Más maldito karma, de David Safier

 
 
Autor: David Safier
Traductora: María José Díez Pérez
Editorial y año: Seix Barral, 2015

Daisy Becker es una actriz de segunda totalmente caótica. A sus veintipocos años tendrá un accidente de tráfico con Steve Barton, una arrogante estrella de Hollywood. Una vez muertos, Buda les dice que han juntado demasiado mal karma, y ambos se reencarnan en hormigas. Pero ninguno de los dos tiene ganas de ir a la guerra como soldados-hormiga. Además se enteran de que el mejor amigo de Daisy, del que ella está enamorada, y la mujer de Steve salen juntos. Deberán acumular buen karma e ir subiendo los peldaños de la reencarnación.


Esta es la quinta reseña de David Safier que aparece en el blog. En todos estos años en que le he sido fiel el escritor alemán no solo no me ha fallado, sino que incluso se ha atrevido a cambiar de registro y sorprenderme, para bien, con la dura historia de 28 días. Hace pocas semanas volvió a las librerías con Más maldito karma, una novela que recupera la fórmula exacta que lo consagró y que consigue, una vez más, divertirnos con el asunto del karma. Que nadie se lleve una impresión equivocada: no se trata de una segunda parte de Maldito karma. Distintos personajes, diferentes reencarnaciones, pero mismo talento.

Daisy es incapaz de reconducir su vida. Por más que lo intenta, no logra papeles interpretativos que la lleven al estrellato, pero todo parece cambiar cuando le ofrecen trabajar al lado de Steve Barton, el exitoso actor americano. Aunque su relación empiece ya mal, acaba aún peor: los dos mueren en un accidente de tráfico. Es entonces cuando se les aparece Buda y les cuenta que han acumulado tan mal karma en sus respectivas vidas que solamente pueden reencarnarse en hormiga. Si quieren rozar la posibilidad de volver a ser humanos, tendrán que dejar atrás los graves defectos de sus personalidades e intentar hacer el bien, tanto a los demás como a sí mismos.

¡Qué bien me lo paso leyendo a David Safier! Ya sea gracias a su maravilloso sentido del humor o a la impresionante sensibilidad que demostró en la anterior novela, siempre me lleva por historias que sacan lo mejor de mí como lector. Más maldito karma comparte los espléndidos ingredientes que convirtieron a la ópera prima del escritor en un indiscutible superventas que suma y suma reediciones en todos los idiomas. De nuevo nos hallamos ante unos personajes alocados que poco a poco se encuentran y comprenden la lección que les transmite Buda; una vez más asistimos a un relato hilarante en que las risas están más que aseguradas; y volvemos a descubrir por qué estas tramas supusieron en su día, y suponen todavía hoy, un brillante filón que, ojalá, no tenga jamás fin.

El elemento que, en mi opinión, sobresalía en Maldito karma, y que tantos y tantos lectores han paladeado ya, es el bonito mensaje de esperanza que uno advierte en la novela. Un canto a las segundas oportunidades, a la necesidad de empezar de cero y redimirse, que también está presente en el libro que os recomiendo hoy. No obstante haber perdido el factor sorpresa, que tan bien funcionó en la anterior y que es la razón por la que a esta no le doy la máxima puntuación, leyendo esta historia uno siente las mismas emociones que al degustar un plato conocido o al escuchar una música amada: sabe perfectamente lo que va a encontrar y, aun así, se abandona al placer de disfrutar de la experiencia.

En momentos de crisis, cuán necesarias son las historias positivas y cuánto me asombra ver que muchas editoriales deciden no embarcarse en aventuras cómicas. David Safier llegó en el momento más oportuno y supo aprovechar la situación para erigirse como una brisa simpática y desenfadada que aleja los problemas y abre un horizonte que infunde optimismo. Más maldito karma es la demostración de que el sentido del humor, que el novelista nos escondió en su última apuesta, sigue siendo una de las cartas con las que mejor juega, y con qué alegría cualquiera de sus ya miles de seguidores emprenderá esta lectura. Si aún no habéis leído ninguna de sus obras, mi consejo es que no empecéis por esta; si os gustó alguno de sus libros anteriores, este no os lo podéis perder.


         Si os ha gustado,     
     ¡visitad estas reseñas!     

12 comentarios:

  1. No creo que lo lea... Maldito karma no me entusiasmó...

    Besotes

    ResponderEliminar
  2. Todavía no he leído nada de este escritor, pero lo vendes tan bien que me he apuntado la primera novela.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Le tengo muchas muchas ganas a este libro pero aún tengo pendiente leer el anterior

    ResponderEliminar
  4. No he leído el anterior del autor y tengo ganas :)

    ResponderEliminar
  5. No soy muy de libros de humor, la verdad... Así que nunca me animo con este autor
    Besos

    ResponderEliminar
  6. A mí el humor en literatura no me va nada, suele conseguir el efecto contrario ¡qué le voy a hacer!
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Veo que tú también has empezado el año con buen karma. Siguiendo tu consejo continuaré mejorando el mío
    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Me ha venido bien tu reseña que sólo había leído negativas y su primera parte me hizo mucho gracia.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  9. Es un autor que me encanta, aunque entiendo que sus libros humorísticos no son para todo el mundo. Lo leeré en algún momento aunque ahora mismo no está entre mis prioridades, la verdad es que me apetecería más leer una historia completamente nueva de él. Maldita Karma me gustó mucho pero no me apetece más. Un beso!

    ResponderEliminar
  10. Bueno, yo me tropecé con Maldito Karma que no es de mi... humor, así que no creo que repita. No sería justo para el autor ir sabiendo que no me hace gracia, prefiero ir a otros títulos
    Besos

    ResponderEliminar
  11. un autor que no me llama nada y del cual dudo que lea ni un libro suyo :)

    besos.

    ResponderEliminar
  12. A mi me gustó mucho el cambio de registro que hizo en 28 días, pero reconozco que Safier sabe manejar muy bien los hilos del humor. Maldito Karma fue para mi un gran descubrimiento y no dudo que Más maldito karma también me gustará. Besos.

    ResponderEliminar