La librería, de Penelope Fitzgerald

 
 
Título: La librería
Autora: Penelope Fitzgerald
Traductora: Ana Bustelo
Editorial y año: Impedimenta, 2010

Florence decide abrir una pequeña librería, que será la primera del pueblo. Adquiere así un edificio que lleva años abandonado. Pero pronto se topará con la resistencia muda de las fuerzas vivas del pueblo que, de un modo cortés pero implacable, empezarán a acorralarla. Florence se verá obligada entonces a contratar como ayudante a una niña de diez años, de hecho la única que no sueña con sabotear su negocio. Cuando alguien le sugiere que ponga a la venta la polémica edición de Olympia Press de Lolita, de Nabokov, se desencadena en el pueblo un terremoto sutil pero devastador.


Impedimenta es, sin ninguna duda, una de las editoriales contemporáneas que mejor ha sabido expresar una filosofía y ser coherente con cada nueva publicación. A mí me llamó la atención por la estética que preserva en sus libros y por el detalle de incluir el nombre del traductor en la propia cubierta; qué menos, cuando es, al fin y al cabo, la persona que ha escrito lo que nos disponemos a leer. La librería, de Penelope Fitzgerald, es la novela que me redime de la vergüenza que sentía al no haberme acercado aún a las obras de dicha editorial, y aunque la lectura no haya sido del todo placentera, por una razón que explicaré más adelante, seguro que vuelvo a abordar nuevos libros de Impedimenta.

Florence es una mujer vital y valiente que decide abrir una librería en un pueblecito inglés en el que no había ninguna. Los vecinos pronto se dejan ver por el local para mostrar sus mejores deseos o la preocupación que los lleva a animar a la librera a ejercer en otro municipio. Mientras Florence lucha contra enemigos visibles e invisibles, la literatura misma se encargará de granjearle problemas con la irrupción de Lolita, la historia de un tal Nabokov que a nadie deja indiferente. Los habitantes de Harborough tampoco permanecerán impasibles ante el vendaval de ética y moral que traerá consigo la venta en la librería del libro del escritor ruso.

Creo que ningún lector puede sentir desinterés por una trama como la que nos presenta La librería: no solo habla de libros, sino también de aquellos lugares tan especiales en que un amante de la letra impresa pasa horas y horas sin ser consciente del reloj. Penelope Fitzgerald apuesta por lo seguro y se gana la atracción de todos nosotros. Por otro lado, la atmósfera que se respira en el pueblo donde se ubica la acción resulta embriagadora, y las fantásticas descripciones del lugar le permiten a uno formarse una imagen mental vívida y clara de la zona. Además, el ritmo constante, sin altibajos ni capítulos frenéticos ni pausados, envuelve la trama con el cálido y sincero abrazo que suele rodear las buenas historias.

Sin embargo, ya he anticipado que ha habido un elemento que me ha decepcionado y por el cual mi opinión final no es tan positiva como cabría esperar al leer cuanto he expuesto hasta el momento: los personajes. Se antojan lejanos, inverosímiles, como si ni siquiera ellos se creyeran a sí mismos. Perfiles desdibujados, y hasta borrosos en cierto modo, que impiden que se asimile todo lo que les ocurre sin cuestionarse sus reacciones, sus impulsos y pensamientos. En numerosas ocasiones me ha extrañado sobremanera la manera en que todos ellos se enfrentan a obstáculos o a personas. No sé si la autora lo pretendía y es un efecto pensado y logrado, pero no puedo evitar pensar que la lectura fluiría aún mejor y sería más evocadora si llegásemos a entender a los protagonistas y no abrigáramos la terrible sospecha de que unos se asemejan demasiado a los otros.

La librería sabe mostrar la pasión que cualquier lector de este blog siente para con la literatura. Un amor puro y eterno que se pone de manifiesto en el argumento y también en la evolución de este. Penelope Fitzgerald nos invita a conocer un pueblo ciertamente peculiar cuyos habitantes saben sorprender una y otra vez, para bien o para mal. En cuanto a la edición del libro, es imposible no notar el mimo y el cuidado con que se han confeccionado todos los elementos que conforman el ejemplar que uno termina por leer. Una dedicación sin igual que demuestra por qué Impedimenta es una de las editoriales con más seguidores. Si bien tengo claro que valoraré nuevas lecturas dentro de su abanico de publicaciones, creo que no repetiré con la autora a la que reseño hoy.

25 comentarios:

  1. La tengo anotada, porque cadi todos los libros con título o argumento sobre libros, librerias, libreros, editoriales, blibliotecas....llama la atencion poderosamente :) saludos

    ResponderEliminar
  2. Nos es un mal comienzo con Impedimenta a pesar de ese pero que le pones a la novela. De los que he leído me permito recomendarte Enterrado en vida o los de Edmund Crispin.
    Besotes

    ResponderEliminar
  3. A mí me gustó bastante esta novela, tiene mucho encanto y un humor muy sutil, además de ser una delicia para los amantes de las librerías, sin duda.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Todo lo de IMpedimenta me suele gustar así que éste lo anoto igualmente. TIene buena pinta a pesar de tus peros y todo lo que es metaliteratura me suele agradar.

    Bs.

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola! Esta novela la leí hace algún tiempo, y no sabes lo que me ha alegrado leer tu reseña, porque comparto opinión contigo COMPLETAMENTE. Los personajes... ¡ay, esos personajes! "Lejanos", "desdibujados" y "borrosos", si, exactamente como los describes. A mí me resultó muy difícil simpatizar con ninguno (no lo conseguí, de hecho), ni logré entender su modo de actuar, lo que hizo que mi disfrute se resintiera considerablemente.

    PS: Y desde luego, gran labor la que hacen los responsables de Impedimenta con respecto a los traductores :-).

    ResponderEliminar
  6. Yo no me he extranado con Impedimenta y siempre me atraen sus cuidadas ediciones. Una lástima que este primera acercamiento tuyo, no haya sido todo lo satisfactorio que esperabas. Besos.

    ResponderEliminar
  7. A mí me gustó mucho este libro y no se me antojaron tan lejanos los personajes... Sobre todo Florence, que es un encanto; quizás sus enemigos sí que se sienten más distantes, pero yo lo asumí como premeditado. 1beso!

    ResponderEliminar
  8. En concreto este libro no me lo llevo anotado, el peso de los personajes es básico para mi en una lectura y debo creérmelos para disfrutar de alla. Por otra parte, me encanta la encuadernación de esta Editorial, tanto por su cuidado estilo como por su calidad.
    Besos !

    ResponderEliminar
  9. A mi me decepciono un poco porque esperaba que hubiera mas de la libreria y no tanto del chismorreo del pueblo. Esperaba otra cosa de este libro.

    Saludos

    ResponderEliminar
  10. Qué pena el tema de los personajes, aún así es un libro que quiero leer desde hace tiempo así que a ver cuando puedo hacerle hueco
    Besos

    ResponderEliminar
  11. Lo tengo, pero todavía no lo he leñido, no tengo perdón, Un beso!

    ResponderEliminar
  12. Me encanta esta editorial y siempre he pensado que otras con más posibilidades deberían tomar ejemplo. La pena es que los personajes no hayan estado a la altura de la novela, porque el argumento es de lo más atractivo.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  13. Uf, que chasco. Unos personajes que no cuajan restan muchos puntos al libro. Y mira que la historia era bonita y lo tenía todo pero esta claro que incluso con buenas cartas se puede jugar una mala partida. Yo no me arriesgo que de fraudes ya voy bien servida.
    Besos

    ResponderEliminar
  14. Tenía muchas expectativas con este libro, pero con tu pero... No lo descarto, pero me sirve para bajarlas y no llevarme una decepción con su lectura.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  15. Impedimenta cuida de una forma estupenda todos sus libros. Así da gusto.
    En cuanto al libro en sí, posee una trama que despierta el interés de cualquier enamorado de los libros, no me cabe ninguna duda.

    Un beso

    ResponderEliminar
  16. Me apetece mucho leerlo pese al escollo de esos personajes, y de hecho es uno de los que tengo en mi lista de futuribles. La figura del traductor para mí es fundamental, qué sería de nosotros sin los traductores; yo suelo destacarla la mayoría de las veces en mis reseñas (para bien y para mal); cuando leemos un libro traducido y lo leemos como si su lengua original fuera la nuestra, sin que nada nos descoloque ni nos suene fuera de lugar, eso, sin lugar a dudas, es mérito indiscutible del traductor, así que ¡olé por vosotros!

    ResponderEliminar
  17. A mi me gustó pero también me pasó que algo me falló. No caló en mí tanto como yo esperaba. Besos

    ResponderEliminar
  18. Siento que no haya sido de tu total agrado. Mira que el título me llama...
    Besos.

    ResponderEliminar
  19. Lo leí hace tiempo y me gustó, pero como comentas los personajes no llegaron a calarme del todo.

    Besos!

    ResponderEliminar
  20. Otra que aún no ha leído nada de impedimenta (ejem...). El detalle del perfil borroso de los personajes me echa un poco para atrás pero el resto parece muy atractivo, no sé, quizás si tengo ocasión le doy una oportunidad.

    Un beso!
    Patri

    ResponderEliminar
  21. En esta ocasión la dejaré pasar. Me parece importante lo que viste a la narración pero con unos personajes tan inverosímiles me voy a disgustar.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  22. Me gustó, pero... creo que desaprovecha lo bueno y pierde fuerza. No entendí por ejemplo la falta de jugo a Lolita que podía haberle dado juego
    Se me quedó cortísimo
    Besos

    ResponderEliminar
  23. Vaya, me llamaba mucho la atención, pero tu reseña me ha desinflado.
    Me pensaré si leerlo o no.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  24. Tu reseña me ha dejado algo fría: tenía muy buenas referencias de esta autora. Iré con más 'cuidado'.

    Besos.

    ResponderEliminar
  25. Es de esos libros que me llaman por el título y la temática, pero que tengo en dudas porque ya he leído reseñas un poco como la tuya, que parece que le falta algo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar