Soldados de Salamina, de Javier Cercas

 
 
Título: Soldados de Salamina
Autor: Javier Cercas
Editorial y año: Tusquets, 2001

Cuando en los meses finales de la Guerra Civil las tropas republicanas se retiran hacia la frontera francesa, alguien toma la decisión de fusilar a un grupo de presos franquistas. Entre ellos está Rafael Sánchez Mazas, fundador e ideólogo de Falange, quizá uno de los responsables del conflicto fratricida. Sánchez Mazas no sólo logra escapar de ese fusilamiento colectivo, sino que, cuando salen en su busca, un miliciano anónimo le encañona y en el último momento le perdona la vida. El narrador es un joven periodista que se propone reconstruir el relato real de los hechos y desentrañar el secreto de sus enigmáticos protagonistas.


Los lectores a menudo nos equivocamos. Creemos que un libro nos va a gustar y descubrimos que es al contrario. A veces, también, pensamos que una novela no será de nuestro agrado y al final resulta que sí lo es y se convierte en una maravillosa sorpresa. Esto último es lo que me ha ocurrido con Soldados de Salamina. Todo apuntaba a una experiencia temeraria: el período retratado es de los que menos me gustan, no tuve suerte con otra obra del autor que leí (La velocidad de la luz) y el halo de clásico moderno que rodea la historia me inspiraba cierta pereza. Entenderéis, por tanto, el asombro que me ha embargado, al término de la lectura, cuando me he dado cuenta del espléndido trabajo que llevó a cabo Javier Cercas en este título. Ahora comprendo por qué es ya uno de los más vendidos de la literatura española contemporánea.

Un joven periodista con un par de libros a sus espaldas decide investigar qué sucedió con Rafael Sánchez Mazas, uno de los principales ideólogos de la Falange y padre de Rafael Sánchez Ferlosio, el célebre escritor. El político iba a ser fusilado en un apartado santuario catalán en 1939, pero por azares del destino consigue huir del pelotón y sobrevivir unos días en el bosque. Allí, entre árboles y masías, pasó unas jornadas que lo marcaron de por vida, días de los que ya nadie habla. El periodista se propone esclarecer los hechos y saber por qué no solo Sánchez Mazas fue capaz de huir, sino quién le ayudó en su deambular y por qué un soldado que dio con él no disparó y lo dejó escapar.

Antes de comenzar, debo confesaros un detalle que me une sentimentalmente a esta historia. Gracias a mi abuelo, conozco el santuario en el que iban a fusilar a Sánchez Mazas, el Collell, un enclave perdido en la Cataluña profunda que visito casi todos los años por motivos familiares. Es un elemento de Soldados de Salamina que desconocía y que para mi asombro me ha salido al encuentro en las primeras páginas. Javier Cercas ha escrito una novela casi metaliteraria en la que nos cuenta los pasos que da para desentrañar el misterio del fusilamiento fallido del político falangista. Me ha encantado acompañar al narrador en esta suerte de investigación y que este me haga partícipe de sus avances. El autor consigue que uno se mantenga pegado a las páginas de la obra casi hasta llegar al fin, algo que no se logra fácilmente.

Uno de los mejores ingredientes que forman este libro es la prosa. Impecable, elegante y directa, la narración hace gala de una excelencia gramatical y ortotipográfica que, por poco frecuente, es un hito en sí mismo. Leer historias tan bien escritas y contadas —que no es lo mismo— supone un deleite para los sentidos y creedme si os digo que esta que os presento hoy enamorará a los y las más exigentes. Por otro lado, uno pronto se encariña del periodista protagonista y se alegra con cada nuevo descubrimiento que arroja luz a unos días envueltos en oscuridad. Tampoco quiero olvidar los numerosos y espléndidos giros argumentales, gracias a los cuales uno no pierde el interés en ningún momento. Es cierto que la brevedad de la obra ayuda, pero ha habido novelas tan cortas como esta que se me han hecho larguísimas y en esta ocasión no me habría importado seguir leyendo el relato del protagonista.  

Por suerte para nosotros, quienes amamos la literatura también hacemos hallazgos inesperados que nos devuelven la fe en épocas, autores o géneros que antes queríamos bien lejos. Soldados de Salamina me reconcilia con Javier Cercas y un poco también con la Guerra Civil, una contienda que evito siempre que tengo ocasión. A veces vale la pena dejar atrás los prejuicios (o posjuicios) y adentrarse, si bien tímidamente, en títulos que tal vez no hubiéramos elegido motu proprio. Aunque jamás vaya a leer estas palabras, ahora quiero darle las gracias a mi abuelo por haberme animado a devorar la recomendación que os presento hoy, un texto que tal vez sin sus palabras de aliento jamás habría pasado por mis reticentes manos. Gràcies, avi.


         Si os ha gustado,     
     ¡visitad estas reseñas!     


10 comentarios:

  1. Nos alegramos de que al final te haya gustado más de lo que esperabas. La verdad es que eso suele pasar muy a menudo, al igual que al contrario, como bien dices.

    ¡Saludos! :)

    ResponderEliminar
  2. Holaa
    Llevo mucho tiempo queriendo leer este libro. Ojala me guste como a ti :)
    Un besito

    ResponderEliminar
  3. Lo leí hace mucho y me gustó pero no he vuelto a leer nada de este autor y no me explico el porqué.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Me ha encantado la reseña sobre todo por el emotivo final. La novela la leí hace unos años y no tengo especial recuerdo de ella, creo que porque lo hice justo después de ver la peli. Y luego más tarde me crucé con el autor.
    Besito

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola!

    No es un título en el que me hubiera fijado, la verdad, pero lo has puesto tan bien que me haces dudar. Mucho.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  6. Lleva tiempo entre mis pendientes este libro. A ver si me animo de una vez. Me alegra ver que la has disfrutado tanto.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  7. Me alegra que, en tu caso, fuese un placer inesperado leer esta novela. A mí -ya te lo dije en Ig- me pasó lo contrario: no me gustó, me aburrió, no me llegó. Y, de hecho, fue la primera y única novela que leí del autor; no sé si llegaré a leer otra
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Yo esperaba muchísimo más de este libro. Me llevé una decepción porque había leído muy buenas críticas de él. Me alegro que a ti si te haya gustado.

    La Estupenda

    Kiss

    ResponderEliminar
  9. Tras muchas recomendaciones la tengo anotada desde hace bastante. A ver si no tardo demasiado.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  10. Lo tengo pendiente desde tiempos inmemoriales a ver si le encuentro hueco pronto
    Besos

    ResponderEliminar