Pan de limón con semillas de amapola, de Cristina Campos

 
 
Título: Pan de limón con semillas de amapola
Autora: Cristina Campos
Editorial y año: Planeta, 2016

Durante el invierno de 2010, en un pequeño pueblo del interior de Mallorca, Anna y Marina, dos hermanas que fueron separadas en su juventud, se reencuentran para vender una panadería que han heredado de una misteriosa mujer a la que creen no conocer. Son dos mujeres con vidas muy diferentes. Anna apenas ha salido de la isla y sigue casada con un hombre al que ya no ama. Marina viaja por el mundo trabajando como cooperante de una ONG. Mientras intentan desentrañar el secreto que encierra su herencia, tendrán que hacer frente a los viejos conflictos familiares, a la vez que intentarán recuperar los años perdidos.


No suele ocurrir, pero qué placentero resulta adentrarse en una novela en cuyo marco nos quedaríamos a vivir para siempre. Cuando se trata, además, de una primera novela, el placer es aún mayor, ya que el azar ha dirigido nuestros pasos hacia una verdadera sorpresa. Pan de limón con semillas de amapola es el apetecible título con el que Cristina Campos nos presenta su ópera prima, un libro delicioso, cálido como el horno del que sale el mejor pan e indescriptible como el sabor de un manjar exquisito. Quienes confíen en mi palabra, y en mis recomendaciones, deben salir a por él ahora mismo, o dejarán escapar una historia brillante y se arrepentirán.

La vida separó a Anna y a Marina cuando esta última tenía catorce años. Más de treinta años después, sin apenas haber mantenido el contacto, las dos hermanas no tienen nada en común: mientras que Marina trabaja como médico cooperante en Etiopía, Anna permanece en su Mallorca natal y en un matrimonio que hace agua. Un buen día les comunican que Lola Molí, la querida panadera del pueblo, ha fallecido y les ha dejado en herencia el molino y el local. Este inesperado legado será el motivo que reunirá a las dos hermanas, quienes no entienden por qué son las nuevas propietarias de lo que pertenecía a una mujer de la que nada saben y a la que nada las unía.

Estáis leyendo la reseña de la que es mi mejor lectura de los últimos meses. Para dar con una novela que me llenase tanto debo remontarme al pasado septiembre, así que podéis imaginar cuánta emoción me ha transmitido Pan de limón con semillas de amapola, una historia que me ha robado el corazón. Cristina Campos nos regala, en la que para mi asombro es su primer libro, una gema literaria, una aventura maravillosa, un viaje del que yo jamás habría volver. La ambientación en un bonito pueblo mallorquín me ha enamorado por dos motivos: por la novedad de la ubicación —he leído pocas obras ambientadas en ses illes— y por el recuerdo que guardo de Menorca —un lugar mágico al que he regresado mientras leía—; un escenario de lujo para dar cobijo a una trama apasionante, vibrante y conmovedora.

Lo que realmente convierte esta novela en una experiencia inigualable es la verdad que se respira en cada página, los poderosos sentimientos que se pasean por los capítulos y la empatía instantánea que el lector siente para con las dos protagonistas. A pesar de ser muy distintas, Marina y Anna son el faro que ilumina la trama por la luz que ambas desprenden y que alcanza a quienes se encuentran a su alrededor. Por otro lado, la narración lleva consigo una elogiable sensibilidad que, como un vendaval, arrasa con nosotros y nos deja en un estado de éxtasis y estupefacción. Y ¡ay ese final! Un desenlace apoteósico en el que se cierra la historia, de un modo perfecto en mi opinión, y que supone el broche de oro definitivo, la guinda que acompaña el pan de limón con semillas de amapola.

Ya estoy en el último párrafo y es una de las pocas veces en que todavía no he contado todo lo que me gustaría expresar. Seré fiel a la estructura del blog, sin embargo, y tan solo añadiré una última pincelada. Pan de limón con semillas de amapola es un claro ejemplo del poder que tiene la literatura y de su capacidad innata para emocionar. Cristina Campos nos ha ofrecido un pedacito de su alma y no puedo más que agradecérselo por cuanto me ha hecho sentir. Los amantes de las sagas familiares y de las historias con secretos no podéis perderos este libro, esta espléndida mezcla de cocina, amor, amistad y pasión. Una lectura dulce, como su título, que me deja tan satisfecho como triste, porque, como ocurre con un buen postre, no quería que se terminara.

18 comentarios:

  1. ¡Vaya! Pues yo en principio no me había fijado demasiado en él, pero ahora me has dejado con unas ganas locas de leerlo. Veo que para ti no puede haber sido mejor lectura, y la sinopsis me llama mucho.
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Madre,... qué reseñón. Yo le había echado el ojo al libro porque me apetecía leerlo pero aún no sé si lo haré. Besos.

    ResponderEliminar
  3. Pues a mí tampoco me había llamado la atención este libro, pero por lo que cuentas creo que podría gustarme mucho.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Yo sí me había fijado en él y desde luego,después de leerte lo tengo claro,me lo compraré rápidamente.
    Bsos

    ResponderEliminar
  5. Cuando lo vi me atrajo al portada pero la publicidad de la fajina me pareció demasiado y al darle la vuelta y ver en la sinopsis lo de la mujer casada con un hombre que ya no ama me cansó, como que hasta me pesó el libro en la mano. Gracias a la reseña me he enterado de lo equivicada que estaba. Apuntado queda.
    Besito y feliz día.

    ResponderEliminar
  6. Pues la verdad es que lo que cuentas es como para hacerle un hueco. Tiene muy buena pinta.

    Besos

    ResponderEliminar
  7. Ya me había fijado en él, y con tu reseña todavía más. Un beso ;)

    ResponderEliminar
  8. Pues no le había hecho mucho caso a este libro pero ahora me has dejado con ganas.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  9. Lo estuve ojeando cuando lo vi en la libreria pero no me llamo la atencion. Esta claro que tendre que tenerlo en cuenta si lo pones tan bien.

    Saludos

    ResponderEliminar
  10. Parece una lectura la mar de interesante, de las que te calan hondo. La apunto.

    Besos.

    ResponderEliminar
  11. Lo tengo encima de la mesa pero va a tener que esperar un poco. Una espera que después de haberte leído se me va a hacer larga, muy larga. Besos.

    ResponderEliminar
  12. En cuanto pueda me pondré con él, le tenía mucha ganas

    ResponderEliminar
  13. Cuando lo vi en novedades enseguida me fijé y lo que leí me gustó pero ahora me has terminado de convencerme.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  14. No me había fijado en el, pero veo que podría gustarme
    Besos

    ResponderEliminar
  15. Apúntame en el listado de las personas que confían plenamente en tus recomendaciones, así que anotado queda. En cuanto me sea posible me haré con él y lo adelantaré posiciones, jaja !
    Besos !

    ResponderEliminar
  16. Ya me llamó cuando lo vi en las novedades, ahora me atrae mucho más.

    ResponderEliminar
  17. Uy, ya le tenía echado el ojo a esta novela y tu reseña me confirma que es una buena apuesta. Buen comienzo de esta autora, por lo que nos cuentas sobre la novela. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Parece una lectura interesante.La apunto en la lista de próximas lecturas.
    Saludos

    ResponderEliminar