El verano que empieza, de Sílvia Soler

 
 


Título: El verano que empieza
Autora: Sílvia Soler
Traductor: Alejandro Palomas
Editorial y año: Planeta, 2013

Júlia Reig y Andreu Balart, unidos desde antes de nacer por la intensa amistad entre sus madres, llevan más de tres décadas celebrando juntos la noche de San Juan. A pesar de algunos desencuentros, sus vidas, avanzando siempre en paralelo, han conocido el amor y el desamor, la alegría y la decepción. Pero nunca han fallado a la cita de San Juan.


Los cambios de registro en literatura siempre me sorprenden. Hay escritores cuya versatilidad les permite coquetear con varios géneros con fantásticos resultados. Conocí a Sílvia Soler con la publicación de 39 + 1, una novela de humor acerca de una mujer que cumple la maldita cifra de 40 años. Después de permanecer en la senda de las tramas simpáticas y agradables, la autora catalana se adentra en las emociones humanas para retratarlas y presentarnos a un interesante elenco que se enfrenta a situaciones cotidianas que los ponen a prueba una y otra vez. El verano que empieza le supuso el premio Ramon Llull de 2013 y la consagra como una novelista que sabe captar y describir cuanto sienten y padecen dos personas que el destino se empeña en juntar.

Elvira y Roser son dos grandes amigas que se quedan embarazadas casi al mismo tiempo. Están convencidas de que sus hijos heredarán el amor que las une, ya sea en forma de amistad eterna o de romance apasionado. Andreu y Júlia llegan al mundo, pues, con el augurio de que tarde o temprano «decidirán» enamorarse y así honrar el pronóstico de sus madres. La vida, sin embargo, no es tan sencilla y se empeña en jugar con ellos. En Sorrals, el pueblo costero en el que siempre han vivido los Balart y los Reig, todo el mundo está seguro de que el amor acabará abriéndose paso entre los dos, aunque eso es algo que nadie, ni siquiera ellos, es capaz de prever.

Como siempre que leo a un escritor de mi tierra, me acerco a la obra original, de manera que así puedo analizar y valorar mejor la narración y el estilo. Sílvia Soler mantiene la frescura con la que se asentó en el mundo editorial y nos ofrece una prosa elegante y amena que convierte El verano que empieza en una lectura ágil y relativamente corta. La ambientación de la historia en un pueblo, por otro lado, está muy lograda y el lector tiene la impresión de que conoce a los habitantes ilustres de Sorrals y de que disfruta de las maravillosas playas de la costa mediterránea. Una pluma moderna y sobria y un escenario descrito con gran belleza son los dos pilares que apuntalan la trama tan bonita que protagonizan dos personalidades únicas, dos personas genuinas con las que cualquiera empatizará enseguida.

Andreu y Júlia son conscientes de la presión a la que están sometidos por parte de sus vecinos, quienes no dudan de que el vaticinio de Elvira y Roser se va a cumplir; de tal manera es así que sus sentimientos, sus temores y anhelos, traspasan las páginas y empapan la historia de autenticidad y la transforman en un canto al amor y al azar, al destino y al futuro, en una aventura literaria fantástica que nadie debería perderse. Los diálogos naturales y las descripciones precisas son dos ingredientes más que aportan consistencia a este libro y que dan fe del talento que reside más allá de cada una de las palabras impresas en papel. Por último, no me queda sino comentar, brevemente, el inesperado final con el que concluye la novela. ¡Cuánto me gusta cuando un desenlace recoge y cumple las expectativas que se han ido sembrando a lo largo de una novela!

El verano que empieza nos descubre los vericuetos por los que transita una relación difícil y los paisajes en los que yace la existencia plácida de dos familias catalanas que forman un grupo bien escogido y perfilado, una serie de personas a las que es un verdadero placer acompañar. La voz de Sílvia Soler, más madura y personal, ha encontrado su camino de expresión y hace las veces de guía que ilumina el libro. Una novela sobre el destino, un libro sobre dos personas marcadas y unidas por los astros, una narración sobre un romance complicado y sobre el importante papel que desempeña la amistad en nuestro día a día. Un canto a la vida, en definitiva, muy bien rimado y entonado que desde aquí quiero aplaudir.

13 comentarios:

  1. He tenido este libro varias veces en mis manos, pero nunca me he decidido. La próxima vez se viene conmigo.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  2. Pues tiene una pinta estupenda. A ver si llega también a las mías. Besos.

    ResponderEliminar
  3. No conocía este libro y me gusta lo que cuentas. Aunque últimamente mis lecturas van por otros derroteros, las novelas que como dices se adentran en las emociones humanas siempre han sido de mis favoritas. La tendré en cuenta.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. La apunto porque no conocía a esta autora. Me gustan las novelas que despiertan mis emociones.
    Besos :*

    ResponderEliminar
  5. Tengo que estrenarme con esta autora, hace no sé cuantos años que tengo en casa una de sus primeras novelas y la pobre siempre se me queda en la estantería. Tu reseña me anima a sacarlo de allí :-)

    ResponderEliminar
  6. Me gusta mucho Silvia Soler. Hace tiempo la escuchaba por las tardes en un espacio semanal que tenía en un programa de radio aquí en Catalunya. Este tengo muchas ganas de leerlo, pues yo también la conocí con 39+1.
    Besos!

    ResponderEliminar
  7. Lo tengo en casa y aun no he podido encontrarle hueco.

    ResponderEliminar
  8. Pues yo no lo conocía y me gusta mucho lo que cuentas, esta novela es completamente de mi estilo jeje así que me la apunto.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  9. Con esta reseña tan entusiasta has llamado totalmente mi atención. No conocía el libro, pero tras leerte ya lo necesito. ;-)
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  10. Lo apunté en su momento y se me había olvidado por completo... Gracias
    Ayer mismo comentaba con una amiga que estoy algo saturada del género negro y me apetecía cambiar a algo más como esta novela
    Besos

    ResponderEliminar
  11. Por lo que cuentas, no me importaría leerlo.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  12. Pues no tenía ni idea de la existencia de este libro, pero no pinta mal. Echaré un ojo con calma, palabra
    Besos

    ResponderEliminar
  13. No he leído nada de esta autora, Quizás me anime. Besos.

    ResponderEliminar