El océano al final del camino, de Neil Gaiman

 
 
Título: El océano al final del camino
Autor: Neil Gaiman
Traductora: Mónica Faerna
Editorial y año: Roca, 2013

Hace cuarenta años, cuando nuestro narrador contaba apenas siete, el hombre que alquilaba la habitación sobrante en la casa familiar se suicidó dentro del coche de su padre. Este acontecimiento provocó que antiguos poderes dormidos cobraran vida y que criaturas de más allá de este mundo se liberaran. El horror, la amenaza, se congregan a partir de entonces para destruir a la familia del protagonista.



La fantasía es un género en el que no me prodigo demasiado pero al que de vez en cuando me gusta sumergirme; a poder ser, además, con tramas autoconclusivas que me permitan empezar y terminar la historia en un solo volumen. A Neil Gaiman lo conocí en Coraline, un libro entretenido del que, quizá por las expectativas, esperaba más. En la biblioteca encontré El océano al final del camino y, no sé por qué, pensaba que esta vez no era una novela juvenil. Al darme cuenta después de que sí lo es, he echado de menos un punto de vista más maduro y serio, aunque la lectura me ha resultado agradable y amena.

Un hombre se suicidó en el coche del padre del protagonista, un muchacho de solo siete años. A raíz de esta tragedia y de una extraña excursión con su vecina y amiga Lettie Hempstock, cuya familia regenta las mismas tierras desde que el mundo es mundo, a su casa llega una extraña criatura que pretende dar felicidad a todos; una felicidad que, por otra parte, deja a un lado al narrador, quien ve cómo su vida poco a poco se desmorona. Gracias a los poderes de su amiga podrá enfrentarse a los seres extraños y peligrosos que llegan desde más allá del océano, el estanque mágico que se encuentra en la granja de las Hempstock, si bien no está preparado para todo lo que se avecina.

El océano al final del camino es una novela juvenil ágil que hará las delicias de los lectores jóvenes que andan en busca de historias fantásticas y originales. Neil Gaiman echa mano de un lenguaje sencillo y de un estilo simple y natural para desgranar un argumento en forma de camino, como el que aparece en el título, por el que transitan numerosos ingredientes propios del género de fantasía. Se trata de una aventura que, por otra parte, juega con nosotros y nos engaña con una interesante mezcla entre realidad y ficción, entre vivencias y recuerdos, en la que nada es lo que parece. El buen ritmo de la trama, asimismo, nos lleva a leer este libro del tirón y a desear, por qué no, que se hubiera profundizado más en algunos aspectos.

Y es que el autor pasa de puntillas en lugares o motivos que podría haber descrito o explicado mejor. Me gusta que los escritores dejen en el aire algunos cabos, para que los lectores podamos atarlos en nuestra mente, pero en este caso habría preferido una perspectiva más completa y elaborada. Los personajes se me han antojado un poco desdibujados y no he acabado de identificar un perfil sólido, con la sola excepción de la abuela de Lettie Hempstock, una brisa de aire fresco que ojalá hubiera tenido más peso en toda el libro. El final, por último, me parece cíclico y muy acertado, aunque me queda un sabor agridulce al pensar que la historia, que sorprende por la dosis de novedad que presenta, se merecía un desarrollo distinto.

Tal vez, como me sucedió con Coraline, el problema es que ya no formo parte del público al que va dirigido El océano al final del camino. Estoy convencido de que mi yo juvenil lo habría disfrutado mucho, más que mi yo actual, y aunque he procurado leer con ojos más ingenuos me resulta imposible despojarme de mi visión adulta y, por tanto, me ha costado zambullirme en las aventuras del joven protagonista. A pesar de todo lo anterior, quiero dejar claro que es una novela que recomiendo muy encarecidamente a lectores jóvenes con sed de magia y de fantasía. Y si vosotros sois capaces de retroceder en el tiempo y llevar a cabo una regresión literaria, también pasaréis un buen rato con este libro.


         Si os ha gustado,     
     ¡visitad estas reseñas!     

12 comentarios:

  1. Una amiga me lo recomendó hace unas semanas. Ella es muy fan de la fantasía y del autor, y estaba leyendo una edición de bolsillo en inglés. Así que lo tengo apuntado para cuando pueda hacerle un hueco. Aunque la fantasía no es mi género voy a darle una oportunidad a ver si despierto mi yo juvenil.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  2. Para mí no lo veo, pero les enseñaré tu opinión a mis hijos a ver si les llama.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Lo poquito que he leído del autor me ha gustado mucho así que este libro lo tengo entre mis pendientes. Por si acaso, no iré con las expectativas altas.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  4. Yo no soy muy amiga de la fantasía y si además se trata de una novela juvenil voy a dejarla pasar que tengo mucho pendiente. Besos.

    ResponderEliminar
  5. a mi me suena bien,me gustan este tipo de novelas jóvenes,aunque haya pasado la franja de edad.
    Besos!

    ResponderEliminar
  6. A mí me encanta Neil Gaiman y este libro me pareció muy bueno, pero claro yo siempre he sido de leer mucha fantasía.

    ResponderEliminar
  7. A mi Coraline, por ejemplo me gustó. Y eso que lo leí tras haber visto la película. Es cierto que ya no tengo edad (mira que hacerme decir esto) pero de vez en cuando me acerco a este tipo de lecturas. No lo descarto
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Tampoco es lo mío la fantasía. Además no veo mucho entusiasmo.

    ResponderEliminar
  9. Coincidido contigo en lo importante, me gustaron la historia y los personajes sin pasarse de raro. Pero también se me quedó un poco corto. Ay, qué mayores somos...
    Pero está bien que loa jóvenes tengan más opciones de lectura que los millones de distopías todas iguales.
    Un besito

    ResponderEliminar
  10. A mí ni lo juvenil ni lo fantástico me van demasiado, pero me lo llevo apuntado para mi hijo que seguro que la disfruta.
    Besos.

    ResponderEliminar
  11. Pues yo sí me lo anoto. A pesar de mis años me encanta la fantasía y me gusta comentarla con unos de mis hijos.

    Bs.

    ResponderEliminar
  12. Lo leeré seguro, me encanta el autor =)

    Besotes

    ResponderEliminar