Entrevista: Alberto Marcos

 
 

Alberto Marcos (1977) nació en Madrid. Es licenciado en Historia. Trabajó como redactor y guionista de televisión, una labor que compaginó con diversos trabajos como autor, corrector y editor de mesa para diferentes editoriales. Actualmente, trabaja como editor en Penguin Random House, en el sello de Plaza y Janés.


              
Debo comenzar, cómo no, dándote las gracias, Alberto, por acceder a la entrevista. Me apetecía retomar esta sección y creo que es muy interesante dar voz a alguien que se encuentra entre las bambalinas del mundo editorial. ¿Cómo llegaste a ser editor?

- Gracias a ti, Xavier. Desde siempre me han gustado los libros, así que considero que llegué hasta ellos por vocación. Pero no fue inmediatamente: empecé mi experiencia profesional en el mundo de la televisión como redactor y guionista y la compaginé con labores de edición. Trabajé durante unos años como freelance para varias editoriales haciendo labores de autoría y corrección. A través de una amiga empecé a hacer informes de lectura para Plaza y Janés y, después de un tiempo, me ofrecieron un contrato. Dejé de ser autónomo y, desde entonces (hace unos ocho años), trabajo como editor en ese sello.

Trabajar en un sello de éxito como Plaza & Janés, que publica a pesos muy pesados del sector (como Isabel Allende, Julia Navarro o Ken Follett), debe de dar respeto. ¿Cómo consigue uno asimilar la presión que lo rodea al codearse con escritores de los que se esperan unas ventas muy altas?

- Tengo mucha suerte porque en el trabajo estoy rodeado de compañeros que, en realidad, son todos buenos amigos. Con gente a la que respetas y admiras, que te apoyan y que tienen una forma de ver el mundo y la profesión muy similar a la tuya, es fácil afrontar las presiones del trabajo.


El sello Plaza & Janés, en el que trabaja Alberto, forma parte de Penguin Random House Grupo Editorial.

Por otro lado, en el sello también tienen cabida escritores noveles por los que se apuesta muy firmemente. ¿Es fácil llegar a formar parte de vuestro catálogo? ¿Cuánto esfuerzo dedicáis a promocionar a autores que a priori son desconocidos por el gran público?

- No es fácil porque somos exigentes a la hora de apostar por voces nuevas. Un autor nuevo siempre es un riesgo para la editorial porque nadie le conoce y con la caída del mercado editorial en los últimos años hay menos margen para arriesgar. Pero eso no quiere decir que no apostemos por ellos, al contrario, uno de los objetivos de Plaza es descubrir nuevos talentos. Y cuando lo hacemos ponemos toda la carne en el asador para darlos a conocer a los lectores.

He tenido la suerte de leer, y de poder recomendar, novelas que sé que han pasado por tus manos, como La casa de los amores imposibles, de Cristina López Barrio, o El compositor de tormentas, de Andrés Pascual. ¿Cuál fue tu primer contacto con estos dos grandes novelistas?, ¿cómo te llegaron sus obras?

- El caso de Cristina es uno de los que comentaba en la anterior pregunta. Yo la conocía del Taller de Escritura Creativa de Clara Obligado, en Madrid, y sabía que era una escritora de raza, pero nunca había publicado una novela. Cuando me pasó el manuscrito de La casa de los amores imposibles, su primer libro con Plaza, tuve clarísimo que sería una aportación valiosísima para nuestro catálogo, por su talento, originalidad, sensibilidad e imaginación.

El primer manuscrito de Andrés Pascual, El guardián de la flor de loto, nos llegó a través de su agente literario. No lo contraté yo, sino que me vino dado cuando empecé como editor en Plaza. Y qué decir de él, fue un éxito inmediato y a partir de entonces hemos publicado con Andrés cuatro libros, entre ellos el que probablemente sea mi favorito de su obra, El haiku de las palabras perdidas.


Algunos de los libros que han pasado por sus manos de editor.

Los blogueros solemos estar en contacto con el departamento de prensa de las editoriales, pero la figura del editor se antoja algo más lejana. Ahora, gracias a las redes sociales, es más fácil ponerse en contacto con el responsable de la edición de tal o cual libro. ¿Qué opinión te merecen los blogs de reseñas de libros? ¿Los conoces?, ¿sueles leerlos?

- Los conozco y los leo, por supuesto, en la medida de mis posibilidades, ya que en los últimos años su número ha crecido exponencialmente y es imposible seguir la pista a todos. Ahora que la prensa tradicional no tiene la fuerza de antaño, y que la mayoría de la gente entra en internet en busca de información, el mundo de los blogs es importantísimo para cualquier editorial que quiera que se hable de sus libros para que los lectores los conozcan.

Además de editor, hace casi tres años publicaste tu primer libro, La vida en obras, una antología de cuentos que vio la luz en Páginas de Espuma. ¿Por qué elegiste el cuento como forma de expresión literaria? ¿Para huir de la novela, con la que sueles trabajar en Plaza & Janés?

- No, para nada. Aunque suene tópico, yo no elegí el relato sino que el relato me eligió a mí. Quiero decir que no hubo una decisión consciente por mi parte de escribir en un género en vez de otro. Nunca he sido un autor demasiado racional, más bien me dejo llevar por las historias que se me ocurren y son estas las que me indican los fondos y las formas de la escritura. Lo que sí que soy es un ferviente lector de relato, así que quizá esto sí que haya tenido algo que ver en mi escritura.

Me interesa especialmente la relación editor-autor; o, en este caso, editor-editor. ¿Has sido, o eres, capaz de quitarte el traje de editor y enfundarte el de escritor en tu relación con Juan Casamayor? ¿Te dejas llevar o te resulta imposible abandonar tu faceta de editor?

- Siempre he visto como una ventaja mi doble faceta de autor-editor. Precisamente porque conozco ambos mundos, porque trato permanentemente con autores y editores, sé muy bien cuándo soy una cosa o la otra. Suelo bromear diciendo que soy el mejor autor para un editor, porque puedo ponerme en su lugar fácilmente, y desde que publico sé ponerme en la piel de mis autores y saber por lo que están pasando en cada momento del proceso de publicación de un libro. Me identifico mejor con ellos. Así que no es cuestión de quitarse o ponerse trajes, sino de aprovechar la experiencia que te da conocer lo mejor y lo peor de ambos mundos.

Seguro que los autores con los que trabajas acuden a ti a menudo en busca de consejo: no sé cómo seguir..., échame una mano con este capítulo o este personaje..., no veo claro el final... ¿Tu experiencia en el sector te da ventajas al respecto o te has visto pidiendo la misma ayuda que tus autores?

- No es que los autores vengan a mí buscando consejo; es que, como su editor, es mi trabajo ayudarles en lo que necesiten para publicar la mejor obra de la que sean capaces. Siempre digo que es imprescindible que un autor confíe en su editor y viceversa. Yo, como autor, hago exactamente lo mismo con mi editor: confío plenamente en él para plantearle cualquier duda o escuchar sus valoraciones y propuestas sobre mis textos.


La vida en obras, su primera antología de relatos, y el proyecto El cielo en movimiento, en el que participa.

Me consta que pronto sacarás un segundo libro de cuentos. Hasta entonces, sin embargo, has vuelto a coger la pluma y podemos encontrarte en el proyecto El cielo en movimiento, de Dos Bigotes, en el que habla tu yo madrileño. ¿Cómo surgió la colaboración? ¿Te ves publicando, con el tiempo, una novela con ellos?

- Desde su nacimiento he seguido de cerca la labor de Dos Bigotes, que es una editorial joven pero ya con personalidad propia y un catálogo de autores impresionante para el poco tiempo que llevan en el sector. Me hice buen amigo de sus editores y fueron ellos los que me propusieron colaborar en El cielo en movimiento, un proyecto muy especial en el que han reunido a treinta artistas para homenajear el pasado, presente y futuro de Madrid. Me hizo una ilusión tremenda y no lo pensé ni un segundo antes de decirles que sí.

Por motivos personales, comparto el cariño que sientes para con Alberto Rodríguez y Gonzalo Izquierdo, los editores y fundadores de Dos Bigotes. ¿Crees que era necesaria la irrupción de una editorial como la suya? ¿Cómo valorarías el trabajo que han hecho hasta el momento?

- Siempre he pensado que había un hueco para una línea de libros LGTB editados con coherencia, exigencia, criterio y cariño. Lo que han hecho Gonzalo y Alberto es, primero, tener la valentía suficiente para lanzarse a la aventura editorial de Dos Bigotes sin casi experiencia previa y, segundo, demostrar un gusto exquisito por la selección de títulos, autores y proyectos en su programación editorial. No solo eso, sino que sus libros son una joya editorialmente hablando, desde el diseño y la maquetación hasta el papel o la encuadernación... No me canso de ensalzar sus virtudes como editores porque están haciendo algo muy difícil y lo están haciendo muy bien.

Trabajar en un grupo y publicar en editoriales de la competencia es algo que quizá en otros sectores sería impensable. Por otro lado, es frecuente ver que editores de diferentes grupos hasta leéis y recomendáis libros publicados por otros. ¿En el mundo editorial se respira de verdad este buen ambiente? ¿No os hacéis vudú si ese o esa se ha quedado con un libro que querías?

- No sé, yo solo puedo hablarte de mi experiencia. Y esta ha sido casi siempre muy positiva. Obviamente, la competencia está ahí, pero a mí, desde luego, no me interesa otra forma de trabajar que no sea la del fair play con los colegas de profesión. Por otro lado, tengo muchos amigos en el sector, tanto en grandes como en pequeñas editoriales, y, más que hacernos vudú, lo que nos gusta es tomar cañas juntos.

Además de editor, también soy traductor, y no podía dejar escapar la oportunidad para preguntarte sobre la traducción. ¿Por qué hay, en el mundo editorial, cierto empeño en esconder la figura del traductor? No es extraño echar en falta su nombre no ya solo en la cubierta, sino incluso en la portada o la página de créditos. ¿Tienes la impresión de que es una profesión algo denostada?

- Muchas editoriales incluyen al traductor en sus portadas, lo cual me parece de justicia. Y no se me ocurre ninguna editorial que no incluya el nombre del traductor en portadilla y créditos. Yo solo trabajo con autores que escriben en lengua castellana así que no trato con traductores profesionalmente, pero no creo que haya ningún empeño editorial en esconder la figura del traductor.


Más libros en cuya edición ha participado activamente.

Dos de los mayores problemas a los que debe enfrentarse el mundo editorial son la inasumible cantidad de novedades que se publican al año y la legendaria piratería patria. ¿Ves normal que se pongan a la venta más de 200 títulos al día? ¿Cuál crees que es la receta del éxito, si la hay, para luchar contra quienes no quieren pagar por el trabajo de otros?

- Son dos preguntas demasiado complejas para contestarlas rápidamente. En pocas palabras puedo decirte que el tópico editorial es decir que, efectivamente, se publica demasiado. Pero nadie habla de lo que sucedería si se publicara poco. El problema no es que se publique mucho, el problema es que se vende poco. No somos un país tan lector como Alemania, Francia o Reino Unido. Y, a pesar de eso, la labor editorial de grandes y pequeños sellos en España no solo no tiene que nada que envidiar a esos países sino que a veces incluso los supera. Yo prefiero quedarme con eso. 

Para luchar contra la piratería hay tres caminos paralelos: educar en la convicción de que la cultura no es gratis, sino que tiene un valor que es lo que precisamente la hace fuerte, independiente y saludable; desarrollar catálogos digitales completos a buen precio y con ofertas atractivas, y actuar legal y penalmente desde los gobiernos contra las plataformas que ofrecen contenidos pirata.

Cuentan las cifras que el sector empieza a ver la luz al final del túnel. Después de unos años devastadores para la economía y para las ventas de libros, ¿esos brotes verdes se ven con escepticismo en el sino de una gran editorial?

- Lo que ha sucedido el año pasado es que el decrecimiento se ha detenido. No creemos que la situación vuelva a ser la de hace diez años, pero por lo menos no seguimos perdiendo mercado, lo que, desde luego, es esperanzador. Habrá que ver si esto supone un crecimiento o no a partir de ahora, pero más que escepticismo lo que hay es alivio y cautela.

Y, ya que estamos, hablemos del futuro más inmediato. ¿Qué manuscrito te tiene ahora mismo enamorado? ¿Hay a la vista algún novelón que se convertirá en el gran éxito de los próximos meses? Ahora no nos está leyendo nadie, solo yo, ¡aprovecha!

- Bueno, acabamos de editar un novelón que nos ha enamorado a todos en la editorial y que se titula Los amores perdidos. Está escrito por Miguel de León, una voz cuidada, sensible y original que ha desarrollado una maravillosa saga familiar en un pueblo de una isla canaria. Hacía tiempo que no me encontraba con un manuscrito tan honesto y bien escrito como este. Y, además, en Plaza publicaremos en las próximas semanas lo nuevo de Jorge Díaz, Carla Montero y Félix J. Palma, entre otros, por no hablar del bombazo que ha supuesto la nueva novela de Julia Navarro desde su salida hace unos días.

En no ficción tenemos, además, el nuevo libro de Andrés Pascual, El viaje de tu vida, el libro de cocina de los televisivos hermanos Torres y la esperada nueva incursión literaria de una de las tuiteras con más éxito en la red, la Señorita Puri. Y si tenemos una primavera potente, el otoño va a ser espectacular. Pero esas novedades nos las callamos de momento...


Perfiles en las redes sociales: Twitter e Instagram
Ficha de su primera antología de relatos: La vida en obras
Página oficial del sello en la web Megustaleer: Plaza & Janés


14 comentarios:

  1. MUy buenas entrevista!!! Me ha encantado.. gracias a ti conocí a Alberto por ser el editor de Los amores perdidos.. ;)
    Muchas gracias por acercarnos a ese mundo de los editores tan poco valorados (creo yo)
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por tu entrevista. Muy interesante.

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Interesante entrevista. Pero lo del final no se hace, si ya teníamos estres lector ahora tenemos más. Besos.

    ResponderEliminar
  4. Hola, ¿qué tal? Soy nueva en tu blog, y ya me he sumado a tus seguidores. Si te apetece, puedes hacer lo mismo.

    La entrevista ha sido larga, pero muy interesante, porque todas las preguntas nos pueden aportar algo, sobre todo a los bloggers, para conocer más el mundo editorial (con el cual trabajamos codo a codo). En concreto, este autor nos aporta el punto de vista, como ya has señalado, de autor-editor. No soy lectora asidua de cuentos, así que en principio no creo que sus obras caigan en mis manos. Y bueno, nos ha puesto el mundo editorial bastante bonito, pero no creo que sea tan angelical... Aunque me alegro si él tiene buen rollo en él.

    Y que no se me olvide... ¡el libro de Andrés Pascual ya le tengo en mi casa!

    Te espero en La Reina Lectora ❤

    Y si no lo conoces ya, te invito a participar en Books Raiders, un proyecto de lectura con macrosorteo incluido ♬♪♫ ヾ(*・。・)ノ ♬♪♫

    ResponderEliminar
  5. Una entrevista muy interesante de la que he aprendido mucho.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  6. Muy interesante y completa la entrevista
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Super interesante de verdad.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  8. Estupenda entrevista. Como estudiante de Edición me ha resultado muy interesante. Gracias por compartirla.
    Saludos

    ResponderEliminar
  9. Hola
    Gracias por pasarte por mi blog y quedarte en él! Yo también me quedo por aquí! No conocía a este autor, ni sus libros aunque si he leído algunos de los que han pasado por sus manos. Gracias por la entrevista!
    Un beso

    ResponderEliminar
  10. Interesante entrevista, Xavier. Es bueno darnos a conocer qué piensan los editores porque, como bien dices, nuestra relación como blogueros con ellos es más lejana. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Una entrevista muy itneresante. He leído su último libro y tengoq ue decir que fue una sorpresa más que grata.
    BEsos

    ResponderEliminar
  12. ¡Hola! Me ha encantado la entrada, soy nueva en blogger, así que me encantaría que te pasases por mi blog literario para ver qué te parece y si te gusta, quédate porfa. http://cielodepalabrasperdidas.blogspot.com.es/

    Un beso y muchísimas gracias.

    ResponderEliminar
  13. MUY BUENA entrevista. (Le podrías haber preguntado cómo se atrevieron a publicar algo como "Hisoria de un canalla", de Julia Navarro)...

    Un abrazo!

    ResponderEliminar