Más allá del invierno, de Isabel Allende

 
 
Autora: Isabel Allende
Editorial y año: Plaza & Janés, 2017

Isabel Allende parte de la célebre cita de Albert Camus —«en medio del invierno aprendí por fin que había en mí un verano invencible»— para urdir una trama que presenta la geografía humana de unos personajes propios de la América de hoy que se hallan «en el más profundo invierno de sus vidas»: una chilena, una joven guatemalteca ilegal y un maduro norteamericano. Los tres sobreviven a un terrible temporal de nieve que cae en pleno invierno sobre Nueva York y acaban aprendiendo que más allá del invierno hay sitio para el amor inesperado y para el verano invencible que siempre ofrece la vida cuando menos se espera.


Treinta y cinco años y más de veinte libros después, es increíble cómo Isabel Allende sigue teniendo historias que contar y que compartir con sus lectores. Ella no se cansa de escribir y nosotros nunca nos cansaremos de leerla, porque jamás decepciona y el hecho de adentrarse en un universo allendiano es siempre un acierto. En Más allá del invierno, su apuesta más reciente, la autora se mantiene fiel a su estilo y nos regala una novela brillante que pone el acento en los personajes. Solo los grandes son capaces de perfilar a los suyos con rapidez, facilidad y destreza, y una vez más sumo a mi lista de protagonistas favorito a un trío inolvidable.

La mañana en que una cruenta tormenta de nieve cubre y sepulta la ciudad de Nueva York, tres personas se verán unidas por el destino en un mismo camino. Richard, un carismático y al mismo tiempo apático profesor universitario; Lucía, una chilena valiente y tenaz que no deja escapar lo que quiere; y Evelyn, una joven indocumentada con un pasado trágico, coinciden en el tiempo y en el espacio cuando uno de los tres lleva consigo un problema vital que arrastrará a los otros dos. A medida que el hielo se va deshaciendo, las tres vidas se irán entrelazando de manera irremediable y ya para siempre.

El indudable talento de Isabel Allende me asombra y me enamora una y otra vez. Es deslumbrante presenciar con qué naturalidad nos presenta y describe a los tres nombres de Más allá del invierno. Richard, Lucía y Evelyn se convierten en familia del lector, quien al término de la novela no dudará en afirmar que los conoce y que ya los considera buenos amigos. A lo largo de numerosos saltos en el tiempo, asistiremos al relato de las vidas de la curiosa tríada protagonista mientras paralelamente seguimos su sorprendente odisea en el presente. Los cambios de época y lugar no hacen más que imprimir un ritmo vertiginoso a un libro que quema en las manos y que nadie podrá dejar sin terminar.

Además, la autora mantiene el listón de calidad narrativa al que nos tiene acostumbrados y nos regala una prosa impecable y humana a la que no puedo encontrarle defecto alguno. En un momento crucial para los refugiados e indocumentados tanto en Europa como en América, esta novela llega para arrasar y dar voz a quienes se sienten discriminados por el mero hecho de verse obligados a huir de sus países de origen. El mensaje que puede extraerse de la lectura es claro: todos podemos ser emigrantes en cualquier punto de nuestras vidas, como seguro lo fueron nuestros antepasados, pero no por ello perdemos la categoría de seres humanos, y como tales deberíamos ser tratados.

Si hay un país que debe su historia a los que llegaron de otros lugares para prosperar y buscar una vida mejor, ese es sin duda los Estados Unidos. En un ejercicio osado, y por tanto digno de aplauso, Isabel Allende demuestra fidelidad a sus raíces y no duda en criticar, en Más allá del invierno, a aquellas personas que prefieren disponer muros y leyes en lugar de hacer gala de comprensión y empatía. A través de un relato espectacular en el que viajamos por Nueva York con los protagonistas, los lectores se sumergirán en una historia apasionante que despertará su sensibilidad y ternura. La emoción, como siempre ocurre con esta maga de las letras, está más que garantizada.


         Si os ha gustado,     
     ¡visitad estas reseñas!     


15 comentarios:

  1. Lo he leído este verano y aunque es cierto que me ha gustado y me ha parecido una buena novela me ha faltado algo, no sé, a autores de esta talla se le exige algo más que a mí me ha faltado.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Pues había dejado reposar a Allende un tiempo, el último que leí no me gustó mucho (el juego de Ripper) pero quizás vuelva a ella con esta historia. Saludos.

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola!

    Tengo ganas de reencontrarme con la autora. Hace tiempo que no leo nada suyo y este libro me llama mucho la atención por el tema de los refugiados.

    Besos!

    ResponderEliminar
  4. Me pasa como a Narayani, tengo ganas de reencontrarme con la autora. Y por lo que cuentas, creo que este libro es ideal para hacerlo.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  5. He leído todo lo que esta mujer ha publicado pero tengo ciertas reticencias con esta novela, porque hay algo en su trama que no termina de convencerme. Besos

    ResponderEliminar
  6. A mí me gustó muchísimo. Y la delicadeza con que escribe Allende me hace conectar muy buen con ella.

    ResponderEliminar
  7. Allende hace algún tiempo que me saturó y de leerlo todo pasé a no leer nada así que con este tampoco me voy a animar.
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Tengo muchas ganas de leer esta novela. Soy de las que se enamoró de la literatura de Allende con su realismo mágico, y sí me he llevado alguna que otra decepción pero no pierdo la fe en que vuelva. Este libro por lo que contáis aunque no sea de ese género sí que es más ella.
    Besito

    ResponderEliminar
  9. Sin duda, a este también le llegará el turno. Besos.

    ResponderEliminar
  10. Isabel Allende nunca me falla, incluso en "El juego de Ripper" le saqué partido a los personajes, y para mi es su libro más flojo. Así que este o cualquiera de los que todavía no he leído de ella, serán lecturas en algún momento.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Hace tiempo que no me animo con la autora y siento decir que este tampoco me llama, así que lo dejo pasar
    Besos

    ResponderEliminar
  12. No estoy muy convencida con esta novela, estoy viendo buenas opiniones pero con esta autora he tenido mis más y mis menos y de momento no quiero liarme mucho más.
    Un beso

    ResponderEliminar
  13. Yo no he quedado tan maravillada como tú y a pesar de que el tema de la emigración está muy bien tratado, el hecho que origina la trama con un cadáver a cuestas me ha parecido un poco difícil de creer.
    Fantástica reseña.
    Besos

    ResponderEliminar
  14. Yo hacía mucho que no la leía y el reencuentro ha sido magnífico. También la he disfrutado mucho. Besos

    ResponderEliminar
  15. Sigo peleada con esta mujer y no creo que vaya a animarme, la verdad. No es momento para mi
    Besos

    ResponderEliminar