Lo que esconden las olas, de Emma Lira

 
 
Título: Lo que esconden las olas
Autora: Emma Lira
Editorial y año: Plaza & Janés, 2015

1906. Un trasatlántico italiano navega rumbo a Buenos Aires. Sin embargo, a solo tres millas de la costa española, el buque naufragará. De manera inexplicable, el capitán se dará a la fuga dejando a bordo un oscuro negocio de inmigración ilegal y una intrincada trama internacional. 2006. En el centenario del naufragio, el joven Sandro llega al pueblo del que jamás se habla en su familia. Viene en busca de las causas de un accidente que quizá nunca fue tal. Paula le introducirá en el rodaje de un documental conmemorativo de la tragedia, sin imaginar que la historia que van a remover tiene mucho que ver con la suya propia.


La historia de nuestro país está plagada de episodios apasionantes. Más allá de los que conoce todo el mundo, hay algunos que por la razón que sea han sido casi relegados al olvido. Esa injusticia puede remediarla un escritor que vea en un acontecimiento en cuestión el marco perfecto para urdir una trama de ficción sin que esta reste verdad a la obra. Parece que Emma Lira se ha propuesto recuperar momentos poco explotados en literatura, algo que desde aquí quiero agradecerle profundamente. Tras revivir la historia de los guanches en Búscame donde nacen los dragos, en Lo que esconden las olas nos cuenta el naufragio del que se conoció como «el Titanic del Mediterráneo». ¿Os sonaba? A mí tampoco.

En 1906, un transatlántico italiano que hace la ruta Génova-Buenos Aires naufraga frente a las costas murcianas. A los lugareños les extraña que el buque navegara tan cerca de la orilla en una zona de peligrosas y traicioneras rocas. Y más cuando se enteran de que el capitán se ha saltado cualquier protocolo de actuación y ha sido de los primeros en abandonar el barco. Cien años más tarde, Sandro, descendiente del capitán, visita por primera vez el litoral español para descubrir lo que pasó realmente con el Sirio. Tiene en su haber unas notas en las que su tatarabuelo parece desmontar las teorías que lo culpan del naufragio. Mientras dos equipos se preparan para filmar documentales con los que celebrar el aniversario de la tragedia, Sandro y un par de amigos intentarán descubrir lo que se oculta en el fondo del mar.

Por más amenos que sean, los documentales televisivos suelen aburrirme y casi nunca los veo enteros. Cuando en lugar de a la pantalla me enfrento a las páginas de un libro, la cosa cambia. Salvando las distancias, Lo que esconden las olas hace las veces de documental o reportaje para ilustrar a los lectores y contarles la tragedia del Sirio. Emma Lira pone su talento de periodista al servicio de la novela y articula un maravilloso discurso que, a diferencia del barco, no hace agua por ninguna parte. La emoción está más que asegurada con dos ramas argumentales que despiertan el mismo interés: tanto el pasado como el presente ofrecen incógnitas que uno siente ansiedad por resolver cuanto antes, y los saltos en el tiempo no hacen más que imprimir mayor ritmo a una lectura que desde el inicio se antoja vibrante y adictiva.

Por otro lado, resulta apasionante cómo las vidas de los protagonistas se entrelazan con los hechos que les han tocado vivir. Se aprecia mejor en la trama de 1906, pero en la actual también suceden ciertas sorpresas que me han descolocado y atrapado más si cabe. Los personajes, además, cuentan con un perfil muy elaborado y hay que reconocer que en un libro con dos sendas se multiplican las voces —y también las posibilidades de dejar una de ellas sin personalidad—. Por suerte no es así y tanto Sandro como sus amigos y como los pasajeros del transatlántico pronto se alzan como seres casi reales. Ya para terminar, me gustaría ensalzar la prosa de la autora, que hace gala de una sobriedad y de una solidez envidiables, y cuyo mejor elemento son los diálogos. Quizá parezca un asunto menor, pero cuesta dotar de verdad las conversaciones escritas, y en esta ocasión es un aspecto muy bien resuelto que merece mi aplauso.

No sé si quienes me leéis ahora mismo sois seguidores de la serie El Ministerio del Tiempo. Si lo sois, estoy convencido de que novelas como Lo que esconden las olas os harán pensar en las puertas del tiempo, las patrullas de tres agentes y la calidad en cuanto a productos de entretenimiento. Emma Lira quiere sorprendernos con sus títulos y con su segunda novela se consagra como una de las novelistas contemporáneas más personales y originales. Estoy seguro de que estamos asistiendo al crecimiento literario de una pluma muy especial que va a acompañarnos, y a asombrarnos, durante muchos años. Yo, además de seguir su carrera con sumo placer, me llevaré una alegría con cada nuevo libro que publique. Porque el camino que ha trazado es tan prometedor que en el futuro no nos esperan más que joyas.


         Si os ha gustado,     
     ¡visitad estas reseñas!     


11 comentarios:

  1. La leí hace tiempo y como a ti me gustó un montón. No dudo que volveré a leer lo que esta escritora publique. Besos.

    ResponderEliminar
  2. Leí Búscame donde nacen los dragos y me gustó mucho,esta novela la apunté en su momento y se me ha ido quedando atrás.Me has animado otra vez con tu reseña.
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. La verdad es que yo sí soy seguidora de EL ministerio del tiempo... jeje... me ha gustado que lo mencionaras. La de Búscame dónde nacen los dragos me gustó. Así que te haré caso y me apuntaré este libro.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  4. Leì algo de la autora y este al principio me apetecía pero me enfrié.

    ResponderEliminar
  5. Aquí otra seguidora de El ministerio del tiempo. Si ya me estabas tentando con lo que estabas contando, ya esta referencia me ha convencido por completo.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  6. No he leído nada de la autora, pero este tiene buena pinta, le echaré un vistazo
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Pues no me llamaba especialmente la atencion pero despues de leer tu reseña me lo tengo que pensar porque me encanta El ministerio del tiempo.

    Saludos

    ResponderEliminar
  8. No he leído nada de la autora y está novela que traes hoy la tengo más que anotada, pero se me ha ido quedando en el olvido. Muy buena reseña.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Hola!
    Me encanta El ministerio!! Este tipo de novelas me gustan mucho, cuando se entrelazan los hechos del pasado y del presente y luego el autor lo encaja todo.
    No he leído nada de la autora, pero sin duda voy a ponerlo en mi lista de pendientes. Si además dices que los diálogos están genial, mejor que mejor, porque hay veces, en estas novelas, que la narración es excesiva y se hace algo pesado.
    Gracias por la recomendación.
    Un beso
    S

    ResponderEliminar
  10. Pues ni conocía el libro ni por supuesto nada de el Titanic del mediterráneo. Me la llevo!
    Besos.

    ResponderEliminar
  11. Tampoco me sonaba hasta que leí la novela el año pasado. Me gustó muchísimo, por cierto
    Besos

    ResponderEliminar