Perdida, de Gillian Flynn

 
 
Título: Perdida
Autora: Gillian Flynn
Traductor: Óscar Palmer
Editorial y año: Reservoir Books, 2013

En un caluroso día de verano, Amy y Nick se disponen a celebrar su quinto aniversario de bodas en North Carthage, a orillas del río Mississippi. Pero Amy desaparece esa misma mañana sin dejar rastro. A medida que la investigación policial avanza las sospechas recaen sobre Nick. Sin embargo, este insiste en su inocencia. Es cierto que se muestra extrañamente evasivo y frío, pero ¿es capaz de matar?



Los lectores debemos reaccionar, de un modo u otro, a los grandes lanzamientos editoriales o a aquellos éxitos que, quizá inesperadamente, están en boca de todo el mundo. Cuando se da uno de estos, mi reacción suele ser la contraria a la más extendida y si la novela en cuestión me llama la atención la apunto en la lista, sí, pero la leeré cuando ya casi nadie hable de ella. Así lo hice, por ejemplo, con La chica del tren, y he vuelto a las andadas con Perdida, de Gillian Flynn, una de las sorpresas de hace cuatro años. Aunque a simple vista parecía una novela de misterio más, lo cierto es que la sinopsis prometía y quise darle una oportunidad. Ahora ya sé qué vieron en ella quienes tanto la elogiaban y puedo criticar uno de los finales más decepcionantes que tenido la ¿mala? suerte de encontrar.

Nick y Amy cumplen cinco años de matrimonio y, como en cada aniversario, ella le ha preparado a él una caza del tesoro, una suerte de juego para encontrar su regalo que repasa los momentos y los escenarios más especiales para la pareja en los últimos meses. Sin embargo, el mismo día avisan a Nick de que la puerta de su casa está abierta de par en par. Cuando llega y registra la casa, se cumplen sus peores pesadillas: Amy ha desaparecido. O la han secuestrado. En estos casos el marido suele ser el principal sospechoso, aunque el matrimonio de Nick y Amy iba más que bien... ¿O quizá no?

El inicio de Perdida no es ningún alarde de originalidad, está claro. Hay que investigar la desaparición de la esposa y el marido parece el culpable. Gillian Flynn empieza como tantos autores antes y no despierta mayor interés. Hasta que uno llega a la mitad del libro y se da de bruces con un giro totalmente inesperado y genial que lo descoloca y engancha a un tiempo. En ese momento fui consciente del origen de los halagos que recibió, y recibe, la historia: de verdad que la autora ha sabido romper patrones y nos invita a una lectura absorbente que va de menos a más. El perfil de los personajes, además, está bien trazado y nos conduce a un juego de despistes que siempre resulta atractivo. A todo lo anterior se une una narración ágil, posiblemente demasiado simple, que cumple su cometido de no ser obstáculo y mantenerse en un sabio segundo plano.

A pesar de lo que he dicho hasta ahora, los problemas empezaron pronto para mí. Los personajes están bien perfilados, sí, pero eso no significa que uno les vaya a tomar cariño. En efecto, tanto Nick como Amy se me han atragantado desde el principio y no he logrado empatizar con ellos en ningún momento. Casi me atrevo a decir que me han caído tan mal que poco me importaba cuanto les pasara, solo tenía curiosidad por resolver el misterio. Y así llegamos, amigas y amigos, a uno de los peores desenlaces que he visto en el género. Ni que decir tiene que no daré detalles; lo que sí diré es cuán engañado y molesto me he sentido al saber cómo terminaba la historia. Quienes ya habéis leído la novela entenderéis mi enfado; si no es así y sentís cierta curiosidad, os animo a adentraros en el libro para ver si coincidís conmigo o con los que aplauden y agradecen ese desenlace.

Cada vez es más difícil innovar y tal vez el género policíaco sea uno de los más duros. Gillian Flynn lo ha conseguido con una novela diferente, bien hilada y desarrollada, que despierta ansiedad en el lector y necesidad de conocer la verdad de la extraña desaparición. La historia de Perdida termina de un modo que quizá pretende generar polémica o debate, no lo sé. A mí más que un final inapropiado me ha parecido un timo, una estafa en toda regla, ya que no es en absoluto el cierre que en mi opinión merecía. Puedo estar equivocado, puedo haber sido incapaz de apreciar la maestría que hay detrás de ese colofón, pero lo que no haré será mentir y contaros que algo me gusta cuando no es así. La autora merece todos mis respetos, faltaría más; el desenlace, en cambio, no todos...


         Si os ha gustado,     
     ¡visitad estas reseñas!     


14 comentarios:

  1. A mi esta novela se me quedó en la lista sepultada y ahora casi que me da pereza ponerme con ella y leyéndote a ti más. Besos.

    ResponderEliminar
  2. Ay qué mal cuando te ocurre eso con los personajes. Yo voy más allá y a veces, no es que me dé igual lo que les ocurra, es que hasta quiero que les pasen cosas malas malísimas jajaja. Dicho esto tengo que añadir que a mí la novela me encantó y no, no soportaba a los protas.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. A mi tampoco me gustó el final. Y la leí por lo bien que la ponían pero, si mal no recuerdo, hasta la página 200 de un libro de 500 páginas no me consiguió enganchar.

    ResponderEliminar
  4. Eres de los míos, al final seremos legión. Estoy taaaan de acuerdo contigo con lo de ese final... A mi me dejó un tanto bluf...
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Cuando los personajes se atraviesan... Malo. No es de esas novelas que me llamen mucho pero sí podría animarme si se cruza.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  6. Al hilo del último párrafo que comentas yo creo que leer esta novela en su momento o leerla ahora puede marcar diferencias. Creo que cuando salió podría ser novedosa pero ahora tenemos y hemos leído muchísimos títulos del estilo.

    ResponderEliminar
  7. Yo la tengo pendiente desde hace un par de años que la compré y el otro día vi la película y coincido contigo, original giro a mitad de trama y un final que me dejó pensando y ahora qué?

    ResponderEliminar
  8. Pues yo aparqué este libro después de leer opiniones parecidas que me quitaron las ganas y al final leí Heridas Abiertas (que me gustó mucho). Hace poco vi la película y después me fui al último capítulo del libro que estaba olvidado en mi estantería (había oído que eran diferentes) y sí, quizás me gusta más el de la peli. El caso es que sobre ese final se habló mucho y eso es una buena estrategia de marketing, no?
    Un beso

    ResponderEliminar
  9. No puedo opinar porque no la he leído, pero a veces cuando tenemos las expectativas muy altas con un libro nos llevamos una decepción.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Pues coincido con tu opinión,es su momento me quedé bastante defraudada con esta lectura.
    Besos

    ResponderEliminar
  11. La primera parte del libro me encantó pero después me desinflé mucho; estoy de acuerdo contigo con lo del final.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  12. Pues hoy no Coincidimos, Xavier. A mí la novela me encantó en su día. Me pareció original, llena de giros impresionantes y el final me dejó boquiabierta. Quizá ahora no me impresionaría tanto por qué he leído mucho ya del género.
    Besos

    ResponderEliminar
  13. Cuando no se empatiza aunque sea un poco con los personajes, la lectura se dificulta para mí.
    En cuanto a la trama, creo que sorprende y eso no es poca cosa ;)


    Un beso

    ResponderEliminar
  14. ¡Hola! A mí el libro me gustó, me enganchó. Lo de el final, no recuerdo que me decepcionara tanto como a ti y el personaje de Amy me pareció genial, tremendo, curioso.
    En fin, creo que yo la disfruté más que tú
    Besos

    ResponderEliminar