Lo que le falta al tiempo, de Ángela Becerra

 
 

Autora: Ángela Becerra
Editorial y año: Planeta, 2007

Mazarine es una joven estudiante de pintura que vive sola en el Barrio Latino de París. En su casa encierra un valioso secreto que ha sido conservado a través de generaciones y puede cambiar el rumbo del arte. Su mundo se verá conmocionado por la aparición en su vida de Cádiz, un genio de la pintura, creador de un movimiento revolucionario que despierta en ella una pasión sin límites.


Me he dado cuenta, de un tiempo a esta parte, de que empiezo a dar la misma importancia al qué y al cómo; es decir, tanto a la historia en sí como a la manera de contarla. Una autora que hace muchos años me emocionó con los dos lados de la moneda literaria firma una de las novelas más espléndidas y emotivas que he leído jamás. Me refiero a Ángela Becerra y a El penúltimo sueño, una de las primeras reseñas en aparecer en este blog. Por fin, y tras transcurrir un lapso más largo del que me gustaría admitir, vuelvo a su prosa en Lo que le falta al tiempo, un libro al que, jugando con el título mismo, no le falta nada, puesto que contiene elementos de casi todos los géneros. Y la mezcla está tan bien hecha que el resultado es inolvidable.

Mazarine es una joven pintora que, al fin, consigue convertirse en la nueva alumna particular de Cádiz, uno de los artistas más influyentes y aplaudidos del momento. A medida que el arte de Mazarine empieza a brillar, su juventud eclipsa al maestro, quien comienza a desarrollar fuertes sentimientos hacia ella. Lo que Cádiz no sospecha es que la joven es la depositaria de un secreto insospechado que la sitúa en el objetivo de una extraña hermandad, heredera de los cátaros franceses, que busca unas reliquias sagradas que supondrían su renacimiento como comunidad. En el centro del huracán está Mazarine, una chica desconfiada que ve cómo su mundo se viene abajo por todo cuanto la rodea y acecha.

He comenzado diciendo que Lo que le falta al tiempo coquetea con numerosos géneros y lo hace con una elegancia y un savoir faire envidiables. La narrativa contemporánea —por la ambientación en el presente—, la novela romántica —por la relación entre Mazarine y Cádiz—, la novela histórica —por el asunto de los cátaros y la hermandad— , la de misterio —por los secretos de la protagonista— y la saga familiar —por la historia de la familia de ella— se dan la mano para construir una trama compleja y completa que pone de manifiesto el incuestionable talento de Ángela Becerra, una novelista que rompe barreras y supera cualquier límite. Si bien es cierto que, en la teoría, la fusión de elementos de naturaleza tan dispar era muy arriesgada y podía conducir al fracaso más absoluto, el puzle encaja a las mil maravillas y ninguna de sus piezas desentona, destaca demasiado ni baila: se trata de un fantástico y único collage literario.

Uno de los claros sellos de identidad de la escritora colombiana es su estilo, una joya narrativa que hace gala de una riqueza insólita y de una belleza singular. A través de una prosa sorprendente y musical, avanzamos en la historia siendo conscientes de que nos encontramos ante una obra de ingeniería de las que dejan huella. Los lectores, además, verán su corazón puesto a prueba una y otra vez por los grandes sentimientos que se desprenden de las páginas y que amenazan con asaltarles el alma. No lo he comentado antes, pero las aventuras de Mazarine se ambientan en París, una ciudad mágica que siempre que aparece en un libro lo dota de fuerza y luminosidad. Quiero terminar alabando la caracterización de los personajes, cuyos perfiles resultan creíbles y muy humanos, algo que parece sencillo pero que a menudo es donde fallan muchas obras.

Uno de los pocos propósitos que me impongo este año es el de regresar a los brazos de autores que me enamoraron una vez y a los que hace años que no leo. Lo he cumplido con Ángela Becerra y no os imagináis cuán contento estoy de recomendar de nuevo uno de sus títulos por aquí; uno que se publicó en 2007 y que merece una oportunidad y nuestra atención tanto como cualquier novedad de los últimos o próximos días. Lo que le falta al tiempo es una película que no se quiere acabar de ver, un plato que no se desea terminar de saborear, una experiencia admirable que no duda en hipnotizar y fascinar a quienes se sumergen en sus capítulos. Os esperan páginas que pasaréis con fruición y sumo placer. Ah, y dadle recuerdos a la dulce Mazarine de mi parte. Y decidle que ya la echo de menos.


         Si os ha gustado,     
     ¡visitad estas reseñas!     


12 comentarios:

  1. Una buena novela seguirá siéndolo aunque hayan pasado años desde su publicación, no por ello pierde ni un ápice la capacidad de emocionar al lector. No dudes que buscaré esta mezcla de géneros tan bien contada.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. La leí hace mucho tiempo cuando la cantina no estaba ni en el pensamiento, vamos que creo que ni existía para mí el mundo blogger.
    Tengo muy buen recuerdo de ella, aunque me colaba algo de Historia estaba entusiasmada con el tema misterio y hermandad y de paso me llevé una de romance del que me gusta.
    Tampoco he vuelto a leer nada suyo y no sé por qué. Tengo recuerdo de haber empezado El penúltimo sueño y haberlo dejado a medias. Igual es hora de volver.
    Besito

    ResponderEliminar
  3. Hola!
    El penúltimo sueño es inigualable, creo que estaremos de acuerdo en eso, pero este libro es también muy especial. Lo leí hace muchisimo y leyendo tu reseña he recordado cómo fue leerlo y el momento en que lo hice, un viaje por Escocia que fue estupendo!
    En fin, esta mujer hace magia.
    un beso
    S

    ResponderEliminar
  4. Pues no he leído nada de esta autora, quizás esa mezcla de géneros me tira un poco para atrás para atrás, sin embargo me seduce lo que cuentas sobre su estilo... creo que la buscaré.
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Uno de mis retos es dar segundas oportunidades y justo es una de las autoras que tengo en la lista. Hace años me topé con De los amores negados y no me gustó nada pero nada. Desde entonces han habido libros de la autora que me han llamado la atención pero me quedó tan mal recuerdo que no me he animado.

    Tengo por casa Memorias de un sinvergüenza de siete suelas y otro más que no recuerdo el nombre. Les daré una oportunidad antes de ir a por este que por lo que cuentas pinta muy bien.

    Un beso

    ResponderEliminar
  6. A pesar de tu recomendacion lo voy a dejar pasar que no me termina de convencer.

    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Esta vez no me convence suficiente, aunque me gustaría leer algo de la autora.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  8. ¡Hola!
    La verdad es que a nosotras no nos convence mucho pero nos alegramos de que te haya gustado.

    Saludos :)

    ResponderEliminar
  9. Yo tengo en casa 'Memorias....' y siempre me ha apetecido mucho leerlo pero de momento no he podido hacerle hueco. A ver si me pongo. Por cierto, buen propósito el tuyo. Besos

    ResponderEliminar
  10. Este fue el primer libro que leí de la autora, hace ya un montón de años, y aunque me pareció entretenido la verdad es que no acabó de convencerme. Como tampoco lo hizo el siguiente que leí y cuyo título no recuerdo. No sé, es curioso porque me gusta cómo escribe y sus historias están bien, pero hay un no sé qué que no soy capaz de explicar, pero que hace que sus libros no terminen de llenarme.
    Besos.

    ResponderEliminar
  11. No he leído nada de esta autora, la tendré en cuenta. Besos.

    ResponderEliminar
  12. Habrá que tenerlo en cuenta =)

    Besotes

    ResponderEliminar