Lo que aprendí de mi pingüino, de Tom Michell

 
 
Título: Lo que aprendí de mi pingüino
Autor: Tom Michell
Traductor: Jofre Homedes
Editorial y año: Plaza & Janés, 2016

Inglaterra, años 70. A sus 23 años, Tom Michell tiene ganas de ampliar horizontes. Cuando le ofrecen un puesto de profesor en un internado argentino, acepta encantado. Durante unas vacaciones en Uruguay, Tom rescata a un pingüino atrapado en un vertido de petróleo. A partir de entonces, se establece entre ambos una relación muy especial. Tras limpiarlo, reanimarlo y darse cuenta de que el pingüino no piensa volver al mar bajo ningún concepto, Tom entiende que no le queda más remedio que llevárselo de vuelta a Argentina.



Es bien cierta la afirmación de que la realidad supera a la ficción. Hay historias tan curiosas que parecen invento de la imaginación de autores o directores, y uno se queda de piedra al saber que están basadas en hechos reales. Tom Michell nos cuenta en Lo que aprendí de mi pingüino cuanto le sucedió en la Argentina de los años 70, cuando un pingüino entró en su vida de la forma más inesperada y sorprendente. Disfrazada de novela, la trama verídica que se nos relata en este libro se convierte en un precioso canto a la amistad y al respeto mutuo, así como en una dura crítica hacia el poco respeto que el ser humano tiene para con los océanos y los animales que viven en ellos.

La sed de aventuras y conocimientos lleva a Tom Michell a viajar a Argentina para trabajar en un internado inglés. Unas semanas después, durante una corta estancia en Uruguay, en una playa da con un grupo de pingüinos que parecen haber muerto por culpa de un vertido de petróleo. Cuando se da cuenta de que uno de ellos sigue vivo, Tom no duda en llevárselo para intentar curarlo y devolverle la salud y la alegría que siempre rodea a estos simpáticos pájaros. Será entonces cuando dará comienzo una extraña pero sincera relación de amistad entre Tom y el pingüino. El animal logrará hacerse entender y hablar con el joven profesor, y este agradecerá las valiosas enseñanzas que, queriendo o sin querer, le transmitirá el ave.

Cuando vi Lo que aprendí de mi pingüino en la lista de novedades de hace ahora más o menos un año, el aura de ternura que debía de envolver la historia me pareció irresistible y supe que iba a leerla. Unos meses después, y tras superar varios obstáculos, la novela llegó a mí y me ha invitado a un fantástico viaje en el tiempo y en la naturaleza que me costará olvidar. Tom Michell retrata, con una precisión matemática, el ambiente que se vivía en la Argentina de aquel momento, una época convulsa por culpa de los terremotos políticos que sacudían el país. Por otro lado, el estilo claro y cercano del autor nos permite que empaticemos enseguida con él y que lleguemos a coger un enorme cariño al gracioso pingüino que protagoniza la novela.

Y es que el pilar de la obra no es otro sino el pingüino. De un modo entrañable y asombroso, el animal consigue comunicarse con el narrador y con el personal y alumnado del internado argentino, y todos ellos enseguida le hacen un hueco en el corazón. El ave desprende una bondad y una alegría tales que el lector no puede más que rendirse a su carisma y desear que el camino que han emprendido juntos no termine jamás. Además, en el desenlace uno se da de bruces con un mensaje que de alguna manera hace las veces de moraleja de esta suerte de fábula real, un mensaje de calado que quedará grabado en nuestra retina. Por último, me gustaría agradecer al autor la valentía de poner por escrito su relación con el pingüino, porque estoy convencido de que no solo despertará la envidia sana por haber vivido esa amistad, sino también alguna que otra conciencia.

El mundo editorial es apasionante y misterioso. Por motivos que no llego a comprender, Lo que aprendí de mi pingüino, una novela que a priori parece tener todos los números para triunfar, ha pasado muy desapercibida entre lectores y prescriptores en nuestro idioma. Por un lado, me entristece que la historia de Tom Michell no haya cosechado el éxito que, en mi opinión, merece; por el otro, me alegro de haberle dado una oportunidad para intentar, desde este blog, darle voz y protagonismo. No es tan habitual que uno encuentre la dosis de originalidad que nos ofrece este libro. Si, además, está basado en algo que ocurrió de verdad, ya hasta se acerca a un milagro. Ahora solo me queda esperar que vosotros os sintáis tentados por mi reseña y os animéis a conocer a este personaje animado tan inolvidable. No os arrepentiréis. 


         Si os ha gustado,     
     ¡visitad estas reseñas!     

38 comentarios:

  1. A mí en esta ocasión, y pese a tus impresiones, no me atrae lo suficiente como para decantarme por ella.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué lástima! Las sensaciones han sido tan positivas que me entristece ver que no he llegado a convencerte del todo. Te quedas sin conocer a un pingüino simpático y entrañable que no olvidarías nunca. ¡Gracias por el mensajito!

      Eliminar
  2. Hola!
    Pues siempre es genial leer cosas buenas sobre un título que yo, personalmente, había visto de pasada y ni lo había registrado...me llama la atención que digas que es original y tierna...creo que me la voy a apuntar :)
    gracias por la reseña!!
    un beso
    S

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y lo más curioso es que esté basada en algo que le sucedió al autor de verdad, porque parece una historia de esas inverosímiles que jamás podrían ocurrir. La historia es tan bonita, y lleva un mensaje tan interesante, que no puedo dejar de recomendarla. ¡Gracias por el mensajito!

      Eliminar
  3. Yo leí una reseña de este libro en el blog "El cuervo de alas rotas" allá por marzo, y la verdad es que me encantó la reseña y la historia... tengo pendiente de leer este libro.
    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Diría que yo no había leído ninguna reseña de la novela, así que no sabía qué esperar. A veces es hasta positivo, porque así emprendes la lectura sin expectativas, y en este caso el resultado ha sido fantástico y sorprendente. ¡Gracias por el mensajito!

      Eliminar
  4. Ya me había llamado la atención, a ver si nos cruzamos, besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si tu camino se cruza con el del pingüino, créeme que guardarás su nombre para siempre en la memoria. No soy amante de tener mascotas, pero en un caso así hasta me lo plantearía... ¡Gracias por el mensajito!

      Eliminar
  5. ¡Qué bien encontrar esta reseña por aquí! Me llamó mucho la atención este libro cuando lo vi el año pasado en las estanterías de novedades pero no estaba segura de si sería tan feelgood como parecía ¡Y sí que lo es! Aish, esta historia es para mí seguro-seguro, me la llevo. Muchas gracias. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te encantará, Mónica, porque el autor lo cuenta con una naturalidad fantástica y la historia es preciosa. Me ha gustado especialmente cómo interactúan el profesor y el pingüino, como si este último pudiera hablar y comunicarse. ¡Y se entienden! Es una lectura muy tierna y creo que sí está hecha para ti. ¡Gracias por el mensajito!

      Eliminar
  6. Si fuera por tu reseña estaría totalmente tentada, lo que no me tienta tanto es el libro. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ¡hazme caso a mí, mujer! En su día me parecía irresistible conocer de buena mano esta curiosa amistad entre un hombre y un pingüino, y la verdad es que hay un par de escenas curiosas y divertidas que no creo que vaya a olvidar fácilmente. ¡Gracias por el mensajito!

      Eliminar
  7. Aunque pudiera ser una gran novela a mi no me llama ni leyéndote en este caso
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué pena, con la ilusión con que la he leído, terminado y reseñado. Está claro, no obstante, que no siempre logramos convencer a nuestros lectores, y si una novela, por la razón que sea, no llama, pues no llama, qué se le va a hacer. ¡Gracias por el mensajito!

      Eliminar
  8. Pues la verdad es que yo iba a decir que no, pero me has ganado con lo de la historia verídica. No me llevo muy bien con los animales pero desde que leí H de halcón, eso ha cambiado en el mundo literario. Me apunto a rescatar esta novela.
    Besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Te imaginas que tu camino se cruzara con un pingüino y acabaras adoptándolo? Si es como el de la novela, yo no lo dudaría, porque con esos ojitos y la simpatía que desprende (¡y no solo al caminar!) jamás podría decirle que no. Espero que, si la lees, te guste tanto como a mí. ¡Gracias por el mensajito!

      Eliminar
  9. Me resulto entretenida u muy curiosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No recuerdo tu reseña y en cierto modo hasta lo agradezco (no por ser tuya, ojo) porque así he leído el libro sin esperara nada de él y me he llevado una sorpresa muy grata. ¡Gracias por el mensajito!

      Eliminar
  10. Pues no conocía este libro y me has despertado la curiosidad. Aunque tendrá que esperar, que tengo mucho pendiente.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Compartes la curiosidad que sentí yo al verlo en el boletín de novedades, pues. Meses después, y tras varios obstáculos con la gente de Edición Anticipada, me ha llegado y me alegro mucho, porque ha valido la pena la espera. ¡Gracias por el mensajito!

      Eliminar
  11. No me atrae nada este libro . Hoy lo dejo pasar Xavier. Un beso ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta vez te lo perdono, pero ¡que no vuelva a ocurrir! No siempre podemos acertar y convencer a todo el mundo, es normal, aunque me da pena que no os apetezca conocer a un animal tan entrañable y achuchable. ¡Gracias por el mensajito!

      Eliminar
  12. En este caso no te voy a hacer caso porque no me termina de llamar este libro. De hecho lo tuve en mi poder y lo regale.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muy mal hecho! Se lee en un suspiro y bien podrías haberle dado una oportunidad, qué crueldad la tuya. Muchos osos y ositos, pero si es un pingüino pasas de él... ¡Gracias por el mensajito!

      Eliminar
  13. Yo lo leí hace unos 6 meses pero no me gustó tanto como a ti. No se, no lo encontré tan tierno como me esperaba, aunque la historia es bastante sorprendente. Me alegro que, al menos, a ti te haya gustado más.

    La Estupenda

    Kiss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, pues a mí es que el pingüino me ha conquistado desde el primer momento. Me ha parecido entrañable y tan mono que me lo llevaría a mi casa. Lástima que por aquí no vivan estos animalitos tan simpáticos. ¡Gracias por el mensajito!

      Eliminar
  14. Vale, pues no es mi estilo en absoluto, tal y como yo pensaba, pero una vez más vas y me empujas a probar algo diferente. Lo tendré en cuenta, Xavier, que no es la primera vez que me lías y es para bien
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡A ver si te gusta! Destaco, sobre todo, la sensibilidad de la prosa y el mensaje que tiene la historia, en forma de moreleja implícita que cualquiera puede adoptar como medio de vida. Ojalá todos nos rodeáramos de amistades como la que protagoniza este libro, nos iría mejor. ¡Gracias por el mensajito!

      Eliminar
  15. Me parece que es una historia preciosa, y más si está basada en hechos reales :)
    besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es lo sorprendente, que por inverosímil que parezca la historia sucedió de verdad. El autor ha esperado muchos años para contarla y creo que así el recuerdo ha madurado hasta estar a punto para enamorar a los lectores. ¡Gracias por el mensajito!

      Eliminar
  16. ¡Hola!
    Soy nueva por tu blog^^
    No conocía el libro, y la portada ya me ha enamorado.
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Bienvenida! Pues el interior es aún mejor y guarda un par de sorpresas en forma de ilustraciones que, creo, te encantarían. ¡Gracias por el mensajito!

      Eliminar
  17. Tu reseña ya invita a leerlo. Se ve una trama distinta y al mismo tiempo original, y más todavía si está basado en hechos reales. Como bien dices, es una pena que esta novela no tenga más calado en los lectores. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y por lo que me han dicho muchos compañeros blogueros más arriba, parece que no es una novela llamada a ser un éxito; no son pocos los que dicen que no les llama nada. Y es una lástima, porque es una historia tan bonita, y transmite tanto, que todos podemos aprender algo de ella. ¡Gracias por el mensajito!

      Eliminar
  18. Hola,he visto este libro en la librería y hasta ahora no había leído ninguna reseña .....He de decir que me has convencido y tengo que leer esta historia..No tengo Pinguinos de mascota..pero si tengo 6 gatos y es curioso ..cada uno es diferente en personalidad y cada día me sorprenden..gracias por la reseña y tu tiempo 💕

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una novela muy dulce que atrapa al lector por la sensibilidad con que está escrita. Y el pingüino es un personaje muy tierno que consigue enamorar. ¡Gracias por el mensajito!

      Eliminar
  19. Este lo tenía apuntadito, que pinta muy bien =)

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues la pinta hace justicia a la historia, puesto que es una lectura fantástica y deliciosa que me ha sorprendido por la dosis de originalidad que lleva, a pesar de estar basada en una historia real. ¡Gracias por el mensajito!

      Eliminar