El beso más pequeño, de Mathias Malzieu

 
 

Título: El beso más pequeño
Autor: Mathias Malzieu
Traductor: Robert Juan Cantavella
Editorial y año: Reservoir Books, 2013

Chico busca a chica... Pero ¡un momento!, que nuestros personajes son mucho más originales. Chico enamorado busca a chica con nombre de flor y que cuando la besan desaparece. Chico enamorado y desesperado recurre a un extraño detective privado especialista en cazar mujeres difíciles. Y así da comienzo una aventura que nos planteará una última pregunta: cuando encontramos al amor de nuestra vida, ¿sabemos conservarlo?


Conocí a Mathias Malzieu en La mecánica del corazón, una novela que me sorprendió gratamente, de cuyo éxito me alegré mucho. Nuestra relación se truncó con La alargada sombra del amor, una historia que me dejó más bien frío por culpa de una prosa desangelada que no me esperaba. Unos años después, me dispongo a desempatar, e inclinar así el vínculo autor-lector hacia uno de los dos lados de la balanza, con El beso más pequeño, su último libro. ¿En qué ha desembocado esta tercera lectura?, me preguntaréis. Pues bien, con alegría puedo decir que me he reconciliado con el escritor francés.

El beso más pequeño del mundo es el que se dan los dos protagonistas. Un beso efímero que, sin embargo, conlleva la desaparición física de ella. Él pronto se sume en una depresión de la cual solo sale cuando toma una decisión: quiere encontrar a la chica invisible. Para ello contará con la ayuda de un viejo investigador y del loro de este, un animal único en su especie, con quienes avanzará poco a poco hasta conseguir su objetivo. Una vez contactada la muchacha, ¿bastará el amor que siente por ella para afianzar la relación? ¿O la imposibilidad de verla destrozará las bases de sus sentimientos?

En El beso más pequeño he reencontrado el estilo agradable e íntimo de Mathias Malzieu. Después de una novela que, para mí, se aleja bastante de la anterior, en su cuarto libro publicado en nuestro idioma he hallado los ingredientes que me cautivaron y emocionaron en La mecánica del corazón. Ante todo, sobresale la figura de los protagonistas, dos personalidades distintas y sólidas que encajan a la perfección, a pesar de los evidentes obstáculos que debe esquivar su relación. Un romance que, por otro lado, se alza dulce y reconfortante como un abrazo, intenso y emotivo como la vida. Si unimos unos personajes magnéticos y una historia de amor diferente y sentida, el resultado solo puede ser uno: una lectura vibrante.

Todos los libros de este autor llevan impresos un halo de magia y fantasía que envuelve la trama y que seduce desde el primer párrafo. En este caso se cumple la norma y la novela en ocasiones huye de la realidad para echar mano de unos ingredientes fantásticos y vívidos que, en forma de mágicas pinceladas, dan color a la obra y aportan el toque especial de Malzieu, ese savoir-faire que ha conquistado a millones de lectores en todo el mundo. No puedo terminar sin agradecer, y ensalzar, la maravillosa ternura con que sucede todo, esa candidez casi infantil que nunca está de más recordar y, por qué no, incluir en nuestro día a día. Leer historias tan bonitas como esta es una buena manera de recordar cómo éramos cuando mirábamos la vida con ojos limpios y sinceros.

Creo que en literatura es importante dar segundas oportunidades. El desencuentro con un escritor cuya obra no nos ha convencido no conduce irremediablemente a un callejón sin salida. La experiencia me ha demostrado que es interesante apostar por esos autores que ya una vez nos han demostrado su talento. El beso más pequeño es una novela espléndida que sigue la estela de La mecánica del corazón y que me devuelve al Mathias Malzieu que tanto y tan positivamente me impactó en su primer libro arribado a nuestro país. La historia de la chica invisible también puede interpretarse como un canto a los sueños, como una invitación a no dejar jamás de perseguir nuestros deseos. Con un poco de esfuerzo seguro que somos capaces de llegar a donde nos propongamos.

10 comentarios:

  1. Yo leí La mecánica del corazón y si bien es entretenida no acabó por crearme ansias de leer más del mismo autor.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Hola, lo leí hace tiempo y es un libro precioso!! me encanto, esos besitos de chocolate ^^

    ResponderEliminar
  3. Pues es un autor con el que aún no me he estrenado. Y veo que debiera darle una oportunidad.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  4. Esta vez no me lo llevo a pesar de tu buena reseña porque no me llama la atencion.

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola!
    Me alegra que hayas recuperado la fe gracias a esta novela, las segundas oportunidades son maravillosas. Por el momento, solo he leído La mecánica del corazón y lo disfruté muchísimo, espero que siga gustándome tanto con esta novelita^^
    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  6. Yo me encuentro en el mismo empate lector que tú. Y con tu reseña me has dejado bastante convencida de buscar el desempate.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Lo tengo,pero aún no me animo,creo que es de lo mas extraño...cuando me encuentre con ánimos...
    Besos!

    ResponderEliminar
  8. Hay escritores con los que no se logra conectar y eso es lo que a mi me pasa con Malzieu, que se le va a hacer. Besos.

    ResponderEliminar
  9. nunca he leído nada de este autor, si empiezo con algún libro suyo, este no parece mala opción.

    besos.

    ResponderEliminar
  10. No creo que lo cate, el primero no me gustó mucho U.U

    Besotes

    ResponderEliminar