Sangre de barro, de Maribel Medina

 
 
Título: Sangre de barro
Autora: Maribel Medina
Editorial y año: Maeva, 2014

Cuando la forense Laura Terraux recibe en el instituto de patología suizo el quinto cadáver de una joven atleta procedente del centro de alto rendimiento de Les Diablerets, empieza a sospechar que algo siniestro se esconde detrás de estas muertes. Janik, un corredor del centro, devastado por el repentino fallecimiento de su amor, deberá tomar la decisión más difícil de su vida. ¿Qué precio está dispuesto a pagar para triunfar? Thomas Connors, un agente de la Interpol, se embarcará junto a Laura en una peligrosa investigación sobre el dopaje en el deporte de élite, un mundo opaco y más turbio de lo que habían imaginado.


Uno de los motivos por los cuales me gusta tanto leer es la irresistible posibilidad de adentrarme en épocas, lugares o ambientes de los que poco o nada sé. Si me consta que el autor de la novela en cuestión ha estado en contacto con el tema que narra en la historia, el deleite es aún mayor, porque confío en la documentación que precede a la escritura. Con Sangre de barro, Maribel Medina se embarcó en una interesante pero arriesgada apuesta: narrar, en forma de novela negra, una investigación policial que gira en torno a un posible caso de dopaje en deportistas de élite. Es la primera vez que me acerco a tan espinoso asunto, y el resultado no podría ser mejor, puesto que me he quedado con ganas de seguir conociendo los entresijos de un negocio en la sombra que mueve millones de euros al día. Y de seguir leyendo a la autora, por supuesto.

El centro de Les Diablerets, dedicado al entrenamiento de alto rendimiento, ha visto cómo cinco de sus atletas mueren en extrañas circunstancias, pero por causas naturales. La doctora Terraux ve algo raro en tantas coincidencias y decide trasladar sus sospechas a Thomas Connors, un agente de la Interpol que se fía del instinto de la forense. Laura y Thomas emprenden así una investigación al margen de la policía para esclarecer el turbio halo de misterio que envuelve el fallecimiento de cinco muchachas que reúnen las mismas condiciones: son rusas, jóvenes y llegaron a Suiza de la mano de las mismas personas. Lo que al principio no es más que una corazonada se convierte pronto en una carrera contrarreloj y muy peligrosa para descubrir quién se esconde detrás de semejante escándalo.

El dopaje es una de las lacras modernas, que ensombrece las competiciones deportivas y resta credibilidad, emoción y pasión a récords del mundo, hazañas a priori imposibles y a nombres que antes respetábamos y admirábamos. Maribel Medina conoce a la perfección el universo que describe en Sangre de barro y en la novela hallamos pruebas de sobra. La narración cuenta con datos, explicaciones y anécdotas suficientes para que el lector se haga una idea del alcance y de la influencia del dopaje en las competiciones más relevantes. Curiosamente, la información que se nos transmite no solo no abruma, sino que nos despierta las ganas de saber más de uno de los principales problemas que aquejan al deporte mundial. Eso es algo que siempre agradezco en las novelas que tratan cuestiones ajenas a mí: si me animan a continuar indagando es que han cumplido su objetivo con un éxito rotundo.

No olvidemos, sin embargo, que nos encontramos ante una novela, así que también hay que valorar los elementos literarios. Debo confesar que el perfil de los protagonistas me ha convencido de principio a fin. Laura y Thomas me han parecido unos personajes muy interesantes, porque —por motivos que no citaré para no restaros sorpresa— se alejan de lo habitual y tanto sus personalidades como sus gustos y aficiones los vuelven especiales e inolvidables. La trama, además, avanza con un ritmo maravilloso que acaba desembocando en un final de infarto en el que se resuelve todo de una forma inesperada. No puedo terminar sin dejar de aplaudir las descripciones que salpican el libro, gracias a las cuales uno viaja por los escenarios por los que pasan los protagonistas, desde los pueblos y ciudades suizos hasta Irlanda o Nueva York. El marco físico que rodea el argumento es, como veis, tan apasionante, y está tan bien contado, como la historia en sí.

La primera vez que leo una novela de Maribel Medina, y una novela que se ambienta en la oscura atmósfera del dopaje, ha resultado una decisión sabia y acertada. Sangre de barro me ha inoculado una semillita de curiosidad para con el mundo del deporte en general y el consumo de sustancias estimulantes en particular, y ya solo me queda dar más pasos en esta dirección para arrojar un poco más de luz a este gran problema. Si llegáis hasta aquí pensando que esto no va con vosotros, y que se trata de un tema que no os llama, creedme que la novela os hará cambiar de opinión, puesto que todo está relatado con una naturalidad que resulta fantástica, atractiva y deliciosa. Solo hay un riesgo, eso sí: es posible que por culpa de este libro —o, quizá, gracias a él— no veáis un campeonato de atletismo con los mismos ojos. Vuestra es la decisión.


         Si os ha gustado,     
     ¡visitad estas reseñas!     

48 comentarios:

  1. Tiene muy buena pinta. Gracias por la reseña. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que me ha gustado más de lo que esperaba. No sabía hasta qué punto me interesaría leer sobre el mundo del dopaje, y la experiencia ha sido tan buena que no dudo en recomendarla. ¡Gracias por el mensajito!

      Eliminar
  2. Este tipo de novela no me atrae especialmente. Aunque tampoco las descarto por completo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fíjate que creo que puede gustarte aunque el tema a priori no te llame la atención. La autora consigue urdir una buena novela negra con el tema de dopaje de fondo, y creo que ese género sí te agrada. ¡Gracias por el mensajito!

      Eliminar
  3. No tiene mala pinta y el tema del dopaje es bastante novedoso. Al menos yo no he leído nada.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También era mi primera vez y he salido encantado. Me parece un asunto delicado y la autora traza un retrato real, vivo y sin ornamentaciones que puede acabar con la admiración que sintamos para con ciertos deportistas. Una lástima, pero prefiero saber la verdad a elogiar a tramposos. ¡Gracias por el mensajito!

      Eliminar
  4. Me sonaba el libro pero no recuerdo haber leído ninguna reseña antes de la tuya. La verdad es que pinta bien, si no fuera porque tengo tanto pendiente le daba una oportunidad. De todas formas, lo apunto por si acaso.

    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y haces bien en apuntar el título, porque es una lectura diferente y refrescante que trata un tema original. Siempre agradezco a los novelistas que saben incluir tramas distintas en sus libros, y este es uno de esos casos. ¡Gracias por el mensajito!

      Eliminar
  5. La tengo pendiente desde hace bastante tiempo y ahora con tu reseña me la has recordado, si encima te ha gustado pues mucho mejor :)
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra saber que gracias a mi reseña te ha vuelto a la memoria. Por eso me gusta reseñar novelas que no son de rabiosa actualidad, para dar oportunidades a historias de hace algunos años (esta aún no llega a tres y ya parece vieja) que no aparecen en las webs de las editoriales ni en los medios. ¡Gracias por el mensajito!

      Eliminar
  6. Pues sí, la verdad es que a mí también has conseguido engancharme.
    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué bien! Más te enganchará la autora con la historia de estas muertes y con los curiosos perfiles del agente de la Interpol y la doctora forense, créeme. ¡Gracias por el mensajito!

      Eliminar
  7. He leído buenas opiniones sobre esta novela pero también alguna un tanto tibia que hizo que permaneciera en mi Kindle sin leer y ahí sigue.Despues de leerte igual me animo para este mes temático.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo el vago recuerdo de haber leído buenas opiniones sobre el libro cuando salió, pero no sabría darte más datos. Lo que sí apunté fue el nombre de la autora como una escritora prometedora, y el tiempo me ha dado la razón. ¡Gracias por el mensajito!

      Eliminar
  8. A mí me encantó también Xavier. La leí apenas se publicó y fue una estupenda sorpresa para mí. Estoy deseando hacerme con Sangre intocable y ojalá sea tan buena o más que esta.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La segunda parte queda ya apuntadísima a la lista de pendientes, aunque con mi mala (o buena, depende) costumbre de alternar géneros, editoriales y nacionalidades es muy probable que pasen semanas, si no meses, hasta que la lea. ¡Gracias por el mensajito!

      Eliminar
  9. Yo también lo tenía apuntado, pero al final se quedó atrás. El tema me gusta, no es habitual, así que gracias por recordármelo.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me hace muy feliz ver que sois varias las personas que habéis recordado el interés que en su día sentisteis por este libro y que el tiempo acabó relegando al olvido. ¡Gracias por el mensajito!

      Eliminar
  10. Vaya, una aproximación entretenida al dopaje. Nada de sesudos estudios o artículos periodísticos, sino una historia de intriga. Muy interesante, me lo apunto. Gracias por tu opinión.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto: está contado con el ritmo trepidante de una novela negra y con una naturalidad que permite que el lector comprenda los pasos que se dan con ciertas sustancias u hormonas. Muy recomendable. ¡Gracias por el mensajito!

      Eliminar
  11. Yo conozco este tema... y la verdad es que esta novela la tengo en espera desde que salió ya que me llamó mucho la atención, espero leerla pronto
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si tienes algo de conocimiento del tema seguro que coincides con algunas de las afirmaciones que los personajes vierten en el libro. Además, la visión de la autora es crítica y uno podría entender la novela como un canto al deporte sano, neutro y blanco. ¡Gracias por el mensajito!

      Eliminar
  12. Me recuerda muchísimo a algo pero no sé si fue novela o película, quizás peli. A mí con esto del dopaje se me caen los mitos porque como mujer que no tiene el gen del deporte admiro muchísimo a los que lo hacen, incluso a nivel "usuario". Has comentado algo clave al principio, la confianza en que el autor sabe de lo que habla ya que si bien sabemos que es ficción, en ciertas cosas si empiezas a inventar puede que acabes haciendo algo muy raro sin ton ni son.
    También que te haya despertado interés en el tema tiene mucho mérito.
    Me lo apunto en los por si acaso.
    Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por lo visto, el marido de la escritora es un exdeportista de élite que conoce como nadie el mundillo de las altas esferas, así que la documentación está más que asegurada. Me gusta que uno narre algo de lo que conoce, porque así es más fácil lograr que el lector se sienta atraído al ver que la narración se apoya en sólidos conocimientos. ¡Gracias por el mensajito!

      Eliminar
  13. No me importaría nada leerla de no ser por mi continua falta de tiempo. Quién sabe. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, quién sabe, quizá se acaba cruzando en tu camino y no puedes resistirte (que es mi consejo, ¡no te resistas!). Entiendo lo que dices de la falta de tiempo, a mí me ocurre lo mismo y no dispongo de las horas que necesito para leer todo lo que me apetece. ¡Gracias por el mensajito!

      Eliminar
  14. En general ha gustado mucho esta novela pero a mi, creo que por el tema en sí, no me llama, así que ya lo descarté en su día
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que la autora resuelve muy bien la indiferencia que a priori pueda despertarte y consigue engancharte tanto por la historia como por las interesantes explicaciones que incluye en la novela. ¡Gracias por el mensajito!

      Eliminar
  15. Esta vez te hago caso y me la llevo apuntada porque, ademas, ya le tenia el ojo echado.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Así me gusta! Últimamente poquito caso me hacías, por lo que me alegra ver que volvemos a compartir gustos y recomendaciones. ¡Gracias por el mensajito!

      Eliminar
  16. Es de esos libros que no me importaría leer si se cruza en mi camino, que tiene buena pinta. Pero con tantos libros pendiente en la estantería...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te entiendo muy bien, Margari. A mí también me ocurre: hay muchos libros que me atraen pero no lo suficiente como para ir a por ellos, pero si algún ángel de la guarda lo pone en mi camino pues no me puedo resistir. Ojalá te cruces con este. ¡Gracias por el mensajito!

      Eliminar
  17. Aunque parezca mentira, es la primera reseña que leo de esta novela y la verdad es que me has convencido. Coincido contigo en que no siempre es lo más importante el "tema" que trate una novela, sino en como el autor ha sabido llevarnos a su terreno e interesarnos. Desde mi punto de vista, ahí radica la esencia de la literatura, lo demás es secundario.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Exacto! Es difícil encontrar tramas originales pero un autor puede dar con ellas y no lograr explotarlas o no llegar a interesar al lector. Cuando quien escribe sabe de qué habla, en cambio, es más sencillo que nos metamos en la historia, y esta novela es un claro ejemplo de esto último. ¡Gracias por el mensajito!

      Eliminar
  18. Esta se la dejo a la diosa fortuna. Es decir, no pinta mal pero no iré a buscarla, pero si se cruza en mi camino me lo tomaré como una señal. Lo cierto es que en estas fechas me vuelvo más exigente a la hora de comprar hasta que quito lo poco sin leer que tengo del pasado año. Manías
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Justo lo que decía Margari un poquito más arriba. Si el destino quiere que leamos ciertos libros, los pondrá en nuestro camino aunque hayan pasado veinte años desde la publicación de los mismos; si no quiere que los leamos, acabaremos olvidándolos irremediablemente. Y es una lástima, pero ojalá tuviéramos más tiempo y dinero que invertir en la lectura, ¿verdad? ¡Gracias por el mensajito!

      Eliminar
  19. Hablaban muy bien de esta novela así que me hice con ella. Aún no la he leído pero es un tema que me interesa mucho puesto que fui deportista federado a un nivel en el que ciertos manejos si vi. Tu entusiasmo me anima.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anda, pues tu opinión me interesará muchísimo, ya que por lo visto el tema te queda cercano. Seguro que la autora también agradece la lectura de alguien que, como ella, tiene nociones de cuanto se narra en el libro. ¡Gracias por el mensajito!

      Eliminar
  20. Descubrí esta novela en diciembre de 2015 por casualidad en uno de mis paseos por las estanterías de la biblioteca de la que soy asiduo y me llamó tanto la atención que no dudé en cogerlo y leerlo.
    Me pareció, y me sigue pareciendo, muy buena novela tanto en su planteamiento como en el tema que se abordaba, un tema como el del dopaje poco habitual entre los temas literarios de las novelas.
    Poco después descubrí que tenia una segunda novela publicada, con temática diferente pero misma pareja de protagonistas, y no dudé en comprarla, aunque todavía no he encontrado el momento para empezar a leerla.

    Gracias por la reseña! Un saludo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que disfrutaras de esta interesantísima mezcla entre novela de intriga y crítica sobre el dopaje en competiciones de alto nivel. También yo tengo ganas de volver a encontrarme con Laura y Thomas en Sangre intocable, aunque tengo tal cantidad de libros pendientes que vete a saber cuándo soy capaz de hacerle un hueco... ¡Gracias por el mensajito!

      Eliminar
  21. Una autora completamente desconocida para mí con un tema del que poco sé —más allá de esas sombras de las que hablas—. ¡Puede ser una buena combinación! A veces la mejores sorpresas se esconden detrás de grandes incógnitas. Yo me fío de tu criterio y tomo nota. ¡Hay que dar oportunidades a los caminos que no conocemos! Va un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un cóctel curioso cuyo sabor, créeme, es fantástico. Yo partía del mismo desconocimiento que tú y me ha gustado, y mucho, conocer el mundo del deporte y del dopaje de puertas para adentro. No es oro todo lo que reluce ni es tal como se ve desde fuera, eso está claro; y si uno lo lee relatado en una buena novela, no se puede pedir más. ¡Gracias por el mensajito!

      Eliminar
  22. Ya con otras reseñas me había fijado en esta novela que lo cierto es que no pinta nada mal, pero tampoco me llama de forma tan poderosa como para ir a buscarla teniendo tanto apetecible pendiente. Gracias por tu opinión.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entiendo lo que dices, Manuela, porque a mí también me sucede con algunas reseñas que veo en blogs que recomiendan encarecidamente la lectura de libros apetecibles pero resistibles. Hay que guardar tiempo y recursos para aquellas novelas que sí deseamos tener en las manos cuanto antes. ¡Gracias por el mensajito!

      Eliminar
  23. La temática resulta atractiva, Xavier, ya lo creo. Y, por lo que nos cuentas en tu reseña, se aprecia una novela apetecible y bien trabajada. Y se agradece también que ofrezca al lector una temática muy poco vista en novela negra. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y, además de atractiva, está muy bien aprovechada e inserida en la trama. Siempre es de agradecer que los autores sepan ofrecer algo distinto, y en este caso como lector me gusta que se me cuenten detalles de un mundo que me resulta muy desconocido. Espero que le des una oportunidad y tú también disfrutes de este libro. ¡Gracias por el mensajito!

      Eliminar
  24. Puede estar bien aunque últimamente leo otras temáticas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si en algún momento te apetece regresar al género negro, es una novela que yo tendría muy en cuenta, porque además de ser original engancha mucho y no la puedes soltar hasta llegar a conocer todos los secretos de la historia. ¡Gracias por el mensajito!

      Eliminar