Canta Irlanda, de Javier Reverte


 
Título: Canta Irlanda
Autor: Javier Reverte
Editorial y año: Plaza & Janés, 2014

Irlanda es un país crecido sobre la leyenda, sobre el sufrimiento histórico y sobre las canciones populares. Y su literatura es tan rica -el país que proporcionalmente da más escritores en el mundo- como su folclore, representado por innumerables baladas que todos los irlandeses conocen. A lo largo de este recorrido por Irlanda, Javier Reverte traza, con su habitual maestría narrativa, con su tierno humor y su mirada cálida, el retrato del ayer y el ahora de este pueblo que no tiene dibujadas ni águilas ni leones en sus escudos y banderas, sino sencillamente una lira gaélica.



Javier Reverte entró como un vendaval en mi biblioteca personal con Corazón de Ulises, el magnífico relato de su viaje por Grecia, Turquía y Egipto. Como novelista también me ha dejado sin palabras con espléndidas obras como El tiempo de los héroes. La última reseña del año en el blog está dedicada a su último libro, el que consigue adentrarse en el grupo de mis cuatro mejores lecturas de 2014. Canta Irlanda es un homenaje brillante, lleno de matices, a una isla de la que siempre guardaré gratísimos recuerdos. Leer es vivir, y también recordar, y gracias a este libro he vivido y recordado lugares y gentes que ya jamás olvidaré.

El periplo del autor comienza en un Dublín que, año tras año, se postra ante el legado de James Joyce y celebra el famoso Bloomsday, el día en que la capital irlandesa se viste de gala para homenajear a uno de sus escritores más universales y su magna obra Ulises. Galway, Waterford, Derry o Belfast son algunas de las ciudades que visita el narrador y que retrata con su peculiar visión y su agudo sentido del humor. Reverte no se limita, además, a contar sus viajes con todo lujo de detalles, sino que los adereza con píldoras de la historia irlandesa que dejarán boquiabiertos a quienes apenas nada sabían del pasado de la isla esmeralda.

Corría el año 2007 cuando el destino quiso que mis pasos se encaminaran a Irlanda. Como estudiante de Erasmus, pasé algo más de tres meses en uno de los pueblos más pequeños y encantadores de la geografía irlandesa. Cuando vi que Javier Reverte, uno de mis escritores preferidos, y a quien en un encuentro yo había preguntado si había visitado Irlanda y por qué no nos lo contaba, se decidía a hacernos partícipes de cuanto le sucedió en sus dos viajes al país, podéis imaginar la alegría inmediata que sentí. Canta Irlanda se ha convertido en una lectura que me ha acompañado desde su publicación hasta hace un par de días. Es uno de esos libros que hay que leer con calma para degustarlo como es debido; si no, uno se ve sobrepasado por la ingente cantidad de sentimientos que despierta el ayer y hoy de una de las naciones más bellas del planeta.

Acompañar al autor a lugares a los cuales yo mismo fui, como las legendarias islas Aran, los impresionantes acantilados de Moher o la asombrosa Calzada de los Gigantes, ha sido una auténtica maravilla. He paladeado todas las descripciones que aparecen en el libro y logrado echar la vista atrás para verme en aquellos enclaves que tanto me marcaron en su día. Por otro lado, la fina ironía de la narración acerca aún más las anécdotas al lector. Además, el escritor madrileño es fiel a su estilo y no se limita a contar sus experiencias, no: adereza los capítulos con fantásticas lecciones de historia que permiten entender el comportamiento y las costumbres de los irlandeses. Y, cómo no, la literatura y la música se funden en la prosa y la dotan de una riqueza que traspasa las páginas físicas y que derrocha una maestría inigualable.

Irlanda es un país que bebe, que no se rinde, que canta; un país amable que acoge a los visitantes con los brazos abiertos; que siempre muestra una sonrisa a pesar de un clima malicioso e inestable. Canta Irlanda es el libro perfecto para quienes ya tienen en su corazón un trébol y un arpa y para quienes han pensado, o ya tal vez planeado, pasar unos días en tierras irlandesas. Javier Reverte ha sabido aunar a la perfección tradición y realidad, mitología e historia, con su delicioso toque personal y el amor que solo una nación como esta es capaz de provocar. Gracias a él he regresado a mi Ítaca particular, al lugar donde quedó parte de mi alma, y esa emoción que me ha embargado y embriagado a lo largo de la lectura es la que me lleva a darle la mayor puntuación posible. Una experiencia literaria imprescindible e inolvidable, como la propia Irlanda.

4 comentarios:

  1. Me lo apunto, me lo apunto. No conozco el país pero está en la lista y lo bueno es leerlo antes de ir. De este autor leí uno hace muchísimo de África y me gusta cómo lo cuenta.
    Un besito y feliz Navidad.

    ResponderEliminar
  2. Este no me lo apunto que no me termina de convencer. Este tipo de literatura me cuesta mucho trabajo.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. No he leído nada de este autor aún. Y veo que ya debería de animarme con él. Me gustaría conocer Irlanda a través de su pluma así que puede que busque prontito este libro.
    Besotes!!

    ResponderEliminar
  4. Tengo que admitir que cuando lees un libro basado en un lugar que conoces y del que se guardan tan buenos recuerdos como puede ser el erasmus (que yo pasé en Polonia), disfrutas muchísimo más la obra. Aunque bueno, también hay que admitir que Irlanda es preciosa, yo estuve allí unos meses en un curso de inglés y me gustó mucho.

    Un besiño

    ResponderEliminar