El último regalo de Paulina Hoffmann, de Carmen Romero Dorr

 
 
Autora: Carmen Romero Dorr
Editorial y año: Planeta, 2018

Paulina Hoffmann crece en el infierno del Berlín nazi, pero el horror invade del todo su vida cuando el ejército ruso ocupa la ciudad. En esos días, su madre toma una decisión que marcará para siempre la historia de Paulina: su huida desesperada a Madrid, su apasionada juventud en España, su inesperado matrimonio y, sobre todo, el gran amor hacia sus hijos y su única nieta, Alicia. Será Alicia la que, tras la muerte de Paulina, decida ir a Berlín para sumergirse en el pasado de la mujer que tanto le enseñó y comprender el último secreto de su abuela, una superviviente que logró decidir su destino a pesar de los recuerdos.


Hace ya unos cuantos años que tengo la suerte de trabajar en el mundo editorial. En mi carrera como editor y traductor, he conocido a gente maravillosa de la que he aprendido mucho y a la cual me une ya un sincero vínculo. Cuando supe que Carmen Romero Dorr, una brillante profesional con la que he colaborado, publicaba un libro, me embargó una mezcla de emoción y preocupación. Emoción porque El último regalo de Paulina Hoffmann prometía una historia cautivadora de las que tanto me gustan; preocupación porque iba a adentrarme en una obra de alguien a quien aprecio y debería contarle mis impresiones. Terminada la novela, respiro tranquilo, aunque os confesaré que me da miedo ser incapaz de transmitir todo lo que me ha hecho sentir la historia de Paulina. Que no es poco y sí es casi indescriptible.

Cuando muere su abuela Paulina, Alicia se siente desamparada y sola. La relación que las unía era tan especial y fuerte que no será nada fácil superar una pérdida que la parte en dos. Sin embargo, el dolor pronto estará acompañado de la sorpresa y la curiosidad, puesto que en el testamento Paulina le deja en herencia a su nieta un piso en Berlín, cuya existencia era del todo desconocida para la familia. En esa ciudad nació y se crió Paulina y de ella huyó durante los horrores de la época nazi. Sumida en una situación personal complicada, Alicia no dudará en viajar a la capital alemana para descubrir los motivos de la extraña cesión. Una vez allí, se dejará envolver por los recuerdos y conocerá una cara oculta de su abuela que todavía le hace quererla y echarla de menos muchísimo más.

Hay libros escritos con el corazón, con el alma, con el cuerpo y el espíritu al mismo tiempo. Y luego hay otros que no parecen escritos sino susurrados, que no están formados por capítulos sino por caricias, por besos que sustituyen las páginas y se posan en la piel entregada del lector. El último regalo de Paulina Hoffmann es una joya literaria que forma parte del segundo grupo. Carmen Romero Dorr se ha fusionado con la historia y nos regala una novela vibrante y llena de sensibilidad que va más allá del ejercicio narrativo que parece ser a simple vista. Nos encontramos ante una trama tierna y desgarradora, dulce y amarga, radiante y oscura que pronto se convierte en la prueba fehaciente de que su autora no es solamente una célebre editora: es ya una escritora con todas las de la ley. En el camino que ha empezado a recorrer no encontrará más que éxitos.

El personaje de Paulina es uno de los más carismáticos que he descubierto en los últimos meses. Irradia una fuerza y un magnetismo inigualables y hace las veces del pilar sólido e indestructible sobre el cual se asienta el argumento. La prosa, además, fluye como un río tras la época de lluvias y nos arrolla con su corriente imparable, que enseguida se traduce en un ritmo de impresión que no da tregua en ningún momento. Las grandes novelas esconden sorpresas que nos pillan desprevenidos y un final apoteósico en el que todos los hilos se unen para formar un tapiz espeso y maravilloso, sin cabos sueltos. En este caso no solo es así: la autora se ha propuesto arrancarnos sentimientos y lo consigue gracias al crescendo que acompaña la evolución de los secretos de Paulina. No puedo terminar sin añadir que hacía tiempo que un libro no me sacudía tanto. Me ha dejado tocado, quizá porque en Paulina he visto a alguien a quien quiero con locura.

Todo lector lleva impresos en su memoria ciertos nombres propios que ya siempre le van a recordar a los protagonistas de algunas de sus obras favoritas. En mi lista particular de antropónimos, añadiré el de Paulina junto al de mi tan amada Paula, de Isabel Allende. Os diré que empecé la lectura, y también esta reseña, con un poco de temor, pero en mi ayuda ha acudido el torrente de magia y poderío de El último regalo de Paulina Hoffmann, una apuesta bella como pocas. Carmen Romero Dorr se ha estrenado de la mejor manera posible y nos ofrece un pedacito de sí misma y de todo lo bueno que anida en su yo de escritora. No me queda ninguna duda de que este es el primer peldaño de una escalera imponente y majestuosa que la llevará adonde ella desee. Y yo, desde aquí, estaré encantado y feliz de subirla a su lado.


         Si os ha gustado,     
     ¡visitad estas reseñas!     


15 comentarios:

  1. Pues como le he comentado a Concha tiene todos los ingredientes para gustarme,además tu pasión por la protagonista es un aliciente más.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Tiene buena pinta, parece de esos libros que te dejan un poco huella.

    ¡Saludos! :)

    ResponderEliminar
  3. Este lo tengo fichadísimo =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  4. Pues tiene buena pinta. Yo creo que me podría gustar.

    ResponderEliminar
  5. Que reseña tan bonita. Ya sabes lo que me ha parecido a mi la novela. El personaje de Paulina es uno de esos que se quedan contigo y al que no se olvida. Creo que hemos descubierto una buena escritora a la que seguir. Besos.

    ResponderEliminar
  6. Hola!
    Pues de cabeza a la lista de pendientes, que haya una acción en el presente y luego vayamos viendo la vida de la abuela me encanta, y más si se sitúa en la segunda guerra mundial.
    Muchas gracias por la reseña ;)
    unbeso
    S

    ResponderEliminar
  7. Ese tipo de sacudidas emocionales con los libros son las que molan. Para ser alguien que huye de la época como yo, dice mucho que te hayas atrevido, tiene que ser por algo importante. Yo también me lo pienso mucho. Me alegro de que la novela cumpliera las expectivas tanto lectoras como personales.
    Besito

    ResponderEliminar
  8. Ya le tenía echado el ojito a esta novela y ahora, tras leerte, mucho más.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  9. Me gusta lo que cuentas de ella, tiene todos los ingredientes para que me guste.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Madre mía, Xavier, qué pedazo de reseña. Yo iba con un pico de miedo pero creo que la voy a disfrutar mi Todo lo. Deseando estoy ponerme con ella.
    Besos

    ResponderEliminar
  11. Espero leerla pronto y disfrutarla tanto como tú.
    Besos.

    ResponderEliminar
  12. Vengo de leer otra reseña, y cada vez me pica más la curiosidad. Un besote!

    ResponderEliminar
  13. Me gusta el título, es tan sugerente. Y si nos la recomiendas tú ¡qué mas quiero!
    Me la apunto en la lista.

    ResponderEliminar
  14. Me atrae mucho y esperaba una reseña como la tuya para lanzarme.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  15. Acabo de descubrir el libro y lo he anotado en mayúsculas porque seguro que me va a gustar. Y justo me encuentro con tu reseña que apoya mi primera impresión. Besos

    ResponderEliminar