Noches de tormenta, de Nicholas Sparks

 
 


Título: Noches de tormenta
Autor: Nicholas Sparks
Traductora: Isabel Margelí
Editorial y año: Roca, 2006

Adrienne, una mujer de 60 años, le cuenta a su hija la historia de amor que marcó su vida 15 años atrás: ella sufría entonces el abandono de su marido, que la dejó por otra mujer más joven, y decidió hacerse cargo de un hotel en la costa. Allí conoció a Paul Flanner, un cirujano obsesionado por el trabajo, y junto a él vivió una historia romántica cuyo final marcó sus destinos.


Desde hace casi una década, mantengo una cita anual con Nicholas Sparks que no puedo ni quiero pasar por alto. El autor norteamericano firma algunas de las novelas que me han llegado más hondo y me enorgullece serle fiel después de tanto tiempo. En Noches de tormenta, uno de sus primeros éxitos, nos regala una historia que difícilmente podría contener más emoción y, como siempre, la sensibilidad con que está contada nos lleva a experimentar los sentimientos de los protagonistas casi en primera persona. Quizá muchos hayáis visto la adaptación cinematográfica; yo no, y no creo que lo haga, porque la narración es tan intensa que no necesito imagen alguna.

Cuando Amanda debe hacer frente a la muerte de su marido, cree que jamás volverá a sonreír. Adrienne, su madre, decide ayudarla de una manera muy especial: contándole una historia que vivió quince años atrás, cuando accedió a ayudar a una amiga y hacerse cargo de un hostal en el costero pueblo de Rodanthe. Allí, mientras se acercaba una poderosa y temible tormenta, Adrienne conoció a Paul Flanner, un cirujano que se buscaba a sí mismo. La conexión entre ambos nació de un modo inesperado y arrollador y, a pesar de la brevedad del encuentro, marcó a Adrienne de por vida.

Si hay algún escritor capaz de retratar una historia de amor saltándose todos los cánones y ofreciéndonos una refrescante dosis de originalidad en sus libros, ese es Nicholas Sparks. Los lectores de romántica que se sientan cansados del mismo patrón argumental deberían acercarse a la obra de uno de los maestros del género. Noches de tormenta sorprende, y muy gratamente, al relatar un romance fugaz pero vibrante entre dos personas que rozan la cincuentena. Con una perspectiva adulta que es de agradecer, la historia de Adrienne y Paul se aleja de estereotipos y no por ello resulta menos emocionante, antes al contrario: la sensatez propia de quienes ya se han enamorado antes supone un bálsamo literario que hace brillar la novela y la aleja del típico «chico conoce a chica». Ese punto de vista maduro me parece todo un acierto.

Por otro lado, el perfil de los personajes, en especial de la pareja que forman Adrienne y Paul, son casi reales, casi humanos, casi de carne y hueso. Como siempre, Sparks los retrata con suma destreza y una vez más nos hallamos frente a un elenco maravillosamente descrito. Además, al magnetismo de la historia hay que añadirle la contundencia de una narración que no por elegante y delicada duele menos al corazón. Es sabido que con este autor cualquier lectura debe ir acompañada de un pañuelo en el que recoger las lágrimas que el condenado —con cariño, Nicholas— nos acaba provocando. Y termino mencionando que en el libro uno encontrará también alguna que otra sorpresa, giros imprevisibles que nos vuelven a adictos a los capítulos de un romance que ojalá no tuviera fin.

Nada más terminar una obra de Nicholas Sparks, me sobreviene la misma pregunta: ¿cómo es posible que alguien tenga prejuicios para con la novela romántica? Estoy seguro de que todos querríamos vivir una de las historias que él ha escrito; por tanto, ¿a qué se debe ese rechazo? ¿Está bien desearlo pero no leerlo? Jamás me cansaré de defender un tipo de historias que apelan a las emociones más puras y honestas del ser humano. Noches de tormenta es la enésima ocasión en que me enamoro de unos personajes, una trama y un ambiente sparksiano y no puedo dejar de recomendaros su lectura. Solo espero que mi relación con este magnífico novelista no tenga un final trágico, porque me encantaría seguir contándoos mis impresiones.


         Si os ha gustado,     
     ¡visitad estas reseñas!     


15 comentarios:

  1. Solo he leído El cuaderno de Noa, pero me quiero adentrar más en la obra de este autor. Me lo apunto :)

    ResponderEliminar
  2. Empiezo por el final. Lo que creo que pasa es que aunque se desee, esas historias no pasan o no suelen pasar en la vida real y habrá gente que al leerlo, se desilusiona todavía más, pienso yo.
    Tengo que decir que vi la peli en el cine en su día, y me gustó, tanto que luego leí la novela y me gustó aún más, porque además era la primera que leía del autor. Lo que me pasó después es que tuve la sensación de que repetía fórmula constantemente y no aprecio los detalles que diferencian unas de otras.
    Besito

    ResponderEliminar
  3. Xavier no te voy a mentir. Yo no tengo prejuicios con la novela romántica, tengo prejuicios con Spark pero son prejuicios idiotas porque no me he leído ni uno solo de sus libros y sin embargo, descubrí hace tiempo que una de mis peliculas románticas favoritas, El diario de Noah, está basada en un libro suyo. Sin duda, borro de un plumazo todas mis reticencias después de leer tu reseña. Gracias. Besos

    ResponderEliminar
  4. Yo no leo novela romántica, Xavier. Quizá es que lo poco que he leído lo he elegido mal, pero me han resultado pastelosas, poco creíbles, fuera de la realidad... Unas historias que de verdad, ni me gusta leer ni me gustaría vivir. Pero ya te digo, igual es que he elegido mal y aún así, teniendo tanto de otros géneros que me encantan, no veo la necesidad de aventurarme de nuevo, al menos por ahora.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Yo no me veo con estos libros, pero curiosamente las adaptaciones cinematográficas de este autor sí que me encajan...todo sería ponerse, pero por ahora no me llama.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. No suelo leer novela romántica pero por saturación... Tuve una época en que devoré este tipo de libros hasta que empecé a cansarme. Pero de vez en cuando sí que vuelvo a él así que me anoto bien este título, que además Sparks es autor de una de mis novelas románticas preferidas, El diario de Noa.
    Besotes!!

    ResponderEliminar
  7. Es un autor del que todavía no he leído nada y es porque tengo mis dudas no sé si conectaría del todo con el

    ResponderEliminar
  8. He leído un par de libros de este autor y me gustaron, pero fue hace tiempo y hoy por hoy no me atrae este tipo de lectura.
    Un beso

    ResponderEliminar
  9. Nicholas Sparks no me llama nada la atencion. Esta vez no te hago caso en la recomendacion.

    Saludos

    ResponderEliminar
  10. Del autor he leído un par de libros que me parecieron entretenidos pero poco más. No soy muy aficionada al género.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  11. Hay novela romántica y novela romántica. No le cierro la puerta a una buena historia bien contada, pero reconozco que tampoco es uno de mis géneros favoritos, Besos.

    ResponderEliminar
  12. Aunque no soy tan fiel como tú, si me gusta leer de vez en cuando s este autor que siempre deja un bien sabor de boca. Ésta no la he leído
    Besos

    ResponderEliminar
  13. Hola!
    uy, qué peligro vivir una historia de amor escrita por sparks, por aquellos de los finales de los libros, jeje, porque ñultimamente con las adaptaciones de las películas hacen lo que quieren...
    pero oye, que yo sigo fiel a este hombre, jejej
    una historia muy bonita, sip
    un beso
    S

    ResponderEliminar
  14. Yo tampoco entiendo los prejuicios para con la novela romántica. En mi caso no he leído nada de este autor, tendré que ponerle remedio... ;-)

    Besos!

    ResponderEliminar
  15. Hay que distinguir literatura romántica de novela rosa, y debido a esa falta de distinción, hay muchos prejuicios entre los lectores y lectoras. Besos.

    ResponderEliminar