Muerte en la Acrópolis, de Andrea Maggi

 
 
Autor: Andrea Maggi
Traductor: José Ramón Monreal Salvador
Editorial y año: Duomo, 2015

Atenas, siglo IV a. C. En una noche de luna llena, en el Partenón, yace muerto un hombre. Al parecer, ha sido víctima del ataque de una bestia. La ciudad, de inmediato, apunta a Eurifemo, un hombre que ha sido acusado de ser un licántropo. Sólo hay una persona dispuesta a defenderlo, capaz de enfrentarse a todos: Apolófanes, un ingenioso y astuto mercader que sabe que Eurifemo es inocente y que ésta será la única ocasión que tiene de cumplir una vieja promesa que ha marcado su destino. Mientras todo eso ocurre, el Tesoro de la Acrópolis desaparece misteriosamente.


Regresar a la Grecia clásica es siempre, para mí, una aventura sumamente deliciosa. Cuando, además, la historia que nos invita a viajar a esa época cuenta con ingredientes propios de la novela de misterio o negra, la experiencia es más absorbente y apasionante si cabe. Ansiaba leer Muerte en la Acrópolis desde que supe, hace varias semanas, de su publicación en nuestro idioma. Andrea Maggi presenta, en su ópera prima, una trama vibrante, repleta de acción y giros inesperados, que hará las delicias de los lectores que, como yo, disfrutan de esta irresistible mezcla de géneros. No os defraudará, seguro.

En la Atenas del siglo IV a. C., aparece un hombre muerto cuyo aspecto desgarrado da a entender que ha sido una bestia quien lo ha matado. El principal acusado es Eurifemo, al que todos acusan de licántropo y que siempre se ha comportado de forma un tanto extraña. Apolófanes, un modesto e inteligente mercader que sueña con convertirse en un insigne logógrafo, no duda en alzarse en defensa de quien para él es, sin asomo de duda, inocente. Poco espera, sin embargo, que la investigación discurra por una senda totalmente inesperada y que, durante la misma, alguien robe el tesoro de la Acrópolis, el oro que necesita Atenas para seguir batiéndose contra los macedonios.

Si bien antes he dicho que me encanta volver a la historia helénica, no es menos cierto que gran parte de los autores se dejan convencer por los siglos de esplendor y a menudo cuesta encontrar libros ambientados en otros momentos. Muerte en la Acrópolis nos transporta al siglo IV a. C., cuando la estabilidad de los demos se vio amenazada por la guerra contra los macedonios. Andrea Maggi nos convida a visitar una Atenas que está lejos de exhibir la riqueza de tiempos de Temístocles, una ciudad que parece herida de muerte, incapaz de recuperar la grandeza de antaño. La recreación de esos años tan convulsos es espléndida y uno se ve a sí mismo paseando por la Acrópolis o por el Pireo, como si fuera un ateniense más.

El misterio, sin embargo, se alza bien pronto y se convierte en el eje alrededor del cual giran los personajes, tanto los principales como los secundarios. La investigación a la que se dedica Apolófanes para descubrir quién asesinó a un criador de gallos de apuesta y quién robó el tesoro de Atenas hace las veces de una montaña rusa: no está exenta de sobresaltos y de curvas insospechadas que juegan con el lector y logran confundir, distraer y despistar; a veces parece claro identificar al culpable, y luego esa acusación resulta del todo errónea. El protagonista, cuyos esclavo y madre merecen una mención especial por sus fantásticos perfiles, además, lo resuelve de la forma más curiosa posible. Me quedan, pues, un buenísimo sabor de boca y las ganas de seguir leyendo a un autor italiano muy prometedor.

Todos los ávidos seguidores de la novela histórica esperamos, como agua de mayo, que algún novelista nos transporte a un enclave temporal al que hayamos viajado poco —o nada—. Muerte en la Acrópolis se aprovecha, muy inteligentemente, de nuestra insaciable sed de novedad y sabe ofrecernos una combinación trepidante en la que el pasado y la intriga se dan la mano. Andrea Maggi debuta con una trama brillante en la que se vislumbran sus grandes posibilidades como escritor. La prosa bien medida y estructurada es la guinda de un pastel que desde aquí os invito a degustar. En cuanto llegue un nuevo postre, seguro que repetiréis, como pienso hacer yo.

14 comentarios:

  1. Ya le tenía echado el ojo a este libro y tu opinión me confirma que no andaba equivocada.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Estaba indecisa con este libro, pero tu reseña me ha convencido y me anoto el título.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  3. Esta mañana he visto que he sido la ganadora del sorteo que Laky sorteaba de esta novela y estoy la mar de contenta porque creo que me va a gustar!
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Si ya tenía ganas ,ahora más; has sabido convencerme de pleno,
    saludos

    ResponderEliminar
  5. Ya le tenía echado el ojo, por lo que si cae en mis manos la leeré, las reseñas que estoy viendo son positivas. Besos

    ResponderEliminar
  6. mmm... no sé, no termina de tentarme. Y eso que con tu reseña me has transmitido lo que tú la has disfrutado, pero... Bueno no la descarto. La dejo con interrogante. Probablemente, si me cruzo con ella, me lance.
    Gracias por tu reseña.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. La tengo en la parrilla de salida, y no veo el momento de terminar lo que tengo entre manos y sumergirme en ella

    ResponderEliminar
  8. Me has convencido completamente. Muchas cositas reúne este libro para gustarme.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  9. La tengo en casa y me alegra que la hayas disfrutado.

    ResponderEliminar
  10. Lo tengo esperando en la estantería y creo que es una lectura con la que también disfrutaré
    Besos

    ResponderEliminar
  11. El género y la época no es para mí, lo que me llama es el misterio pero entonces creo que solo disfrutaría el libro a medias. En esta ocasión lo dejo pasar.
    Un besito

    ResponderEliminar
  12. Hola, no conocia el libro pero no pinta nada mal aunque no es lo que acostumbro a leer.
    Me quedo por tu blog, esta genial descubrir lecturas nuevas ^^

    Besitos

    ResponderEliminar
  13. Me pasa lo mismo que a ti, Xavier. Es encontrar las palabras "Acrópolis" o "Partenón" y los ojos me hacen chiribitas. No tenía noticias de esta novela, pero me quedo con ganas de conocerla después de leer tu opinión. Por tanto, anotada me la llevo. ¡Abrazote!

    ResponderEliminar