Cuando te encuentre, de Nicholas Sparks

 
 

Autor: Nicholas Sparks
Traductora: Iolanda Rabascall
Editorial y año: Roca, 2011

Durante su tercera misión en Irak, el soldado estadounidense Logan Thibault encuentra la fotografía de una joven sonriente medio enterrada en la arena del desierto. En la base, nadie la reclama y él acaba guardándola. De repente Logan empieza a tener suerte: gana en las partidas de póker, sobrevive a un ataque que mata a dos de sus compañeros. De vuelta a EEUU, Logan buscará a la mujer retratada pero desde luego no se espera a la persona fuerte pero vulnerable con la que se topa en Hampton, Carolina del Norte.


Nicholas Sparks es uno de aquellos autores a los que regreso de vez en cuando sin duda alguna de que me gustará lo que me va a contar. Es de los pocos escritores que jamás me ha decepcionado. El cuaderno de Noah, Querido John o La última canción no son solo los tres libros de él que más me han conmovido, sino que forman parte de mis lecturas favoritas de todos los tiempos y géneros. Cuando te encuentre supone un nuevo éxito en la bonita relación que mantengo con este maravilloso novelista, un paso más en un camino de buenas historias que desgarran y se clavan en el espíritu de los lectores. Mi consejo: no leáis nunca sus libros en el transporte público.

Logan Thibault es un soldado americano que ha pasado un largo período en Irak. En uno de los destacamentos encontró una fotografía desgastada y polvorienta, de una joven sonriente, que se convirtió en su talismán personal. De regreso a Estados Unidos, sin saber qué hacer con su vida, Logan decide ir en busca de la muchacha de la imagen. Para ello cruzará a pie varios estados hasta llegar al lugar donde se tomó la instantánea. Cuando por fin da con la mujer, esta no es en absoluto como él esperaba. Aun así, surge entre los dos una conexión inmediata que no gusta al ex marido de Beth, el hijo del sheriff y miembro de la familia más poderosa de la zona, quien hará lo imposible por destruir esa relación al precio que sea.

Las historias de Nicholas Sparks siempre consiguen llevarme a un precipicio emocional. La sensibilidad con que nos cuenta las tramas resulta deliciosa y sabe lanzar dardos directos al corazón. Cuando te encuentre no es ninguna excepción y, una vez más, me rindo ante la maestría narrativa del escritor estadounidense. El romance de Logan y Beth, que comienza de un modo curioso y que está envuelto de algún que otro secreto, hace gala del ingrediente principal de las historias de amor «sparksianas»: el aura de realidad que las envuelve. Si bien a veces los puntos de partida son cuando menos extraños, la evolución de la relación y la fuerza de los sentimientos de los protagonistas pronto se revelan verosímiles e irradian un magnetismo ante el que es imposible permanecer impasible.

El equilibrio entre diálogos y narración, además, es maravilloso. La naturalidad campa a sus anchas tanto en las descripciones como en las conversaciones de los personajes. Estos, por otro lado, brillan con luz propia, y no importa si son humanos o buenos amigos del hombre; uno les coge cariño, u odio, con una facilidad pasmosa. Y, cómo no, llegamos al final, al apoteósico desenlace, en el que el autor, como suele suceder, nos estruja el alma para que suframos con los protagonistas, para que no sepamos qué esperar de un escritor que no vacila en dejarnos en vilo y en sorprender con cierres trágicos y lacrimosos. No os diré si esta vez es fiel a su política de finales amargos; lo que sí os adelanto es que no podréis parar de leer hasta llegar a la última línea, que es casi donde se resuelve todo.

Leer a Nicholas Sparks significa adentrarse en un mundo de grandes emociones, capaces de desembocar en cualquier situación insospechada. Cuando te encuentre es una novela magnífica en la que el autor demuestra por qué es uno de los grandes del género —por más que él afirme que sus libros no se encuadran en la novela romántica, yo estoy convencido de que sí—. Recordad el consejo que os regalo en el primer párrafo y hacedme caso: terminar una de sus historias en el tren, el autobús o el metro es muy arriesgado, a no ser que a uno le dé igual que lo vean llorar. A mí no, por lo que ya he aprendido la lección y me guardo sus desenlaces para casa. Con unos cuantos pañuelos al lado, a poder ser.

11 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo contigo. Es un autor que a la vez que te desgarra, no puedes dejar de leer. A mi me encanta. Besos

    ResponderEliminar
  2. Ufff, pues o me arriesgo o lo llevo mal, la mayor parte del tiempo leo en el transporte público. Besos.

    ResponderEliminar
  3. Hace mucho que no leo a Sparks, tuve un atracón hace unos años ...quizás vuelva a ponerme con algo de él, pero más adelante

    ResponderEliminar
  4. He leído el libro y visto hace poco la película, me gustó mucho más el libro. En mi caso en la película los protagonistas no me parecían creíbles, o quizás los había imaginado distintos.
    Tienes razón Xavier que Sparks se tiene que leer, trata bien los sentimientos y te sorprende, muchas veces. A mi este no ha sido de los que más me ha gustado, pero aún y así, lo he leído de un tirón.
    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Hace años que no leo nada de este autor. Quizá me saturé, lo mismo que me pasó con Moccia.

    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Estoy de acuerdo con tu opinión sobre este autor. Yo también "lo busco" de vez en cuando, aunque me preparo siempre psicológicamente porque con él nunca tienes la garantía de que la historia vaya a acabar bien, jajaja.
    Este en concreto no lo he leído ni creo que lo vaya hacer en un futuro, no por tu reseña, sino porque hace apenas una semana vi su adaptación cinematográfica y el factor sorpresa ya no lo tengo, pero sin duda, leeré alguna de sus otras historias en el futuro.
    Por cierto, creo que Nicholas es uno de los escritores con más libros llevados a la gran pantalla, verdad ?
    Un saludo !

    ResponderEliminar
  7. He leído este libro y algunos más de este autor. La verdad es que me encanta y nunca me ha defraudado. Lo voy alternando y espero algún día haberme leído todas sus novelas.

    ResponderEliminar
  8. Pues esta historia huele a peli de lejos.

    ResponderEliminar
  9. Dudo que vuelva a leer un libro de Sparks desde que me decepcionara tanto con 'El cuaderno de Noah'. Simplemente, no congeniamos.

    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Mucho tiempo llevo queriendo leer a Nicholas Sparks, y aún no he dado el paso. Siempre me dejo llevar por tus recomendaciones, así que en este caso no haré una excepción. Tengo "La última canción" en casa, así que la pondré en un lugar destacado para cuando zanje algunos compromisos. ¡Abrazotes!

    ResponderEliminar
  11. Poco puedo agregar a tú reseña. Es uno de mis autores favoritos y adoro todo lo que escribe, aunque reconozco que me va más su vena más dramática, vena que no ha sacado en sus últimas novelas.

    Un beso!

    ResponderEliminar