El último adiós, de Kate Morton

 
 
Título: El último adiós
Autora: Kate Morton
Traductor: Máximo Sáez
Editorial y año: Suma de Letras, 2015

Junio de 1933: en Loanneth, la mansión del campo de los Edevane, todo está listo para la esperada fiesta de solsticio de verano. Cuando llegue la media noche, sin embargo, la familia Edevane habrá sufrido una pérdida tan grande que tendrá que abandonar Loanneth para siempre. En 2003, Sadie Sparrow, investigadora en Scotland Yard, está cumpliendo un permiso forzoso en su trabajo. Refugiada en Cornualles, un día llega por casualidad a una vieja casa abandonada y descubre la historia de un niño que desapareció sin dejar rastro...


Alguna vez he hablado, en el blog, de los valores seguros en literatura, aquellos escritores a cuyas obras resulta sumamente placentero regresar porque sabemos que vamos a disfrutar lo indecible. Después de leer La casa de Riverton y El jardín olvidado, Kate Morton entró a formar parte de mi grupo de autores imprescindibles, de novelistas que jamás me fallan y que siempre consiguen darme lo que espero, e incluso más. Ahora vuelve con El último adiós, una historia apasionante en la que retoma la fórmula de éxito que la ha consagrado. Porque ¿para qué cambiar algo que funciona maravillosamente bien?

La desaparición de Theo, su hermano pequeño, ha supuesto una dolorosa incógnita en la vida de Alice. Setenta años después, convertida en una escritora superventas de novelas policiacas, su tranquilo presente va a sucumbir al terremoto del pasado gracias a Sadie, una agente de policía que ha tenido que alejarse momentáneamente del cuerpo. Cerca de la casa de su abuelo, en Cornualles, da con la misteriosa mansión abandonada de la familia de Alice, donde tuvo lugar la mayor de las desgracias en la década de los años treinta. Sadie se dejará conquistar por el halo de misterio que envuelve lo ocurrido en Loanneth y no dudará en emprender una investigación para descubrir si lo que sucedió fue lo que Alice ha creído toda la vida a pies juntillas.

No me cansaré de defender, ante las críticas de los lectores más exigentes e inconformistas, que un autor sea fiel a un estilo en el que se siente cómodo y a un tipo de historias en el que sobresale. Kate Morton echa mano de dos líneas temporales, como ya hiciera en sus libros anteriores, para orquestar una intriga que, una vez más, lo deja a uno sin respiración. El último adiós es una novela repleta de emoción, con un ritmo trepidante, en la que la escritora australiana no duda en jugar con nosotros y llevarnos por caminos que luego se descubren falsos. Cierto es que yo en este sentido peco quizá de ingenuo, pero estoy convencido de que cualquiera se sentirá perplejo ante los numerosos, y espléndidos, giros argumentales que consiguen su objetivo: que uno sea incapaz de abandonar la lectura hasta llegar al desenlace.

Si la trama vertiginosa se lleva mi aplauso, no es menor la admiración que siento para con los personajes que la protagonizan. Y tal vez sea este —me atrevo a aventurar— el ingrediente común en la obra mortoniana que la ha llevado al Olimpo de las ventas editoriales. Los perfiles están cuidados hasta el detalle más nimio, de modo que nos parecen cercanos y reales, como si los conociéramos, alejados del aura de irrealidad que, por desgracia tan a menudo, hallamos en las novelas de este género. Sin olvidar, por supuesto, las excelentes descripciones que dan color al libro y que lo convierten en un inolvidable viaje a la bellísima zona de Cornualles. Por último, ante el final, ante ese indudable derroche de talento, debo quitarme el sombrero, la corbata y hasta los zapatos. Morton lo ha vuelto a hacer.

Para finalizar la reseña quiero romper una lanza por quien decidió el título de El último adiós. El cambio con respecto al original, que literalmente se traduciría por La casa del lago, que ha creado polémica y que a simple vista tal vez tenga más sentido, me parece acertado por dos motivos: porque respeta la historia y el misterio y porque repetir de nuevo «casa» en el título de una obra de Kate Morton no creo que hubiera sido recomendable, dadas las posibilidades de confusión con respecto a La casa de Riverton. De todos modos, tengo muy claro que, cuando se trata de los libros de novelistas tan grandes, lo de menos es cómo decidan, en la editorial, llamar a las historias o ilustrar las cubiertas. Centremos nuestros esfuerzos en paladear y recomendar novelas tan intensas y brillantes como esta.

15 comentarios:

  1. Con qué ganas me estáis dejando todos los que reseñáis esta novela. Os está gustando mucho. A ver cuándo le saco su tiempo.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  2. En general coincidimos en nuestras impresiones y yo tampoco me canso de Kate Morton aunque repita esquema, a mí me gusta y a ella le funciona muy bien. En lo que no coincidimos es en el tema del final, para mi gusto forzado, demasiadas casualidades...
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Tenemos pendiente a Kate Morton, a ver cuándo nos ponemos con ella. Sobre el cambio de título en la traducción, nosotras siempre estamos en contra: es el título que el autor y la editorial original escogieron, y cambiarlo nos parece una falta de respeto.

    ResponderEliminar
  4. Me gusta mucho la aclaración sobre la traducción del título. Muchas veces criticamos, y yo la primera sin saber, lo de las traducciones, últimamente me pasó con La luz que no puedes ver, aunque después de leída la novela creo que haberse ceñido a una traducción más fiel al original hubiera sido más acertado por el contenido. Pero seguro que había una razón.
    Respecto al libro de Morton, entiendo que siga el mismo estilo y estructura, es el suyo y lo que espera encontrar el lector. Siempre digo que si compras un disco de Camarón esperas escuchar flamenco, no rock para que varíe y no sea lo mismo.
    A mí es una autora que no me gusta pero siempre le digo a la gente e este libro está gustando mucho a los blogueros a los que sigo.
    Un besito.

    ResponderEliminar
  5. Mi impresión ha sido muy satisfactoria. Aunque el final lo considero un poco forzado como para no extender más la historia, el resto me ha satisfecho completamente y es una de mis mejores lecturas del año. La autora no defrauda.

    Besos

    ResponderEliminar
  6. Estoy con esta novela, todavía no la he terminado aunque me queda poco, y es verdad, si algo funciona para que cambiarlo, más cuando la escritora logra que no nos cansemos de ello.Algo tendrá. Besos.

    ResponderEliminar
  7. La verdad es que Kate nunca defrauda.. a mi me ha encantado, excepto una cosita del final.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. No he podido leerlo aún así que no sé lo acertado o no del título, aunque a mi a priori, me gusta.
    Con el jardín olvidado me transportó a una época y una historia increíble. Lo de los planos temporales me complicó bastante la lectura porque sabes que es una trama bastante compleja, pero me encantó, asi que siguiendo tu recomendación, intentaré hacerme con esta nueva historia.
    Besos !

    ResponderEliminar
  9. Gracias por la reseña, en cuanto acabe con las que estoy , la cojo , me encanta esta autora, un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Una autora que ya empieza a llamarme pues llevo viendo que sus libros van acompañados de reseñas que le ponen notas muy buenas. De todos modos creo que empezare por los primeros libros de ella.

    ResponderEliminar
  11. Y si te confieso que a día de hoy aún no he leído nada de la autora...ya no querrás tomarte un cacaolat conmigo?
    Hace dos minutos he leído otra reseña de la misma novela y como ya he dicho, tarde o temprano espero estrenarme con la autora, pero tengo tanto pendiente y últimamente estoy pudiendo leer tan poquito...
    Gracias por tu reseña.Besos

    ResponderEliminar
  12. Coincido contigo a excepción del final, muy precipitado y forzado.

    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Yo también pienso igual. Si le funciona esta manera de escribir ¿para qué cambiar? No la he leído todavía pero estará entre mis próximas lecturas seguramente. Me ha parecido que no has hablado sobre El cumpleaños secreto. Para mí, es su mejor obra (faltando leerme esta y las horas distantes). Con diferencia. La casa de riverton no me gustó nada. ASí que te la recomiendo, la he reseñado en mi blog por si te apetece leer algo más. sofamantaylibro.wordpress.com
    Te voy a seguir porque estoy viendo que coincidmos en bastantes lecturas aunque yo todavía he publicado pocas porque soy nueva por aquí. Un saludo!

    ResponderEliminar
  14. En mi último comentario te decía no la había leído. Pues después de tu recomendación me animé y no me arrepiento para nada. Un muy buen libro, al nivel de El cumpleaños secreto. Solo me quedará Las horas distantes. Gracias por tu reseña

    https://sofamantaylibro.wordpress.com/2016/09/14/el-ultimo-adios/

    ResponderEliminar