha elegido, creo yo que con acierto, uno de los símbolos más importantes de Cataluña y a su alrededor ha dispuesto una serie de ingredientes espléndidos que convierten la historia en una novela excelente y, cómo no, recomendable. Me alegra haberme acercado a la autora con una lectura tan vibrante. A ver si con el éxito me reconcilio con la literatura en catalán, a la que sin excusa ni razón suelo dejar un poco de lado. Ya os iré contando mis avances, sean estos tan placenteros como ahora o no.

19 comentarios:

  1. Tomo nota y a la lista de pendientes va que tiene buena pinta.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Pues me ha gustado lo que nos cuentas. Además de no conocer la novela, pertenece a ese género que tanto me gusta. Así que no me lo voy a pensar. Me la llevo conmigo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Me ocurre lo mismo: a pesar de ser catalana, me siento más cómoda leyendo en castellano pero si las obras originariamente están en catalán, prefiero leerlas sin traducciones, ya que tengo la oportunidad. Es cierto que grandes autores (Coia, Martí Gironell...) están haciendo una gran labor con sus obras.
    Esta en concreto me llamaba, aunque tenía pensado leer antes La Cuinera...
    Besos !

    ResponderEliminar
  4. Ya lo había mirado cuando salió y entonces me llamó la atención, no lo descarto
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Qué libro tan interesante! La verdad es que últimamente ha caído algún libro de ese "renacimiento catalán" como lo llamas y me ha gustado mucho, por lo que no descarto seguir eligiendo libros escritos allí donde el paisaje catalán es protagonista. 1beso!

    ResponderEliminar
  6. Sabes que me gustó La cocinera y por lo que cuentas de esta novela no me extrañaría que me gustara todavía más. Besos.

    ResponderEliminar
  7. Qué buena pinta, me lo apunto. ¿La versión castellana es de la misma autora? Igual es una pregunta muy tonta pero me ha surgido la duda. Un besito y feliz viernes

    ResponderEliminar
  8. Tiene muy biena pinta. Lo voy a añadir a mi lista de pendientes.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. Qué buena pinta! Nada, que no hay manera de rebajar la lista de pendientes...
    besotes!!!

    ResponderEliminar
  10. Yo lo dejo pasar,no me llama mucho, quizás más adelante, gracias por compartir tu opinion, saludos

    ResponderEliminar
  11. La verdad es que yo también tengo un poco olvidada la literatura catalana... A ver si me pongo un poco las pilas en este tema.
    Besos:)

    ResponderEliminar
  12. Estoy con él ahora en su versión en catalán... y es cierto que da gusto disfrutar de la literatura, Coia Valls tiene un don: transmitir sensaciones. A mi me transporta a otra época, me encanta!

    ResponderEliminar
  13. muy buena reseña, tengo pendiente estrenarme con Coia :)
    un abrazo!

    ResponderEliminar
  14. NO lo conocía, pero el título ya me ha enamorado. Con tu reseña aún más. Me la anoto en mi lista d ependientes!
    Besos

    ResponderEliminar
  15. Ya lo tenía en el punto de mira y siendo la segunda reseña positiva que leo de "Las torres del cielo", más si cabe. Espero poder leer pronto algo de Coia Valls.

    Un beso! Patri

    ResponderEliminar
  16. Es un lujo y un enorme placer que alguien de la talla de Xavier Beltrán te dedique su tiempo y haga una lectura tan profunda de tu obra.
    Agradecida, también, por todos los comentarios y la confianza en "Les torres del cel" / "Las torres del cielo" Os invito a penetrar en la historia de la mano sus protagonistas y descubrir un lugar muy especial. Nadie que haya pasado unas horas en Montserrat o, sencillamente, la haya visto de lejos, puede sentir indiferencia frente a una escenografía tan particular. Esta cadena montañosa, que antes ocupaba un mar interior de poca profundidad, nació hace miles de años de un plegamiento de tierras. Ello explica la existencia de fósiles marinos a 800 metros de altura. Novelar el periplo personal de aquellos monjes que, cumpliendo órdenes, fundaron el primer cenobio en el S XI, y la vida eremítica de los habitantes del lugar, era una tentación a la que no me pude resistir.
    Me hace inmensamente feliz que contenido y forma te sedujera la suficiente para escribir esta magnífica reseña, Xavier. ¡Gracias, siempre!

    Coia Valls

    ResponderEliminar
  17. Interesante novela. Tu reseña me anima a leerla. Un abrazo, Paco.

    ResponderEliminar
  18. En mi punto de mira desde hace tiempo, tu reseña me ha convencido,
    saludos

    ResponderEliminar
  19. Una autora a la que tengo muchas ganas de leer porque lo que ha escrito me llama poderosamente la atención. Suele venir mucho por la Feria del Libro de Sevilla

    ResponderEliminar