Las aventuras de Tom Sawyer, de Mark Twain

 
 

Título: Las aventuras de Tom Sawyer
Autor: Mark Twain
Traductor: Simón Santainés
Editorial y año: Debolsillo, 2014 (1876)

La vida en un pueblecito situado a orillas del Misisipi, al suroeste de Estados Unidos, es tan plácida que incluso puede resultar aburrida. Pero Tom Sawyer, un muchacho curioso y travieso, es capaz de sacar provecho a cualquier hecho cotidiano, como pintar una valla, o no tan cotidiano, como perseguir a un malvado asesino o ir en busca de un tesoro escondido en una cueva, acompañado de su inseparable amigo Huck.



De los grandes clásicos de la literatura beben casi todos los escritores contemporáneos, si no todos. Aunque no tan asiduamente como podría, o debería, de vez en cuando sí me gusta sumergirme en las páginas de una obra que ha pasado a los anales de la historia de la ficción para descubrir las razones que le han conferido tal privilegio. Mark Twain es sin duda uno de los autores más importantes de la segunda mitad del siglo XIX y principios del XX. Es célebre, sobre todo, por Las aventuras de Tom Sawyer, el libro a cuya lectura me he dedicado estos días, que nos presenta a un personaje carismático que ha influido a numerosos novelistas y hasta a directores de cine.

Tom Sawyer es un muchacho inquieto que disfruta más del campo y del tiempo libre que de las lecciones de la escuela. Junto a Joe y a Huckleberry Finn, dos de sus grandes amigos, planean aventuras que llenen sus horas de libertad y los lleven a imaginar situaciones de lo más emocionante. Dispuesto a convertirse en pirata y a ser el héroe que encuentre tesoros escondidos o enterrados, Tom huye del control de su tía Polly y de las presiones externas que quieren hacer de él un adolescente maduro y responsable.

Ahora se habla mucho de un género que, dicen, ha nacido hace nada: el joven adulto, aquel híbrido que engloba historias que gustan a jóvenes y que también sabrán disfrutar y apreciar los lectores de más edad. Las aventuras de Tom Sawyer es uno de sus claros precedentes, ya que Mark Twain, el autor, se las arregla para presentar una trama que llega y atrapa tanto a chicos y chicas como a personas adultas. El propio personaje de Tom es brillante: en él, uno entrevé lo que piensa y siente alguien que está a punto de dejar atrás la infancia y de adentrarse en el pantanoso mundo de la adolescencia, un terreno un tanto extraño en el que nadie sabe cómo comportarse.

Todas las aventuras que viven Tom y sus compinches están contadas con buen ritmo y con una indudable maestría narrativa. Me ha convencido menos, sin embargo, el lenguaje utilizado por el autor; tal vez una redacción más fluida, con menos presencia de vocablos altisonantes y arcaicos, se habría adecuado más a la intención de la obra. Tampoco me han seducido los diálogos, que he encontrado desprovistos de la naturalidad que tal vez deberían irradiar. Por último, el final me ha parecido excelente. Es el desenlace perfecto para la historia del joven y deja la puerta abierta a una posible secuela, Las aventuras de Huckleberry Finn, donde volvemos a seguir las peripecias vitales de los dos amigos.

No descarto leer, dentro de algún tiempo, la novela que acabo de citar, porque me apetece descubrir qué ocurrió posteriormente a Tom o a Huck. Las aventuras de Tom Sawyer es una lectura agradable en la construcción de cuyo protagonista atisbamos la destreza de Mark Twain. Ni que decir tiene que es, por supuesto, una obra perfecta para iniciarse en la maravillosa afición de la literatura. También me atrevo a afirmar que es un libro que nos recuerda por qué nos gusta tanto leer, ya que gracias a él se han formado y asentado cientos, miles y quizá millones de lectores.

16 comentarios:

  1. Tengo este libro por casa desde hace años. Lo rescaté de una muerte segura (iba a ser quemado...) de casa de mis abuelos, pero no me pongo nunca con él. Tu reseña me lo ha traído de nuevo a la cabeza... Besos

    ResponderEliminar
  2. Lo leí el año pasado y también me gustó, es una lectura muy entretenida y en cuanto pueda leeré Las aventuras de Huckleberry Finn
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Admito ser de las que conocían esta historia por la televisión y si te soy sincera, no creo que lea este libro en un futuro. La palabra clave: el lenguaje arcaico, me cuesta horrores disfrutar de las lecturas repletas de frases retóricas y palabras complejas...
    Un beso !

    ResponderEliminar
  4. Hola, pues yo todavía no he leído nada de Twain, pero sí me gustaría hacerlo y siempre pensé empezar por este libro, espero que me guste, aunque tendré en cuenta lo que mencionas sobre los diálogos, porque sí esperaba que esto fuese un punto fuerte de la historia.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  5. No me importaría leerlo, que es un libro que me recuerda a las películas de la infancia y parece una lectura sencillita y entrañable. 1beso!

    ResponderEliminar
  6. Esta vez no coincido contigo. No lo he leido pero tampoco me termina de llamar.

    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Lo tengo en la estantería pendiente, que me lo regalaron hace tiempo. Pero por conocer la historia por series y pelis, siempre me ha dado pereza. Veo que tendría que animarme.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  8. Me has hecho pensar en la cantidad de años que hace que la leí, ni me acuerdo. Besos.

    ResponderEliminar
  9. Lo leí hace muchísimo tiempo y no me importaría una relectura.
    Besos!

    ResponderEliminar
  10. No es un clásico que me llame la atenciòn y tu reseña tampoco parece invitar mucho a descubrirlo.

    Besos.

    ResponderEliminar
  11. Ay Xavier, me has transportado a mi adolescencia. ¡Cómo me gusta este libro! Me ha entrado ganas de volver a leerlo o, en su defecto, de ver aquella serie de animación jejeej. Besos.

    ResponderEliminar
  12. Qué portada más bonita :) Tengo que leerlo!! Un saludo.

    ResponderEliminar
  13. Excelente reseña, Xavier. No se cuál puede ser el motivo, pero esta historia siempre me ha dado pereza, de ahí que nunca haya tenido interés en descubrirla. A pesar de esos pequeños obstáculos que han deslucido tu valoración final, parece una lectura agradable, así que no descarto darle una oportunidad. ¡Todo libro se lo merece!

    Abrazotes.

    ResponderEliminar
  14. Este es uno de mis clásicos pendientes!

    Besotes

    ResponderEliminar
  15. Cuanto ha disfrutado mi hija viendo una serie de dibujos sobre el libro....de peque no quería otra cosa ;D

    ResponderEliminar
  16. Twain es uno de los autores que me empujó hacia mi afición lectora. Gran personaje el de Tom Sawyer. Te recomendaría también Wilson el chiflado. que dicen que es una de sus obras menores pero me encantó la novela. Un abrazo, Paco.

    ResponderEliminar