La novela de Rebeca, de Mikel Alvira

 
 

Título: La novela de Rebeca
Autor: Mikel Alvira
Editorial y año: Ediciones B, 2015

Simón Lugar es un autor de éxito que, encerrado en su apartamento de la costa vasca, lucha por dar forma a su primera novela negra. Melancólico y misán-tropo, se siente presionado por su agente literaria y sus cientos de miles de lectores. Buscando la inspiración en un largo paseo por la playa, conoce a M., una joven enigmática que influirá en él de un modo inesperado al tiempo que una serie de sangrientos asesinatos van conformando la trama del libro dentro de su cabeza.



Qué alegría me embarga al presenciar cómo una gran editorial apuesta por un autor desconocido para el gran público. Para mí esa es la misión de un buen editor: debe ser un cazatalentos capaz de descubrir auténticas gemas y de darles la mayor difusión posible. En ese sentido, Ediciones B ha llevado a cabo un gran trabajo en los últimos meses, y vuelve a acertar con La novela de Rebeca, de Mikel Alvira, un libro que no es lo que parece, una historia que incluye otra en su interior, una obra que se convierte en un apasionante juego literario al que ningún lector podrá resistirse. Un autor que alza una voz peculiar y cuyo nombre no deberíais olvidar. Dará mucho que hablar, ya lo veréis.

Simón es un elogiado escritor de superventas que decide dejar a un lado el proyecto que tiene empezado, y por el que mantiene un contrato con su editorial, para lanzarse a escribir la novela que de verdad le apetece narrar, la trama que quiere contar. Se trata de un apasionante desafío, porque versa sobre una mujer que ha cometido y comete varios homicidios en cadena. Pronto la historia de Rebeca, la asesina, se mezclará con la vida del propio Simón y entrará en una espiral en la cual ficción y realidad se mezclan y se confunden hasta límites insospechables de todo punto.

La experiencia que supone comenzar a leer un libro del que nada, o poco, se sabe es verdaderamente refrescante y estimulante. La novela de Rebeca llegó a mis manos rodeada de cierto halo de misterio que es fiel a la niebla de intriga que cubre las páginas del libro —o tal vez debería decir, más bien, «libros»— y que se me antojó encantador. Leído el primer capítulo, no obstante, otros grandes conceptos salieron al paso: adicción, velocidad, ritmo. Y es que Mikel Alvira ha urdido una obra vibrante e imparable, una lectura absorbente que es imposible abandonar, con ecos sutiles a Mikel Santiago o a Joël Dicker. El ligero coqueteo al que se prestan las dos tramas atrapa, embriaga y seduce; la fuerza de la narración y de los diálogos estimula, agrada y convence. Buenos ingredientes aprovechados y exprimidos a la perfección.

Dado que el protagonista es escritor, además, resulta muy interesante el retrato, la precisa radiografía, que se hace del mundo de la edición, personificado en la figura de la agente de Simón, quien supuestamente vela por sus intereses literarios y económicos. Es un guiño a todos los que orbitamos alrededor de uno de los gremios más atractivos. También cabe destacar la prosa firme, directa y sincera del autor y el apoteósico final, que yo he encontrado fantástico. Si ya normalmente el desenlace de cualquier novela es sin duda una de las partes álgidas, en que se deben ver cumplidas las expectativas que uno ha ido acumulando durante la obra, en un libro peculiar como este aún cobra mayor importancia. Y lo cierto es que el cierre es brillante y recoge todo lo que se ha ido sembrando. La manera perfecta de culminar esas dos tramas que nos han mantenido en vilo.

Me complace especialmente haber disfrutado de La novela de Rebeca y aportar un grano de arena a la promoción del gran salto de Mikel Alvira. Puede que este sea el éxito del verano, como en su día lo fueron La verdad sobre el caso Harry Quebert y La última noche en Tremore Beach, los cuales disfruté y reseñé con el mismo entusiasmo que he intentado desplegar ahora. Misterio, amor y literatura se dan la mano y nos invitan a una apuesta vertiginosa dispuesta a jugar con nosotros, a conducirnos por un camino turbio y gris en el que cuesta distinguir verdad e imaginación. Una lectura absorbente, repleta de emoción, que no te suelta hasta el final. Una historia espléndida destinada a brillar.

10 comentarios:

  1. Será una de mis próximas lecturas así que me alegra saber que te ha gustado tanto.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. En pocos días comenzaré a leerla y si estaba convencida de que me iba a gustar ahora lo estoy todavía más. Besos.

    ResponderEliminar
  3. Acabo de leer La reseña en Los libros al sol y ya me lo había apuntado. Leer la tuya hace que me ratifique. Besos

    ResponderEliminar
  4. Espero poder leerla porque tiene muy buena pinta y viendo lo que te ha gustado, seguro que merece la pena
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Aunque hables tan bien de este libro, por ahora no entra en mis planes de lectura asi que lo voy a dejar pasar.

    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Primera reseña que leo de este libro y tiene muy buena pinta. Lo tendré muy en cuenta.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  7. Paso de puntillas porque lo empiezo la próxima semana, me quedo con que te ha gustado mucho.
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Te leo de pasada porque lo leeré en breve.

    ResponderEliminar
  9. Me llamó la atención en el boletín y lo dejo bien apuntado tras tu reseña,
    saludos

    ResponderEliminar
  10. Que ganas de leerla!!!! Me llama mucho

    ResponderEliminar