El maestro, de Màrius Mollà

 
 
Título: El maestro
Autor: Màrius Mollà
Editorial y año: Ediciones B, 2015

En 1914, un hombre solo viaja en tren de Francia a Barcelona. Cerca del macizo del Montseny, siente el impulso de bajarse en una pequeña estación, en busca de olvidar. Gracias a este impulso, el protagonista pasa a formar parte de una pequeña comunidad de leñadores y se acostumbra a la vida sencilla en contacto con la montaña. Deja atrás los ideales y los sueños que tuvo antaño, y que esconde, al igual que todo lo relacionado con su pasado. Pero el destino es inevitable, y pronto descubrirá que los niños de la explotación forestal lo necesitan.



Andrés Vidal, Eduardo Roca y Víctor Amat son los pseudónimos tras los cuales se ha ocultado Màrius Mollà en el pasado. El cambio de editorial ha supuesto el abandono de la oscuridad y este año, por fin, firma su último libro con su propio nombre. El maestro es un canto a la educación, una novela brillante que llega en la coyuntura adecuada para alzar la voz y defender el motor de la sociedad del futuro. Siempre nos quedará la esperanza, sin embargo, de que, a pesar de las nefastas reformas educativas que se llevan a cabo en nuestro país, finalmente la enseñanza haga gala del esplendor que todos queremos y que, ahora más que nunca, se vuelve imprescindible. Si os preocupa u os interesa la educación, no podéis dejar de leer esta novela.

Pablo Bruniquer es un maestro que simpatiza con las creencias de la Escuela Moderna, la nueva institución que pretende aportar nuevas metodologías educativas a un país que sigue aún anclado a una enseñanza religiosa, conservadora y deprimente. La apertura del nuevo centro, no obstante, contará con más detractores que defensores, y el equipo directivo será testigo, pronto, del peligro que los rodea. Unos años más tarde, Emili Boix, un forastero, llega al Montseny y se une a una comunidad de leñadores. Si bien nunca ha trabajado de ello, se esforzará por ser uno más. Aprovechará para intentar olvidar el doloroso pasado que esconde, aunque al cabo de poco verá la oportunidad de redimirse y de colaborar en la mejora de las condiciones de vida de sus compañeros.

Descubrí a mi querido Màrius Mollà en La herencia de la tierra, aunque por aquel entonces no sabía quién había escrito esa maravilla. El sueño de la ciudad, El mar de los hombres libres y El taller de los libros prohibidos siguieron la estela de emoción y calidad de su ópera prima, y ahora, al enfrentarme a El maestro, me doy cuenta de que estoy ante un talento narrativo fuera de lo común. Cuando uno derrocha tal habilidad en novelas tan distintas, da igual el nombre con el que publique, porque los lectores sin duda apreciaremos los espléndidos ingredientes con que ha formado la trama. En su apuesta más reciente, el autor catalán apela a nuestro deber como ciudadanos concienciados con el futuro y pone el dedo en la llaga en una de las cuestiones más espinosas y actuales: la educación.

Más allá de la fantástica moraleja, punzante y certera, el argumento cuenta con unos compañeros de excepción que lo convierten en una obra excelente y única que va de más a mucho más: unos personajes creíbles y magnéticos con los que conectamos enseguida, una narración impecable, un ritmo in crescendo que no da tregua y que atrapa, unas descripciones esplendorosas en las que es fácil reconocer Barcelona y las cercanías del Montseny, unos diálogos frescos que derrochan naturalidad y, cómo no, un final apoteósico totalmente inesperado y no por ello menos digno. Ya veis que, una vez más, me rindo a la indudable destreza de un escritor todoterreno que, cuente lo que cuente y lo ambiente donde lo ambiente, siempre sale airoso de sus proyectos con valentía, gracia, arte y sentido común.

España necesitaba El maestro. Una nueva y pésima reforma educativa está dispuesta a aniquilar los cimientos de la enseñanza que merecen los más jóvenes y no podemos callar, agachar la cabeza y claudicar. Màrius Mollà ha llevado a cabo un trabajo fastuoso tanto con los personajes que protagonizan la historia como con el claro mensaje crítico y, en cierto modo, esperanzador al que nos lleva la novela. El éxito que ya está cosechando me llena de alegría y me convence de que es el momento de no aceptar más atropellos y de decir «basta». Ni que decir tiene que no solo os recomiendo la lectura del libro, sino que apelo a vuestro corazón y a vuestro deseo de cambiar las cosas para lograr un futuro mejor y os pido que le deis una oportunidad. A la novela, a la educación, a las generaciones venideras y al país.   

22 comentarios:

  1. Qué curioso lo que comentas del autor y sus pseudónimos, ni más ni menos que tres libros con tres nombres diferentes! Creo que no conocía ningún caso anterior... Me parece una trama atractiva y no me importaría darle una oportunidad, más como bien dices al final, teniendo en cuenta la situación actual de la enseñanza de este país; cualquier reflexión al respecto es poca. 1beso!

    ResponderEliminar
  2. Este libro me apeteció nada más verlo y aún no había leído ninguna reseña sobre él. Con la tuya me queda claro que no me equivocaba, me haré pronto con él.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. El libro me ha llamado mucho la atención y estoy de acuerdo con lo que comentas respecto a la educación que se está recibiendo ahora mismo en este país, (digna de vergüenza).

    Un besote!

    ResponderEliminar
  4. Es difícil resistirse con esa reseña. ¡Apuntado!
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Este libro seguro que lo leeré, tiene una portada que llama a leerlo por su sencillez... y con la historia que nos cuentas que nos trae ha subido unos puestos!
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Me llama la atención, por el tema de Barcelona i el Montseny i también por lo que comentas de la educación. ¡No sé a dónde iremos a parar! Besos.

    ResponderEliminar
  7. Qué curioso tanto pseudónimo! Yo le he conocido tan sólo como Eduardo Roca y su libro me gustó mucho
    Éste hay que tenerle en cuenta tras esta entusiasta reseña y la valoración que le das.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Con muchísimas ganas me has dejado de lee esta novela. Pobre trato está recibiendo la educación en este país... Y curioso lo de este autor y sus pseudónimos...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  9. Has hecho que cambie mi apreciación sobre esta novela. Besos.

    ResponderEliminar
  10. Tiene buenísima pinta, chiqui. No sé como te lo montas pero cada vez que leo una reseña tuya me picas de mala manera.

    Un besito, y feliz domingo.

    ResponderEliminar
  11. A este libro ya le tenía echado el ojo, pero después de tu reseña no me caben dudas de su valía. Besos

    ResponderEliminar
  12. Estoy esperando recibir la novela y después de leerte me han entrado más ganas de leerla,
    saludos

    ResponderEliminar
  13. No he leído aún "El maestro", pero no puedo estar más de acuerdo contigo en lo que cuentas de la narrativa de Màrius Mollà. Hasta el momento han pasado por mis manos "El sueño de la ciudad" y "El mar de los hombres libres", con resultados excelentes. En casa espera desde hace algún tiempo "La herencia de la tierra". Y ahora, gracias a tu concurso en Twitter, tengo "El maestro" a mano. Por tanto, seguiremos hablando del autor.

    ¡Abrazo fuerte!

    ResponderEliminar
  14. No lo conocía, pero tu reseña me ha tentado, y mucho... debo leerlo sí o sí. Cinco gotas tuyas son muchas gotas! Y además, el tema, me resulta de lo más interesante.
    Me lo llevo! Gracias por tu reseña y recomendación.
    Besos

    ResponderEliminar
  15. A pesar de tu buenisima reseña, este libro lo voy a dejar pasar porque no me termina de llamar la atencion.

    Saludos

    ResponderEliminar
  16. Me ha tocado en un sorteo y estoy deseando que me llegue para ponerme con él.
    Me ha gustado mucho tu reflexión sobre la lectura
    Besos

    ResponderEliminar
  17. Tengo en casa alguna novela de este autor pero aún no he conseguido sacarles tiempo. Creo que irían antes que esta. Sobre la educación creo que vamos cada vez peor. Ya en mis tiempos me parecía muy torpe el planteamiento oficial para adquirir los conocimientos. Deberían adaptarlo a los nuevos tiempos.

    ResponderEliminar
  18. Primera reseña que leo de este libro que me encandiló nada más verlo. Me gustaba la sinopsis y ahora entiendo que no me iba mal encaminada cuando se me empezó a apetecer. Besos.

    ResponderEliminar
  19. Uf, mejor no mencionar el tema de la educación y cómo está el patio... en mi opinión, lo que se pretenden son masas sin adoctrinamiento que sean más fáciles de manejar, pero es una teoría retorcidilla.
    En lo tocante al libro, me llamó la atención cuando lo vi, no descarto leerlo si la oportunidad se prsenta.

    Besos

    ResponderEliminar
  20. Tengo este libro esperando para su lectura. A ver si coincidimos en impresiones.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  21. Este me lo apunto, que pinta muy bien =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  22. Me apetece mucho leer este libro, ya le tengo puesto el ojo, seguro que lo cojo de la biblioteca en cuanto lo tengan ;D, un saludo

    ResponderEliminar