La vida escondida entre los libros, de Stephanie Butland

 
 
Título: La vida escondida entre los libros
Autora: Stephanie Butland
Traductora: Laura Fernández
Editorial y año: Lince, 2018

Loveday prefiere los libros a las personas. Si te acercas a ella lo suficiente, verás que lleva tatuadas las frases iniciales de sus novelas preferidas. Sin embargo, hay secretos de su pasado que jamás te revelará. Quince años atrás, Loveday perdió todo lo que tenía y amaba en una fatídica noche. Aquel horrible acontecimiento la llevó a convertir la librería en la que trabaja en su único refugio, pero todo está a punto de cambiar: alguien que conoce su pasado está tratando de enviarle un mensaje, y no hay nada que ella pueda hacer para evitarlo.


A veces, para que una novela capte la atención de los lectores de manera inmediata, basta con que en el título aparezca una mención a la lectura o a una librería. Pocos de los que formamos este mundillo literario sabrán permanecer impasibles y no rendirse al influjo de esos dos conceptos. La vida escondida entre los libros es una historia muy entretenida que huele y sabe a literatura, en la que Stephanie Butland nos presenta a una protagonista atípica de esas que nunca dejan indiferente. Os confieso que en algún momento he desconectado de ella, un obstáculo que me ha enfriado las buenas sensaciones que me producía la trama, aunque por suerte he hallado otros elementos que sí me han conquistado.

Loveday es una joven que se sabe extraña. No comparte apenas ningún rasgo con la gente de su edad y prefiere, con mucho, la compañía de los libros a la de las personas. Por eso hace años que trabaja en la librería de segunda mano de Archie, donde es capaz de dar rienda suelta a su pasión y encerrarse entre páginas que nunca la decepcionan. Un buen día, llega alguien a la tienda dispuesto a sacudir el tranquilo mundo de Loveday y a desenterrar algunos fantasmas del pasado de la chica que llevan décadas callados. A partir de entonces, la vida de Loveday no será ya ni por asomo tan sencilla como era antes.

Ya os he adelantado el único elemento de La vida escondida entre los libros que no me ha enamorado del todo: su protagonista. Agradezco el gran esfuerzo de Stephanie Butland por construir un personaje atípico y original, un trabajo espléndido que desde aquí no puedo ni quiero menospreciar. Precisamente por ser tan diferente es un perfil que no encajará con todo el mundo, y me temo que ese ha sido mi caso. Aun así, no se trata de una novela que no cuente con ingredientes fantásticos, en absoluto. Al marco mágico e inolvidable de una librería, que está descrito con cariño y detalle —palabra de exlibrero—, se suma un interesante elenco de personajes secundarios con los que sí he llegado a empatizar. Resulta evidente, pues, que la autora es consciente de cuán importante es el terreno de la caracterización y, por tanto, este se alza como uno de los pilares de la obra.

Por otro lado, me parece pertinente destacar el buen ritmo de la narración. La prosa fluye sin cortapisas y hay que valorar y elogiar la traducción de Laura Fernández, cuya excelencia se pone de manifiesto sobre todo en los diálogos, amenos y muy naturales. Además, la historia nos tiene reservadas algunas sorpresas que nos lanza cuando menos lo esperamos y que no hacen sino aportar más emoción e interés para con el desarrollo de las aventuras de Loveday. Para terminar, y sin revelar información importante, diré que me habría gustado un desenlace distinto. El que hay es más que satisfactorio, no me entendáis mal, pero me he quedado con ganas de haber dado con otro enfoque que pusiera el punto final a esta agradable novela.

En cierto modo, podríamos afirmar que títulos como La vida escondida entre los libros son tramposos, puesto que juegan con términos que ya de antemano cuentan con la más absoluta admiración de la mayoría de los lectores. Sin embargo, uno no debe quedarse en la cubierta ni en la contracubierta, sino bucear en las páginas para descubrir si el interior casa con el exterior y si cumple lo que parece prometer. Me alegra decir que Stephanie Butland ha urdido una trama coherente y emocionante que nos transporta a una librería hipnótica en la que no dudaríamos en pasar horas y horas. Y si bien a mí el personaje de Loveday no me ha despertado amor, me consta que otros lectores sí han visto cómo la joven les robaba el corazón. Así, os animo a hacerle caso a ellos y a dar una oportunidad a una obra amable que no creo que os decepcione.


         Si os ha gustado,     
     ¡visitad estas reseñas!     


11 comentarios:

  1. Qué buena reseña!!!! Me has convencido. Me la llevo!!! Mil gracias por dármela a conocer. Bsss desde locura de lectura

    ResponderEliminar
  2. Está pendiente en nuestras estanterías. A ver si yo logro conectar con la protagonista o me pasa como a ti. Besos.

    ResponderEliminar
  3. A mí Loveday me ha conquistado totalmente.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Me la guardo para cuando me apetezca una fábula amable de este tipo. Me suena o me recuerda un poco a la de Mónica. Una pena que no terminaras de congeniar con la prota pero a veces pasa.
    Un besito

    ResponderEliminar
  5. Tiene muy buena pinta, no lo conocíamos.
    Una pena que no hayas conectado con la protagonista.

    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  6. Una pena que no conectaras con la protagonista. Pero señalas otras virtudes de la novela que me atraen mucho, así que tarde o temprano caerá.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  7. Me gusta, quiero leerlo, a ver si lo hago pronto.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. La verdad es que es cómo tú dices, en cuanto ponen la palabra "libro o librería" los "locos" de la lectura caemos de cabeza, jeje...
    Me ha gustado mucho lo que has dicho a pesar de que no conectaras con la protagonista, la apunto.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  9. A mi me han hablado muy bien de él, y mi tía me lo va a prestar así que ya te contaré
    Besos

    ResponderEliminar
  10. ¡Hola!
    Totalmente de acuerdo con lo que dices del título, eso mismo me pasó hace algunos años con La librería, de Penelope Fiztgerald, que fue verla y cogerla de la biblioteca XD
    En fin, me lo apunto.
    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  11. ¡Hola, Xavier!
    Como siempre, es un placer leerte y ver todo lo que nos cuentas sobre un título que, tanto por su nombre como por su sinopsis pinta interesante y original.
    Has escrito una reseña impecable y se nota el respeto hacia el trabajo de la autora pese a esos puntos que no te han terminado de enamorar.

    Tendré en cuenta la obra para posibles lecturas.

    ¡¡Un abrazo!!

    ResponderEliminar