Una madre, de Alejandro Palomas

 
 
Título: Una madre
Autor: Alejandro Palomas
Editorial y año: Siruela, 2014

Faltan unas horas para la medianoche. Por fin, después de varias tentativas, Amalia ha logrado a sus 65 años ver cumplido su sueño: reunir a toda la familia para cenar en Nochevieja. Una madre cuenta la historia de cómo Amalia entreteje con su humor y su entrega particular una red de hilos invisibles con la que une y protege a los suyos, zurciendo los silencios de unos y encauzando el futuro de los otros. Sabe que va a ser una noche intensa, llena de secretos y mentiras, de mucha risa y de confesiones largo tiempo contenidas que por fin estallan para descubrir lo que queda por vivir


Estoy convencido de que, en literatura, la sencillez puede ser una gran virtud. A veces no es necesario que la trama sea un auténtico tapiz de ingredientes; basta con que el autor tenga claro su objetivo y cuente con destreza suficiente para hacer de un argumento a priori discreto una verdadera maravilla. Una madre, de Alejandro Palomas, es esto último, y por varias razones. Es una de las novelas más tiernas y acogedoras que he leído nunca y no puedo más que recomendárosla muy encarecidamente, por los motivos que esgrimiré a continuación, para que también vosotros os adentréis en una lectura que hay que paladear como si de un postre de corte familiar pero irresistible se tratara.

Llega fin de año y Amalia está muy nerviosa. Ha planeado una cena con sus tres hijos y, aunque ha procurado controlar todos los detalles, en su casa, y casi siempre por su culpa, aparecen obstáculos que impiden que una simple reunión sea un éxito. Por más que se empele, no todo transcurre según lo planeado, y eso no puede suceder en un día tan importante. Fer, Silvia y Emma, los hijos de Amalia, pondrán un granito de arena tanto para construir los cimientos de la noche como para provocar que estos de vengan abajo. Pase lo que pase, sin embargo, y a pesar de las inesperadas noticias que acuden a la velada, una figura se yergue entre ellos como el faro de una familia normal y corriente y, al mismo tiempo, distinta: una madre única y especial a la que nada ni nadie es capaz de vencer.

Una cena de fin de año y una reunión familiar. Ese es el escenario cotidiano sobre el que parte Una madre, una novela que me da la razón cuando afirmo que huir de tramas y estructuras rebuscadas puede ser un gran acierto. Alejandro Palomas nos invita a entrar en un universo particular y precioso cuya reina, la protagonista de la historia, roba el corazón de los lectores desde el momento mismo en que hace acto de presencia. El maravilloso perfil de Amalia, en el que todos veremos reflejados pensamientos o comportamientos de nuestras madres o abuelas, es el centro alrededor del cual giran los personajes que desfilan por su casa. Se nos presenta como una mujer de carne y hueso, real, mundana, con la que no cuesta empatizar y a la que comprendemos, y aprendemos a querer, a medida que la vamos conociendo. La protagonista perfecta para un libro tan bello como este.

La prosa del autor, por otro lado, nos envuelve en un cálido abrazo del que no resulta fácil desprenderse. Con un estilo pulcro e impecable, Palomas nos abre las puertas de este hogar tan singular en el que todos querríamos vivir. Humor, ironía, emoción y amor, cuatro espléndidos elementos que se ocultan detrás de las palabras bien escogidas; cuatro caminos diferentes por los que llegar al mismo destino; cuatro maneras de vivir la vida y de relacionarse con los demás. En la narración se ha impreso tanta sensibilidad, tanto sentimiento, que a uno, al terminar la novela, le queda un vacío insondable. Lo podrá llenar otro libro, por supuesto, pero este difícilmente hará sombra al halo de afable verosimilitud que acompaña a la historia de Amalia.

No es fácil encontrar el equilibrio entre sencillez y llaneza. Son dos conceptos sinónimos que pueden llegar a confundirse. Alejandro Palomas, no obstante, sabe bien qué los diferencia y no duda en demostrarnos que el día a día y las existencias de unas personas reales son tan interesantes, o incluso más, que el viaje más heroico o el mundo más fantástico. Una madre describe, con elegancia y candor, situaciones creíbles que consiguen conmover precisamente por la verdad que encierran. Como en casa, en ningún sitio, solemos decir. Aprovecho esta conocida expresión para aconsejaros esta historia, en la que os sentiréis, creedme, como en casa.

19 comentarios:

  1. Un libro maravilloso. No hace falta decir más. Besos.

    ResponderEliminar
  2. Me gustó muchísimo este libro tan lleno de emociones y sentimientos. Reí y lloré a partes iguales, bueno... quizá lloré un poco más ;)
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Me gustó tanto que lo he regalado varias veces, la última me dijeron que no le había gustado. ¡Qué jarro de agua fría! Todavía no me lo puedo creer. Supongo que será la excepción que confirma la regla.

    ResponderEliminar
  4. Tengo ganas de leer a este autor, porque tiene muy buenas críticas.

    Un beso ^^

    ResponderEliminar
  5. Un hijo me encantó, así que me muero de ganas de leer este ^^

    ResponderEliminar
  6. Oh, me encantó esta novela de Alejandro Palomas (la que más me ha gustado del autor hasta la fecha). Me alegro mucho que la mayoría de lectores coincidamos en señalar el encanto de su prosa y la sencilla belleza de la relación de estos personajes. Amalia es inolvidable :-)))

    ResponderEliminar
  7. Y yo sin estrenarme con este autor...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  8. Me alegro que te haya gustado. A mi me cautivó por completo.

    ResponderEliminar
  9. Lo he leído este verano y me ha encantado, me gusta mucho el estilo de este autor y la forma en la que plasma los sentimientos
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Tengo muchas ganas de iniciarme con este autor pero creo que empezaré con Un hijo!

    ResponderEliminar
  11. Lo conocí en la Feria del Libro de Sevilla y me llevé a casa uno de sus libros que ya estoy tardando en leer

    ResponderEliminar
  12. Aix...yo solo diré que adoro a Alejandro, y que todos y cada uno de los libros suyos que he leído me han encantado.
    Me alegro mucho de que lo hayas disfrutado.
    Besos

    ResponderEliminar
  13. Me encantó aunque no es mi favorito del autor :)

    ResponderEliminar
  14. Es una preciosidad de libro. Muy emotivo, dulce, evocador y muy bien escrito
    Besos

    ResponderEliminar
  15. Este lo tengo por casa. Lo compré la pasada feria del libro aprovechando que el autor venía. Le tengo muchas ganas. Estoy segura de que me va a gustar tanto como a los demás, tal y como me pasó con Un hijo. Besos.

    ResponderEliminar
  16. Lo tengo pendiente desde hace un montón!
    Me encanta el autor =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  17. No consigo conectar con el autor y su manera de narrar, me siento un bicho raro, pero no puedo disfrutar al 100% de las lecturas por eso.

    Un beso

    ResponderEliminar
  18. Tengo muchas ganas de leer a este autor, ya sea con este libro o con "un hijo", pues de ambos he leído muy buenas opiniones.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  19. Últimamente he leído muy buenas opiniones de este libro, y del resto del autor. Creo que tienes toda la razón al decir que la sencillez a veces es un punto a favor, libros muy rebuscados que no dicen nada y otros muy simples que te llegan al corazón.

    Me apunto la novela, y al autor, para darle una oportunidad.

    Un beso

    ResponderEliminar