El dios del desierto, de Wilbur Smith

 
 
Autor: Wilbur Smith
Traductores: Carme Font y Josep Escarré
Editorial y año: Duomo, 2015

No hay paz para Taita, el hombre que en las sombras debe decidir la suerte de Egipto. Fiel consejero del Faraón, la misión de este médico, poeta e inventor es ser mentor de las hijas de su amada reina Lostris. A esta misión, que a Taita lo llena de un orgullo inmenso, se le suman ahora asuntos más complejos que tienen que ver con el gobierno del país. Hábil estratega, Taita se embarca a través del desierto en una peripecia repleta de aventuras; un viaje cuyo final puede cambiar el destino de su adorado Egipto.


A pesar de ser uno de los géneros más florecientes de los dos últimos siglos, parece que la novela de aventuras ha quedado fagocitada por la histórica o la de misterio. Es difícil que una trama protagonizada por una odisea no lleve consigo ingredientes de otro tipo de libros; la aventura en sí bien suele ambientarse en el pasado, bien cuenta con una intriga que le imprime ritmo y emoción. Todo lo anterior aparece recogido en El dios del desierto, mi primer contacto con Wilbur Smith, uno de los autores de más éxito allende nuestras fronteras. No descarto volver a acercarme a su prosa, pero pienso alejarme del protagonista de esta novela, con el que no he conectado en ningún momento por las razones que enseguida esgrimiré.

El faraón Tamose se ha visto obligado a desplazar su reino hacia el sur de Egipto, puesto que en el norte se han asentado los hicsos, un pueblo belicoso que no duda en plantar batalla al legítimo señor de las tierras del Nilo. Taita, el eunuco de confianza del monarca, ha dado con una posible solución: buscar la alianza de los sumerios y de los cretenses, aunque estos últimos hayan pactado lealtad al soberano hicso. Para reunir apoyos en su férreo enfrentamiento con los bárbaros del norte, Taita emprenderá un viaje, no exento de peligro ni de acción, para recabar la amistad y la complicidad de los dos pueblos que pueden conducirlos hasta la victoria definitiva.

El dios del desierto ambienta el argumento en el Egipto faraónico y en ella el autor continúa la narración de la vida de Taita, quien ha protagonizado ya varias novelas. Wilbur Smith demuestra conocer a la perfección la vida de los antiguos egipcios, aunque en un gran ejercicio de imaginación decide crear e inventarse un nuevo monarca, en lugar de escoger a uno de los nombres que  tanto nos suenan a todos. Creo que es una opción arriesgada y muy valiente, y por suerte la trama no se resiente y uno diría que realmente ocurrió cuanto aparece relatado en el libro. Las descripciones de las costumbres del pueblo y de los parajes por los que transcurre la caravana del faraón son fantásticas, recrean la atmósfera de la época y nos permite viajar al pasado en un abrir y cerrar de ojos.

Ha habido un elemento, sin embargo, que me ha entorpecido la lectura una y otra vez: el propio narrador y protagonista. Pocas veces he dado con el perfil de alguien tan soberbio, pagado de sí mismo, narcisista, egocéntrico e insoportable. Taita lo hace todo bien, es el mejor en cualquier empresa que se proponga y nadie le hace sombra ni es capaz de resistirse a su ingenio. Por suerte, hay personajes más creíbles e interesantes que amenizan la novela, aunque en numerosas ocasiones la inabarcable sabiduría del protagonista me ha sacado del texto, ¡y de mis casillas! Uno no es consciente de cuán difícil resulta humanizar a un narrador hasta que ve un perfil tan increíble, en el sentido menos positivo del adjetivo. Qué rabia me da que ese escollo me haya impedido disfrutar del todo una novela que, por lo demás, es muy emocionante.

He empezado diciendo que no me importaría repetir con Wilbur Smith, porque en este libro he logrado descubrir las razones que lo han convertido en un aclamado escritor superventas. El dios del desierto me ha parecido una historia diferente y bien hilvanada, si bien he hallado un obstáculo tan importante, y tal vez insalvable, como la personalidad del protagonistas, que es, además, la voz que relata los acontecimientos. Creo que es la primera vez que conozco a un narrador con el que no solo no conecto ni empatizo, sino que me despierta antipatía, hartazgo y, en cierto modo, cólera. A partir de ahora es probable que dé más valor a los personajes bien construidos que rezuman naturalidad y realidad; esperemos que sean la mayoría con los que me encuentre.


         Si os ha gustado,     
     ¡visitad estas reseñas!     

24 comentarios:

  1. Ya la descarté en su momento por la ambientación, Egipto, con el que me cuesta conectar casi siempre. Si además añado lo que cuentas del protagonista, creo que no la disfrutaría nada.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Vaya! ¿No te llama Egipto? A mí es una época a la que de vez en cuando me encanta viajar, aunque no despierta en mí la fascinación que sí siento por la Grecia antigua, por ejemplo. Y sí, el protagonista es odioso y me habría encantado que fuera otro el que narrara la historia, pero qué se le va a hacer... ¡Gracias por el mensajito!

      Eliminar
    2. Tengo pendiente estrenarme con este autor de quien solo leo cosas buenas, aunque también tengo que decir que tu reseña, hasta ahora, es la más tibia.
      Besos.

      Eliminar
    3. Estoy convencido de que otra novela del autor me habría gustado mucho más. Mi principal obstáculo ha sido el protagonista, y en lo demás me ha parecido una historia muy bien tramada y contada. Seguro que repito con el autor y mi experiencia será mejor. ¡Gracias por el mensajito!

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. La historia es muy interesante, el viaje se hace emocionante y la recreación de la época es fantástica, pero no he podido aguantar al protagonista, es don perfecto... ¡Gracias por el mensajito!

      Eliminar
  3. Pues esperaba mucho más de esta historia. He visto otras reseñas mucho más entusiastas. En cualquier caso me atrae el autor y no descarto leerle.

    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco esperaba sentir tanta antipatía por el protagonista, la verdad; es algo que no me suele suceder y que en este caso ha rebajado la puntuación final que doy a la novela. Por otro lado, no solo no descarto repetir con el autor, sino que tengo ganas de ver cómo construye otros personajes principales. ¡Gracias por el mensajito!

      Eliminar
  4. Desde El secreto del Nilo de Antonio Cabanas, (recomendadísima), no he vuelto al Antiguo Egipto y mira que me gusta pero me da la sensación de que lo modernizan demasiado algunos autores y no te transportan al pasado. En este caso parece que sí lo hace pero si con tu temple, este hombre te ha llegado a encolerizar yo no me arriesgo que me conozco. Seguro que empiezo a desear que lo maten y veo que no va a ser así.
    Prefiero ponerme con uno de Christian Jacq que apunté hace poco.
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De Cabanas leí El ladrón de tumbas, que también me gustó mucho, y tengo pendiente repetir con él. Estoy de acuerdo contigo: cuesta encontrar una novela que recree bien la época y sea fiel a cómo debió de vivir la gente en aquel entonces. Smith en eso sí acierta y el retrato que traza de la historia es muy interesante, con pinceladas sobre cultura y costumbres que demuestran cuánto se ha documentado. Lástima que el personaje de Taita me haya puesto tan nervioso... ¡Gracias por el mensajito!

      Eliminar
  5. No me he estrenado con este autor y ganas no me faltan, aunque por lo que leo en tu reseña lo mejor sería hacerlo con otro libro. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi recomendación sería empezar por otro, aunque también puede ser que yo le haya cogido manía al protagonista de manera irracional, ya ves que hay gente que lo ha leído y a la que no le ha pasado lo mismo. De todos modos, si te llama el género es un buen autor, así que seguro que disfrutas con alguna de sus novelas. ¡Gracias por el mensajito!

      Eliminar
  6. Aunque la ambientación me parece muy interesante, creo que lo descarto por lo que cuentas del protagonista. Y es que a algo me tengo que agarrar para no volverme una compradora compulsiva...
    Un beso y gracias por tus impresiones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Me parece bien! Es decir, yo también lo hago: aprovechar los puntos débiles de una novela para decidir eliminarla de la lista. Ya tenemos bastante con las novelas que queremos leer pase lo que pase, ¿verdad? Como digo arriba, al autor sí te lo recomiendo. ¡Gracias por el mensajito!

      Eliminar
  7. Qué pena que no hayas conectado con el protagonista, es algo importante para disfrutar de una lectura. Yo lo leí hace un tiempo y sí que me gustó
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, si no te crees al personaje principal la narración se hace un pelín cuesta arriba. Aunque el balance en general es más bien positivo, el carácter de Taita me ha enervado a menudo y creo que el autor le podría haber dado un perfil más creíble y normal, por así decirlo. ¡Gracias por el mensajito!

      Eliminar
  8. La ubicación me gusta pero luego tiene algo este libro que no me termina de convencer y no sé qué es, la verdad. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En mi caso, como ves, ese algo es el protagonista, pero desde fuera la novela me llamaba muchísimo la atención. Tampoco es que sea un desastre literario, ¡ni mucho menos!: me ha entretenido y me ha transportado a una época de semiesplendor llena de luces y sombras. Me habría gustado, eso sí, que el autor diera voz a una personalidad menos acaparadora. ¡Gracias por el mensajito!

      Eliminar
  9. Siempre hay una primera vez para todo y ya has encontrado a tu primer personaje protagonista que no te imporaria matar xD A este libro le tengo el ojo echado por motivos obvios (¡verdad? :P) pero me lo tomare con calma y sin prisa.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El autor es un experto en la historia de Egipto, así que sí, es raro que aún no hayas leído esta novela, o alguna otra de él. Más que matar a Taita, el prota, lo cambiaría por otro, o le rebajaría el nivel de creidismo que muestra en cada página. Qué tío más insoportable... ¡Gracias por el mensajito!

      Eliminar
  10. No he leído nada de este escritor y veo que debo ponerle remedio.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es un autor muy interesante y estoy seguro de que habrá otras novelas de él que me gusten más. La mezcla entre aventura y emoción está muy conseguida y la narración fluye perfectamente. Ya me contarás si finalmente le das una oportunidad a este libro o a otro de Smith. ¡Gracias por el mensajito!

      Eliminar
  11. Lo he leído. No me entusiasma, pero reconozco que sus libros me resultan francamente entretenidos como compañía de playa o piscina. Desengrasan
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo contigo: la historia tiene muy buen ritmo, avanza sin detenerse y es muy amena. No sé si para ir con él a la playa o a la piscina, pero lo cierto es que a mí me ha resultado ágil y entretenido. Lástima de protagonista, sin embargo. ¡Gracias por el mensajito!

      Eliminar