El haiku de las palabras perdidas, de Andrés Pascual

 
 
Título: El haiku de las palabras perdidas
Autor: Andrés Pascual
Editorial y año: Plaza & Janés, 2011

Nagasaki, 1945. Victor, un muchacho occidental afincado en Japón, ha acordado encontrarse con Junko, la preciosa hija de una diseñadora de arreglos florales, para recibir el haiku que sellará su amor adolescente. Minutos antes del encuentro, la bomba atómica convierte la ciudad en el peor de los infiernos. Tokio, en la actualidad: Emilian, un arquitecto suizo comprometido con el urbanismo sostenible y habitual colaborador de Naciones Unidas, atraviesa una profunda crisis personal cuando conoce a una galerista de arte japonesa obsesionada con encontrar el antiguo amor de su abuela.



De un tiempo a esta parte, los personajes de una novela son uno de los elementos en los que centro mi atención en mayor medida. Cada vez aprecio más que los literatos lleven a cabo el esfuerzo de presentar un perfil creíble que sea capaz de despertar sentimientos en nosotros, los lectores. Andrés Pascual es uno de los escritores que mejor acierta con sus protagonistas. Aún hoy recuerdo a Mathias, de El compositor de tormentas, con un cariño especial. Kazuo, el muchacho japonés cuya vida se nos cuenta en El haiku de las palabras perdidas, vuelve a poner de manifiesto el indudable talento narrativo que anida en la pluma de un autor que no os podéis perder.

En 1945, los Estados Unidos recorren a un arma devastadora para lograr la rendición de Japón: la bomba atómica. Las dos lanzadas en sendas ciudades japonesas despliegan un poder insospechado que arrasa con todo. Kazuo, un joven de padres holandeses que vive en Nagasaki, aquella mañana espera en una colina la llegada de su amor, un reencuentro que no se produce por culpa del estallido de luz y aniquilación. En 2011, el arquitecto Emilian Zach regresa al país por el que siente devoción para superar una ruptura difícil y para, además, cerrar un trato con el gobierno japonés que supondrá la instalación de un moderno dispositivo de energía nuclear. Al poco de llegar, sin embargo, encontrará serios obstáculos que lo llevarán a buscar un amor que se perdió durante la Segunda Guerra Mundial.

Siempre me produce una gran ilusión asistir a la consagración de un talento. Comencé a leer a Andrés Pascual con su ópera prima, El guardián de la flor de loto, que me sorprendió, y El compositor de tormentas afianzó la admiración que siento por las letras del autor riojano. Como soy muy ordenado y me gusta seguir la línea temporal, era el turno de El haiku de las palabras perdidas, su tercera novela, y ya os avanzo que he disfrutado, y cómo, de la lectura. Sobre todo, y recogiendo la frase con que he empezado la reseña, por Kazuo, uno de los protagonistas, quien me ha robado el corazón, ya en el primer capítulo en que aparece, gracias al halo de realidad que lo envuelve. A pesar de que a priori ya es imposible no sentir empatía hacia alguien que es testigo de un hecho tan trágico, la personalidad del joven irradia tal magnetismo, y tal fuerza, que su nombre permanecerá en la retina de cualquier lector.

De nada serviría presentar a un personaje maravilloso si la novela está descompensada y hace agua. Y no es este el caso. La narración es impecable y es el resultado de un ejercicio literario impoluto; la doble ambientación, en el Japón de 1945 y en el actual, convence por la riqueza de detalle y por la documentación que ha precedido a la escritura del libro; las descripciones ofrecen un justo equilibrio que ayuda a que uno imagine los lugares sin que por ello se sienta torpedeado con información; y el final, que no esperaba para nada, me ha dejado boquiabierto. Algo que ayuda a todo lo anterior, y que ya no es mérito tanto del propio escritor como de la editorial —Plaza & Janés—, es la bellísima edición de la obra: una cubierta espléndida, una maquetación agradable y una disposición cómoda de los capítulos y de los títulos de estos. Cuando el libro está bien armado, también es nuestro deber advertirlo y elogiarlo.

No me gusta lanzar pronósticos ni proferir aseveraciones así como así, puesto que en el cambiante mundo editorial nadie sabe qué sucederá en los próximos años. No obstante, cuando veo sin asomo de duda el futuro de triunfos que espera a un don indiscutible, no puedo más que alzar la voz y proclamar lo siguiente: Andrés Pascual es uno de los escritores contemporáneos más brillantes en nuestra lengua. Le auguro una carrera tan larga como exitosa, de la que no me pienso perder ni una sola coma. Si con las dos obras anteriores me había quedado claro, El haiku de las palabras perdidas reafirma mi opinión y me convence de que estamos frente a un autor imprescindible. El tiempo ya me está dando la razón. Y así seguirá.

21 comentarios:

  1. Un libro que tengo en mi lista desde hace mucho tiempo. Espero quitarlo algún día porque significará que lo he leído! :)

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo contigo, una gran novela y un autor "brillante" que no podemos perderle la pista,
    saludos

    ResponderEliminar
  3. Veo que sí que has leído otras novelas del autor. De sus novelas sólo me falta por leer El guardián de la flor de loto, y es de esos autores que siempre te dejan con esa sensación especial cuando acabas sus novelas. Besos.

    ResponderEliminar
  4. Me encanta este autor, para mi también es un imprescindible. Ya sólo me falta leer "Edén" y habré leído todo lo que ha publicado hasta el momento ^^

    Un beso!

    ResponderEliminar
  5. La novela es preciosa. La ambientación, la trama, los personajes. Todo muy cuidado. Es un libro perfecto para empezar a seguir a este escritor.
    Me ha encantado la reseña.

    ResponderEliminar
  6. Es el único libro que he leído del autor y me encantó. Tengo que seguir leyendo más libros suyos.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  7. Qué estupenda reseña!!! Me has transmitido las ganas de leer a este autor porque lo cierto es que no lo conozco. Me apunto estas tres novelas que mencionas e intentaré seguirlas en orden como apuntas.

    Bs.

    ResponderEliminar
  8. Este es un autor con el que aún no me he estrenado pero por lo que cuentas veo que merece la pena hacerlo, espero no tardar demasiado
    Besos

    ResponderEliminar
  9. No tengo perdón y es que este libro reposa en mi estantería desde que se publicó. Está claro que tengo que ponerme ya con él.
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Todos habláis muy bien del autor y del libro, pero es que no termino de animarme y no sabría decirte el por qué...

    Besos!

    ResponderEliminar
  11. Me gusta mucho Andrés Pascual, he leído varias novelas suyas (esta incluída) y nunca me ha decepcionado. Además es un autor que siempre va a más, en cada nueva novela que publica hay más madurez literaria y se supera a sí mismo. Bss

    ResponderEliminar
  12. Recuerdo que al poco de empezar con el blog hubo una lectura conjunta sobre este libro... Luego me lo he tropezado infinidad de veces en la biblioteca y, aunque he estado a punto, nunca me lo he traído a casa. Será cuestión de replanteárselo. 1beso!

    ResponderEliminar
  13. A mi también me resulta atractivo que los personajes sean creíbles, tal vez, porque los sientes más cercanos.
    Y apunto a este autor, que defines tan bien.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Excelente reseña, Xavier. Hasta el momento es la única novela que he leído de Andrés Pascual, y sólo puedo darte la razón. Desde que pasé por estas páginas tengo anotado "El compositor de tormentas", así que será ese el título elegido para volver al autor. ¡Un abrazo! :)

    ResponderEliminar
  15. Este libro me gustó a mi más que a ti por lo que veo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  16. Una reseña estupenda. Este libroq ue no me llamaba mucho, me tocó en un sorteo al que me apunté porque me lo había recomendado tanta gente que me hicieron dudar. Hoy soy yo la que lo recomiendo, me encantó el autor
    Besos

    ResponderEliminar
  17. Desconozco la obra literaria de este autor pero veo que eres un fiel seguidor de su narrativa. Por algo será. Habrá que tenerlo en cuenta. Un abrazo, Paco.

    ResponderEliminar
  18. Me han recomendado a este autor pero todavía no me he estrenado con él, a ver si le hago un hueco.

    ResponderEliminar
  19. No lo conocía, y aunque te haya gustado mucho, no me termina de convencer.
    Un abrazo :3

    ResponderEliminar
  20. Éste sí que sí. Éste me lo llevo anotado y bien anotado! Tú reseña no me deja opción.
    ¡Magnífica reseña! Gracias por ella.
    Besos

    ResponderEliminar
  21. Me gustaría leerlo, lo anoté en el cuaderno hace tiempo =)

    Besotes

    ResponderEliminar