El guerrero del bronce, de George Shipway

 
 
Título: El guerrero del bronce
Autor: George Shipway
Traductor: Manuel de los Reyes
Editorial y año: Pàmies, 2008

Luchas por el poder en un mundo implacable repleto de ambición, pasión, intriga y venganza. El suelo de la antigua Grecia era un trofeo ganado tras muchos esfuerzos, y los poderosos guerreros que gobernaban esa tierra lucharon y murieron con fiereza por controlarlo. Los padres se enfrentaban a sus hijos, los hermanos se traicionaban unos a otros, familias enteras se enzarzaban en cruentas luchas. Estos son los héroes, y esta es su era. Sobresale entre ellos Agamenón, señalado como futuro rey por su arrojo, valor y astucia desleal.


La guerra de Troya es una de las primeras contiendas entre naciones del mundo occidental. Los griegos se enfrentaron a los troyanos durante diez años para, entre otras cosas, recuperar a Helena, la mujer cuyo amor por Paris lo inició todo. En novela histórica no son pocas las obras dedicadas a esta única y legendaria guerra, pero en cambio sí escasean los libros que nos descubren la vida de los reyes décadas antes de tan cruento enfrentamiento. George Shipway vio las enormes posibilidades que le ofrecía la época y en El guerrero del bronce nos cuenta, de una manera muy peculiar y poco ortodoxa, la infancia y juventud de Agamenón y Menelao, futuros reyes de Micenas y Esparta y cuñado y esposo de Helena, la más bella de la Antigüedad.

La ciudad de Micenas, gobernada con mano de hierro, se está convirtiendo en una de las potencias más influyentes y poderosas de Acaya, tan solo eclipsada por Tebas y Atenas. Agamenón y Menelao, hijos de Atreo y herederos al trono micénico, son dos muchachos valientes y apasionados que pronto muestran gran interés por el arte de la guerra. Entrenados por su padre, y por los hombres de confianza de este, en poco tiempo se  convierten en soldados temibles que no dudarán en hacer cuanto esté en sus manos para lograr sus objetivos. Y si ponen los ojos en metas tan atractivas como complicadas, como los cetros de dos de las ciudades más importantes de Grecia, nada ni nadie podrá impedirles que lo den todo en busca de sus sueños y su destino.

Con la publicación de Lanceros, George Shipway se ganó un escalón en el templo de los grandes narradores de novela histórica, y El guerrero del bronce supuso la consagración de una pluma dedicada al mundo clásico que sabía retratar épocas pretéritas con gran pericia y un punto de vista atípico. Cuando uno piensa en Micenas, Esparta y Troya, es imposible que en su mente no se manifiesten nombres como Zeus, Hércules o Poseidón, protagonistas de innumerables hazañas de la mitología griega. Pues bien, el autor rechaza respetar los mitos y presenta a dioses y héroes como seres humanos desprovistos de toda divinidad y se atreve incluso a conjeturar con sus muertes y linajes, como si lo único inmortal que hubiera en ellos fueron los topónimos que los encumbraron. Es arriesgado prescindir de los roles que la leyenda les ha asignado y en este libro uno ve cómo no solo es posible, sino además interesante, hablar de Troya sin recurrir a poderes celestiales.

Otro de los motivos por los cuales la lectura de esta novela me parece tan recomendable es el período mismo en el que se ambienta: los años previos a la llegada de las tropas griegas a las puertas de Ílion. Siempre que un autor consigue llevarme a un momento histórico poco tratado y explotado, como lector siento una gran alegría, porque me voy a embarcar en un viaje diferente que me descubrirá parajes, personas y escenarios para mí desconocidos. Asimismo, da gusto cuando uno palpa en cada línea y párrafo el ingente trabajo de documentación que se esconde detrás de una novela histórica, el maravilloso engranaje que permite que todo encaje y funcione como un todo sólido, imponente y emocionante. No puedo terminar sin citar la espléndida labor de Manuel de los Reyes, el traductor de la obra, quien consigue dar sabor clásico al libro, sin renunciar a la naturalidad, gracias a un léxico rico y acertado.

Me consta que las reseñas de novelas publicadas hace años no cuentan con el favor ni el interés de muchos lectores y blogueros; hay quien parece vivir por y para las novedades. Casi cinco años después del nacimiento de esta página, procuro ser fiel a la promesa que me hice y no subsistir —literariamente hablando, por supuesto— solo con títulos que hayan visto la luz en las últimas semanas. El guerrero del bronce, de George Shipway, me ha regalado una lectura repleta de emoción y acción que me ha sorprendido por el curioso retrato que traza sobre las consecuencias que acabaron desembocando en la guerra de Troya, que según el autor poco tiene que ver con la manzana de la discordia y el papel de Afrodita como celestina metomentodo. En breve espero leer El poder del rey, la continuación de esta que se centra, ya sí con todas las de la ley, en el choque entre griegos y troyanos. El entretenimiento y el rigor histórico están más que asegurados.


         Si os ha gustado,     
     ¡visitad estas reseñas!     

34 comentarios:

  1. A mi no me importa leer sobre un libro que no es novedad y menos aún cuando me descubres un libro muy interesante como este que nos traes.Me parece atractivo lo de desmitificar dioses y hacerlos humanos, me lo llevo Xavier.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una apuesta sumamente arriesgada, porque se carga todo lo que sabemos sobre dioses y héroes y los convierte en seres humanos. Es una manera bastante verosímil de dar protagonismo a los reyes de carne y hueso; y, aunque a mí me encante la mitología, me gusta que se describa la guerra de Troya sin echar mano de los mitos. ¡Gracias por el mensajito!

      Eliminar
  2. Bueno. Esta vez no te sigo, el tema es demasiado arduo para mí. Pero me ha gustado enterarme de una parte de la misma.
    Respecto a lo de las novedades me declaro culpable y sin quitarme responsabilidad diré que me pasa desde que tengo el blog. Creo que nos contagiamos unos a otros y acabamos hablando todos de lo mismo. Debería tener cuidado.
    Um besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un género que debe apasionar, sí. Por otro lado, te confesaré que me ha ocurrido lo mismo y por culpa del blog, o gracias a él (depende del día digo una cosa u otra), leo más novedades, pero me gusta de vez en cuando coger aire y eliminar libros pendientes de mis estanterías que llevan meses esperando turno y que bien merecen una oportunidad. ¡Gracias por el mensajito!

      Eliminar
  3. Yo últimamente reseño muchos libros que no son novedad, pues me apetece leerlos y comentarlos. Antes me dedicaba casi por completo a las novedades, pero ahora ya no lo hago así, leo lo que me apetece esté publicado hace 2 semanas o 20 años :) Este no me lo llevo, no por la fecha de su publicación, sino porque la novela histórica no me llama demasiado.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si no te gusta el género, lo entiendo. A mí es que me apasiona la posibilidad de vivir, aunque solo sea literariamente, en épocas pasadas que me despiertan tanto interés como Grecia, Egipto o, en menor medida, Roma. Esta vez el viaje es una maravilla porque me lleva a los años previos a la guerra de Troya, que siempre me ha impresionado por su trascendencia. ¡Gracias por el mensajito!

      Eliminar
  4. La época en el que está ambientada me gusta mucho pero con todo lo que tengo pendiente entre caprichos y compromisos no sé si tendré tiempo para darle una oportunidad.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues es una lástima, porque si te llama la época el autor ha llevado a cabo un trabajo interesantísimo dejando a un lado dioses y héroes y presentando a los nombres que a todos nos suenan a Olimpo de una manera muy humana. También te digo que es un poco extraño, porque rompe con la tradición y la costumbre, pero pronto convence esta perspectiva más realista. ¡Gracias por el mensajito!

      Eliminar
  5. Ay esta novela la veo más para mi marido que le gusta mucho el género pero no para mí. Esta vez lo dejo pasar. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Recomiéndasela a él! Además, si no recuerdo mal, era uno de esos libros que entran en la selección rebajada de El Corte Inglés y lo encontré a un precio muy económico. Bueno, bonito y barato, ¿qué más queremos? ¡Gracias por el mensajito!

      Eliminar
  6. Respuestas
    1. No hay nada que hacer, ni nada puedo añadir, para cambiar tu opinión, me temo. ¡Gracias por el mensajito!

      Eliminar
  7. En esta ocasión no me animo, pero no porque no sea novedad ya que, aunque ciertamente es lo que más leo últimamente, no le hago ascos a un buen libro esté cuando esté publicado. La razón de no animarme es que, aun siendo novela histórica que me gusta muchísimo, este tema de Troya la verdad es que no me atrae.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, pues a mí me resulta irresistible y no soy capaz de alejarme de una novela que se ambienta en el enfrentamiento entre griegos y troyanos. (Dejemos a un lado la barbaridad cinematográfica protagonizada por Brad Pitt, entre otros, que es una auténtica tortura y no respeta ni la historia ni la mitología.) Espero convencerte más con mi próxima lectura. ¡Gracias por el mensajito!

      Eliminar
  8. Si te soy sincera, esta época de la historia no me atrae mucho aunque este libro me lo leí hace bastantes años porque me llegó como regalo de una amiga. La verdad es que está bien, aunque no me entusiasmó en exceso.
    En cuanto a lo que comentas de las novedades, tienes toda la razón ya que cuando se reseñan libros de hace ya algún tiempo no entra a comentarte ni el tato. Es penoso,pero es la realidad. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Llegaste a leer El poder del rey, del mismo autor, cuando Agamenón y compañía se dirigen ya a las puertas de Troya? Tengo curiosidad por ver cómo el autor resuelve la guerra sin acudir a Ulises y Atenea, quienes tuvieron la idea del caballo. ¡Gracias por el mensajito!

      Eliminar
  9. Muy buena pinta que tiene. Este género me gusta y esta época también así que me lo llevo. Sobre reseñas, en mi caso intento alternar novedades y libros más viejitos, que son muchos los que tengo en la estantería y son muchos los que me apetecen.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos los libros fueron novedad algún día y si están en nuestra biblioteca personal es que queremos leerlos, ¿verdad? No me gusta abandonarlos solo porque van llegando novedades que también me llaman, también merecen una oportunidad aunque, como dice Marina, es difícil que la gente de comente en esas reseñas. ¡Gracias por el mensajito!

      Eliminar
  10. Esta vez no te voy a hacer caso. No me importa leer libros que no sean novedades pero este lo veo demasiado espeso para mi gusto y eso que el tema es de lo mas interesante.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es espeso, más bien intenso. Es cierto que no es una de esas novelas históricas ligeras que aspiran a atraer a todo el mundo, pero eso no quita que el relato sea apasionante y esté muy bien hilvanado. Si dices que te llama el tema, dale una oportunidad, porque el punto de vista es muy original. ¡Gracias por el mensajito!

      Eliminar
  11. Esta la dejo pasar, no me atrae nada la época. Y en cuanto a las novedades, si es verdad que "por culpa del blog" me dejo llevar mucho por ellas. Pero intento ir introduciendo pendientes anteriores cada mes, que van quedando olvidados.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es inevitable que nos dejemos tentar por las novedades, porque algunas incluso nos las ofrecen las editoriales o los autores y cuanto antes hablemos de ellas, mejor; sin embargo, yo me resisto a dedicarme solo a lo que está en el candelero y me gusta ir vaciando mi estantería de libros aún pendientes. ¡Gracias por el mensajito!

      Eliminar
  12. Pues qué quieres que te diga, me he quedado prendado de todo lo que cuentas sobre este título, completamente desconocido para mí. Además, soy un apasionado de la época, pero nunca me había parado a pensar en los años previos a la guerra de Troya. También me resulta atractiva esa «humanización» de los dioses. En pocas palabras, que tomo nota. Por cierto, enhorabuena por ser fiel a tus principios. Se agradece encontrar espacios que vayan más allá de las novedades. ¡Abrazotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te gustará, Jesús, te gustará mucho, sobre todo por lo que destacas: el interesante punto de vista sobre las razones que llevó a la guerra de Troya (razones que no solo giran alrededor de Helena) y cómo el autor deja atrás el aura divino de personajes mitológicos. Agradezco tus palabras sobre mis principios, a veces cuesta pero intento dar oportunidad a libros de todos los años. ¡Gracias por el mensajito!

      Eliminar
  13. Hola Xavier!
    La verdad es que no conocía al autor, pero ahora me dio curiosidad. Por un lado no soy de leer mucho el género aunque si me encantan las buenas ambientaciones históricas y si están bien creadas por el autor mucho más. También me parece que tiene una buena pluma, con solo leer tu reseña jaja y sin dudas la sinopsis atrapa. Me quedo con ganas de leerlo! no conocía tu blog, pero te sigo y te invito al mío :)
    Un beso grande!♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Bienvenida, Mariana! Me alegra haberte descubierto un nombre que no te sonaba y que es tan interesante. Ahora mismo echo un vistazo a tu blog y si me gusta me quedaré por allí para seguir atento a tus reseñas. ¡Gracias por el mensajito!

      Eliminar
  14. Yo también rescato de mi lista de vez en cuando lecturas que no están en la de novedades, de lo contrario, me perdería grandes obras que merecen la pena leer.
    Creo que el autor ha sido muy valiente con este libro. No solo por "humanizar" a los Dioses, cosa que quizás la hace menos atractiva, sino también por centrarse en esa época "anterior a", que es la que realmente capta por regla general, la atención del público.
    Me alegra de que la hayas disfrutado. No sé si la leeré en un futuro, pero sin duda, has sabido captar mi atención.
    Un abrazo !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tan valiente que le podría haber salido el tiro por la culata, pero por suerte no es así y consigue dar una naturalidad a su apuesta que ya querrían para sí tantos novelistas que se arriesgan y no saben cómo salir del laberinto en el que se meten. Me llamó el libro precisamente porque iba más allá de la guerra de Troya y cuenta los porqués de ese enfrentamiento. ¡Gracias por el mensajito!

      Eliminar
  15. El género no es lo mío pero se lo comento a mi compañero de blog porque el suele disfrutarlo.

    BEsos =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Estupendo! Si a él le gusta la novela histórica, estoy convencido de que apreciará la originalidad que lleva esta consigo. ¡Gracias por el mensajito!

      Eliminar
  16. No es el tipo de novela que suelo leer, pero cuando he cogido alguna así la he disfrutado mucho. No se si llegaré a leerme este libro, pero si lo hiciese sabría, gracias a ti, que no está nada mal.

    La Estupenda

    Kiss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De vez en cuando apetece huir un poco de lo que solemos leer y adentrarse en un género en el que no nos prodigamos demasiado, ¿verdad? Espero que, si le das una oportunidad, esta novela no te decepcione. ¡Gracias por el mensajito!

      Eliminar
  17. Jajajaja hay mejores libros entre lo ya cibado por el tiempo que en la mejor de las mesas de novedades. Además descubrir libros "antiguos" suele salir más económico
    Dicho lo cual, me descubres uno que parece interesante, y me lo apunto para mi visita librera semanal
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues hablando de libros económicos, este es uno de los que compré en la selección que hacen en El Corte Inglés a 5,65 € o algo así. Por tanto, no solo vale la pena, sino que la inversión es tan reducida que resulta irresistible. O así me pareció a mí en su día, y acerté, como podéis comprobar. ¡Gracias por el mensajito!

      Eliminar