Lo mejor (para mí) de 2014



Termina otro año y toca hacer balance literario, como ya hice hace justo 365 días. 2014 ha sido un año muy bueno para mí en lo profesional, porque he emprendido proyectos interesantísimos que darán unos frutos sin duda maravillosos, y tanto trabajo ha tenido su repercusión en mis lecturas: he leído menos que nunca, poco más de 50 libros. El ritmo de reseñas también se ha visto alterado y no he logrado recomendaros novelas tan a menudo como me habría gustado. Lo importante para mí, no obstante, es seguir ahí, aunque tarde más en ofreceros una crítica.

Como hice el año pasado, solamente quiero recoger en esta entrada las que han sido mis mejores lecturas de 2014. Dejo a un lado las peores porque son fechas para la alegría y la esperanza, y a nadie ayudará que recupere las opiniones menos positivas. Al haber leído menos, esta vez son solo cuatro los libros que se han merecido la puntuación más alta, las cinco gotas que tan pocas veces suelen aparecer por aquí. Os enlazo las reseñas en los títulos, por si queréis recordar qué dije de cada una.



No es tan habitual que un autor sorprenda, en su ópera prima, con una historia brillante que se convierte en una lectura apasionante e imprescindible. Publicitaron este libro como una mezcla de Los pilares de la tierra y El médico, una comparación osada a priori y muy acertada cuando uno lee la novela:

«Después de leer un libro redondo como este, que no puedo sino recomendaros muy viva y encarecidamente, me apenan las pocas posibilidades que tiene el próximo que empiece de llegar al mismo nivel de deleite literario. Lo siento por la novela que se vea en tal desgracia, pero este libro ha dejado el listón muy alto. Altísimo, casi inalcanzable.»





Aún hoy Palmeras en la nieve es uno de los libros que más recomiendo y con el que más acierto. Este año Luz Gabás nos ha regalado su segunda historia, la más difícil de escribir, creo yo, tras el éxito de la predecesora. La autora ha salido airosa con una novela espléndida, compuesta con originalidad y maestría, que debía figurar entre mis mejores lecturas del año por esta razón:

«Sin que yo le dé permiso, mi cuerpo responde a una lectura que me atrapa y me emociona a través de las lágrimas. [...] Tomad, pues, las cinco gotas que merece la novela como si fueran cinco lágrimas de gratitud y sabed que hay cinco porque no puede haber más.»




28 días, de David Safier

Cuando supe que uno de mis escritores preferidos publicaba un nuevo libro, sentí una felicidad que se congeló en cuanto me enteré de que no iba a ser una historia de humor. ¿David Safier ha escrito una novela sobre el gueto de Varsovia en plena Segunda Guerra Mundial? Dejé a un lado miedos y prejuicios y, así, he llegado a una conclusión muy sencilla: la habilidad del autor no conoce barreras.

«Después de la maravilla que he encontrado, sin esperarla, en este libro, estoy convencido de que el autor alemán saldría bien parado si se atreviera a escribir una novela negra. O hasta una erótica. Donde hay una destreza literaria de este calibre que se quiten todas las etiquetas del mundo.»






Segundo año consecutivo en el que Javier Reverte aparece en mi recuento de mejores lecturas. Esta vez, con un excelente recorrido por Irlanda, el país más bonito que he tenido la suerte de visitar. Un lugar que se clavó para siempre en mi corazón y que he reencontrado gracias a los viajes que el autor ha sabido retratar con sabiduría e ironía.

«Gracias a él he regresado a mi Ítaca particular, al lugar donde quedó parte de mi alma, y esa emoción que me ha embargado y embriagado a lo largo de la lectura es la que me lleva a darle la mayor puntuación posible.»



Una novela histórica, una romántica, una contemporánea y un libro de viajes. Cuatro lecturas bien distintas que, por razones bien diversas, han sabido ganarse mis mayores simpatías. Eso no quiere decir que el resto haya sido un desastre absoluto, para nada. He vuelto a leer a autores que tienen un lugar fijo en mis estanterías (como Isabel Allende, Kate Morton, Marta Rivera de la Cruz, Paulo Coelho o Julia Stagg) y descubierto a talentos que han sabido brillar con sus primeras apuestas (como Petra Durst-Benning, Fernando Méndez, Raquel Martos o Mikel Santiago).

Seguro que el año 2015 nos deparará sorpresas agradables e inesperadas, tanto en la literatura como en la vida, y aquí estaré yo para contaros las alegrías, y también las decepciones, que en forma de libro caigan en mis manos. Muchas gracias por seguir ahí un año más y nos vemos en unos días con fuerzas renovadas.

¡Feliz 2015!



De todo corazón.


17 comentarios:

  1. Los tres primeros me los llevé anotados de tu blog, en su momento y aunque no he tenido aún la ocasión de hacerme con ellos, los leeré, espero, en este 2015.
    Un beso y feliz salida de año !

    ResponderEliminar
  2. No he leído ninguno de tus mejores libros de este año aunque me compré hace una semana el de David Safier y ya tengo ganas de empezarlo!
    Feliz 2015!!

    ResponderEliminar
  3. Irlanda ya está apuntado. No me esperaba tampoco lo de Safier aunque no es mi tema, me sorprende ese cambio de registro pero si es para bien, mucho mejor. Enhorabuena por tus proyectos profesionales. FELIZ 2015

    ResponderEliminar
  4. He leído los dos primeros aunque no incluiría a El sol bajo la seda entre mis mejores lecturas del año
    Feliz año!

    ResponderEliminar
  5. El único que he leído es El sol bajo la seda y también me gustó mucho, aunque quizás no tanto como para destacarlo entre los mejores del año. Me alegra que haya ido tan bien a nivel profesional y espero que el 2015 sea aún mejor
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Y a mi se me hizo muy cuesta arriba El sol bajo la seda y es, quizas, de los peores que he leido este año. Es raro que no coincidamos como suele ser costumbre.

    Saludos

    ResponderEliminar
  7. El primero me llama muchísimo. Lo tengo en la lista. Gracias. Besos.

    ResponderEliminar
  8. PUes no he leído ninguno. A ver si caen alguno en este 2015 que está a puntito de entrar. Feliz año!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  9. El sol bajo la seda lo tengo en casa esperando y el de David Safier me apetece mucho también.

    ¡Feliz año, Xavier! :)

    ResponderEliminar
  10. Pues no he leído ninguno de los que propones y eso que El sol bajo la seda lleva meses en casa. 28 días se lo leyó mi pareja hace poco y le gustó mucho aunque me comentó que inicialmente le costó hacerse a la historia. Feliz Año! Besos

    ResponderEliminar
  11. Tres interesantes propuestas que no he leído pero que seguro que haré, ya que me interesan mucho. Feliz 2015! 1beso!

    ResponderEliminar
  12. Me anoto el de Luz Gabás.
    Feliz año 2015 !!

    ResponderEliminar
  13. ¡¡Que sorpresa esta nueva faceta de Safier!! A mi también me ha gustado mucho. Besos.

    ResponderEliminar
  14. ¡Me alegra saber que el 2014 ha terminado con un balance muy positivo! Seguro que esos proyectos darán buenos frutos en el nuevo año. ¡No te olvides de contarnos! De tus recomendaciones no he leído ninguna, pero como sabes ya espera en casa "El sol bajo la seda". ¡Te deseo lo mejor para el 2015! Un abrazo muy fuerte.

    ResponderEliminar