Entrevista: Julia Stagg

 
 

Julia Stagg ha vivido en Japón, Australia, Reino Unido, Estados Unidos y, más recientemente, en Francia. Ha trabajado como camarera, librera, en una casa de empeños y como profesora de inglés como lengua extranjera. En 2004, llevada por su pasión por el ciclismo y las montañas, decidió mudarse a la región de Ariège-Pyrénées en los Pirineos franceses y montar un restaurante y hotelito, y así añadió los oficios de recepcionista, limpiadora y cocinera a su currículum. En la actualidad, divide su tiempo entre Ariège y Yorkshire, en el Reino Unido. Ha publicado en Roca Editorial:

               - L'auberge. Un hostal en los Pirineos
               - L'épicerie. La pequeña tienda de los Pirineos
               - Las cartas de Véronique 



Antes de nada, me gustaría agradecerte, Julia, que hayas aceptado mi propuesta de ser la primera invitada en esta nueva sección del blog. De hecho, quiero darte las gracias por estar siempre ahí, con tu amabilidad y generosidad. Eres una gran escritora y, por lo que he descubierto, también una gran persona.

Recuerdo tu primera novela con muchísimo cariño. Fue una de mis primeras reseñas. ¿Cómo llegaste a crear un lugar tan especial como Fogas? ¿Te inspiraste en el pueblo en el que viviste?

- La zona sobre la que escribo (el departamento de Ariège en los Pirineos franceses, y más concretamente la provincia de Couserans) inspira mucho cariño. Es de una belleza deslumbrante y me dio la idea principal para mis libros. Y también la ubicación de Fogas, que resulta crucial. Viví en la zona durante seis años y me gusta pensar que mi amor por ese lugar se palpa en todos los libros sobre Fogas.


Departamento de Ariège, donde se ubica el pueblo de Fogas.

En L'auberge vemos los obstáculos que una persona debe hacer frente al mudarse a otro país. Obstáculos culturales y también lingüísticos. ¿Fue muy difícil para ti? ¿Tuviste que enfrentarte, como la pareja inglesa del libro, a una mezcla de rechazo, curiosidad y fría cortesía?

- En realidad, mudarme a Francia no fue tan duro. Quizá porque ya había vivido en el extranjero antes (por ejemplo, pasé mucho tiempo en Japón), así que ¡al menos aprender el idioma me resultó más sencillo! Dicho lo cual, sí que hubo algunos problemas. ¡Descolgar el teléfono era un martirio! Y como teníamos un negocio, debimos acostumbrarnos pronto, pero siempre fue la situación lingüística más complicada. Nuestro francés mejoró rápido, ¡a la fuerza! En cuanto a las diferencias culturales, tuvimos suerte de vivir en un pueblo muy acogedor. Si te soy sincera, después de haber vivido un par de años en los Estados Unidos, me sorprendió ver que teníamos más en común con los franceses: una historia compartida, un sentido del humor similar, etc.
 
Si echamos un vistazo a tu biografía, es obvio que tu propia vida debe de ser una increíble fuente de anécdotas y situaciones. ¿Te cuesta alejarte de la realidad y echar a volar la imaginación? 

 - ¡Para nada! A veces es justo al contrario. Cuando mi marido llega a casa del trabajo, lo más normal es que yo necesite una pausa de cinco minutos para volver a la realidad y abandonar Fogas. De todos modos, tienes razón. Creo que cualquier experiencia que vives te alimenta, como autor, en tu trabajo; suele ser un trampolín a algo más, pero aun así acaba calando. Yo siempre veo fantasía en la realidad.

Cuando terminé de leer L'épicerie, comparé tus libros con un helado de vainilla: sabemos qué encontraremos y cómo saben, y esa es la razón de que estemos encantados de leerlos. De alguna forma, sin embargo, consigues sorprendernos con cada nueva trama. ¿Cuál es tu principal objetivo?

- Mi objetivo inicial con las crónicas de Fogas era hacer precisamente eso: presentar una crónica de la vida en un pueblecito francés. Al principio los libros iban a tener títulos en francés: L'auberge, L'épicerie, etc., lo cual refleja mi idea de basar cada entrega en los distintos corazones del municipio. Sigo teniendo esa idea, aunque los títulos en inglés han cambiado un poco. Supongo que el estilo de vida que muestran las novelas se puede aplicar a cualquier comunidad pequeña de cualquier parte del mundo, donde las noticias sobre ti llegan a casa ¡antes que tú!

Estás a punto de publicar la cuarta entrega de la saga de Fogas y la traducción española de The French Postmistress (Las cartas de Véronique) acaba de ver la luz. ¿Tienes pensado un final para la serie o será interminable —como todos queremos—?

- Tengo pensado un final para la serie de ahora, pero también más planes sobre Fogas. ¿Y si viajamos al pasado? ¿No te gustaría conocer a Jacques y a Serge cuando eran jóvenes? Pero también soy consciente de que todas las historias deben tener un final, o si no acaban degenerando sin sentido. No importa el éxito de los libros, un escritor debe ser valiente y saber cuándo parar.


Cubiertas de las ediciones inglesas, de Hodder & Stoughton.

Dado que todos tus libros están ambientados en el mismo pueblo y cuentan la historia de los personajes a los que ya conocemos, ¿tienes miedo de alejarte de Fogas? Si tuvieras que escribir un libro muy distinto, ¿cómo sería?

- Creo que nunca abandonaré Fogas, ¡aunque ya no escriba sobre el pueblo! Es un lugar muy especial para mí. Pero no, no tengo miedo de probar cosas nuevas. Ya tengo la idea de otra serie, ubicada en Japón, parecida en el sentido de que se basará en diferencias culturales y lingüísticas. Y también estoy preparando algo diferente, un thriller más bien..., pero si te cuento más ¡tendré que matarte! ¡Ja, ja!

Tus libros se han publicado en países como España, Alemania, Polonia o incluso Brasil. Es curioso que no se encuentren en las librerías francesas. ¿Por qué crees que no se han traducido al francés? ¿Se traducirán algún día?

- ¡Me encantaría que se tradujeran al francés! ¡Y a mis vecinos franceses también! Así que si alguien conoce a un editor francés... J Ya en serio, me pregunto si la falta de interés de los editores franceses se debe al hecho de que soy una anglosajona que escribe sobre Francia. Pero a veces depende del azar, como cuando tuve la gran suerte de que se interesara por mis novelas la magnífica editorial Roca, mis editores en español. ¡Cruzo los dedos para que esa misma suerte me encuentre a un editor francés!

Como escritora cuyas novelas están repartidas por todo el mundo, ¿te llegan críticas o reseñas en otros idiomas? ¿Cómo sabe un autor si sus libros tienen éxito y son bien recibidos en un país en el que nunca ha estado?

- Gracias a internet, recibo correos de todos los países donde se publican mis libros. Es una maravilla leer que a un lector de Argentina, por ejemplo, le encanta Fogas. Los medios sociales, como Goodreads o Lovereading, también ayudan un montón: permiten que los lectores expresen sus opiniones, algo que aprecio de verdad. Y en cuanto al éxito, si un editor de la otra punta del mundo vuelve a comprar el siguiente libro..., ¡digo yo que se mide así!

Hasta el momento tres de tus libros se han traducido a idiomas que no sé si hablas. ¿Has estado en contacto con tus traductores al español, polaco, portugués...? ¿Qué se siente al recibir ejemplares en diferentes lenguas y con diferentes portadas?

- ¡Me encanta recibir las ediciones extranjeras! Intento compartir las cubiertas en mi página de Facebook, porque creo que es fascinante ver las distintas maneras de abordar el mismo libro, y sé que a muchos de mis lectores les gusta echar un vistazo a las portadas «exóticas». Sí, hay parte de frustración al no entender esas ediciones, pero como lingüista también siento entusiasmo. ¡Leer las primeras frases en polaco o checo es muy emocionante! No tengo contacto directo con los traductores, pero sí con los editores que compran los libros, y me fío de ellos cuando llega el momento de traducir mi obra a su idioma. Como debe ser.


Cubiertas de las ediciones de Alemania, República Checa, Países Bajos, Italia y Polonia respectivamente.

Ahora hablemos de tu proceso de escritura. ¿Sigues alguna clase de ritual? ¿Tienes una silla especial, un enclave único o una libreta o bolígrafo perfectos?

- ¡Ni rutina especial ni herramientas especiales! Puedo escribir en cualquier parte, ¡y es lo que hago! Por ejemplo, ahora viajo en tren hacia York para que me entrevisten en la radio. Cuando haya respondido a todas tus fantásticas preguntas, seguiré escribiendo el próximo capítulo de la novela en la que estoy trabajando (¡la quinta en Fogas!). Cuando estoy en casa, escribo directamente en el ordenador, en el despacho, con mi gato tumbado y dormido a un lado. Cuando estoy en el tren o tomando el sol, escribo a lápiz en una libreta DIN A4. Suelo trabajar siempre el mismo número de horas, aunque hasta cuando no estoy «trabajando» se me ocurren ideas, ¡incluso durmiendo!

Sé que has trabajado como librera. ¿Qué concepción tienes de la literatura en español? ¿Hay alguna novela o autor que te guste y suelas recomendar?

- Por trabajo leo muchas traducciones francesas, y también japonesas, pero me da vergüenza admitir que todo lo que he leído traducido del castellano proviene de autores latinoamericanos: Isabel Allende, Gabriel García Márquez, Mario Vargas Llosa, Carlos Fuentes, Julia Álvarez... Así que pido ¡por favor! que alguien me facilite una lista de escritores españoles a los que debería leer. (Seguro que alguien nombra a Cervantes... J)

Si tuvieras que hablar de los autores que te han inspirado, ¿a quién nombrarías? Imagina que visito la librería en la que trabajaste. ¿Qué novela tengo que leer sí o sí? (Ya sea un clásico o muy reciente.)

- ¡No puedo contestar a eso! Es imposible. Como librera, siempre intenté recomendar libros que creía que gustarían al lector, no necesariamente los que leería yo. Y hay tantísimos autores que me han inspirado que ¡no sabría por cuál empezar! Pero si insistes, diré que Shakespeare. Me inspiró la pasión por la lengua y por las historias cuando yo era muy jovencita. Cómprate un volumen de sus obras completas y tendrás entretenimiento para toda la vida.

Hace unos días me enviaste una copia firmada de Las cartas de Véronique, un detalle que jamás te podré agradecer suficiente. Eres una escritora de éxito y una persona de lo más cabal. ¿Cómo consigues tener los pies en el suelo?

- ¡Ja! ¡No sé yo si mi familia estaría de acuerdo! Creo que ayuda haber trabajado en tantas cosas (desde camarera a librera o escritora, pasando por ser la propietaria de un auberge). En algunos trabajos que me encantaban cobraba más bien poco, por lo que aprendí a no ser muy exigente ni materialista. Todo eso me lleva a valorar lo que tengo. Además, me encanta la gente y siempre me interesa oír sus historias. ¡Y tener un marido muy sensato ayuda mucho!


Cubiertas de las ediciones españolas, de Roca Editorial.

No descubro nada si afirmo que vivimos tiempos muy difíciles. ¿Cómo ves el mercado editorial? ¿Cuesta más encontrar apoyos y ánimos? ¿Los escritores tenéis que luchar por ver vuestras novelas en una librería?

- Una pregunta brillante. No hay duda de que cuesta más que nunca que te publiquen un libro. Los editores son reacios a apostar por un nuevo talento, los libreros temen tener demasiado stock y la gente a pie de calle tiene facturas que pagar antes de pensar en el lujo que supone comprar un libro. Por eso es duro para los escritores. Y si logran publicar, se espera de ellos que echen el resto y se promocionen. Pero si tu trabajo es bueno, encontrarás apoyos y ánimos. Además, la autopublicación supone una alternativa para llegar a los lectores. Y una vez publicados, internet se ha convertido en una increíble fuente de apoyo (¡por parte de blogs como el tuyo!). En general, no creo que los autores se puedan quejar, porque ahora mismo son momentos difíciles para todo el mundo.

¿Qué le dirías a un bloguero como yo, que intenta reseñar libros de una forma sincera y humilde? ¿Crees que nuestro trabajo vale la pena?

- ¡Seguid así! Vuestro trabajo es vital. Un bloguero hace que los lectores consideren leer libros que jamás habrían leído. Y si tenemos en cuenta la situación económica, por la que los editores cuentan con poco presupuesto para marketing, esa publicidad añadida es valiosísima. Además, como lectora, antes me fiaré de una reseña de un bloguero independiente que de las críticas que aparecen en los medios. Y como autora es un placer hablar directamente con el reseñador. Así que ¡muchas gracias* a todos los blogueros! 
(* en español en la entrevista original)

No puedo terminar la entrevista sin volver a darte las gracias: por escribir la saga sobre Fogas, por ser tan amable y agradable y por haber aceptado ser la primera entrevistada de la nueva sección de Tras la lluvia literaria. Espero poder leer todos tus libros en español, y si alguna vez necesitas a un traductor, ¡llámame!

- ¡Palabra!

Página oficial de la autora: Julia Stagg


14 comentarios:

  1. La semana pasada estuve a punto de comprar L´epicerie pero me eché para atrás a última hora... Y no he podido dejar de pensar en estos libros desde entonces! No he leído nada de la autora pero por las reseñas con las que me he encontrado (como las tuyas) sé que me lo pasaré bien en ese pueblecito francés... Creo que voy a hacerles hueco más pronto que tarde! Buenísima entrevista, por cierto, me ha gustado mucho. 1beso!

    ResponderEliminar
  2. Me gusta mucho tu nueva sección. Qué simpática Julia que ya lo parecía por sus libros. Son divertidos y entretenidos, lo único que no me gusta de los dos que he leído es lo de las r que pone uno de los personajes en el diálogo pero por lo demás están muy bien.
    Un besito y feliz fin de semana

    ResponderEliminar
  3. Yo leí el primero y me encantó, el segundo fue una de mis compras en la feria del libro así que me tengo que poner las pilas.

    ResponderEliminar
  4. Yo leí el primero pero estaba pasando una época dura con mi marido en el hospital y no me centré mucho en su lectura. De ahí que no terminara de gustarme. Tengo que darle otra oportunidad sí o sí.

    Me ha gustado tu nueva sección. Enhorabuena.

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Una entrevista muy simpática :-) Leí los dos primeros hace un par de veranos y pasé ratos estupendos con ellos, así que espero leer el tercero.
    A ver a quién nos traes en la próxima ;-D

    ResponderEliminar
  6. Un hostal en los Pirineos es de esos libros que he querido comprar muchas veces, a puntito he estado en más de una ocasión de volver con él a casa y estoy segura de que un día u otro se vendrá. Me ha encantado la entrevista, ¡enhorabuena por este fantástico apartado que seguro tendrá mucho éxito! Besotes

    ResponderEliminar
  7. No conocía a la autora ni me sonaban sus novelas, la verdad. Gracias por descubrírmela, curiosa la vida que ha llevado esta mujer.

    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Me ha encantado la entrevista. No suelo leer muchas entrevistas de autores porque la verdad es que no me interesa su vida más personal, por decirlo de alguna manera, o sus anécdotas. Pero lo cierto es que esta es una autora que me enamoró con su primera novela y si me picaba la curiosidad por saber más de ella.
    El pueblo en el que desarrolla sus historias es maravilloso y no me extraña que no se quiera desprender de el aunque me quedo con el de que prepara un thriller !Con lo que me gustan!.
    No sabía que sus novelas no habían sido publicadas en Francia, al estar ambientadas allí siempre había pensado que si.

    En fin, que por sus palabras se ve una mujer muy simpática y sencilla, exactamente lo que desprenden sus historias.

    Un beso y felicidades por la entrevista.

    ResponderEliminar
  9. ¡Ay, qué sorpresa más agradable!. Tengo los tres libros en mi estantería y adoro Fogas. Me ha encantado leer la entrevista y conocer a la autora un poco más. Muchas gracias y un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Mira, no la conocía y creo que, gracias a ti, me voy a animar a leerla. una entrevista muy buena, Xavier.

    ResponderEliminar
  11. Qué simpática y cercana!! Muy interesante la entrevista, a ver si de una vez por todas me pongo con sus libros que aún no he tenido oportunidad de leerlos.

    Un beso!
    Patri

    ResponderEliminar
  12. Gracias por ponerme sobre la pista de una autora tan encantadora. Maravillosa entrevista. Un buen comienzo de sección. Besos.

    ResponderEliminar
  13. Una entrevista fantástica, Xavier, has conseguido presentar a la autora de una manera excepcional y me han entrado unas ganas incontrolables de ir a por sus novelas. Felicidades por el éxito y gracias por descubrirme nuevos libros.

    Un petó.

    Anna

    ResponderEliminar
  14. Me ha gustado mucho la entrevista.
    No conocía ni a la autora ni sus novelas, pero ya me he apuntado el primero de su serie de Fogas, me ha llamado la atención y creo que lo disfrutaría mucho.
    Un beso!

    ResponderEliminar